Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII >
  4. La curiosidad como elemento distintivo y el diálogo como constructor de puentes

La curiosidad como elemento distintivo y el diálogo como constructor de puentes

Lopez, Cristina Amalia [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII

ISSN: 1668-1673

XXIV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XVII, Vol. 27, Febrero 2016, Buenos Aires, Argentina | 192 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

La curiosidad viene de la mano de la observación, del descubrimiento de lo nuevo, del despertar de la conciencia y de la necesaria evolución de la que todos somos partícipes individual y colectivamente. Poner el conocimiento en debate y discusión es el mejor disparador para construir nuevo conocimiento, partiendo de la premisa de una nueva forma de enseñar. Evaluando el saber hacer frente al saber tradicional, con diagnósticos que nos comprometen a generar espacios de laboratorio con praxis profesional, tomando en cuenta el nuevo perfil de estudiante y el cambio trascendental de la educación provocado por Internet, invitar a pensar la educación en perspectiva. La emoción de aprender siempre más, surge con la motivación generada en el aula, si no conversamos con nuestros alumnos, la sinergia de grupo no existe, fracasa el diálogo, por ello la importancia de rever estrategias participativas, en la calidad de las decisiones que tomamos está nuestro horizonte. Claramente lo que nos convoca no es la obligación de aprender y el deber de enseñar sino la oportunidad de esa experiencia como vivencia enriquecedora para las partes trascendiendo más allá del aula.

Palabras clave: enseñanza – aprendizaje - estrategias pedagógicas – diseño - interculturalidad

Estudiar una carrera para ambicionar poder y no para prestar servicio es satisfacer el ego y no brindar a la comunidad una oportunidad de solucionar sus necesidades.

Indudablemente si analizamos nuestra condición humana, nuestro sentido de la trascendencia, llegaremos a la conclusión que el hombre, además de ser un ser social, como humano tiene un compromiso vital con su especie, sobrevivir, y como autor de todos sus males y gestor de sus bienes debe aprender a vivir en una sociedad organizada que depende de él para transformarse y para ello es fundamental que aprenda a comunicarse.

El diálogo nos permite conocer al otro y descubrirnos en las diferencias, para encontrar aproximaciones en los valores comunes que nos unen y en lo que nos hace distintos, enriquecernos de la experiencia, para lo cual pensar en ir construyendo puentes en diversidad es apostar al entendimiento y al descubrimiento constante.

Analizando entonces los nuevos desafíos de la educación con miras al 2050, una escuela menos relevante y un aprendizaje más individual, se está convirtiendo en un enfoque nuevo pero no tanto, que necesita pensarse, y en ese camino de reflexión planteamos estas miradas distintas desde lo ecuménico y social.

Identificando puntos de inflexión: El saber hacer frente al saber tradicional Somos instintivamente curiosos cuando somos niños, pero lamentablemente muchos pierden esa cualidad y queda olvidada, se diluye con el paso de los años hasta quedar adormecida. Como el Caballero de la Armadura Oxidada1, en algún viejo rincón de la infancia buscando su esencia… llega un punto en que dejas de cuestionarte y te adormeces, llevando una pesada carga que te atormenta y dejas de volar con la imaginación, desaparece la frescura y la ingenuidad, esa hermosa capacidad de sorprendernos con los ojos abiertos, y ese lindo gesto de alegría, y todo por quedejamos de emocionarnos, situación provocada la falta de motivación y seguramente fruto del atendimiento a un aprendizaje aburrido que no nos insta a descubrir y sumergirnos en un conocimiento nuevo, sino que nos obliga a reglar lo que se debería conocer y cómo, según las normas.

Pensamos que saber matemáticas, lenguaje, historia, geografía, ciencias naturales y sociales terminan siendo una consigna establecida que da inicio al proceso de descubrimientos, y a medida que fragmentamos, vamos aprendiendo a clasificar por áreas para dar orden en el caos de información (ya sea porque asumimos que el aprendizaje está pre establecido de esta forma y porque la enseñanza nos marca estos pasos obligatorios) sin embargo, es ahí donde identifico un punto de inflexión. El alumno se acostumbra a dividir en fragmentos el conocimiento y estudia sin unir las piezas del rompecabezas y se dispersa en obligaciones por cumplir, con las tareas que le marca el docente, sin generar devociones por adquirir incluso mayor conocimiento por fuera del ámbito del aula y de lo que se le pide (solo hace lo suficiente), por lo que el saber se parcializa y el alumno se conforma: Mientras su cerebro entra en estado de confort, los espacios de razonamiento y debate muestran falta de vocabulario para expresar las ideas y poder argumentar, incluso dificultades para seleccionar información, comprender textos y entender lo que lee, para realizar un resumen con sus propias palabras, y recurre al copie y pegue como una de las facilidades para cumplir con tareas rápidas y supuestamente eficaces, utilizando las herramientas que le brinda la ventana del Google. Incluso a la hora de exponer, cuando se le toma lección, recurre a la memorística con parcial o casi nada de éxito, si se le solicita dar soluciones más allá de la repetición de conceptos. Recordar información reciente con rapidez le resulta fácil, pero es claro que el alumno no retiene de manera acumulativa y asociativamentela información, y le cuesta relacionarla, reorientándola hacia nueva adquisición de conocimiento a medida que cambia la perspectiva, se frustra con facilidad frente a darse cuenta que no puede interrelacionar los conceptos que se le solicitan en un cuestionario de preguntas, sea en evaluaciones durante la cursada o en los exámenes finales. A este respecto, el ámbito educativo está teniendo una posición de flexibilidad a la hora de aprobar a los alumnos, de evaluar el uso del lenguaje técnico y calificar la selección de palabras de su vocabulario a la hora de expresar conceptos y aprender teoría, e incluso sus trabajos previamente elaborados cuentan con faltas ortográficas y uso de tiempos de verbo que confunden al lector y a la hora de calificarlos, realmente el docente invierte mucho tiempo en corrección de errores y acentuaciones e incluso la estética misma del trabajo, siendo hoy con tecnología mediante, una posibilidad a la mano la corrección de un trabajo práctico (en la mayoría de los casos se observa que no hay un cuidado estético en las presentaciones de los alumnos, atender a la prolijidad no está asimilado como parte de sus obligaciones).

Indudablemente el adaptarse rápidamente a reglas cambiantes e imposiciones sociales sobre el rol de la escuela, hace que el alterar las formas de evaluación hacia métodos de aprobación obligada para no estigmatizar a los chicos, contribuyen a una preparación deficiente para el desempeño de tareas, sobretodo hablando del mundo del trabajo y de la empresa, donde el alumno parece tener una inhibición para dar respuestas iniciales favorables que demuestren su capacidad para el ejercicio profesional futuro. Esto ya se está empezando a ver en el análisis de la mano de obra calificada que el empresariado reclama para el desarrollo de tareas específicas y cada vez es mayor la desocupación como la demanda de personas altamente capacitadas. Con esto no estamos diciendo que el aprendizaje deba ser funcional a la empresa para asegurar su futuro, sino que estamos identificando que la escuela no brinda una preparación lo suficientemente completa como para que la persona acceda a su primer trabajo con un secundario completo, o una tecnicatura (le faltan herramientas de base para desempeñar tareas complejas) y el acceso sin restricciones a la universidad, hace funcional la necesidad de mantener a los jóvenes ocupados e institucionalizados (generarles tareas mientras que no consiguen una fuente de ingresos ni siquiera mínima para costear sus gastos). Lo que hace 25 años realizaba un joven surgido de las escuelas secundarias o iniciando una carrera terciaria, hoy es un puesto de trabajo ocupado necesariamente por un universitario avanzado en la carrera o recibido y claramente con el título de grado no alcanza, la exigencia para promocionar a cargos directivos en corporaciones importantes sobre todo, requiere pos grados y masters, y cuando se accede a ellos la inversión de años de estudio en compensación con el margen de tiempo laboral (como vida útil establecida) se abrevia. Y lamentablemente esto ha afectado la elección de formar una familia y postergado la concepción, retrasando la maternidad a los 40 años (tenemos actualmente una sociedad de jóvenes eternos, padres cansados e hijos de madres mayores que no llegan a actualizarse al ritmo que el niño estimulado por factores externos al hogar, necesita y requiere y nos estamos desvinculando del factor humano perdidos en el consumo de estas nuevas realidades sociales). Es maravilloso pensar en una sociedad culta, pero sinceramente el resultado visible es que nos hemos deshumanizado e insensibilizado, fragmentando la población entre los que pueden acceder a un estudio y los olvidados, en medio existe un vacío que se acrecienta a pasos agigantados, preocupa y forma parte del universo de la pobreza, de los sin techo, contribuyendo a la delincuencia, y todo por desidia, alentada por un populismo que se ve favorecido por la ignorancia. Hablamos de una escuela inclusiva pero dista mucho de ser un espacio donde la convivencia de sectores sociales exista, porque se fragmenta según clases sociales, intereses creados y una desigualdad evidente que se marca por la situación geográfica y el alcance que se tiene para acceder a recursos básicos para poder enseñar y aprender.

Basta con mirar nuestras escuelitas de frontera para comprobar las realidades distintas y las oportunidades con sus carencias.

Una gran cantidad de alumnos se ven frustrados al salir al mercado y no conseguir trabajo, sumado a ello, al emprendedor también se le dificulta encontrar líneas crediticias y financiamiento para sus proyectos (aportamos un documento que nos muestras dichas estadísticas2).

Lamentablemente muchos jóvenes terminan sus estudios con serias deficiencias también, no logran alternar y relacionar el conocimiento adquirido entre tareas de manera eficiente, para la resolución de problemas hipotéticos que se les plantean como posibles al momento de comprobar si han entendido los contenidos de cada materia, para aplicarlos en un hecho concreto y esto obliga a tener que repetir nuevamente conceptos ya dictados con anterioridad que parecían sabidos y que se comprueba que no es tanto así. Culturalmente nuestros alumnos llegan a la universidad carentes de conocimientos universales (que eran parte del bagaje de apropiaciones que sí teníamos los que estudiamos en años “a” y leíamos con regularidad, de manuales y de libros, no teniendo la facilidad de Internet que para muchos de los de entonces, hoy esto es una panacea, un ágora a la mano que nuestros alumnos no llega a apreciar realmente) y muchos viven desinformados (no leen diarios ni miran el informativo, ¿viven… aislados?, esa es una pregunta que uno se hace , o ¿viven en su micro mundo?). Esto nos lleva a que la selección de temas a abordar sin lugar a dudas y necesariamente tiene que hacerse desde un ejemplo aplicativo de la actualidad, para captar la atención de los alumnos y desarrollar todos los aspectos posibles con explicaciones sencillas, para con estas habilidades adquiridas en un ejercicio en clase, puedan aprender a resolver problemas,no como un desafío de competencia por la nota sino como parte de la capacitación que se da y recibe para entender complejidades que surgen de las exigencias de avance de las sociedad del conocimiento (recomendamos seguir leyendo 3).

A diferencia de lo que ocurría décadas pasadas donde hacer cálculos mentales, estimaciones con rapidez y precisión y utilizar el razonamiento lógico, o bien obtener respuestas históricas acertadas o análisis sostenidos en la citación de un autor estudiado en clase, era común, hoy, la dependencia de la computadora o del elemento tecnológico para dar respuestas se ha hecho imprescindible para planificar respuestas eficientes. Si es bueno o malo, lo estamos descubriendo. Sin lugar a dudas, uno aprende que lo importante no es recurrir a la memoria para tomar decisiones y resolver, sino saber dónde encontrar la información y a partir de allí tomar buenas decisiones (esto lo aprendí de un jefe de máquinas del buque de exploración alemán Hanseatic cuando viaje a la Antártida en 1996 y al recorrer la sala de máquinas nos mostraba los circuitos que interconectaban al barco, explicándonos que existía un manual de procedimientos para cada situación y en ese instructivo, con solo seguirlo se podían resolver desde cuestiones básicas hasta imponderables que habían sido previstos con antelación, dada la infinita cantidad de pruebas previas a que el barco fue sometido, para que pudiera ser autorizado a navegar). Seguramente no basta con tener información a la mano sino saber qué hacer con ella.

Este nuevo paradigma nos pone en la necesaria posición de revisar nuestra manera de enseñar y de aprender.

Ciertamente también deberíamos plantearnos ¿si aprendemos cuando estamos motivados o lo que nos motiva, es el ámbito en el que aprendemos? ¿La interrelación de aquello que somos capaces de entender nos permite realmente comprenderlo y llevarlo a la práctica, sino aplicamos praxis? Indudablemente que en esto vamos a coincidir que la enseñanza necesariamente tiene, o mejor dicho debe plantearse un espacio de laboratorio con praxis profesional para estudio de casos, porque la innovación surge precisamente a prueba y error, y esto nace a consecuencia de la investigación permanente y de la inversión en ciencia aplicada, en verificaciones de campo (por ello la estrategia de investigación se aplica en nuestra querida Universidad de Palermo de manera constante, reflexionando sobre nuestras prácticas4). Es en el hacer donde aprendemos y donde descubrimos nuestras acefalías, y nuestras propias ignorancias se hacen evidentes en un trabajo de campo, surgen inmediatamente a la hora de resolver problemas, al tener que tomar decisiones. Cuando reflexionamos sobre ello, nos damos cuenta que es la escuela el mejor sitio para aprender, equivocándose y acertando, buscando las soluciones para confirmar certezas y sin duda, esa vinculación con la realidad es ventajosa como mecanismo de contacto con la temperatura de la empresa, de la organización, de la calle, de las verdades desnudas.


El papel de las escuelas está cambiando: el saber hacer frente a lo tradicional Aprender es un acto de humildad, porque requiere asumir la ignorancia pero también valorar el saber cotidiano, la idiosincrasia y la propia estructura como raíz de nuestra formación básica e intentar a partir de allí una mejora constante. Es significante ampliar lo que conocemos para convivir en el territorio de la construcción del saber y pensar nuestros horizontes de una forma más universalista y comprometida, y aprender a dialogar sobre todo comunicados entre humanos de manera saludable y armónica, construyendo puentes.

Comprender y absorber cuánto hay a nuestro alrededor, requiere de una actitud abierta, explorando el significado de conceptos y teorías, procedimientos y fórmulas, indudablemente prestar atención y sentirse atraído por algo que uno no conoce, sentir que para no abrumarse con lo que no entendemos, debemos expresar lo que nos pasa y asumir nuestra ignorancia: Claramente un paso esencial que nos lleva a darnos cuenta que nuestras propias experiencias pueden ser compartidas con otros y a la vez convertirse en conocimiento. Y esta etapa exploratoria que logramos en común unión con otros pares, sin duda, la ofrece el territorio de la escuela como parte de nuestra casa y como hábitat para acceder al conocimiento compartido y aprender a seleccionarlo.

El papel de las escuelas está cambiando, los expertos en ciencias de la educación ya están evaluando que los contenidos online pasarán a ser la primera fuente de conocimiento frente a la escuela física o el entorno social y personal del alumno. Al leer sobre las conclusiones de la Cumbre Mundial por la Innovación en Educación (WISE, en sus siglas en inglés, creada en 2009 por la Fundación Qatar) se puede extraer en líneas generales una visión totalmente distinta de la forma en que se pensaba la escuela el siglo pasado. La educación del futuro próximo perderá su papel preponderante como principal fuente de conocimiento frente a Internet, donde las tradicionales clases magistrales en las aulas, posiblemente desaparecerán (o quedarán reducidas a potenciales gurús), el profesor cambiará su rol, pasará de impartir conocimientos a ejercer de guía de los alumnos (de hecho ya se está viviendo esta transición de forma activa) y el currículum tenderá a la individualización, adaptándose a los perfiles de cada estudiante (un niño nacido en esta segunda década del milenio, seguramente estudiará una carrera que por el momento no existe), de hecho la UP brinda la oportunidad de construir tu propio perfil profesional seleccionando asignaturas optativas que enriquecen la formación y se crean permanentemente nuevas carreras de acuerdo a las demandas del mercado. Un diseño curricular que demanda una actualización constante ha dado paso a la necesaria reflexión sobre los contenidos fundamentales de cada asignatura.

Se estima que los conocimientos académicos perderán peso en favor de las habilidades personales y las competencias, para la resolución de los problemas reales de la comunidad y del medioambiente, tomando en cuenta la sostenibilidad y el ejercicio responsable de la actividad productiva.

El alumno construirá su conocimiento a partir de diferentes fuentes, empezando por su familia (donde el cambio de actores dentro de ella será fundamental, sobre todo cuando pensamos en que el niño se forma entre los míos, los tuyos y los nuestros, las familias ensambladas en su gran mayoría), incluso por su interacción con su barrio o municipio, en los centros de capacitación y participación comunitaria, en clubes deportivos y en las organizaciones de la sociedad civil, donde puede ser cooperante y las aperturas que le generan las redes sociales y la vinculación por Internet, accediendo a portales cada vez más a la mano.

Desde las instituciones en las que tengo la oportunidad de participar, existe una preocupación aguda en la educación y la cooperación con el sector académico se viene incrementando sustantivamente. Muchas ONG como CONPANAC y ALADI desde la plataforma de BOOK 21 brindan su apoyo al Proyecto Educar 2050 planteando la educación con un bien potencial de evaluación y progreso para el desarrollo sostenible de la región. Por ello amplían su participación en los Seminarios de Aprendizaje y Servicio Solidario del Centro Latinoamericano de Aprendizaje y Servicio Solidario (CLAYSS) y la Organización de los Estados Iberoamericanos (OEI), apoyando incluso las iniciativas de difusión de las culturas del mundo y del concepto de Multiculturalismo (en cooperación con el medio Equilibrium), y el servicio a través de la ocupación desde la cooperación profesional, participando activamente en foros y congresos de enseñanza, seminarios especializados en educación y capacitación profesional, encuentros docentes nacionales, regionales e internacionales, con el fin de hacer propuestas, presentaciones y ponencias y estar actualizados con el seguimiento de estas problemáticas que estamos planteando. De hecho estas acciones se comparten con las experiencias vividas durante la realización del “Atrio de los Gentiles” organizado por el Foro Ecuménico Socialcon apoyo del Vaticano, donde se ponía énfasis en el rol de las instituciones de la sociedad civil y sus funciones y el compromiso social que generan los líderes sociales que con sus motivaciones, realizando proyectos que involucran a la sociedad civil y a los entes de gobierno, institutos educativos y de formación profesional, educadores, empresarios, y logran el crecimiento de las partes involucradas y la comunidad en su conjunto. Justamente en esta tarea de concientizar y participar activamente del cambio,la cooperación con Paolo Bergomi(Presidente de ALADI – Asociación Latinoamericana de Diseño) que venimos realizando de manera conjunta con nuestras presentaciones ha tenido un plus especial ya que fue nominado al Premio Galmez a la responsabilidad ciudadana, como directivo de ALADI, por su labor institucional, comunicacional, proyectual y de gestión que favorece la cultura del continente y este es un gran compromiso para seguir en la meta de compartir pensamientos y creer que se puede cambiar realidades si se participa y se acciona.

El rol del docente está cambiando, ya no se lo asume como transmisor casi único del conocimiento como sucedía hasta el fin del siglo, sino como un mentor que colabora en este proceso de construcción de saberes, para que la formación vaya dirigida en este sentido. Por esto mismo entonces, el rol del docente comienza a ser el de un orientador, además de un promotor de saberes, enseñando las técnicas de estudio para que los estudiantes puedan aprender a manejar la información, tendiendo a un aprendizaje más personal.

La especialista en educación Nuria Miró, directora del colegio Montserrat de Barcelona, señala que “se discute mucho sobre si la escuela debe pervivir como el lugar de aprendizaje. Yo no creo que vaya a desaparecer, será un ámbito más”, Miró entiende la escuela como “un catalizador de los intereses de los alumnos, los intereses sociales, de lo que pasa en el barrio, etc. para que todo sea una comunidad de aprendizaje”, con lo cual la escuela cumple un rol social y por ende es parte ineludible del barrio o de la comunidad en la que se encuentra, y todos como ciudadanos somos responsables que exista y cumpla su función educadora exitosamente.

El informe de WISE también se refiere a los currículos y las características de los alumnos, y toma la opinión de los expertos de la organización quienes sostienen que las habilidades personales, como la capacidad de conectar y empatizar con los demás, o tomar decisiones, junto al saber hacer frente al saber a secas (las competencias) ganarán peso en la educación, en detrimento de los conocimientos académicos que se valoran ahora. El saber hacer frente al saber tradicional. De esta manera, se introdujeron nuevos temas como el emprendedorismo y la gestión social, las prácticas deportivas y los juegosde mente como el ajedrez, la aplicación de la robótica, o el huerto escolar, dentro de las actividades que propone la escuela como parte de su currículum.

El tema es que se está concientizando a los docentes sobre la importancia de trabajar todas las inteligencias, no solo las matemáticas o lógica o la lingüística como se venía haciendo, sino las relaciones intra e interpersonales y sobretodo la inteligencia emocional y la conciencia social, han conseguido que las políticas públicas consideren la inclusión de manera de generar innovación educativa. La socialización de experiencias se constituye en la herramienta que fortalece la reflexión sobre las prácticas, la búsqueda de metas comunes, el trabajo en equipo, el compromiso conjunto, el oficio y la tarea de enseñar.

Hemos hablando en otras ocasiones sobre las aulas con experimentación5 que indudablemente permiten acceder a la acción misma desde la resolución de los problemas puntuales que surgen de la praxis, donde el alumno aprende, en base a formar parte de la acción y no solo desde el marco teórico (imprescindible para entender, valorar y acompañar el proceso formativo). En ese sentido es fundamental construir a través de errores o equívocos también y no solo desde el acierto del alumno, con la mera repetición de conceptos que estudia de memoria, sino que pueda realmente aplicarlos y entender y relacionar la información aprehendida. Es importante poner el conocimiento en crisis para apropiarse de él a través del debate de las ideas y la reconfirmación de los acuerdos que genera este aprendizaje significativo (evaluar los lenguajes comunicacionales del grupo). Tomar en cuenta que en la mayoría de nuestros países latinoamericanos, casi el 70% de los estudiantes de primaria no entienden lo que leen con lo cual llegan a la etapa universitaria con esta carencia, no saben interpretar textos y confunden las palabras, claramente no usan el diccionario. Es preciso volver a las horas de lectura para crear el hábito, y que las entonaciones y la riqueza de la voz modulada ayuden a enriquecer el espíritu de nuestros alumnos descubriendo el placer de leer y de soñar, imaginar para crear.

La experiencia lúdica también educa la sensibilidad y en este sentido las aulas con experimentación, aquellas aulas creativas e innovadoras con circulación de conocimiento y apropiación de saberes son las más exitosas, porque el alumno mejora su rendimiento. Un Aula Taller incorporando TIC (tecnologías de la información y la comunicación) hacia las TAC (tecnologías del aprendizaje y el conocimiento) con el fin de obtener TEP (tecnologías del empoderamiento y la participación) crean un espacio próspero para el aprendizaje y la vinculación, sea tanto entre los alumnos como con el profesor y sobre todo con las realidades de la comunidad en la que está inserta la escuela y donde vive el alumno, para una construcción que mixture formas y acciones que necesitan nutrirse desde las miradas etarias diferentes y con la participación de la sociedad en el ámbito escolar al igual que la necesaria cooperación de las instituciones educativas con las empresas y con la sociedad civil y las fuerzas vivas, todos cooperantes y cuidando que la escuela sea modelo.

El vínculo humano en la escuela; el aula es un espacio de convivencia La construcción de conocimiento es sin duda una responsabilidad del individuo, sin embargo el grupo con el que aprendemos o al cual estamos educando, es un condicionante.

La mayoría de las veces recordamos con más facilidad escenas compartidas con nuestros compañeros en el aula, que lo que realmente ha sido el temario del día, sin embargo, esas emociones nos lleva a ese conocimiento que en definitiva es el aprendizaje humano motivado por la interacción con los pares. Por ello afirmamos que el diálogo en clase es muy enriquecedor, la escucha activa es un elemento esencial para capitalizar las explicaciones del docente y un elemento primordial para que esto ocurra es la empatía. Si no logramos crear un vínculo virtuoso entre la trivia (docente-alumno-tarea) evidentemente el quiebre en alguna de estas áreas fragmentará la relación áulica.

La creación de un espacio de trabajo colaborativo donde la apropiación del conocimiento es fruto de una práctica didáctica compartida, surgida de una consigna guía, de un lineamiento investigativo y esclarecedor de la unisidad de cada asignatura, a través de la praxis, y de una dinámica de cooperación grupal que sirva como disparador para el debate, favorece la comunicación entre los alumnos, el esclarecimiento de conceptos por parte del profesor y produce condiciones para el intercambio permanente de ideas y experiencias que impacta en el rendimiento del grupo y se ve reflejada en las propuestas de enseñanza. Sin embargo, el alumno quiere aprender pero no siempre ha adquirido las herramientas para hacerlo.

Si no comprende lo que lee, difícilmente puede absorber contenidos y relacionarlos. Para ayudarlo a hacerlo es preciso enseñarle a razonar, a investigar, a usar el diccionario, a escribir y re escribir sus apuntes, necesitamos explicar las veces que sea necesario aquello que no ha entendido, no podemos dar por sentado que el alumno comprende por el mero hecho de escucharnos como docentesimpartiendo clase, esclarecer conceptos y elaborar teorías, si no hay un saber previo que le permite abordar el tema para entenderlo y apropiarse de ese conocimiento. Por esto el diálogo en clase se hace necesario, pues sin él, estamos desconociendo la realidad del aula. Necesitamos escuchar, comprender y aprender a relacionarnos. La escucha activa es una de las competencias comunicativas decisivas para lograr aprendizajes significativos, formación democrática y construcción de ciudadanía. Desarrollar estrategias para lograrlo exige ser conscientes de su importancia y de los mecanismos necesarios para hacerlo afirma Eduardo Escallón Largacha6.

El diálogo constructivo requiere escuchar atentamente; es decir, tener la actitud y la disposición consciente de oír y comprender lo que la otra persona está diciendo o tratando de comunicar, y también saber expresar. En ese acto, oír y comprender no significa estar de acuerdo, sino que cada persona tiene algo que decir y de la cual podemos aprender, considerando que el otro argumento es una idea más que merece tenerse en cuenta, así no se comparta. Lo que estamos tratando de decir es que no se trata de imponer o reglar sino de abrirse a nuevas posibilidades de enseñanza donde el alumno sea considerado un individuo activo de la clase y no permanezca pasivo, recibiendo la información como una obligación impuesta.

En muchas ocasiones uno nota que el alumno está más interesado en oír que en ser oído, en cómo el otro comprende que en ser comprendido y el reto es hallar el equilibrio para que la tarea desarrolle los lazos necesarios para trabajar individualmente en equipos.

El aula es un espacio de convivencia, un lugar donde no solo se realiza una formación educativa, centrada en una tarea, sino un sitio donde es posible entrar, permanecer, salir, habitar como compartir, contemplar, analizar, debatir y discutir y prestar atención y escuchar y ser escuchados con respeto, entendimiento y generosamente.

Cuando la persona se siente cómoda en el sitio, comienza a hacerlo suyo (a generar apropiación), lo modifica e internaliza, oficiando de constructor del mismo y crea pertenencia. Esa relación de espacio y convivencia despierta fidelidad, se logra trascendencia (por eso uno dice mi escuela, mi universidad).

En los espacios que se habitan, no solo se depositan sentimientos básicamente primitivos sino que se desarrollan vinculaciones complejas de amor y odio, amistad y alegría, superación y evolución, que incluso alientan la competencia, los celos, y envidias dando paso a las comparaciones, despertando deseos y angustias,y climas de tensión. Además surgen las necesidades que requiere el tiempo para aprenden y las expectativas que generan las fantasía que crea el subconsciente y las relaciones que cada individuo tiene dentro del grupo.

Es importante que generemos clases motivadoras y participativas donde los innumerables estímulos que aportan las TIC pueden ser una herramienta aliada de nuestra tarea docente.

Por ello, es necesario fomentar un ambiente de estímulo, de bienestar, de seguridad, de afectividad, deconfianza, de respeto por el trabajo, de libertad, diversidad y aceptación por el diferente, crear el clima áulico donde cada uno sienta que tiene su lugaren el grupo y que es aceptado, donde el error forme parte de la experiencia y no incide en las notas de calificación, sino que se tome en cuenta como aprendizaje capital, un aula donde exista el diálogo, un aula para aprender a ser.

Es estratégico fomentar el sentido de equipo, fortaleciendo la investigación, para que el análisis crítico contribuya a la autodeterminación y la conexión con los integrantes de la clase con capacidad de escucha. En este sentido, la tarea del educador es generar empatías, provocando procesos de enseñanza-aprendizaje que logren conmover, movilizar, incitar a la curiosidad, avivar los sentidos y sacudirlos con noticias y aportes que involucren a los alumnos en diálogos sobre temas comunes que permitan abordar lo que queremos enseñar. Es preciso no caer en la rutina pues es como una hiedra mala que mina el espacio de aprendizaje.

El aula-taller debe generar sorpresa, motivar, abordar cuestiones complejas desde lo cotidiano, poner en juego las convicciones y aprovechar la ocasión para generar curiosidad.

Aquellos estilos con los que fuimos formados en la matriz de un aprendizaje conductista, claramente nos han condicionado y son parte de un estilo de sociedad diferente que ha cambiado y evolucionado hacia otra forma diferente de ver al docente. El modelo centraba la atención en un docente capaz de demostrar que sabe, mientras la escucha pasiva no siempre representaba que el alumno estuviera prestando atención e incluso entendiendo.

Este perfil de docentes conocedores dictando charlas magistrales, lograron por décadas que el alumnado se asombre de sus saberes, y quiera ser como él, sin embargo más allá de los buenos ejemplos no siempre los resultados han sido positivos, creando un circuito virtuoso de aprendizaje colaborativo, en que todos tienen oportunidad de acceder al saber.

Muchos docentes se sienten más importantes ejerciendo su responsabilidad como educadores, demostrando sus saberes que profundizando sobre su rol formador como facilitadores del proceso de aprender. Quizá uno de los cambios a futuro más importantes que se avecinan en la escuela, según recientes encuestas realizadas por WISE sostiene que los colegios evolucionarán hacia métodos más innovadores. La tradicional clase en la que un maestro se situaba al frente mientas sus alumnos debían escuchar sus argumentaciones ya no sirve. Más aún, como sostiene Elena Martín, catedrática de Psicología Evolutiva y de la Educación, “las clases organizadas en filas y columnas deberían ser inadmisibles” no podemos seguir mirando la nuca de quien nos antecede.Por ello insistimos en la importancia del diálogo, de volver al ágora7, de organizar el aula de manera diferente.

Es necesario bajarle el volumen al pensamiento propio y subirle al de los demás. Desactivar el pensamiento, principalmente los juicios y las evaluaciones que hacemos sobre otros, dice Escallón Largacha, para dar espacio a las otras personas para expresarse. El interés verdadero por comprender lo que otros tienen para decir y compartir, muestra un camino para establecer relaciones sociales incluyentes en las que todas las personas cuenten, y se favorezca el libre desarrollo de la personalidad, sin más límites que los que imponen los derechos de los demás y el orden jurídico. Es la importancia del diálogo constructivo -saber oír y expresar- para fomentar competencias comunicativas, otra manera de fortalecer las competencias ciudadanas.

En ese sentido conocer a nuestros alumnos es vital. Sin ese diagnóstico no podremos aplicar correctamente una estrategia de enseñanza adecuada. Esto claramente tiene que ver con ser conscientes de la individualidad de nuestros alumnos, sus limitaciones y su potencial, y aprovechar estos recursos para provocar situaciones superadoras que generen una evolución en el alumno, visible en su producción áulica.

La importancia del diálogo y la universalidad en el aula: el ágora en clase Tal vez una de las acefalías que tenemos en el sector educativo es que hemos dejado de lado la conversación, el diálogo necesario para entendernos, buscar y encontrar sentido a lo que estamos compartiendo. Porque enseñar es un acto de compartir, y para que ello sea valorado por el alumno, debe existir el respeto por la tarea. Lo que nos convoca no es la obligación de aprender y el deber de enseñar sino la oportunidad de esa experiencia como vivencia enriquecedora para las partes. El beneficio de este acto es el valor en sí del objetivo de la universalidad (una enseñanza que sea de calidad, de carácter universal. Un saber que abarca o es para todos.) A diferencia del monólogo, “la conversación como interacción” contribuye al acercamiento, por la que los interlocutores contribuyen a la construcción de un texto, donde el control de la construcción lo tiene solo uno; el docente que tiene la estrategia de generarla para construir conocimiento y la comparte, y favorece que todos participen y que no lo hagan al mismo tiempo, sino que cada cual respete su turno (llevar una clase participativa donde todos puedan intervenir y participar activamente).

El docente corrige, confirma, facilita e induce a los alumnos a pensar, a expresarse y a desmitificar conceptos erróneos que puedan existir y todos se centran en la tarea de poner el conocimiento en acción, accionar en la red de compartir saberes.

La conversación puede girar en torno a uno o muchos temas y está condicionada por el contexto. Generando un ágora en clase, los dialogantes pueden expresar su punto de vista y discutir. Será el docente el encargado de llevar esta conversación con los atributos que considere oportuno, para respetar la planificación de la asignatura y generar como estratégica el intercambio entre los alumnos, concentrado el interés en el análisis de los contenidos de la materia, para la elaboración del proyecto de aula (Los convido ver el modelo de blog docente que preparamos en UP para consultivo de estudiantes e investigadores de la asignatura8).

El docente hará que los contenidos de los diálogos se enfoquen en metas y resultados, acciones y procesos, que con la facilidad de las tecnologías, favorecerán la productividad y asuntos tácticos que facilitan el logro de objetivos.

Para lograr estas metas, el profesor a cargo de un aula debe estar preparado culturalmente y bien informado, para impulsar la motivación y el interés de alumnado, crear sentido de pertenencia, participación y permanencia con el entorno social, el diálogo sobre las metas individuales, los resultados y logros de cada persona, y hablar del desarrollo de carrera y la formación profesional como elemento fundamental para dar seriedad a lo que se está ejerciendo, tomar en cuenta el desarrollo nacional así como de su comunidad y familia como parte del compromiso que adopta un diseñador y un comunicador social como actor cultural: Lo que estamos puntualizando es parte de la importantísima y valorada educación en valores y formación ciudadana (de la que hoy estamos carentes en muchos de nuestros países latinoamericanos).

Lograr la “universalidad” en la educación nos dota de conocimiento, el cual nos da los fundamentos para comenzar a desarrollar nuestra propia personalidad, expresar nuestras necesidades, pensar y crear proyectos futuros.

Y si nos basamos en el concepto de “universalidad” para llevarlos a cabo, seguramente obtendremos mejores resultados, ya que hay que tener presente que no somos seres aislados sino todo lo contrario, estamos destinados a vivir dentro de una sociedad que bien puede brindarnos triunfos o fracasos, dependiendo de nuestra capacidad para convivir y absorber los conocimientos, que a lo largo de nuestra vida obtendremos por diferentes medios (Esperanza Ixchel Ortíz Chavira “La universalidad en la educación”) y que son nuestro capital más preciado.

Incluso podemos aprender a cualquier edad y con gente de distintas edades, recientemente tenemos el caso de la abuela de 80 años que se recibió de locutora9 que nos sirve de ejemplo disparador para cambiar la rigidez del sistema actual de clasificar a los niños por su edad creyendo que solo aprenden cuando están entre pares.

Los mayores también pueden aprender y enseñarles a los chicos y recibir sus explicaciones gratamente.

Necesitamos enseñar a nuestros alumnos a no perder su capacidad de asombro y su espacio de juego.

Es necesario estar en continuo movimiento, las neuronas se activan cuando caminamos… La emoción de aprender siempre más, surge con la motivación.

Si no conversamos con nuestros alumnos, la sinergia de grupo no se dinamiza, seguimos haciendo más de lo mismo en la dirección incorrecta. Las preguntas surgen cuando las personas se encuentran a gusto, en un clima de confianza, donde no se cercena el error sino que las dudas y consultas representan el disparador necesario para abordar el contenido de la asignatura de una manera coloquial.

Una alumna, muy próximo a su examen final de la carrera me consultó, si consideraba que ella estaba preparada para rendir el examen de la materia que cursó conmigo, porque éste era su último examen y dependía de aprobarlo, para entregar la tesis.Pensando en que este caso no es el único me parece interesante compartir lo que comenté. Y dice así:

Cuando queremos que las cosas pasen debemos accionar sobre ellas, con convicción. La calidad de lo que aprendemos es un valor que nos pertenece para siempre. Y aprendemos cuando estamos abiertos a hacerlo y aún, cuando no nos damos cuenta conscientemente que es así. Respecto a la tesis, es muy lógico que no puedas ponerte los zapatos primero que las medias. Hay que terminar el ciclo para pasar a la tesis. Hoy se les ha facilitado adelantarla, eso no los exime de cumplimentar con todo el proceso para poder entregarla. Y para ello es necesario aprobar todas las asignaturas pendientes. El examen no es una presión para alcanzar lo otro, es un paso para terminar lo que vienes haciendo. Cuando las presiones aparecen es porque la responsabilidad frente a lo que se necesita alcanzar nos hace tomar conciencia de lo importante de dar este paso. Y las seguridades de que lo damos afirmativamente están en nuestro interior.La que tiene la respuesta si estás o no preparada para dar tu final de la materia eres tú haciendo un examen de conciencia.

A esto le añadí un comentario motivador que dice así:

Confío en que si estás estudiando y pones lo mejor de vos en lo que haces, pues entonces será altamente positivo y no tienes por qué tener miedo. La ansiedad que tienes de que el tiempo corra es tal, que es fundamental aprender que el valor de alcanzar las metas no está en el logro en sí, sino en el camino para llegar a ese punto que nos trazamos, diseñándolo con equilibrio (cuerpo-mente-espíritu).

Seguramente muchos jóvenes se enfrentan a estos dilemas y me pareció importante compartir esta visión como docente que camina motivadamente con sus alumnos.

La educación juega un papel esencial en la conformación de la subjetividad Una de las mayores situaciones de conflicto que enfrentan las aulas tiene relación con el prestar atención en clase. La pregunta es: ¿Las neurociencias podrán aportarnos respuestas? A este respecto, el Dr. Facundo Manes nos dice que:

Las neurociencias cognitivas podrían en lo teórico y deberían en la práctica, informar sobre nuestras concepciones sobre el aprendizaje. Vemos esto como la suma de un nivel de entendimiento del discurso educacional, hacia la creación holística de un marco de trabajo multidisciplinario.10
De acuerdo con la investigación neurocientífica, estudios de investigación independientes en instituciones como Harvard, Stanford y la Universidad de California en Berkeley, los ejercicios diseñados para entrenar una amplia variedad de funciones cognitivas fundamentales favorecen el desarrollo cognitivo.

Jean Pierre Changeux (especialista en biología molecular) afirma que “La neurociencia tiene la clave para entender la naturaleza humana”, analizar cómo durante su desarrollo, el cerebro, en constante interacción con el ambiente físico, social y cultural, en un proceso durante el que algunas conexiones son eliminadas y otras se conservan y amplifican, ejercita acciones distintas.

Sostiene que lo que nos hace humanos es el lenguaje, que no existe en el resto de los primates y lo segundo es la conciencia, en particular la propia conciencia y la conciencia de los otros. Por último el razonamiento y, por supuesto, la vida social. A veces, sin embargo, dice Changeux, el hombre puede ser irracional y antisocial11 lo que de alguna manera explica los estratos de violencia y los actos desmesurados.

La educación juega un papel esencial en la conformación de la subjetividad, porque el aula es un espacio de múltiples vivencias. Las personas capaces de construir su subjetividad en forma autónoma e independiente, desarrollan nuevas formas de pensar y de sentir, capacidades que les permiten innovar, teniendo un vínculo con el entorno favorable en la relación familiar, como con sus pares, y en el sitio de desempeño laboral.

Apelando a nuestra memoria podemos recordar patrones y ubicaciones, asociar nombres con caras, y voces con personas que nos afectado positiva o negativamente porque al llevar un registro mental de datos diversos podemos conjugarlos. Somos capaces de recordar anécdotas de la infancia, recrear situaciones, rememorar viajes, aniversarios y momentos significativos de nuestra vida, y atesorar objetos e incluso relacionar secuencias de movimientos entre unos y otros, cuando el suceso nos es significativo, transformándolo en valioso.

Lo mismo entonces debemos hacer con la enseñanza, aplicando estrategias que nos permitan construir un espacio de diálogo y de encuentro en el aula donde el alumno se sienta parte y quiera estar.

Aplicación de estrategias: Coherencia en el uso de dispositivos móviles y tecnología Decíamos que la escuela está cambiando, y en este proceso las estrategias de enseñanza también, para favorecer que el aprendizaje sea significativo.

Entendemos que la utilización de un campo de ideas, un cuadro sinóptico, palabras claves, imágenes seleccionadas para abordar el conocimiento y explicar la teoría, son una herramienta muy valiosa que puede ayudar a identificar información puntual dentro de un área compleja para el alumno, sobre todo cuando hablamos de las materias troncales de la carrera. Para prepararlo en el ejercicio de un futuro laboral donde enfrentará múltiples tareas y exigencias, y deberá actuar rápidamente tomando decisiones, para lo cual debe estar preparado para procesar la información con la que cuente y asumir desafíos, estos ejercicios necesariamente deben estar plantados en un continente técnico que debe adquirir en la escuela para enfrentar las situaciones apremiantes que genera el mundo laboral, pero sin el uso de tecnología estamos formando alumnos para un tiempo pasado. Y necesariamente las oportunidades de acceder a ella hoy no son para todos. En elmientras tanto todo lo que hagamos para motivarlos y enseñarles siempre será valorado.

¿Quién dijo que no se puede aprender con alegría y ser útil a la sociedad? Y más con la certeza de que la tecnología en nuestra aliada. Por ello es importante la conectividad para la universalidad.

John Mahaffie, uno de los principales estudiosos de la educación del futuro sostiene que “la gente suele pensar que para innovar hay que gastar dinero y dar a cada estudiante una tablet o notebook, pero hay enfoques no tecnológicos mucho más interesantes.” Antonio Moreno pone un ejemplo muy básico, “Los alumnos ya no escriben, lo hacen en el ordenador. Emperrarse mucho en la escritura y la ortografía tiene los años contados, lo mismo que el cálculo. ¿Por qué ir contra la calculadora?”, y dice “Otra cosa es la comprensión lectora, esto es diferente. Hay que saber leer y entender.

Y escribir en el sentido de utilizar el pensamiento para expresar algo, saber discutir, argumentar”.

Es identificable como a los alumnos les cuesta hacer cálculos mentales, estimaciones con rapidez y precisión y utilizar el razonamiento lógico sin la computadora, para planificar una guía de posibles rutas eficientes para determinar una estrategia de solución comunicacional para su proyecto de diseño.

Independientemente del uso o no de las tecnologías, de las Tablet y de las Notebook en el aula, para las resoluciones complejas es necesario el tiempo de observación silente, tiempo que es individual en cada alumno y sin lugar a dudas cada uno tiene distintos ritmos frente al conocimiento y su interpretación. Poner el conocimiento en debate y discusión es el mejor disparador para construir nuevo conocimiento.

Nos hemos preguntado muchas veces como docentes si los teléfonos celulares o cualquier otro dispositivo electrónico realmente no son un elemento distractor, el punto es cómo podemos introducirlos con una dinámica productiva en el aula que nos sirva a las veces de la asignatura que estemos enseñando.

El uso inteligente de las redes sociales puede amplificar los horizontes posibles a nivel laboral para nuestros estudiantes, enseñándoles a contactarse con el mundo y analizar por ejemplo, la influencia que tiene la sociedad civil en asuntos de carácter transnacional y en políticas globales por ejemplo, o estudiar procedimientos protocolares en las toma de mando y ver las formas de diseñar en los grandes estudios de arquitectura.

El uso inteligente de Internet puede expandir un mensaje de sensibilización en las comunidades y hacer que la opinión pública presione a líderes políticos para la toma de decisiones por ejemplo.

El mayor acceso a Internet en las comunidades es proporcional a un mayor ejercicio de las libertades, de valores democráticos desde el uso inteligente de las tecnologías de la información para que la gente pueda hacer uso con mayor apertura, libertad y diversidad. El uso inteligente de las redes sociales puede fomentar y facilitar el trabajo en red y la colaboración entre los principales pensadores, líderes y activistas del mundo en temas de derechos humanos, sustentabilidad, libertad de prensa y demás temáticas en una contribución a multinivel.

Sugerimos la visita al sitio de la “Asociación para el Progreso de las Comunicaciones”, una ONG que interpreta que Internet es un bien público y que su expansión y mayor acceso, resulta proporcional al desarrollo de las comunidades 12) Uno se pregunta cómo puede la innovación beneficiar a nuestros estudiantes pues al mismo tiempo que el mundo conmemora los 25 años de la Convención sobre los Derechos del Niño, el Estado Mundial de la Infancia propone una reflexión audaz y original para hacer frente a los viejos problemas que todavía afectan a los niños más desfavorecidos (como es el caso de la muerte del niño Néstor por enfermedad, según consta en estadísticas y censo de La Nación, cuando en verdad murió de desnutrición, morir de hambre en Argentina es una vergüenza).

Seguramente tendremos que profundizar muchísimo más en estos temas para que la población comience a sensibilizarse no solo con mensajes de repudio online sino con una clara exigencia hacia los responsables de resolver con políticas sociales estas problemáticas, tomando en cuenta el respeto por los derechos del niño: Esta asignatura pendiente que es pensar en el otro como un par merecedor de oportunidades. Se trata de motivar, sensibilizar, concientizar, de que en todo el mundo, una revolución de la innovación en favor de la infancia está creciendo… a menudo en los lugares más inesperados… y está cada vez más dirigida por los propios niños (como el caso de la niña pakistaní MalalaYousafzaique quería ir a la escuela  13) .

En los estudios de diseño, de tecnología y en los laboratorios universitarios, en las organizaciones del desarrollo y en las empresas, en las cocinas y los centros comunitarios están surgiendo nuevas formas de resolver los problemas, impulsadas por la creatividad, la capacidad de conectar y la colaboración. La labor de UNICEF y la cooperación en red es un ejemplo concreto de cómo se generan significativos resultados, llegando a beneficiarios directos e impactando positivamente en la transformación de la realidad (Sin visibilidad mediática, de esto se trata el informe: “Innovación para todos los niños y niñas” 14).

Hablemos de nuestro perfil de alumno: la educación es una prioridad Todos nacemos con talentos, descubrirlos es la habilidad para empezar a cultivarlos, y es en ese descubrimiento donde podemos ser los mejores. Nuestros alumnos vienen a la universidad con una mochila de metas y anhelos, ilusiones y objetivos, pero no todos son iguales, ni lo demuestran de igual manera. Así como nos encontramos con alumnos sobresalientes, inteligentes, participativos, cooperantes y dispuestos a aprender, tenemos una gran cantidad de alumnos que no tienen claro por qué están sentados en esas sillas, y buscan distraerse con otras cosas llevando el clima de la clase al desorden.

Cuando se trabaja en dinámicas de grupo, las relaciones humanas pueden afectar el rendimiento, no siempre el alumno está cómodo con sus compañeros e injustamente comparte una calificación grupal que indudablemente no condice con su dedicación a la tarea. Entender esto también nos obliga a replantearnos la forma de calificar.

Es preciso que seamos conscientes que cada alumno es individualmente un ser con habilidades que necesita aprender a aplicar las inteligencias múltiples (cada alumno es inteligente en algo). Los alumnos se disipan cuando se aburren.

Un tema preocupante, el 60% de los jóvenes del mundo es “ni-ni”: no estudia ni trabaja. El alarmante porcentaje fue dado a conocer por la ONU, que remarca que podrían impulsar las economías de sus países si hubiera más inversión en educación. De acuerdo con el informe de la ONU sobre el estado de la población mundial 2014, refleja que el 60 por ciento de los 1800 millones de jóvenes de entre 10 y 24 años en el mundo ni estudia ni trabaja.

En otras palabras, 1080 millones de jóvenes tienen perspectivas de vida sombrías y sus aportaciones al desarrollo serán limitadas, según apuntó la organización.

El informe destaca que la cifra de jóvenes en el mundo es la más alta en la historia, lo que supone enormes retos y oportunidades, en especial para los países en desarrollo.

Pero advierte que hoy en día más de 500 millones de jóvenes sobreviven con menos de dos dólares diarios, mientras que los derechos de las niñas y mujeres son constantemente vulnerados. También subraya que dos de cada tres países ignoran por completo a los jóvenes al diseñar las estrategias y los planes de desarrollo nacionales dirigidos a reducir la pobreza. Muchos países que no prestan atención a la juventud pueden experimentar un incremento progresivo de la tasa de fecundidad y verse obligados a mantener a un elevado porcentaje de jóvenes y personas dependientes. Reaccionar rápidamente es un proceso que necesita tiempo de preparación, observar, pensar y resolver y para hallar soluciones. Precisamente, desde todos los sectores, deberíamos estar discutiendo estos temas, es necesario contar con elementos que nos permitan evaluar situaciones (contar con estadísticas serias y no números dibujados como comúnmente pasa para ocultar la realidad que no se sabe solucionar) y enfrentarlas con la certeza de entender sus consecuencias más próximas y su incidencia clara en el contexto. Los jóvenes son los innovadores, creadores, constructores y líderes del futuro, pero solo pueden transformar el futuro si cuentan con las aptitudes, la salud, la capacidad de adoptar decisiones y verdaderas opciones en la vida.

Estudiar una carrera para ambicionar poder y no para prestar servicio es satisfacer el ego pero no brindar a la comunidad una oportunidad de solucionar sus necesidades comunes.

Muchos especialistas en el mundo están diagnosticando lo que sucede en las aulas y es necesario que se reflexione al respecto. Antonio Moreno, catedrático de Didáctica y Ciencias Experimentales de la Universidad Complutense de Madrid, cree que “el sistema educativo está agotado, no da más de sí. La escuela tradicional es un aburrimiento, por eso hay tanto fracaso”. “Los alumnos hace diez años escuchaban, ahora ya no”, explica Manuel Jesús Fernández, director del instituto Virgen del Castillo de Lebrija (Sevilla). Motivo por el que decidió implantar el aprendizaje por proyectos y le está funcionando, a partir de ello, se ha vuelto a ganar a sus alumnos. El aprendizaje por proyectos es un tema que la Universidad de Palermo ha implementado como estrategia de aprendizaje y como otra forma de estudiar (15).

Sin dudas el perfil de nuestros alumnos ha cambiado.

Muy pocos son detallistas y esmerados en sus trabajos, y otros son multifacéticos, impulsivos, mientras que otros se evaden y pasan el tiempo, y personas tímidas a las cuales no se les escucha la voz, y seguramente tienen cosas interesantes que compartir, cuando otros más extrovertidos se expresan llevando adelante un coloquio que marca su liderazgo en tendencia durante la clase.

Las personalidades de cada grupo determinan y en muchos casos condicionan el clima de la clase. Por esto es importante tener una estrategia organizada de los contenidos que se requieren enseñar y encontrar la forma didáctica de preparar la clase entendiendo el contexto, las capacidades y las competencias.

La gran competencia que libramos a diario es contra nosotros mismos tratando de ser mejores, evaluando nuestras metas, no para demostrar a los demás que lo somos sino para ser útiles a la sociedad en la que vivimos haciendo lo que nos gusta y haciéndolo bien, para el beneficio de nuestra comunidad, poniéndonos por delante marcas y/o metas que alcanzar y superar.

Ser ingenioso es una gran virtud pero no alcanza si uno se es honesto, responsable, perseverante, en las tareas y proyectos que uno desempeña, y si no se hace cargo de las causas y efectos que derivan de sus acciones presentes y futuras.La dedicación a la tarea no siempre es satisfactoria. La búsqueda de la perfección se limita en ocasiones aunélite que se destaca pero es preciso enseñar didácticamente para todos, con la sana intención de que el conocimiento nos convoque por tener el convencimiento de capitalizar el tiempo de estudio como herramienta para lograr la excelencia en la incorporación de habilidades nuevas.

Evaluar, planear, pasar por el filtro de la razón las ideas como las decisiones es un ejercicio necesario que hay que practicar a través de la observación, del aprender a ver, en el proceso de diseño de cada clase y al separar y seleccionar, al plantearse estudios de caso, que los tengan como protagonistas y desarrolladores, estamos centrando el conocimiento en la tarea como protagonista, pero debemos pensarla en base al perfil de nuestros alumnos y no solo el interés por imponer una planificación.

Tenemos que enseñar a nuestros alumnos a creen en sí mismos, en sus habilidades y capacidades, en el sentido del orden, de la estética, la belleza, la armonía de las cosas y la convivencia en el caos del universo de las ideas, y el placer del saber, pues cuando lo hagan, sus resultados serán superadores, al ganar confianza desarrollarán todo su potencial con firmeza y dignidad.

Para todos los que tenemos vocación de enseñar, son nuestros pensamientos los que nos impulsan a ayudar a nuestros alumnos a desarrollar su espíritu crítico, el mismo que los hará libres y seguros de sí mismos en su calidad de dignos y ser personas.

Como docentes tenemos la misión de ser facilitadores del descubrimiento de conocimiento, del acceso a la cultura en todas sus manifestaciones, argumentar la importancia de vivir en diversidad para enriquecer el trato con los demás, usar nuestra influencia para dejar huella, despertando el interés por aprender y poder multiplicar el conocimiento para favorecer el bienestar, el trato diario en cualquier ámbito de tareas, el comportamiento favorable para una acción armónica en donde discutir no signifique pelear sino pensar distinto y poder decirlo sin ser por ello apartado, ni separado ni excluido ni estigmatizar a nadie por ello.

En esta nueva visión del mundo desde la perspectiva del otro, el factor humano y cultural, pasan a ser centrales.

En este sentido, el término cultura es visto como “cultivo”, implica “el resultado o efecto de cultivar los conocimientos humanos y de afinarse por medio del ejercicio de las facultades intelectuales del hombre” (Diccionario de la Real Academia de la Lengua); certeramente ver la cultura como el hilo coincidente que se une con la educación intelectual y moral un aprendizaje que nos permite ser mejores personas. Es decir, el hombre culto es el que participa de los más altos valores conservados por esta tradición de la sociedad, en consecuencia, la cultura se asocia a la educación intelectual y moral.

El concepto de cultura ha oscilado como en un péndulo, entre dos concepciones diametralmente opuestas, por un lado, la formación de la personalidad, lo que los griegos llamaron Paideia y los latinos Cultus Anima (cultivar el alma); y por otro, lo que el hombre realiza para dominar la naturaleza, modificar el ambiente natural y adaptarlo a sus necesidades, fines, intereses y valores.

La producción de conocimiento nos lleva a perseguir determinados mensajes y reflexiones como estás:

Enseñemos a nuestros alumnos a disfrutar del viaje que representa el aprender y no solo llegar al destino para la obtención de un título. Los valores humanos son el continente de mayor riqueza del que se vale un buen profesional de diseño, sensible a las realidades sobre las cuales debe desempeñar su labor para prestar un servicio desde la esencia misma del oficio. Las acciones generadas dentro de un marco académico contribuyen a reflexionar sobre las prácticas docentes hacia los objetivos de progreso que favorecen mediante la educación, el fortalecimiento profesional necesario, para construir institucionalidad.

(Ponencia de C. Lopez16).

La generosidad se cultiva en la práctica: Pedir ayuda no es una señal de debilidad sino de valentía y coraje por asumirse humano, porque todos necesitamos del otro para “ser”. Sin mi par no soy nada y todos son mi todo.

Trascendencia diseñada: Borges, Kodama y la trascendencia, vivencias del Atrio de los gentiles Recientemente tuvo lugar en Buenos Aires, por primera vez, el “Atrio de los gentiles”17 que tomaremos como ejemplo para comprender a través de la literatura de Borges (recordemos que 2014 ha sido el año de leer a Borges en la escuela), y los mensajes de los expertos ecuménicos e incluso del papa Francisco, el concepto de trascendencia y la importancia de la responsabilidad ciudadana, pensando en la educación desde una perspectiva diferente.

Recuerdo con calidez el momento en que conversaba en la Fundación Borges (de la calle Anchorena), con María Kodama mientras esperábamos disfrutar de la película que hizo junto a Borges titulada “Borges, Un Destino Sudamericano”, un film basado en el Cuento “El Sur” (de Jorge Luis Borges) e interpretada por ambos con la dirección de Tadeo Bortnowski y José Luis Di Zeo. En ese momento uno tiene la imagen del gran poeta circundando el aire y hablándote en el silencio, y le pregunté a Kodama(justamente como parte del eje del Atrio) sobre el agnosticismo y me dijo que “los que reciben el don de la fe, afirman y sienten que Dios existe, los ateos afirman y niegan que Dios existe y, en ambos casos, algo en su interior queda en calma”. Respondiendo a esa pregunta que le había formulado, afirmó también que “Borges y yo éramos agnósticos y probablemente éste era el más patético de los destinos y al mismo tiempo el que más nos acercaba a Dios, si existía, porque trazábamos un camino paralelo, continuo, tratando de llegar a él, de entender, por el único camino imposible de lograrlo: la razón. La fe como el amor nos alcanza como una súbita revelación más allá de todo propósito personal, es algo dulce y terrible a la vez, como toda revelación que involucra nuestra esencia”. También llegó a contarme que cuando hablan de estos temas con Borges, (con quien se divertían mucho) terminaba diciéndole que ese camino paralelo que recorrían encerraba una esperanza porque sí, como dicen, “las paralelas en el infinito se unen, volverían a unirse a esa luz, energía, fuerza primera o Dios”.

Luego de este comentario enriquecedor de una bonita experiencia, es importante describir lo que significa este acontecimiento denominado “El Atrio de los gentiles” que no es otra cosa que un encuentro de diálogo cultural abierto a toda la sociedad con importantes actividades del mundo intelectual, artístico y social, que en verdad empezó unos meses antes, cuando en un encuentro que se realizó el jueves 3 abril de 2014, en el Salón Dorado del Palacio San Martín, el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, y el Secretario de Culto de la Nación, Guillermo Oliveri, anunciaron que el Atrio de los Gentiles (la iniciativa del Pontificio Consejo de la Cultura para fomentar el diálogo entre creyentes y no creyentes), orientaría sus debates sobre “Economía del bien común”, “Responsabilidad Social y Civil de empresas y ONG”, “Borges y la trascendencia”, realizando espectáculos de música, danza, y exposiciones para celebrarlo18.

Haciendo un poco de historia tenemos que afirmar que el Atrio de los gentiles reconoce diversos antecedentes dentro de la Iglesia Católica, pero como programa en sí fue creado por el Pontificio Consejo de la Cultura del Vaticano en 2010 y hasta el momento realizó actividades en casi 50 ciudades. La primera fue en 2011 en París, y en América la primera fue en la Ciudad de México en 2012.

Concretamente el Atrio de los Gentiles es un programa de diálogo que promueve el Pontificio Consejo de la Cultura del Vaticano, que fue iniciado por Benedicto XVI y continuado y potenciado por el actual papa Francisco.

La iniciativa, que se concretó en varias ciudades de Europa y de América, ahora presente en la Argentina, continuando el proyecto del Foro Ecuménico Social sobre “Diálogo Intercultural y Responsabilidad Social”, al que tuve la oportunidad de ser invitada y que contó con la participación de destacados intelectuales y artistas de la Argentina y del exterior, directivos de empresas y ONG, religiosos de distintas confesiones, políticos y funcionarios.

El nombre de este programa es tomado de la escena del Templo de Jerusalén (posterior al año 20 a.C., ya ampliado por el rey Herodes y que se sostuvo en pie hasta el 70 d.C. 19), en donde se disponía de un importante patio con atrio al que podían acceder los no judíos y con quienes ellos debatían sobre la existencia de un único Dios y sobre la vida misma. Además de las áreas reservadas a los miembros del pueblo de Israel (hombres, mujeres, sacerdotes) en este templo había un espacio en el que todos podían entrar, judíos y no judíos, circuncisos e incircuncisos, miembros o no del pueblo elegido, personas educadas en la Ley y personas que no lo era. En ese sitio se reunían rabinos y maestros de la Ley dispuestos a escuchar las preguntas y a responder en un intercambio respetuoso y misericordioso. Este espacio era el atrio de los gentiles o paganos (en latín el atriumGentium), un lugar al que todos podían acceder y en el que podían permanecer, sin distinciones de cultura, lengua o profesión religiosa, un lugar de encuentro y diversidad. De tal lugar viene la inspiración para esta iniciativa del Consejo Pontificio de la Cultura conocido como “el atrio de los gentiles”. Se trata de un ámbito de encuentro y diálogo, un espacio de expresión para los que no creen y para los que se hacen preguntas acerca de a la propia fe, una ventana abierta al mundo, a la cultura contemporánea y las voces que ahí resuenan. El atrio es también definido como “un puente” entre quienes piensan distinto, pero que siempre buscan el bien y la verdad en la vida. Por eso el ámbito del Atrio evita caer en discusiones tales en las que los actores buscan ver quién gana y quién pierde, la idea es que todos ganemos algo a través del diálogo.

Ciertamente lo que hace rico este encuentro es la diversidad de pensamientos y la oportunidad de que surjan ideas nuevas a partir de estos intercambio don “Todo fluye”, como alude Borges en “Son los ríos” (en Los Conjurados) y se retroalimenta, de ahí la riqueza que brinda la experiencia.

Pensar la educación en perspectiva: Aporte del Atrio de los gentiles El Atrio llega a la Argentina por la intercesión del profesor Stefano Zamagni, por la confianza del presidente del Pontificio Consejo de la Cultura del Vaticano, cardenal Gianfranco Ravasi y por el empeño de un conjunto de personas que nos animamos a embarcarnos en este proyecto.

Fue justamente el cardenal Ravasiquien le encomendó al Foro Ecuménico Social la realización del Atrio en Argentina20. Luego, el papa Francisco alentó al Foro Ecuménico a llevar adelante esta actividad. Y así se fueron sumando las distintas personalidades de la cultura y de la religión para aportar su granito de arena. La apertura estuvo a cargo del cardenal Poli y contó con la presencia del director del Congreso Judío Latinoamericano Claudio Epelman, el Pastor Tomás Mackey, director del Seminario Bautista Internacional, María Kodama, presidente de la Fundación Internacional Jorge Luis Borges, y Gonzalo Verdomar Weiss, presidente del Consejo Consultivo que se está creando y que se dio a conocer en el encuentro. También en esta reunión el Foro Ecuménico Social (organizador del atrio) inició la VIII Campaña para Jóvenes, para la Prevención de Adicciones donde se hizo presente el titular de la Sedronar, Juan Carlos Molina, la Hermana Theresa Varela, vicepresidenta del Foro y presidenta de la Fundación Misión Esperanza, Silvia Padovani, de la Casa del Niño Lourdes, Domicio Queiroz, de la Fazenda de Esperanza, y Luis María Ocampo, del Centro de Estudios y Acción Social para abordar específicamente el tema en Cancillería.

La propuesta del Atrio es salir al encuentro del otro aceptando la diversidad de pensamientos y creencias, y desde allí buscar contribuir a un mejor entendimiento entre las personas siempre elevando el pensamiento hacia lo mejor, que es la base sobre la cual estamos sentando las premisas de este paper.

Los ejes culturales sobre los que se fue desarrollando la programación fueron “Borges y la trascendencia” y la “Responsabilidad Social y Ciudadana” y las sedes, la ciudades de Buenos Aires y Córdoba (que son las ciudades responsables de las diversas actividades en sus sitios emblemáticos como parte de la valiosa experiencia de encuentro y diálogo a lo largo de todo el proceso que se transitó para esta realización).

En todas estas actividades vemos mucho más la realidad dinámica de Heráclito que la quietud de Parménides, (dos griegos que con tesón y buena voluntad buscaban explicar la realidad). El término “gentiles/paganos” exige una reflexión preliminar. Si en ámbito judío se refería a los que no eran judíos, los incircuncisos, actualmente la identidad de los invitados a este “atrio” solicita ulteriores preguntas. El término latino gens, de donde proviene el término “gentil”, invita a la idea de nación extranjera en contraposición al pueblo romano, el populusromanus.

La palabra Gentil o pagano es la traducción del hebreo goi/goyim, que aparece 561 veces en el Antiguo Testamento, y del griego ethnos/ethnê, que aparece no menos de 162 veces en el Nuevo Testamento.

Así entonces, en el curso de la historia de la alianza con Dios, hasta los que parecían ser estar excluidos de ella, los extranjeros, gentiles, paganos, eran en realidad objeto de interés y eran tenidos en consideración.

Con este encuentro del Atrio, ha sido abierto un espacio concreto, donde todos estamos convocados, cada voz se une a otras voces que van a la búsqueda del Dios desconocido.

Sin lugar a dudas, el entendimiento de las distintas creencias y religiones nos van a permitir comenzar el camino de vinculación desde el lugar del respeto y de la diversidad. A raíz de ello, hemos estudiado con mis alumnos en la cátedra de Ceremonial y Protocolo, el valor de la fe y las creencias realizando un análisis sobre las religiones, abordando el Hinduismo, el Confucionismo, la regla dorada, el Código de Hammurabi, la ley del Talión, el Budismo y las cuatro nobles verdades y el estado de Nirvana, los Pilares del Islam, e incluso relevar los libro antiguos sagrados, y aprender también sobre el Judaísmo, el Cristianismo, el Protestantismo, la Cienciología y entender el Agnosticismo (para lo cual recurrimos al Aleph de Borges) y la experiencia que tuvimos en las exposiciones en clase ha sido maravillosa.

Basándome en lo expuesto, es fundamental que la libertad de culto sea también una elección a conciencia y para ello es necesario conocer otras religiones. Aprender de la rica herencia del Concilio Ecuménico Vaticano II, de Pablo VI y del Sínodo de los Obispos, darnos cuenta del legado de Juan Pablo II quien creó en 1982 el Consejo Pontificio para la Cultura (Carta autógrafa al Cardenal Secretario de Estado, 20 mayo 1982) y que posteriormente, con la Constitución Pastor Bonusde 1988, pasó a denominarse Consejo Pontificio de la Cultura, es esta nueva situación creada tras la desaparición de los regímenes comunistas en Europa, con la Carta Apostólica en forma de Motu proprio Inde a Pontificatus, del 25 de marzo de 1993, Juan Pablo II unió el Consejo Pontificio para el Diálogo con los No-creyentes (fundado en 1965 por Pablo VI) con el Consejo Pontificio para la Cultura, para formar un único organismo denominado Consejo Pontificio de la Cultura. Es el 30 de julio de 2012, cuando el papa Benedicto XVI con el Motu proprio PulchritudinisFidei agrega al Consejo la Comisión Pontificia para los Bienes Culturales de la Iglesia y en a partir de esto el papa Francisco pide que el diálogo sobre Borges ayude a entender al hombre y su apertura a la trascendencia.

Por esta razón incluimos el análisis este importante acontecimiento, no solo como hito histórico sino como hecho cultural enriquecedor de todos los diálogos.

El papa Francisco pidió a los participantes del Atrio de los Gentiles, que la reflexión sobre Jorge Luis Borges permita un diálogo cultural fecundo que “ayude a entender al hombre en sus relaciones interpersonales y su apertura a la trascendencia”. La reflexión conjunta sobre la figura del eminente escritor Jorge Luis Borges constituye ciertamente una base propicia para suscitar un fecundo diálogo cultural y el necesario intercambio de ideas que anima a buscar, en el respeto y la escucha sincera del otro, la verdad del ser humano, llamado a cultivar aquellas virtudes que lo engrandecen y dignifican, abriendo así la puerta de su corazón a Dios, que siempre ofrece una esperanza que no defrauda y expresó su deseo de que “los trabajos de estos días sirvan también como acicate para que el bien común, el mutuo entendimiento y la afectiva cooperación puedan ser cada vez más el sólido fundamento de nuestra sociedad”. Durante las jornadas, el mensaje papal fue leído por el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, durante el acto de apertura en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Luego el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, compartió una mesa junto con la viuda del autor, María Kodama, el rabino Daniel Goldman y el filósofo Santiago Kovadloff. El purpurado vaticano aseguró que “la óptica de Borges no es la del creyente” y puntualizó: “Es la inquietud del poeta agnóstico”, mientras tanto María Kodama consideró que el calificativo agnóstico atribuido a Borges implica “aprender lo inasible a partir de la capacidad de razonar” y afirmó que desde su infancia el autor “sintió la inquietud metafísica”. Sin dudas las neurociencias que citamos al comienzo de la investigación estudian el pensamiento de Borges para entender el universo porteño por ejemplo.

Kovadloff se refirió a Borges también con emocionada elocuencia y habló del pensamiento como acción que conduce a la trascendencia, lo cual claramente nos indica un camino en el ejercicio de la docencia, mientras que Goldman reconoció que cita en forma habitual a Borges en sus clases teológicas y predicaciones en el templo, porque son inspiradoras.

Cabe señalar que en el marco del Atrio de los Gentiles, la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires (UCA) otorgó el doctorado honoris causa al cardenal Gianfranco Ravasi, al destacar la capacidad del purpurado vaticano para exponer las convicciones creyentes en un atractivo diálogo con la sensibilidad contemporánea21. Al finalizar el acto académico, el cardenal Ravasi inauguró en el Pabellón de las Bellas Artes de la UCA la muestra “Atravesar y permanecer I” con obras de los artistas Gracia Cutuli, Alejandro Pérez Becerra, Paola Girimonti, Andrés D’ Arcangelo, María Silvia Corcuera Terán, Adriana Gibello, Jorge Garnica, Patricio Bonta, Pablo Corletti y Patricia Dunsmore. Curadora: Teresa Rojas porque el arte formó parte integrante de este evento para elevar el espíritu incluso con los concierto de cámara que fueron previstos.

La Ciudad declaró visitante ilustre al cardenal Ravasi: El purpurado vaticano recibió el reconocimiento de manos del jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y del diputado Enzo Pagani, en representación de la Legislatura, en el marco de un acto en el Salón Dorado del Teatro Colón22.

Miserias y grandezas, ver el potencial y todo lo que podemos hacer con él, cómo las neurociencias nos ayudan a entender cómo aprendemos, la importancia de una alimentación adecuada en los primeros años de vida (con la elocuente intervención del Dr. Abel Albino de la Fundación CONIN), el rol de la empresa y de la comunidad como transformador de la condición social, la responsabilidad ciudadana y el rol protagónico de la educación en la formación en valores, son algunos de los temas centrales aportados por el Atrio y más allá de crear un clima de entendimiento y de duda, la paradoja de la fe y la importancia de creer en algo superior a nosotros como eje central de nuestra búsqueda de la perfección, nos está mostrando como lo espiritual sigue siendo tema de conversación en siglo XXI, y las artes nos permiten expresarlo y los saberes enriquecernos.

La importancia de generar asombro al enseñar, la belleza, mística y misterio en la obra de Borges, son sin duda un inspiración para todos los docentes.

Conclusiones La curiosidad es un elemento distintivo que nos abre al mundo. Aprender a convivir en común unión junto a personas que profesan religiones distintas, con culturas diferentes y desarrollan sus tareas motivados por la curiosidad en la búsqueda de la trascendencia, implica estar abiertos a desarrollar puentes de diálogo: un desafío comunicacional que sin lugar a dudas cambia la perspectiva de la educación, abriendo a nuestros alumnos un crisol de descubrimientos.

Firmeza en las actitudes y perseverancia en los ideales, para ser una persona íntegra, plena, feliz, es sin duda una convicción. Despertar al conocimiento para ponerse en acción, es una cuestión de actitud, la vida siempre ofrece oportunidades, se requiere prepararse para encarar desafíos. Es importante dar lo mejor de uno en cada paso que damos.

Tenemos que preparar a nuestros alumnos para tomar decisiones, facilitándoles el autoconocimiento a través de la reflexión y del pensamiento crítico. Las puertas se abren cuando estamos preparados para modificar aquellas cosas que podemos cambiar, superar obstáculos y caminar hacia la perfección, entendida como espacio dinámico de evaluación de nuestros actos. La conciencia que se despierta nos responsabiliza frente a un mundo que necesita de nosotros para sostenerse. En la calidad de las decisiones que tomamos está nuestro horizonte.

Aprender a ser sensatos, prudentes, precavidos y previsores, considerando los imponderables como imaginando escenarios distintos en función de aquello que podemos cambiar. Es preciso enseñar a nuestros alumnos a ser perseverantes, y perseguir sus sueños, darles alas para volar con un buen tren de aterrizaje, aquel que da la capacidad de soporte necesaria para volver a levantarse de una caída y recuperar la esperanza para volver a intentarlo.

Aprender la importancia de pasar con determinación, de las ideas a la acción.

Las realidades que nos rodean son simplemente fruto de nuestras propias creaciones y como tal nada es fijo, todo nace de una idea. Aferrarnos a la realidad, sin imaginar alternativas nos estanca. El poder de cambiar la realidad está en la voluntad de hacerlo, hace falta amor y disciplina para lograrlo, perseverar en aquello que consideramos valioso. Sin dudas los proyectos son los que nos mantienen en forma, cuando la ilusión es latente y compartida con otros que cooperan en un proyecto, porque trabajar en equipo equivale a encontrar espacios de pensamientos que nos enriquecen y nos enfrentar a nuestras debilidades y fortalezas para solucionar amenazas y convertir en oportunidad lo que pensamos.

Los estados emocionales nos condicionan, aprender a revisar metas es puntual para proyectarse. Los grandes logros ocurren cuando los sueños son más grandes que las excusas.

El servicio que brindamos como comunicadores sociales, como artistas, como profesionales del diseño, como educadores y formadores, tiene responsabilidades sobre la sociedad que estamos construyendo. Nuestra ocupación, nuestro trabajo es absolutamente importante a la hora de equilibrar la balanza, de imaginar un mundo más vivible, y esa primera fase empieza desde la educación, donde la escuela de la que venimos nos proyecta hacia dónde vamos. Indudablemente las oportunidades para todos son parte de esta construcción necesaria que debe gestarse desde la política pública educativa para asegurar una educación de calidad a la cual tengan acceso todos los ciudadanos, teniendo como eje central los derechos del niño a la educación y al desarrollo.

La creatividad, la innovación, la tecnología son nuestras aliadas para pensar en una educación de calidad, enseñando a nuestros alumnos a proyectar sus metas, trabajar para alcanzarlas, perfeccionando los aprendizajes adquiridos con la incorporación de nuevo conocimiento, producto de la lectura, del razonamiento, de la praxis, de valorar la acción de estudiar como elemento vital para capacitarse para el futuro, como una aproximación a la meta, al alcance de los sueños, de la misión para la cual nos estamos formando a lo largo de toda la vida. Es preciso crecer con la experiencia y es el aula uno de los sitios centrales de este proceso vital que ocurre cuando estamos enseñanza-aprendiendo-capitalizando saberes, pensando y haciendo.

En síntesis, y basados en los mensajes emitidos por UNESCO como marco referencia, entendemos que se debe plantear la imperiosa necesidad de diseñar y aplicar políticas públicas culturales donde a través de los distintos agentes culturales se combinen los campos de acción a nivel nacional e internacional. En relación con lo nacional se debe constituir una base jurídico-política desde la cual se puede avanzar en esta dirección, a través de la participación de todos los agentes culturales nacionales, estatales y municipales; en tanto que en el ámbito internacional, a través de las convenciones, foros, seminarios, tratados conferencia, etc., los agregados culturales actúen en función de agentes culturales en el exterior y/o como facilitadores para orientación, planificación, diseño de proyectos y programas que coadyuven al desarrollo sostenible de nuestro pueblos, creando redes culturales que garanticen el libre fluido de la información.

Cada ciudadano comprometido con la realidad, los docentes, las organizaciones educativas, las instituciones de la sociedad civil que estamos involucradas en la formación de personas, somos agentes culturales que tenemos el compromiso de generar acciones que favorezcan esta construcción puentes, elaborando programas que puedan aplicarse despertando una conciencia creciente, a través de la participación de la sociedad civil, organizaciones sin ánimo de lucro, economía social, asociacionismo; es decir, el tercer sector para trabajar con esfuerzo, dedicación y entrega en multiplicar las oportunidades para todos y sin lugar a dudas trascender y vivenciar el milagro de la vida desde la comprensión, el respecto y el entendimiento de la diversidad y disparidad de pensamientos y creencias, que indudablemente nos ayudará a construir espacios de diálogo.

Notas: 1. El caballero de la armadura oxidada de Robert Fisher 2. Situación y tendencias laborales de los jóvenes en América latinahttp://www.cepal.org/de/agenda/0/22000/Weller.pdf 3. León, J. A. L. (2010). ¿Por qué las personas no comprenden lo que leen? (2004). Revista Nebrija de Lingüística Aplicada (2010) 7. http://www.nebrija.com/revista-linguistica/files/articulosPDF/articulo_530df80e7700c.pdf 4. Publicaciones de la Universidad de Palermo http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/ 5. Aulas creativas e innovadoras con experimentación y praxis profesional. Autor Cristina Amalia Lopez p 188-223 http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/archivos/536_libro.pdf 6. Eduardo EscallónLargacha 6 http://www.mineducacion.gov.co/1621/article-122245.html 7. Ágora griega: http://etimologias.dechile.net/?a.gora 8. Blog docente como elemento consultivo de tareas, materiales didácticos y trabajos prácticos; http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/blog/docentes/index.php?id_docente=5499 9. Tiene casi 80 años, es bisabuela y acaba de recibirse de locutora. Gladys Accastello cumplió su sueño tras estudiar en la Universidad Nacional de San Luis. Tiene seis nietos y cuatro bisnietos.

10. (http://www.udesa.edu.ar/files/programas/NEUROCIENCIAS/Que_puede_aportar_la_investigacion_en_neurociencias_a_la_educaci%F3n_Manes.pdf) 11. (http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Jean-Pierre-Changeux-La&utm_content=buffer9fdd8&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer 12. Interesante perfil global, solidario, informativo, independiente y no-ideologizado.(Siteinstitucional:http://www.apc.org/es/home 13. http://es.wikipedia.org/wiki/Malala_Yousafzai 14. El informe: “Innovación para todos los niños y niñas” http://sowc2015.unicef.org/?lang=es 15. Universidad de Palermo www.palermo.edu/ 16. Ponencia presentada por Cristina Amalia Lopez durante el encuentro panamericano realizado en México en 2014 en la coordinación de Diplomados sartoriales.

17. Atrio de los gentiles realizado en Argentina del 26 al 29 de noviembre de 2014 http://www.atriodelosgentiles.com.ar/ 18. Anunciando el Atrio de los gentiles http://www.aica.org/11397-el-cardenal-poli-anuncio-la-realizacion-delatrio-de-los.html 19. En el año 20-19 a.C., el rey Herodes dio inicio a los grandes trabajos de renovación, casi de reestructuración, del templo de Jerusalén, el segundo, el que fue construido después del exilio 20. El Atrio de los Gentiles, un espacio de debate entre creyentes y no creyentes que promueve el Consejo Pontificio para la Cultura, en Buenos Aires, donde intelectuales, empresarios y académicos intercambian opiniones sobre “Borges y la trascendencia” y “Responsabilidad Social”.http://www.cultura.va/content/cultura/es/organico/profilo.html 21. La distinción fue otorgada por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, y el rector de la UCA, arzobispo Víctor Manuel Fernández. El purpurado vaticano pronunció una conferencia magistral sobre “Fe, cultura y sociedad”, que puede descargarse en el link http://www.uca.edu.ar/uca/common/grupo81/files/FE_CULTURA_Y_SOCIEDAD.pdf.

La distinción al cardenal Ravasi http://www.aica.org/15314-la-uca-otorgara-el-doctorado-honoris-causaal-cardenal-ravasi.html 22. Declaran a Ravasi visitante ilustre dela Ciudad de Buenos Aires http://www.aica.org/15335-la-ciudad-declaro-visitante-ilustre-al-cardenal-ravasi.html

Referencias bibliográficas Antología de experiencias de la educación inicial iberoamericana. Metas Educativas 2021. España: OEI.

Bruner, J. (1997). La educación, puerta de la cultura. Madrid: Morata.

Camilloni, A. (2007). El saber didáctico. Buenos Aires: Paidós Díaz-Barriga A, F. (1998). Estrategias Docentes para un Aprendizaje Significativo. El 69% de estudiantes de primaria no entienden lo que leen. Disponible en: http://www.larepublica.pe/03-04-2013/el-69-de-estudiantes-de-primaria-no-entienden- lo-que-leen Fröebell, F. (1826). La educación del hombre, traducido del alemán por J. Abelardo Núñez.

Gardner, Howard (1987). La teoría de las inteligencias múltiples. México: Fondo de Cultura.

Goleman, D. (1995) La inteligencia emocional. México: Vergara.

Guilford, J. P. (1950). Creativity. The American Psychologist, vol 5.

Lopez, C. A.; Bergomi, P. (2014) I. G. Nuevas instancias en la formación del diseñador. Pensar más allá de la herramienta (Actas de Diseño) Malaguzzi, L. (2001). La educación infantil en Reggio Emilia. Barcelona: Octaedro.

Morin, E. (1999). Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. Francia: UNESCO.

OEI (2010). Metas Educativas 2021. La educación que queremos para la generación de los Bicentenarios.

Peralta, V. y Salazar, R. (2000) Calidad y modalidades alternativas en educación inicial. (comp.).

Peralta, V. (2003). Currículos educacionales en América Latina. Su pertinencia cultural. Santiago: Editorial Andrés Bello.

Peralta, V. (2008). Innovaciones curriculares en educación infantil. México: Editorial Trillas.

Piaget, J. (1975). La representación del mundo en el niño. Madrid: Morata (1.a ed. 1926).

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación – Universidad de Palermo.

Abstract: The curiosity comes from the hand of the observation, the discovery of what is new, the awakening of the conscience and the necessary evolution of which we are all partakers individually and collectively. Put the knowledge in debate and discussion is the best trigger for construction of new knowledge, based on the premise of a new way to teach. By evaluating the know to cope with the traditional knowledge, with a diagnosis that commit us to generate laboratory spaces with professional praxis, taking into account the new student profile and the momentous change in education caused by Internet, invite thinking about education in perspective. The emotion always learn more, arises with the motivation generated in the classroom, if not we talked with our students, the synergy of group does not exist, it fails the dialog, therefore the importance of reviewing participatory strategies, in the quality of the decisions we make is our horizon. Clearly what brings us together is not the obligation to learn and the duty of teaching but the opportunity of that experience as enriching experience for the parties transcending beyond the classroom.

Keywords: teaching - learning - teaching strategies - Design - multiculturalism.

Resumo: A curiosidadevem do lado da observação, a descoberta do que é novo, o despertar da consciência e a necessária evolução da qual somos todos partícipes individualmente e coletivamente.

Colocar o conhecim entoem debate e a discussão é o melhor disparar para a construção de novosconhecimentos, com base na premissa de uma nova forma de ensinar. Aavaliação do saber para lidarcom o conhecimento tradicional, comum diagnóstico que nos obriga a gerarespaços de laboratóriopráxisprofissional, levando-se emconta os novosperfis dos alunos e a grande mudança na educação causada pela Internet, convidar pensando sobre educaçãoem perspectiva.A emoçãosempre aprender mais, que surge com a motivaçãogerado na sala de aula, se nãofalamoscomnossosalunos, a sinergia do grupo não existe, não o diálogo, por isso a importância de rever estratégias participativas, na qualidade das decisões que fazemos é o nosso horizonte. Claramente o que nos une não é a obrigação de aprender e o dever de ensinar, mas a possibilidade de que a experiência como experiência enriquecedora para as partes transcender para além da sala de aula.

Palavras chave: ensino – aprendizagem - estratégias pedagógicas – design - interculturalidad.

(*) Cristina Amalia Lopez. Especialista en Protocolo Diplomático, Oficial y Ceremonial en las Relaciones Públicas, Humanas y Sociales. Docente en la Universidad de Palermo en el Departamento de Comunicación Corporativa-Empresa en la Facultad de Diseño y Comunicación.


La curiosidad como elemento distintivo y el diálogo como constructor de puentes fue publicado de la página 171 a página185 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII

ver detalle e índice del libro