Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX >
  4. ¿Cómo incluir la tecnología en el aula?

¿Cómo incluir la tecnología en el aula?

Benedetti, Luciana Romina

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

ISSN: 1668-1673

XXV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XVIII, Vol. 30, Febrero 2017, Buenos Aires, Argentina | 195 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El siguiente escrito pretende reflexionar acerca del rol del docente en el contexto de la inclusión de la tecnología en la enseñanza. Analiza diferentes formas de incluirla así como las implicancias que esto trae para los docentes y estudiantes. La tecnología presenta nuevas situaciones en el aula que requieren nuevas respuestas por parte del docente para poder abordarlas. Este contexto le brinda a su vez una oportunidad para reflexionar sobre su práctica, su rol y sus propuestas pedagógicas.

Palabras clave: inclusión tecnológica – enseñanza – aula – rol docente

Hoy en día se espera que los docentes universitarios formen profesionales, por un lado, reflexivos y con pensamiento crítico para desenvolverse de forma competente en el ámbito laboral y, por otro lado, con inteligencia emocional para poder surfear las olas que tiene el ejercicio de una profesión. Se espera, además, que ayuden a los estudiantes a desarrollar la habilidad de adaptarse a los constantes cambios tecnológicos y a entornos competitivos y de incertidumbre. 

Cada vez más, las habilidades tecnológicas son fundamentales para el éxito en casi todos los ámbitos, y aquellos para quienes la tecnología resulta más fá- cil registrarán más progresos, mientras que los que no tienen acceso o habilidades no podrán progresar. (Johnson, Adams y Cummins, 2012, p. 8).

La necesidad de incluir la tecnología en el aula no está en discusión. De hecho es imperiosa su adaptación si lo que se quiere es formar profesionales preparados para desenvolverse en puestos de trabajo que hoy todavía no existen como tales. La pregunta que se genera tras esta afirmación, es cómo hacerlo. 

Antes de pensar cómo incluir la tecnología en una materia o en una clase puntual, no hay que perder de foco que el objetivo es el aprendizaje y no el despliegue tecnológico en sí mismo; algo que por más que parezca una obviedad, a veces los docentes lo olvidan. Se puede incluir la tecnología porque, como dice Mariana Maggio en su descripción de una inclusión efectiva de la tecnología, hay que hacerlo, o por un interés intrínseco del docente de lograr una comprensión de los contenidos propuestos a través de un medio tecnológico, como sucede en lo que la autora denomina una inclusión genuina. La diferencia entre estas dos concepciones radica en el reconocimiento por parte del docente en la riqueza que la tecnología tiene para el campo disciplinar de la enseñanza. “La tecnología en las inclusiones efectivas, se usa pero el docente no reconoce su valor para la enseñanza ni la integra con el sentido didáctico”. (Maggio, 2012). Es necesario tener en claro que la tecnología no viene a resolver las problemáticas del aula, sino que es un medio más; un recurso para acceder al conocimiento con ciertas particularidades que obliga a repensar la propuesta educativa al incluirla. Como menciona Sandra Nicastro (2015) las TIC imponen nuevas reglas de juego en la clase que implican configuraciones absolutamente situadas al aquí y ahora del aula. Se presenta una situación a resolver con determinada herramienta que lo estudiantes conocen mejor que el propio docente. Esto puede llevar a pensar que el docente pierde la capacidad de controlar la clase, cuando, por lo contrario, lo que aparecen son nuevas formas de control, un control más distribuido. El hecho de que los estudiantes dominen perfectamente la tecnología y la utilicen de forma natural en todos los aspectos de sus vidas, desafía aún más el rol del docente. Lo empuja a acercarse a estos estudiantes que viven en un mundo completamente digitalizado, factor que determina su forma de divertirse, de consumir, y hasta de conocer y aprender, y lo obliga a revisar su propuesta educativa si quiere propiciar el proceso de aprendizaje con ellos.  

Hoy es necesario reconocer que nuestras mentes, y en especial las de los niños y jóvenes, están atravesadas por entornos tecnológicos que soportan comunicaciones, relaciones, consumos culturales y entretenimientos. Cuando no hacemos este reconocimiento se genera un vacío entre los modos como nuestros alumnos conocen y pueden aprender y nuestras propuestas para favorecer que ello ocurra. (Maggio, 2012, p.22). 

La educación es un proceso de acogida al recién llegado. Sin embargo, muchas veces, en vez de reconocer al estudiante y adaptarse a su forma de comprender y explorar, el docente lo obliga a seguir su ritmo por una cuestión más ligada con la rutina instalada que por un objetivo pedagógico. 

La tecnología brinda la oportunidad de reflexionar sobre la práctica y el rol del docente. Se instala para recordar que no es, y nunca fue, el único poseedor del conocimiento en el aula. Lo empuja a generar espacios más democráticos así como a revisar su propuesta educativa ajustándola al aquí y ahora del grupo. Solo podrá transitar este nuevo camino si rompe la barrera generacional y trata de entender la forma que los estudiantes tienen de aprender y relacionarse con la tecnología hoy día.

Referencias bibliográficas 

Johnson, L., Adams, S. y Cummins, M. (2012). Informe Horizon del NMC: Edición para la enseñanza universitaria 2012. Austin: The New Media Consortium. 

Maggio, M. (2012). Enriquecer la enseñanza: los ambientes con alta disposición tecnológica como oportunidad. Buenos Aires: Paidós 

Nicastro, S. [Educar Portal] (2015, octubre 21). Docentes y alumnos 3.0 en oficios en debate [archivo de video]. Recuperado de: www.youtube.com/ watch?v=ggPEdzqnddY

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Tecnología Educativa a cargo de la profesora Natalia Lescano en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: The following paper aims to reflect on the role of the teacher in the context of the inclusion of technology in teaching. It analyzes different forms of inclusion and the implications of this for teachers and students. The technology presents new classroom situations that require new responses by the teacher to address them. This context gives itself an opportunity to reflect on their practice, their role and pedagogical proposals. 

Key words: technological inclusion - education - classroom - teaching role 

Resumo: O seguinte escrito pretende refletir a respeito do papel do professor no contexto da inclusão da tecnologia no ensino. Analisa diferentes formas de incluí-la bem como as implicações que isto traz para professores e estudantes. A tecnologia apresenta novas situações na sala de aula que requerem novas respostas por parte do professor para poder abordá-las. Neste contexto dá-se uma oportunidade para reflexionar sobre a sua prática, o seu papel e propostas pedagógicas. 

Palavras chave: inclusão tecnológica - ensino - sala de aula - papel do professor 

(*) Luciana Romina Benedetti. Licenciada en Publicidad (Universidad Argentina de la Empresa)


¿Cómo incluir la tecnología en el aula? fue publicado de la página 60 a página62 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

ver detalle e índice del libro