Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXII >
  4. Filosofía: Un espacio abierto a la vida cotidiana

Filosofía: Un espacio abierto a la vida cotidiana

Calmes, Raúl Ademundo

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXII

ISSN: 1668-1673

IV Congreso de Creatividad, Diseño y Comunicación para Profesores y Autoridades de Nivel Medio. `Interfaces Palermo´

Año XVIII, Vol. 32, Noviembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 211 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Plantea la necesidad de acercar la teoría filosófica a la práctica docente, de apasionarse con la propia tarea. Se debe transmitir a través del ejemplo el amor a la sabiduría y a la búsqueda de verdades. Propone dar lugar al diálogo y establecer desde allí una definición, pues como disciplina inseparable de las situaciones concretas. Desde allí abordar su historia y sus conceptos etimológicos. 

Se expone una mirada reflexiva donde filosofar es conquistar el sabere. Dicha búsqueda de sentido llevará toda la existencia.

Palabras clave: filosofía – espacio – vida – diálogo – sabiduría – ejemplo 


Hace varios años atrás se organizó con los alumnos de quinto año, en la cátedra de filosofía, una encuesta para aplicar en distintos lugares de la ciudad: entidades comerciales, vía pública y en la misma escuela donde se realizó el trabajo. 

La profesora Analía C. de B., responsable de la asignatura Física les dio la siguiente definición: La filosofía es el arte de decir pavadas con palabras difíciles. Es cierto que el común de los mortales había dado las respuestas más variadas o disparatadas acerca del quehacer filosó- fico. Pero lo que nunca se esperaban es que una docente de la casa les largara semejante afirmación. 

Según P. Angel Strada (2002) en Vivir la esperanza en tiempos difíciles: 

Saber reaccionar a tiempo y con vigor es una condición para nuevos tiempos. El escepticismo y el desencanto deben ser reemplazados por la voluntad de búsqueda de soluciones posibles y deseables. Toda crisis no conduce fatalmente a la ruina, sino que es un desafío y puede transformarse en el comienzo de algo nuevo. Esto implica un decidido rechazo a la resignación pasiva, a la amargura interior y al resentimiento con uno mismo y con los demás. Todo esto nos anestesia y nos impide percibir los muchos signos positivos en el tiempo personal y social. (Strada, 2002)

En honor a la verdad se les dijo que la señora “no había descubierto el agujero del mate”. El menosprecio hacia la filosofía viene desde la generación del ’80, pensadores antifilosóficos, antimetafísicos, antirreligiosos, entre los que podemos mencionar a Juan Bautista Alberdi –inspirador de nuestra Constitución Nacional. En sus escritos, con lenguaje emotivo, afirmaba: “Habría que prenderle fuego a las Universidades de Córdoba, a sus bibliotecas, a sus imprentas. Igualmente a todas las Universidades del Norte y del Alto Perú. (1)” Justamente por el fuerte fundamento humanista y filosófico de estos destacadísimos Centros de Estudio. 

Hace veinte años atrás la profesora Boz de Zuzek,(2) de la ciudad de Lincoln, en la provincia de Buenos Aires, a partir de un trabajo de investigación demuestra que en la Argentina, en las carreras humanísticas de nuestras Universidades, la formación filosófica alcanza escasamente a un 2% o 3% de los planes de estudio. 

Pero como dice José Ortega y Gasset, “la filosofía no necesita que alguien la defienda”. (3) 

Sí es cierto que los docentes que dictan esta asignatura deben apasionarse con ella para entusiasmar y contagiar a adolescentes y jóvenes el amor a la sabiduría y a la búsqueda de las verdades esenciales. 

Ser profesor de filosofía supone trabajar con energía, fuerza, con buen humor, pues el gesto de agotamiento y cansancio –aún de aburrimiento; la solemnidad, la distancia, estiramiento, hacen inútil la tarea. 

Somos un espejo donde otros se reflejan, por eso debemos tener originalidad en el dictado de la materia, darle lugar al diálogo, a la ocurrencia, al chiste, al refrán popular. Todas simples estrategias que dan muy buenos resultados, porque todas estas actitudes se le contagian al joven. 

A modo de ejemplo, he dado filosofía los lunes a las 7.45 hs. Durante el invierno, cuando aún la oscuridad y el frío aplacaba los ánimos, a los quince minutos de iniciada la hora, los chicos ya estaban enganchados, trabajando, produciendo y en el horario de 13.15 hs. Plenus venter non student libenter” “Un estómago lleno no le gusta estudiar” (4) 

Resulta propicio motivar, incentivar a los alumnos, con canciones de Eladia Blázquez, Alberto Cortez. Previamente se les entrega guías de estudio, debidamente explicadas. A partir de las canciones se toma el marco teórico de lo que se está estudiando. Luego se propone leer la realidad confrontando las letras de las canciones con editoriales periodísticos y noticias de actualidad. Según lo expresado por Manuel García Morente (Lecciones Preliminares de Filosofía, 1980) La filosofía es, por de pronto, algo que el hombre hace, que el hombre ha hecho. Lo primero que debemos intentar, pues, es definir ese “hacer” que llamamos filosofía. Deberemos por lo menos dar un concepto general de la filosofía y quizá fuese la incumbencia de esta lección primera la de explicar y exponer qué es la filosofía. Pero esto es imposible. Es absolutamente imposible decir de antemano qué es la filosofía. No se puede definir la filosofía antes de hacerla (…) 

Solo sabrán ustedes qué es filosofía cuando sean realmente filósofos. Esto quiere decir que la filosofía, más que ninguna otra disciplina, necesita ser vivida. Necesitamos tener de ella una vivencia.” (5) 

Desde el primer momento se deja aclarado que no se puede estudiar filosofía sin hacer filosofía, sin filosofar. Se enfatiza que no interesa cuantos temas veamos. Sí, en cambio, es muy importante que al cabo del año adquieran pensamiento propio, pensamiento autónomo, pensamiento crítico; pues la filosofía no es un vademé- cum, con verdades cerradas, rígidas. Que será importante que piensen, opinen, disientan, aún, entre ellos y con el profesor. Que sepan argumentar y defender sus puntos de vista, criterios.

Definición de filosofía 

Resulta muy útil para los alumnos trabajar con la etimología de las palabras. Tanto los jóvenes que cursan como los exalumnos que están en la Universidad han señalado que les resulta sumamente aclaratorio. 

Partiendo de la misma palabra: filosofía, amor a la sabiduría se trabaja extensamente el concepto de que amor, justamente no significa posesión definitiva, sino conquista continua, esforzada, permanente. Eso será el filosofar; llevará toda la vida. 

Con respecto al término sabiduría, del latín: sapere -degustar, paladear, descubrir el sentido. Según la cátedra, no se trata de acumulación de datos y conocimientos. Sabiduría no es información. Y en esa búsqueda del sentido se relaciona con los principios de la logoterapia de Viktor Frankl (1997), (6) fundador de la tercera escuela psicológica de Viena que afirma que la motivación profunda de la conducta humana está, precisamente, “en la búsqueda de sentido”. No es un dato menor que Viktor Frankl sobrevivió a seis campos de concentración. 

La tarea filosófica será llegar al sentido profundo de nuestra existencia cuando nos preguntamos: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? ¿Por qué hay algo y no más bien nada? ¿Para qué vivimos si nos tenemos que morir? entre otros.

Los Tipos de Saberes 

En la búsqueda de la verdad se puede proceder desde el conocimiento vulgar, científico o filosófico. Se desarrollaba extensamente las características de cada uno. Durante el año, en los trabajos de análisis y en las discusiones, es importante plantearse desde cuál de esos saberes se argumentaba.

Falacias Formales 

Resultan ser una herramienta útil para revisar el propio pensamiento y razonar rigurosamente. Es práctico y divertido descubrir las falacias en textos periodísticos, en los discursos de los políticos, en los debates parlamentarios, en la comunicación diaria. A los alumnos les resulta apropiado emplear las denominaciones latinas. Se sienten importantes pudiendo decir “cometiste la falacia ad hominem ofensivo” – “non causa pro causa” – “ad populum” – “ad verecundiam”, entre otras.

Breve historia de la filosofía 

Cuando se ve a los Sofistas, los jóvenes inmediatamente lo relacionan con personas o personajes, actores, actrices, políticos actuales. 

Se sigue estudiando a los filósofos cosmólogos. A continuación se entra en un comienzo sin final, los filósofos metafísicos. Cuando se llega a Sócrates y su lema: “Conócete a ti mismo”, y el alcance de este axioma se lo relaciona con el pensamiento de Mariano Moreno y su afirmación: 

“Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos, sin destruir la tiranía (7)”. (Historia de la educación argentina – Manuel H. Solari – Edit. Paidós, 2006, p 133).

Inmediatamente los jóvenes sacan la conclusión: entonces, con sus más y sus menos, eso es lo que nos ha pasado en nuestra Patria.

Antropología Filosófica 

No existen inconvenientes para dar ningún tema, pero no cabe duda de que el que más los atrapa y al que se le dedica más tiempo es a la Antropología. A la pregunta: ¿Qué es el hombre? se proponen un abanico de respuestas, desde el espiritualismo exagerado de Platón a concepciones materialistas, mecanicistas, biologicistas, positivistas. Se les brinda la consigna: cada cual toma, se identifica con aquella postura que, por su personalidad, educación, medio en el que se mueve, le parece adecuada. 

La respuesta desarrollada extensamente en el aula es la del “substancialismo espiritualista moderado”. Una visión integral del hombre como ser bio-psico-social y espiritual. 

Como todos los temas, éste especialmente, es abordado desde el contexto de la vida diaria: a) La educación, en la historia de la humanidad y actualmente. b) El mundo del trabajo y la cuestión actual de la precarización laboral y el desempleo. c) La dignidad de la persona y los Derechos Humanos. d) El campo de la política y la Democracia. 

Según lo explica Alberto Caturrelli (1977) en su libro La Filosofía:

Así como la filosofía y la vida concreta son inseparables, y aun cuando se niega a la filosofía, inconsciente e implícitamente se filosofa, así también no existe una filosofía viva y auténtica que sea inactual. Y la razón es muy simple: el acto de filosofar es inseparable de la situación concreta, en la cual existe el filósofo, y por eso asume desde adentro todos los problemas de semejante situación. Seria sencillamente, absurdo e imposible pretender filosofar, pensar, haciendo abstracción de nuestra actual situación concreta. (Caturelli, 1977, p. 31) 

Resulta muy esclarecedor, distendido, movilizador, ver películas como “Los Coreutas” “Soplando el viento” “Viven” y, allí, reconocer el poder transformador de la educación, de la estética, del arte – puntualmente de la música – desde la dimensión espiritual del hombre. Antes de ver las películas se les entrega una guía para direccionar a qué escenas, diálogos claves, prestar particular atención e identificar conceptos que se están trabajando para luego elaborar un trabajo y emitir un juicio de valor con fundamento. 

La Ética se desarrolla como tema transversal a lo largo de todo el año y de todos los contenidos. 

Así mismo, en la labor docente, se considera significativa la presentación personal, caminar todo el tiempo por el aula para estar físicamente próximo, cerca de los adolescentes, hablar con cada uno mirándolos a los ojos de sus cosas y aún, si a alguien se lo ve triste, inquieto, malhumorado; demostrarle sencillamente, sin retórica, que se está dispuesto a ayudarlo. Como lecturas complementarias de reflexión, análisis y aplicación a la propia vida, se trabaja con el libro de Antoine de Saint-Exupéry: “El Principito”(9), también con el de Ortega y Gasset: (9) “La Rebelión de la Masas”. Es trascendente, como docente en general, y como profesor de filosofía en particular, ser coherente. Si uno les ha dicho que la persona es muy valiosa, hay que demostrárselos constantemente. Pero también en circunstancias especiales, así, antes de las vacaciones de invierno o el día del estudiante o a fin de año, se les entrega tarjetones con una poesía de Hamlet, Lima Quintana – “Gente” (10)

“Gente

Hay gente que con solo decir una palabra

enciende la ilusión y los rosales;

que con solo sonreír entre los ojos,

nos hacen recorrer toda la magia.

Hay gente que con solo dar la mano,

rompe la soledad, pone la mesa

sirve el puchero, coloca guirnaldas;

que con solo empuñar una guitarra,

hace una sinfonía de entrecasa.

Hay gente que con solo abrir la boca

llega hasta los límites del alma

hace cantar el vino en las tinajas

y se queda, después como si nada.

Y uno se va de novio con la vida,

desterrando una muerte solitaria

pues sabe que a la vuelta de la esquina,

hay gente así, tan necesaria.”

Y finalmente se les dice: “Esto son – Han sido – Ustedes para mi.” ¡Muchas Gracias!

Generalmente los chicos y yo, su maestro, emocionados, terminamos llorando.

… ¿qué hace bello el gesto? Lo embellece la “entrega”, el amor brindado sin retaceos. Es lo invisible del gesto, lo que está más allá de lo que se ve lo que lo embellece, aquello a lo que nunca podrá llegar un hombre sin sentido de trascendencia, sin fe, sin Dios. Dios ha puesto a nuestro lado los pasos de mucha gente que camina junto a nosotros, y ante los cuales o nos desentendemos, “seguimos de largo”, o nos hacemos cargo, “cuidamos los pies de la esperanza (Rossi, Ángel, & Fares, 2010, p. 18) (11)

Referencias bibliográficas 

Canturelli, A. (1977). “La Filosofìa”. Madrid: Gredos. 

Caturelli, A. (1977). “la Filosofía”. Madrid: Gedos. 

Conversación. (s.f.). 

Frankl, V. (1997). “La búsqueda de sentido”. Barcelona: Herder. 

García Morente, M. (1980). “Lecciones Preliminares de Filosofía”. México: Parrúa. 

Gasset, O. y. (1997). “La Rebelión de las Masas”. Bs. As.: Colección Austral. 

Quintana, L. (s.f.). Gente. Cancionero. 

Rossi, Ángel, & Fares, D. (2010). “El secreto de la belleza- La entrega de sus testigos. Bs As: Editorial Bonnun. 

Saint-Exupéry, A. d. (1989). “El principito”. Bs As: Planeta. 

Solari, M. (2002). “Historia de la Educación Argentina”. Buenos Aires: Paidós. 

Solari, M. (Bs As). “Historia de la Educación Argentina”. Argentina: Paidós. 

Strada, A. (2002). “Vivir la esperanza en tiempos difíciles”. Centro pedagógica José Kentenich: Cuadernos pedagógicos.

Notas 

Caturelli, A. (1977). “La Filosofía”. Madrid: Gedos. 

Conversación. (s.f.). 

Frankl, V. (1997). “La búsqueda de sentido”. Barcelona: Herder. 

García Morente, M. (1980). “Lecciones Preliminares de Filosofía”. México: Parrúa. 

Gasset, O. y. (1997). “La Rebelión de las Masas”. Bs. As.: Colección Austral. 

Quintana, L. (s.f.). Gente. Cancionero. 

Rossi, Ángel, & Fares, D. (2010). “El secreto de la belleza- La entrega de sus testigos. Bs. As.: Editorial Bonnun. 

Saint-Exupéry, A. d. (1989). “El principito”. Bs As: Planeta. 

Solari, M. (2002). “Historia de la Educación Argentina”. Buenos Aires: Paidós. 

Solari, M. (Bs As). “Historia de la Educación Argentina”. Argentina: Paidós. 

Strada, A. (2002). “Vivir la esperanza en tiempos difíciles”. Centro pedagógica José Kentenich: Cuadernos pedagógicos.


Abstract: It raises the need to bring philosophical theory closer to teaching practice, to become passionate about one’s own task. The love of wisdom and the search for truths must be transmitted through example. It proposes to give place to the dialogue and to establish from there a definition, as a discipline inseparable from the concrete situations. From there approach its history and its etymological concepts. 

It exposes a reflexive look where to philosophize is to conquer the knowledge. This search of meaning will carry the whole existence

Keywords: philosophy - space - life - dialogue - wisdom - illustration

Resumo: Propõe a necessidade de acercar a teoria filosófica à prática docente, de apaixonarse com a própria tarefa. Deve-se transmitir através do exemplo o amor à sabedoria e à busca de verdades. Propõe dar lugar ao diálogo e estabelecer desde ali uma definição, pois como disciplina inseparável das situações concretas. Desde ali abordar sua história e seus conceitos etimológicos. 

Expõe-se uma mirada reflexiva onde filosofar é conquistar o sabere. Dita busca de sentido levará toda a existência.

Palavras chave: filosofia - espaço - vida - diálogo - sabedoria - exemplo


Raúl Ademundo Calmes. Profesor de Nivel Elemental (Universidad Nacional de La Plata). Profesor de Nivel Medio y Superior (Universidad Nacional de La Plata). Rector- Fundador del Instituto Nuestra Señora de Luján, General Pico, La Pampa.


Filosofía: Un espacio abierto a la vida cotidiana fue publicado de la página 54 a página57 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXII

ver detalle e índice del libro