1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXI >
  4. Cuestionamientos sobre el concepto de teatralidad

Cuestionamientos sobre el concepto de teatralidad

Cárdenas, Andrea [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXI

ISSN: 1668-1673

Tercera Edición Congreso Tendencias Escénicas [Presente y futuro del Espectáculo] XXV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XVIII, Vol. 31, Agosto 2017, Buenos Aires, Argentina | 252 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

- Yanina Vidal. La violencia corrompe a la teatralidad.

- Fabián Gandini El Aparato ficción en las Artes Escénicas.

- Marta Casale. La engañosa primera persona en el teatro de Luis Cano.

- María Elena Troncoso. El teatro contemporáneo en cruce y borde: “Reflejos condicionados” con Rafael Spregelburg y Marcos López.

- Andrea Cárdenas. Cuerpos de los 80: Batato Barea en la fiesta de los disconformes.

- Magdalena De Santo. Apuntes para una lesbianización del teatro.

En esta comisión número 16 del Congreso de Tendencias Escénicas sobre Teatro Contemporáneo se abordaron exposiciones donde se cuestionó el concepto de la teatralidad a través de propuestas performáticas que irrumpen el espacio público. En muchos de los casos los límites de los lenguajes se ven borrados y el cruce de estos es la esencia de estas cuestionadoras propuestas. Formas de la teatralidad anclada en los márgenes, formas de organización y estéticas que se constituyen desde la subalternidad sexual. Propuestas muy ricas que operan con la diversificación de espacios, temáticas y espectadores.

Yanina Vidal investiga tres performances donde el cuerpo femenino aparece cuestionado biopolíticamente. En la actualidad Uruguay presenta una de las tazas de femicidios más altas de Latinoamérica.

A partir de estos últimos años comenzaron a manifestarse nuevas propuestas que irrumpen el espacio público uruguayo para hacer visible esta problemática social. La hibridación de códigos en actos públicos, a través de la lucha social y la militancia. El cuerpo de la mujer violentado es analizado desde la violencia histórica, estatal, en relación a conflictos en la historia uruguaya.

En la propuesta de la artista Cecilia Vignolo, La vida es un flujo y reflujo (2015, 2006-2041) performance que se propone repetir una vez por año hasta el 2041. Abrazando la tierra, la madre-mujer espera. La mujer silenciada que abraza la tierra, abrazando los hijos desaparecidos durante la última dictadura militar en el Uruguay. Lugar: Museo Salón Nacional María Freyre.

Ambidiestra de Anaclara Talento (Centro Municipal de exposiciones Subte, en la muestra Perfiles Políticos 2015). Desde el registro de una acción violenta sobre su propio cuerpo, mientras suena el himno nacional uruguayo, su rostro es golpeado desde la derecha y la izquierda. En la obra se visibiliza un cierto phatos que opera la división política derecha izquierda. 

La caída de las campanas, 8 de marzo 2015. Grupo de mujeres vestidas de blanco irrumpe las calles haciendo sonar las campanas, como reflexión de la vida de estas mujeres y el desprendimiento de estas cuando dejan caer las campanas. Cada vez que en los medios aparece la desafortunada noticia de la muerte de una mujer por femicidio es convocada a la acción en puntos visibles de Montevideo; a través de las redes sociales se cita a esta performance de intervención abierta.

En su ponencia Fabián Gandini plantea un lugar de fisura, desplazando la seguridad de los formatos con ciertas apoyaturas en lo académico. La hibridación en las artes escénicas y área de movimiento - danza. Plantea un lugar de exposición sin tantas capas de cuestiones intelectuales. Pensar una obra desde ese lugar que viene a interpretar ese marco de fisura. Ese lugar de corrimiento, desestabiliza al que ve. Otredad dentro de esa polaridad. Momentos distintos en la acción, juegos. La creación y obra más allá de la expectativa del éxito. Corrido del cuerpo social, hacia una flexibilización, adaptación y pliegue; todos estos conceptos dinámicos se articulan en el hacer. Cuerpo apoyado en un aparato ficción, desplaza el cuerpo objeto, en diálogo de otra manera, según Michel Serres la exposición hace a un hombre más fuerte. Defensa antes y después de la acción. El pensamiento de Serres es el producto creado por un nuevo tipo de intelectual que no sostiene ya apego alguno por las perspectivas cerradas y consistentes o las flexibles y relativas, sino que se declara abiertamente por los procesos que median entre ellas, habilitando el rompimiento de fronteras disciplinares.

En la investigación sobre el dramaturgo Luis Cano, Marta Casale propone una reflexión del texto dramático al texto de la escena. Indagando en el saber de quién habla. Este recurso discursivo está al servicio de una actividad introspectiva del personaje en el texto dramático Un canario. Un texto profundamente poético en el que se superpone en el papel a dos sujetos en un único cuerpo. Una madre habla a través del hijo mientras el hijo monta y desmonta una casa. Vínculos afectivos complejos. 

Cano muestra esa tensión entre el lenguaje y el lenguaje del cuerpo. Alejandro Ojeda aparece en la obra como un doble actor. Confundido con otros, surgen oposiciones y tensiones, diversos grados de complejidad. Aparece la noción de dialogismo, concepto teórico que explica como casi ningún otro las matrices ideológicas en el lenguaje. Polisemia. Cambio de sujeto gramatical, donde en el monólogo con otro, estoy negando al otro. Monólogo errático. Hay una voz que se apropia de un cuerpo y hay un cuerpo que deja y resiste a esa voz que la habita. El pensamiento de Foucault se ve plasmado, este sujeto “sujetado”, sometido a otro mediante el control y la dependencia, y el sujeto atado a su propia identidad por la conciencia o conocimiento de sí mismo. 

María Elena Troncoso propone la reflexión de los cruces actuales del teatro con otras artes y dentro del espacio público en la muestra Suite bolivariana que reúne obras a manera de retrospectiva del fotógrafo, artista plástico y director de cine Marcos López, en el Espacio Caloi del Ministerio de Cultura de la Nación, 2015. Suite bolivariana también es el título de una de las obras de la muestra, donde conviven el Che Guevara, Juan Domingo Perón, Evita, Simón Bolívar, Evo Morales y Hugo Chávez. Durante la inauguración de su muestra Marcos López y el actor Rafael Spregelburg plantean una performance o ensayo abierto, llamada Reflejos condicionados (al que nace barrigón es la ñudo que lo fajen), junto a algunos de los actores que participaban en la obra originaria. Ese registro en video que se filmaba en el momento de la inauguración, con aportes de los participantes formará parte de la nueva película que está rodando en la actualidad el artista, llamada Excesos, líneas de cruce y borde entre las artes visuales. En el video reportaje a Rafael Spregelburg y Marcos López se ven los personajes de la obra y sus interrelaciones a través de este ensayo abierto. El proceso creativo en site specific, “no hay conceptos sino una compulsión maníaca por expresarme, excesos… de un gaucho como Juana Azurduy, hasta el mar Caribe. Un gaucho payador. Personajes internos, no hay posibilidad de cura”. Enuncia Marcos López.

Esta docu-ficción-performance en un espacio público, propone una ¿bravuconeada en el espacio del estado? 

Andrea Cárdenas plantea la relación del artista performer Batato Barea con los nuevos espacios surgidos en la década del 80’, su posicionamiento en el campo cultural en la década en cuestión y el estado actual de su obra y legado. Este artista “faro”, en sus inicios de experimentar con la danza, sus trabajos como payaso en las plazas, estudios de actuación y el varieté, el lenguaje del clown, la incursión en la informalidad de los corsos y carnavales porteños, devienen en la formación de grupos como Los peinados Yoli, El clú del clown, Las coperas, que circularon por los más variados espacios del llamado under porteño.

El cruce de lenguajes se hace cada vez más presente en su obra. En el discurso de Batato convive una tensión de significantes entre lo ingenuo, la risa, la angustia y el dolor. Caos con reglas propias donde se destacan la precariedad de los objetos y vestimenta, la interacción verbal y física con el público a través de la espontaneidad que surge en el devenir de cada performance.

El cuerpo de Batato es un cuerpo indisciplinado y no ortodoxo, travestido y cambiante, contiene lo grotesco. Se puso las tetas como una obra más, como un sitio de investigación y libertad. El cuerpo como espacio de la existencia y como construcción de su subjetividad. 

El estado actual de la obra de Batato y su proyecto creador se ven rescatados, como una de las figuras emblemáticas de su generación, a través de muestras, ciclo de cine y video de sus obras, investigaciones y libros publicados, notas en diarios, revistas y publicaciones de videos en youtube.

Magdalena De Santo activista lesbofeminista independiente, propone un manifiesto contundente que respeta las resistencias y no busca la trascendencia; plantea ciertos tópicos del teatro en general, y el teatro contemporá- neo no es la excepción, estableciendo que es marcadamente heterosexual (concepción occidental y cristiana). Aparece una inversión del cuerpo femenino pero al revés, propone que no haya salvadoras heroicas o versiones de la típica guerrera que son como personajes de varones en cuerpos de mujeres. Ficción aislacionista. Por asimilación se las incluye en la Barbie lesbiana (inspirada en la imagen de la futbolista estadounidense Abby Wambach) o en las filas del ejército Israelí. Un teatro lesbofeminista no fetichiza identidades, apoya a las excluidas. 

El paradigma del cuerpo femenino actualmente radica en cuerpos disciplinados con una alta carga de feminización. Se plantea el lugar de la mujer en una sociedad muy machista.

Disfrutar lo que se hace más allá del reconocimiento y el éxito. Temor a que se interprete como una obra de gueto. Más cercano al teatro lesbofeminista, este tipo de propuestas están fuera del circuito teatral del stablisment. La idea es de un teatro precario porque uno hace con lo que se tiene.

Actualmente se está presentando Inundación, escrita y dirigida por Magdalena De Santos, en el marco del Proyecto Familia, ciclo curado por Maruja Bustamante en Centro Cultural Ricardo Rojas. 


Cuestionamientos sobre el concepto de teatralidad fue publicado de la página 40 a página42 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXI

ver detalle e índice del libro