Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX >
  4. Prevenir ventanas rotas en entornos educativos

Prevenir ventanas rotas en entornos educativos

Villegas, Melina

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

ISSN: 1668-1673

XXV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XVIII, Vol. 30, Febrero 2017, Buenos Aires, Argentina | 195 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

En este escrito lo que se pretende es lograr una articulación entre la teoría de las ventanas rotas, mencionada en la revista estadounidense The Atlantic Monthly en marzo de 1982, y las situaciones emergentes en el espacio del aula. Se tendrá en cuenta el rol del docente y las herramientas de las que dispondrá, tales como el plan de estudios, para detectar a tiempo los inconvenientes que puedan ir surgiendo a lo largo de las clases que causen desmotivación y desinterés en el grupo de estudiantes. La finalidad con la que se plantea esta analogía consiste principalmente en destacar el papel de la programación y estimular la motivación, priorizando el desarrollo de competencias individuales y el trabajo en equipo. 

Palabras clave: educación – aprendizaje – didáctica – motivación – planificación

De acuerdo con lo publicado, el trabajo periodístico hacía la siguiente propuesta:

Consideren un edificio con una ventana rota. Si la ventana no se repara, los vándalos tenderán a romper unas cuantas ventanas más. Finalmente, quizás hasta irrumpan en el edificio y, si está abandonado, es posible que sea ocupado por ellos. Además, consideren una acera. Se acumula algo de basura. Pronto, más basura se va acumulando. Eventualmente, la gente comienza a dejar bolsas de basura de restaurantes de comida rápida y a ensuciar los alrededores. (Muchnik, 2012).

Posteriormente, esta teoría fomentó una investigación profunda en cuanto a cuestiones sociales y relacionadas también a la criminología, como en el caso de George Kelling y Catherine Coles, quienes elaboraron un libro al que titularon Restaurando el orden y reduciendo el crimen en nuestras comunidades. (Muchnik, 2012).

Según quiénes explican el tema, reconocer los problemas y solucionarlos cuando son aún pequeños contribuye al orden. Agrega el periodista que “la enseñanza de la teoría de la ventana rota es que si no las arreglan, se van a seguir rompiendo”. (Muchnik, 2012). Estos comentarios inician un proceso crítico, en este caso particular se tratará de reducir ventanas rotas en la educación, reconociendo y previniendo problemas y otorgándoles herramientas al docente para su pronta resolución. 

“Un docente habilidoso es una persona que puede abrir un número importante de diferentes entradas al mismo concepto”. (Litwin, 1997, p. 101). La importancia de las habilidades se puede relacionar con los instrumentos que el docente incorpora a su trabajo. La capacidad de proponer diferentes puntos de vista sobre un mismo tema contribuye a que los estudiantes se encuentren motivados y entusiasmados en cuanto a los contenidos dictados. La autora comenta al respecto que se tiene que dar una negociación de significados, esto quiere decir, que debería favorecer el proceso de comprensión dejando a un lado otro tipo de construcciones. Además, agrega que esta capacidad de negociar no se relaciona directamente a la cantidad de conocimientos adquiridos, sino que se debe “reconocer por qué el alumna/o plantea lo que plantea”. (1997, p. 107). Teniendo en cuenta esto, aparece como interrogante la planificación ¿Cuál es la importancia de planificar? Contribuye al orden en el que se van a dictar los contenidos, prestando atención a la conformación del grupo de estudiantes, espacio y tiempo en donde se pondrán en juego los elementos de la tríada didáctica.

La programación es una hipótesis de trabajo que organiza las ideas, los pensamientos y las imágenes del profesor. Estas decisiones se ratifican o rectifican en el aula cuando el docente está enseñando. Es durante la clase o en tanto se van presentando materiales que se pondrán a disposición de los estudiantes, temas y actividades, que la programación se refinará, se alterará y se consolidará. (Camilloni, 2007, p. 6).

El armado de la planificación constituye una guía tanto para el docente como para el estudiante. Recortar contenidos y adecuarlos al grupo promueve la motivación. Dice Olga Medaura, docente argentina, que “no puede ser interesante para los alumnos, lo que no es interesante para uno como profesor”. (2007, p. 48). Si el contenido provoca el interés en ambas partes, contribuirá con las negociaciones que se produzcan dentro del aula y con la ampliación de los conceptos. Opina sobre las técnicas a aplicar para explicar los contenidos resumiendo que no se debe utilizar solo una, sino que el aburrimiento se evita usando técnicas diversas. (2007, p. 48). 

Dentro de estas técnicas, se puede mencionar el aula taller. Este concepto corresponde a “una metodología que organiza las actividades académicas y estructura la participación de los estudiantes favoreciendo el aprender haciendo, en un contexto de trabajo cooperativo”. (De Vicenzi, 2009, p. 43). El trabajo en grupo, en donde cada una de las partes puede compartir opiniones y se producen situaciones de debate, contribuyen al aprender haciendo, es decir, a aplicar los conocimientos, dándoles una utilidad en el uso diario. De Vicenzi propone que el rol del docente sea activo, guiando el proyecto e interviniendo con el aporte de material teórico y metodologías y, que el alumno también lo sea, que forme parte de ese proceso, generando construcciones. (2009). 

Si se considera que una ventana rota es un indicador de que algo no estaría funcionando como corresponde, y además, una vez que aparece un elemento vandalizado esto se propaga como si fuera una bola de nieve; aplicar esta técnica estaría contribuyendo a evitar las ventanas rotas en el aula. Un elemento a prevenir es un alumno desmotivado , un contenido poco claro, una metodología que aburre. Al trabajar en grupo, de manera activa, se observa en el momento los comportamientos y reacciones de los individuos, por lo que se pueden realizar modificaciones metodológicas y en los contenidos curriculares para no perder la motivación del grupo. “En estos espacios se evidencia la estructura social de participación la que supone, en primer término, que el alumno presente su trabajo y describa las dificultades con las que se ha encontrado y las decisiones que asumió al respecto”. (De Vicenzi, 2009, p. 45). La participación activa propone que el estudiante se sienta parte del grupo y que su trabajo sea cuestionado y valorado no solo por el titular de la clase sino también por sus pares, por lo que se minimizan los miedos a equivocarse y se aprende del error. 

Trabajar y aprender cooperativamente favorece en el desarrollo de las competencias y capacidades. Anahí Mastache explica que éstas “no se enseñan ni se aprenden: se construyen, se desarrollan, se forman a través de la práctica, a partir de situaciones que demandan alcanzar un objetivo, resolver un problema, tomar una decisión propia del ámbito profesional”. (2009, p.82). 

A partir de esto, se puede concluir diciendo que en el trabajo del día a día en el aula, el docente y el estudiante cumplen roles activos y forman parte de la negociación de contenidos, obteniendo así nuevas construcciones y desarrollando nuevas competencias y capacidades. Se debería reconocer que el contenido no solo figura en la planificación para incorporarlo, sino para entenderlo y para ser utilizado en la vida en sociedad. Incorporar el debate y la formulación de preguntas, escuchar los comentarios, destacando la importancia de generar nuevas ideas y conceptos, convirtiendo el aula en un lugar de intercambio y fuente de información útil, escuchando las inquietudes de los estudiantes, debería convertirse en prioridad. Recordar que adecuarse a los requerimientos de los estudiantes y de la sociedad permite profesionales competentes. 

Que aprender y estudiar sean placenteros, y el error un nuevo punto de partida.

Referencias bibliográficas 

Camilloni, A. (2007, Agosto). Una buena clase. Revista 12(ntes) n°16, año 2. 

Davini, C. (2008). Métodos de enseñanza. Didáctica general para maestros y profesores. Buenos Aires: Santillana. 

De Vicenzi, A. (Abril-Junio 2009). La práctica educativa en el marco del aula taller. Revista de educación y desarrollo n°10. Litwin, E. (1997) Corrientes didácticas contemporá- neas. Buenos Aires: Paidós. 

Mastache, A. (2009) Formar personas competentes. Buenos Aires: Noveduc. 

Medaura, O. (2007). Una didáctica para un profesor diferente. Buenos Aires: Lumen. 

Muchnik, D. (2012, 3 de diciembre). La teoría de la ventana rota. La Nación. Disponible en: http://www.lanacion.com.ar/1532737-la-teoria-de-la-ventana-rota 

Schön, D. (1992). La formación de profesionales reflexivos. Hacia el diseño de la enseñanza y el aprendizaje de los profesionales. Buenos Aires: Paidós. 

Steiman, J. (2008) Más didáctica de la educación superior. Buenos Aires: Unsam.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: In this paper what the aim is to achieve a link between the theory of the broken windows, mentioned in the US magazine The Atlantic Monthly in March 1982, and emerging situations in the classroom space. Teachers’ role and the tools they’ll have will be taken into account, such as the curriculum for early detection of problems that may arise along the classes that cause lack of motivation and disinterest in the group of students. The purpose for which this analogy arises is mainly to highlight the role of programming and stimulate motivation, prioritizing the development of individual skills and teamwork. 

Key words: education - learning - didactics - motivation – planning 

Resumo: Neste escrito o que se pretende é conseguir uma articulação entre a teoria das janelas quebradas, mencionada na revista estadounidense The Atlantic Monthly em março de 1982, e as situações emergentes no espaço da sala de aula. Se terá em conta o papel do professor e as ferramentas das que disporá, tais como o plano de estudos, para detectar a tempo os inconvenientes que possam ir surgindo ao longo das classes que causem desmotivação e desinteresse no grupo de estudantes. A finalidade com a que se propõe esta analogia consiste principalmente em destacar o papel da programação e estimular a motivação, priorizando o desenvolvimento de concorrências individuais e o trabalho em equipe. 

Palavras chave: educação – aprendizagem – didática – motivação - planejamento 

(*) Melina Villegas: Diseñadora de Indumentaria (Universidad de Palermo)


Prevenir ventanas rotas en entornos educativos fue publicado de la página 53 a página55 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

ver detalle e índice del libro