1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX >
  4. Realidad Educativa [Con] Ciencia para mejorar

Realidad Educativa [Con] Ciencia para mejorar

Di Pasqua, Damián [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

ISSN: 1668-1673

XXV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XVIII, Vol. 30, Febrero 2017, Buenos Aires, Argentina | 195 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

En el año 2006 se aprobó una nueva Ley de Educación que declara que la Educación es prioridad nacional y se compromete a lograr calidad para todos e igualdad educativa. La sensación de decadencia y deterioro de la educación en nuestro país es extendida y profunda. Las evaluaciones de la calidad de los aprendizajes y su tendencia en baja son evidencias contundentes de que algo de esa sensación se corresponde con la realidad. La educación argentina atraviesa una crisis en parte compartida por los sistemas educativos de América Latina y el mundo y en parte relacionada con aspectos muy particulares del contexto nacional. 

Palabras clave: Educación – calidad - igualdad educativa - crisis

Pasaron ocho años de su promulgación y, sin embargo, muchos de los 145 artículos no se cumplen satisfactoriamente. La Educación Argentina se entorna como una prioridad nacional. No es novedad, pero siempre es noticia: nuestro país enfrenta un grave déficit en materia de calidad educativa y más de la mitad de los adolescentes no accede a los saberes mínimos para una inserción social plena. El diagnóstico se desprende de la última prueba internacional PISA, que analizó en 2012 el rendimiento de los estudiantes de 15 años en asignaturas como matemática, lectura y ciencias. Según el estudio, el 53,6% de los alumnos argentinos no comprende lo que lee y cerca del 66,5% no logra resolver cálculos matemáticos de primer orden. Se ha definido que para que un alumno argentino se encuentre plenamente educado debe cumplir con la obligatoriedad de su sistema educativo, pero más de un 50% de estudiantes en Argentina no terminan la educación obligatoria necesaria según la ley. Si a este dato le sumamos que no cumplimos integralmente los 180 días mínimos de clases, ni tampoco hemos cumplido con el compromiso de invertir el 6% del PBI en educación y en forma muy lenta se ha implementado la jornada extendida que fue fijada como meta y las enormes desigualdades educativas a lo largo y ancho del país, comprobamos lo que se diagnostica.

Universidad, Estado y Sociedad, unidos con un foco en común. 

La Universidad tiene un importante rol que desempeñar en este nuevo espacio, con un sentido multicultural y plurilinguístico promoviendo una verdadera interacción. Poner los conocimientos al servicio de la búsqueda de soluciones a problemas de educación nacional, provincial y local. De esta forma, se convierten en un verdadero actor colectivo, potencialmente volcados a la difusión de la innovación y capacidad de favorecer la creación de competencias para la generación y asimilación de tecnologías y saberes significativos. 

La Educación, la Ciencia y la Tecnología son considerados ejes vertebrales para el desarrollo del país. La creación de escuelas, universidades, instituciones terciarias y laboratorios han aportado un desarrollo inclusivo en la formación de nuestros habitantes y futuros profesionales. La educación universitaria ha mantenido, en rasgos generales, un estándar en la formación pero este sentido y nivel no se ha desarrollado en los niveles iniciales ni medios. 

Nuestro país cuenta con numerosas universidades, tanto públicas como privadas, es preciso señalar como aspecto positivo la expansión de la oferta universitaria que responde a un creciente interés por cursar estudios superiores. En el período 2003-2014 las universidades nacionales pasaron de 44 a 62 y las universidades privadas de 51 a 64. Si bien algunas son nuevas otras tienen ya muchos años de vida, señalando la duplicación de la oferta académica que hace que algunas carreras sean dictadas por numerosas universidades. Se han invertido muchos fondos en la educción en los últimos años, pero todavía no se observan mejoras en los resultados. Eso indica que el problema no es exclusivamente de recursos sino que depende de la escasa relevancia social de la educación y de la falta de consideración que se tiene para con los docentes. 

A mi entender, como Profesional de la Comunicación y educador universitario, la misión de la educación es formar personas de bien, prepararlos intelectual y espiritualmente para el trayecto que han de recorrer en sus vidas. Destacar la importancia de la enseñanza de los valores, herramienta fundamental para la formación de personas y el desarrollo de futuros profesionales. No hay sistema educativo de calidad si no se tienen docentes para alcanzar la misma y si el docente no es socialmente valorado, y mientras la actividad docente no sea valorada por la totalidad de la sociedad la situación no va a cambiar.

Decidir un futuro profesional 

¿Qué profesionales son prioritarios hoy para el crecimiento de nuestro país? 

¿Qué carreras tienen más proyección a futuro? 

Las acciones en relación con la idea de que la actualización y la capacitación son indispensables en el camino de la educación, así como la búsqueda de la mejora deben ser constantes, el gusto por aprender y el encanto de pensar entre muchos y encontrar puntos en común y diferencias, también es realmente enriquecedor. La multiplicidad de ofertas en el campo académico abrió un gran espectro de oportunidades desde tan solo una década atrás, y con ello el creciente número de carreras, oficios y posibilidades de elección. El mundo ha cambiado vertiginosamente y el actual sistema de educación superior universitario en Argentina constituye un conglomerado institucional complejo y heterogéneo, conformado por más de 120 instituciones universitarias, y que en su conjunto reciben más de 1.600.000 estudiantes según datos oficiales; sin contar las cientos de instituciones de Educación Terciaria. Efectivamente, hay en el país una marcada asimetría en el cursado de carreras universitarias. El 58% de la oferta de pregrado y grado corresponde a ciencias sociales y humanas mientras que el 27% corresponde a ciencias aplicadas, el 6% a básicas y el 9% a la salud. Evidentemente, el país necesita seguir estimulando el estudio de las ciencias básicas y de la ingeniería. 

Se presentó el Informe Mundial de Innovación 2016, encabezado, en orden descendente, por Suiza, Suecia, Reino Unido, Estados Unidos y Finlandia. Los indicadores analizados para cada uno de los 128 países incluidos son la calidad de sus instituciones, el capital humano vinculado con la investigación, la infraestructura, la sofisticación del mercado y de los negocios, el conocimiento y la producción tecnológica y la producción creativa. China escaló este año a la posición 17, lo que convierte a ese país en líder entre las economías de medianos ingresos, seguido de la India. Ningún país latinoamericano está entre los primeros cuarenta. 

Y en ello hay algunas explicaciones elocuentes en el estudio de educación antes citado: Argentina y Brasil tienen un ingeniero por cada 6 mil habitantes, Chile gradúa un ingeniero por 4.500. Sin embargo, China tiene 1 por cada 2 mil habitantes, con su inmensa población, y Alemania 1 por cada 2.300 alemanes. Estos guarismos son los que nos tienen que hacer meditar. 

Si bien se han hecho grandes esfuerzos para ampliar la demanda de esas carreras, lo importante es fortalecer la formación en disciplinas científicas en la enseñanza media, hoy tan debilitada y el formar profesionales comprometidos con el desarrollo nacional, y competentes para responder a los cambios permanentes de la sociedad.

En el mercado argentino de trabajo, solo 8 carreras concentran el 78% de la demanda laboral. Son contador pú- blico, administración de empresas, sistemas, ingeniería, medicina, economía, recursos humanos y marketing (en ese orden). El relevamiento se hizo a partir de 14.382 avisos de trabajo para profesionales universitarios. Los avisos fueron recolectados durante seis meses (de junio a diciembre de 2015) a través de cuatro medios especializados en búsqueda laboral: Empleos Clarín, Zona Jobs, Jobomas y Trabajando. Del estudio se desprende que las carreras más demandadas por el mercado no coinciden del todo con las más elegidas por los jóvenes. (Publicación Clarín – Sociedad 25/02/16)

Mirando al futuro 

Es indispensable el rol de la educación en el progreso de la humanidad. La educación constituye un instrumento para progresar. El 8 de julio de 1884, bajo la presidencia de Julio Argentino Roca, se promulgó la Ley 1420 de educación común, laica, gratuita y obligatoria. La ley aprobada estableció la instrucción primaria obligatoria, gratuita y gradual. La obligatoriedad suponía la existencia de la escuela pública al alcance de todos los niños, medio para el acceso a un conjunto mínimo de conocimientos, también estipulados por ley. La Ley 1420 influyó para que la Argentina sea un líder en Amé- rica Latina en materia de educación. Este es el desafío que debemos relanzar, “educación de calidad para una sociedad más justa”, esperemos que las autoridades pasadas, presentes y venideras entiendan que el cambio necesariamente debe pasar por la revalorización de la educación y que el primer compromiso necesario es el de sostenerlo en el tiempo. El presente es adverso en muchos sentidos y prósperos en otros; hay gran potencial para transformar, para asumir el compromiso y trabajar por una educación de calidad para todos….así lograremos una sociedad mejor, una educación mejor y un país en serio. 

Abstract: A new Education Act which states that education is a national priority and is committed to achieving quality education for all and equality was adopted in 2006. The sense of decay and deterioration of education in our country is widespread and profound. Assessments of the quality of learning and its downward trend are strong evidence that some of that feeling corresponds with reality. Argentina’s education is in crisis, partly shared by the education systems of Latin America and the world and partly related to very specific aspects of the national context. 

Key words: Education - Quality - educational equality - Crisis 

Resumo: No ano 2006 aprovou-se uma nova Lei de Educação que declara que a Educação é prioridade nacional e se compromete a conseguir qualidade para todos e igualdade educativa. A sensação de decadência e deterioração da educação em nosso país é estendida e profunda. As avaliações da qualidade das aprendizagens e sua tendência em baixa são evidência contundentes de que algo dessa sensação se corresponde com a realidade. A educação argentina atravessa uma crise em parte compartilhada pelos sistemas educativos de América Latina e o mundo e em parte relacionada com aspectos muito particulares do contexto nacional. 

Palavras chave: Educação - qualidade - igualdade educacional - crise 

(*) Damián Di Pasqua. Licenciado en Relaciones Públicas (UdeMM). Postgrado en Comunicación Institucional (UBA). Formación en “Docencia Universitaria” (UBA). Profesor de la Universidad de Palermo en el Área de Comunicación Corporativa y Empresaria de la Facultad de Diseño y Comunicación.


Realidad Educativa [Con] Ciencia para mejorar fue publicado de la página 176 a página178 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

ver detalle e índice del libro