Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX >
  4. Enseñar focalizándose en que el estudiante aprenda

Enseñar focalizándose en que el estudiante aprenda

Frison, Gilda

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

ISSN: 1668-1673

XXV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XVIII, Vol. 30, Febrero 2017, Buenos Aires, Argentina | 195 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El objetivo de este trabajo es destacar la importancia que representa el cambio que se le plantea a la docencia universitaria. El mismo consiste en que el eje deja de ser la enseñanza y pasa a ser el aprendizaje. Al centrarse en el aprendizaje, las características particulares de cada estudiante pasan a ser relevantes. Esta transformación representa un giro de 180 grados, un cambio radical para el ejercicio de la docencia universitaria, y un gran desafío para los docentes como así también para los estudiantes. 

Palabras clave: enseñanza – aprendizaje – educación – estudiante

Según la concepción tradicional de la docencia, en el proceso de aprendizaje intervienen el educador, quien cumple el rol de sujeto y es el que narra, los educandos, quienes cumplen el rol de objetos y son los oyentes, y los contenidos, que son retazos de la realidad seleccionados por el educador. 

Esta concepción concibe al educador y a los educandos como opuestos, lo que lleva a que no se puedan retroalimentar, a que no puedan potenciarse y salir fortalecidos ambos del proceso. Desde esta perspectiva, el educador es el que sabe, mientras que los educandos son los que no saben, el educador es el que habla, mientras que los educandos son los que escuchan, el educador es el que selecciona los contenidos, mientras que los educandos simplemente se acomodan a estos, el educador es quien identifica la autoridad del saber con su autoridad, mientras que los educandos se adaptan a lo que determina el educador. El educador asume un rol activo, mientras que los educandos asumen un rol pasivo, el educador es el protagonista mientras que los educandos son meros actores de reparto. 

El educador dirige su narración a un estudiante medio o estudiante tipo, asumiendo que todos los estudiantes son como éste, y explica al grupo de estudiantes en general, no a cada uno de ellos. Por lo tanto, es aplicable en grandes grupos. 

La relación educador-educandos es de naturaleza narrativa, discursiva y disertadora. Como consecuencia de esto último, los educandos son llevados a la memorización mecánica de los contenidos narrados por el docente, sin establecer conexiones entre los contenidos y el contexto. Así es como pierden la libertad, ya que como plantea Eduardo Galeano “libres son quienes crean, no quienes copian, y libres son quienes piensan, no quienes obedecen. Enseñar es enseñar a dudar”. La educación y el conocimiento, en esta concepción, no son considerados como procesos de búsqueda. 

Se la llama concepción bancaria porque, según plantea Paulo Freire, la educación “se transforma en un acto de depositar en el cual los educandos son los depositarios y el educador quien deposita”. “En la visión bancaria de la educación, el saber, el conocimiento, es una donación de aquellos que se juzgan sabios a los que juzgan ignorantes”. (2003). No considera a los educandos como seres pensantes sino como vasijas que deben ser llenadas. 

Como consecuencia, los limita, los anula, los bloquea, no los deja ser. Esta concepción tradicional se pone en crisis. La nueva docencia universitaria plantea un cambio sustancial. Hasta aquí se habló de una docencia cuyo eje es la enseñanza, este nuevo planteamiento propone trasladar el eje al aprendizaje, pone la atención en los resultados alcanzados por cada estudiante. 

Bajo esta nueva concepción, ya no basta con explicar, enseñar implica además acompañar al estudiante en su proceso de aprendizaje. El aprendizaje es individual, propio de cada estudiante. Por lo tanto, la enseñanza se centra en cada estudiante. Cree en la heterogeneidad de éstos, en detrimento de la concepción del estudiante medio. Concibe a cada estudiante como un ser único. Esto conlleva a que los docentes, en esta concepción basada en el aprendizaje, deban plantear la docencia de una forma más personal, acercándose lo más posible a cada uno de los estudiantes, identificar el proceso que sigue cada uno de ellos y apoyarlos para que aprendan. Principalmente en las áreas de diseño, las clases magistrales, donde desaparece la individualidad, ceden su lugar al trabajo de seminario o taller con grupos pequeños, que tienen mayor efectividad. 

Tanto para el rol que desempeña el docente como para el que desempeñan los estudiantes, adquiere una gran importancia el significado que se le de al conocimiento, ya que como dice Perkins, “la manera como pensamos el conocimiento puede influir mucho en las formas en que enseñamos y aprendemos”. Pensar el conocimiento no como información, sino como diseño, es decir conectado a los propósitos. Esto da lugar a la comprensión y al pensamiento crítico y creativo. 

La educación se plantea, ya no como el depósito de contenidos, sino como la problematización de los hombres en sus relaciones con el mundo. Deja de ser asistencial y se torna crítica. 

Es necesario que los docentes cuenten con condiciones personales, competencias profesionales y experiencia práctica, es decir que reúnan competencias en la disciplina como así también competencias pedagógicas. No alcanza con ser un experto en la materia y saber explicar, esta nueva perspectiva le exige ser un profesional del aprendizaje. Como consecuencia de esto, la actividad de enseñar se ha convertido en un proceso realmente complejo.

La concepción bancaria, que sirve a la dominación, y la concepción problematizadora, que sirve a la liberación, se tornan antagónicas en cuanto la primera, necesariamente, mantiene la contradicción educador-educandos, mientras que la segunda realiza la superación. El diálogo es quien facilita la superposición, que hace que la relación ya no sea educador del educando ni educando del educador, sino educador-educando con educando-educador. Es decir, la concepción problematizadora abandona el verticalismo que ejerce la concepción bancaria. 

De este modo, según Paulo Freire, “el educador ya no es sólo el que educa sino aquel que, en tanto educa, es educado a través del diálogo con el educando, quien, al ser educado, también educa. Así, ambos se transforman en sujetos del proceso en que crecen juntos y en el cual los argumentos de la autoridad ya no rigen”. (2003). 

“Ahora ya nadie educa a nadie, así como tampoco nadie se educa a sí mismo, los hombres se educan en comunión, y el mundo es el mediador”. (Freire, 2003). 

Para concluir, del análisis de dos modelos muy distintos de docencia universitaria, se desprende que en la nueva concepción de la docencia universitaria, donde el foco está puesto en el aprendizaje, donde por enseñar se entiende que el estudiante aprenda, se parte de la pregunta ¿para qué? ¿Para qué se enseña? ¿Y para quién? Es decir se centra en el objetivo, que consiste en que los estudiantes aprendan. Le exige al docente resultados. No se trata simplemente de explicar temas que el docente domina sino de lograr que los estudiantes aprendan. Cada uno a su manera, según sus características. Ya no son los estudiantes quienes tienen que esforzarse por ser como ese estudiante medio a quien dirige su explicación el docente universitario en la concepción tradicional de la docencia universitaria, sino el docente, quien debe observar a cada uno de los estudiantes, identificar sus características personales, detectar el camino que cada uno sigue en su proceso de aprendizaje, y acompañarlos en este recorrido con el objetivo de que estos aprendan. Bajo esta nueva óptica, al docente se le exige resultados, que los estudiantes aprendan, y acercarse a los estudiantes en su proceso, mientras que en la concepción tradicional, los resultados, es decir que los estudiantes aprendan, era responsabilidad de los estudiantes, quienes debían adaptarse a ese alumno estándar a quien se dirigía el docente en sus clases. 

Este giro en la concepción de la docencia universitaria, implica una complejización del rol docente en pos del éxito de su labor.

Referencias bibliográficas 

Freire, P. (2003) Pedagogía del Oprimido. España: Siglo XXI. 

Perkins, D. N. (1985) Conocimiento como diseño. Colección Psicología (12). Facultad de Psicología Universidad Javeriana. Bogotá. 

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Karina Agadía en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: The objective of this paper is to highlight the importance of the change that is presented to university teaching. The same is that the axis stops being the teaching and happens to be the learning. By focusing on learning, the particular characteristics of each student become relevant. This transformation represents a 180-degree turnaround, a radical change for the exercise of university teaching, and a great challenge for teachers as well as for students. 

Key words: teaching - learning - education - student 

Resumo: O objetivo deste trabalho é destacar a importância que representa a mudança que se lhe propõe à docencia universitária. O mesmo consiste em que o eixo deixa de ser o ensino e passa a ser a aprendizagem. Ao centrar na aprendizagem, as características particulares da cada estudante passam a ser relevantes. Esta transformação representa um giro de 180 graus, uma mudança radical para o exercício da docencia universitá- ria, e um grande desafio para os professores como assim também para os estudantes. 

Palavras chave: ensino - aprendizagem - educação - estudante 

(*) Gilda Frison. Arquitecta (Universidad de Buenos Aires).


Enseñar focalizándose en que el estudiante aprenda fue publicado de la página 140 a página141 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

ver detalle e índice del libro