Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº134 >
  4. Proyecto de Graduación y el vínculo académico profesional

Proyecto de Graduación y el vínculo académico profesional

Stortoni, Martín [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Escritos en la Facultad Nº134

Escritos en la Facultad Nº134

ISSN: 1669-2306

Calidad del Programa de Graduación (Innovación, Contribución disciplinar, Integración, Evaluación) Jornada Académica 18 de octubre de 2017 - Edición I

Año XIII, Vol. 134, Octubre 2017, Buenos Aires, Argentina | 82 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

La actualidad de los Proyectos de Graduación (PG), requieren incorporar nuevos aportes. En primera instancia, la temática a considerar en este escrito, se inscribe en el eje innovación, sin dejar de hacer referencia al concepto de integración. Luego, a partir de una mirada sistémica de la realidad por la cual atraviesan los estudiantes en la actualidad, permite que la misma sea cuestionada y así, formular una propuesta con el fin de contemplar el acontecer cotidiano de la asignatura Seminario de Integración II y las materias afines. Por ello, en este contexto, se presenta este artículo, el cual se encuentra alineado a tres instancias vinculadas entre sí: estudiantes, docentes y profesionales en ejercicio de cada profesión involucrada a las carreras de la Facultad de Diseño y Comunicación. Al respecto y con el objetivo de recortar el mismo, se subscribe en las Licenciaturas de Publicidad, Arte y Creatividad. 

Desarrollo 
Es sabido que el Proyecto de Graduación (PG), debe generar un aporte singular al campo disciplinar de cada carrera. El mismo, se encuentra basado a partir de generar nuevas instancias de aprendizaje, que permitan redescubrir el potencial de los estudiantes en el proceso de creación sus producciones. Para ello, el punto de partida se encuentra basado en las problemáticas visualizadas a través de la experiencia de ejercer como docente en Seminario II. Asignatura que se compromete con la producción académica de los estudiantes en su última etapa de formación como licenciados. 
Por lo tanto, se cree oportuno hacer énfasis en el desarrollo de dicha instancia, puesto que es la materia en donde cada alumno deposita en forma particular, sus propias conductas emocionales. Ante esto, es necesario convenir que es la asignatura que los acerca a la culminación de un proceso de estudio y que por dicha razón se genera un clima generalizado de incertidumbre. Por la simple razón de estar cursando la materia que le dará acceso a una nueva etapa de su vida. Que si bien es cierto, hay estudiantes que ya trabajan, y en ocasiones pertenecen al ámbito profesional, el título de grado les genera un cambio. Ante ello, es prácticamente normal, que las emociones, producto de sus propios deseos, les genere un potencial miedo al cambio. 
Asimismo, es posible observar cómo a través del proceso de elaboración del PG, aquello que en principio les genera frustración, finaliza con la satisfacción de haber alcanzado ese objetivo tan deseado. Sin embargo, entre estos dos polos contradictorios, la necesidad es el motor que conduce de un estado de ánimo negativo y disfuncional a uno positivo y funcional. Ante esta apreciación, es en este período donde comienza a instalarse el rol docente y la intervención académica desde un liderazgo asumido en función a las problemáticas instaladas en el aula. Es importante que se tenga en cuenta que cada estudiante, posee diferentes actitudes frente al trabajo a realizar, y por ello la complejidad juega un rol activo en la relación con los mismos. Asimismo, por experiencias que cada docente posee en el aula, establece dinámicas diferentes ante estas situaciones, e incluso se manifiestan opiniones distintas en relación a cómo afrontar dichos problemas. Lo cierto que el estudiante necesita y requiere de este rol y lo demanda a través de diferentes conductas emocionales. En ocasiones, el enojo es el más frecuente, producto de la negación por aceptar que es un proceso complejo, y que requiere de tiempo y esfuerzo. Es para considerar que el miedo es otro factor camuflado en este estado de ánimo. Los estudiantes transitan por una etapa de definiciones contradictorias. Por un lado, la ansiedad producto de finalizar sus estudios, y por el otro la manifestación del miedo de dejar de pertenecer a quien los ha cobijado por tantos años. La propia institución con todos y cada uno de sus miembros, incluso sus propios compañeros. Vale aclarar, que es un factor que es observado en cada una de las cursadas, por un considerable tiempo, y por lo tanto la conducta se encuentra estereotipada y sea demostrada a partir de la negación por culminar sus estudios. 
Lejos, este escrito trata de introducir conceptos y definiciones psicológicas al respecto. Solamente se trata de poner en palabras aquellas situaciones por las cuales los estudiantes atraviesan y que por consiguiente se traslada a sus producciones académicas. 
Ante esto, es necesario abrir un espacio para el debate, con la inquietud de presentar propuestas quizás innovadoras, o tal vez facilitadoras de una etapa de aprendizaje que debería producir sentimientos de satisfacción y no de frustración. Y para ello, se debería recapacitar acerca de las causas, y no sobre las consecuencias. 
Lo ciertamente real es que los alumnos requieren de profesores que los motiven, y que además, requieren que les puedan asegurar con la mayor certeza, la seguridad que sus producciones se encuentran con posibilidades de ser aprobadas. Cuestión que es imposible, puesto que dominaría el facilismo ante la superación de logros propios en esta instancia de aprendizaje. Sin embargo es posible considerar ciertas pautas para establecer dinámicas evolutivas que permitan bajar el caudal de ansiedad durante esta instancia. Es decir, poner énfasis sobre las causas y no sobre las consecuencias. 
Ante estas consideraciones, sería interesante conformar un comité pre-evaluador en la instancia de previa a la entrega de sus trabajos. Para ello, sería oportuno crear un espacio académico que pueda reunir a referentes de carreras junto a docentes metodológicos. Sería por única vez, por estudiante, y la revisión le otorgaría al estudiante cierta tranquilidad. Lo importante aquí es comprender que no sería una corrección, sino una observación con mayor profundidad. En este contexto es necesario recordar que los alumnos solicitan a profesores referentes, para la última revisión. Y ante ello, en ocasiones, lo hacen en horarios de recreo. En definitiva sería especificar un espacio de pre-evaluación, con días y horarios establecidos. Otra posibilidad al respecto, pero ya entrando en un terreno innovador, sería brindar a los estudiantes, la posibilidad de tener acceso a un eventual listado de profesionales del sector. Como ejemplo, para las carreras de Publicidad, Arte y Creatividad, la Universidad, como es sabido, ha desarrollado una alianza con la Asociación Argentina de Publicidad. Ante esta oportunidad, se establecería un puente con las Agencias y los profesionales que trabajan en cada departamento. Puesto que las consultas por temáticas reales en función con la profesión, lograría instalar nuevos campos de investigación, análisis, reflexión y desarrollo de proyectos, a partir de construcciones reales, que se convertirán en proyectos innovadores y a la vez con una alta dosis de tendencia hacia lo nuevo. Asimismo modificaría los temas seleccionados por los estudiantes en la primera etapa del PG, que tanto preocupa, y que a la vez, hace a la reiteración de temas abordados. Es decir, si el campo profesional cambia a diario, también deben ser modificadas las instancias de abordaje a las problemáticas reales que involucran a las carreras. Puesto que son numerosos los nuevos conceptos que se instalan hoy, en el campo profesional. Pues bien, la propuesta entonces será la de consultar a profesionales en ejercicio, acerca de las tendencias en el mercado de actuación que hacen a preguntarse sobre la posibilidad de ser incluidas a modo de investigación y así dar respuesta al sector del mercado mismo, que la carrera pertenece. De esta forma, se logrará que los PG posean calidad académica - profesional en relación con aspectos de investigación en la realidad actual. Otra fuente de consulta y pre- evaluación y de la que en la actualidad de las cátedras no se tiene en cuenta, son nuestros estudiantes egresados que se encuentran trabajando en la profesión, para lo cual se debería construir una base de datos, de consultores externos. Como así también incluso, no dejar de ser considerados los auxiliares de cátedras, que hayan cumplimentado los requerimientos de la Facultad de Diseño y Comunicación. 
Ante lo anteriormente expuesto, es sabido de la existencia del valor que representa la confianza, que los estudiantes depositan en los docentes referentes de cada carrera. Y en función a ello, y para considerar otra posibilidad, se debería reflexionar acerca del rol que ocupan las asignaturas troncales de los cuartos años. Por ello, se sugiere pensar una estrategia que permita lograr establecer vínculos institucionales entre docentes y estudiantes durante el desarrollo del PG. Particularmente se presenta lo implementado por el autor de este escrito. Las asignaturas troncales de cuarto año de la carrera de publicidad que dicta, se relacionan directamente con los proyectos que los estudiantes, desarrollan en su PG. Es decir, cada una de las asignaturas nutre de contenido teórico y práctico, que es referenciado al Proyecto de Graduación. Vale aclarar, que esto ocurre en todas y cada una de las categorías del PG. Esto permite una permanente y sólida retroalimentación de saberes entre cátedras. A través de esta instancia, la presencia de tutorías, se re - construyen como materias. Es decir, son las asignaturas troncales las que asumen el rol. En la práctica, ha beneficiado a los alumnos. Y si a esta instancia se le suma el anterior vínculo profesional, daría como resultado, no solamente crecer y consolidar los PG, sino por consecuencia, lo mismo ocurriría con las materias troncales. Proporcionando un beneficio considerable a las carreras. 
Respecto a otra posibilidad innovadora de relación con docentes, es de considerarse la posibilidad de lograr construir un espacio de presentación de los Proyectos de Graduación, ante el equipo docente de evaluación. Con esta propuesta, se bajaría de forma considerable, las ansiedades que despierta en los estudiantes, la entrega del PG en instancias finales. Es decir, estipular una semana de pre-consulta o de precorrección, en forma directa con el equipo de evaluación, quienes son los responsables de la aprobación o no, del 100 %. En la actualidad, este equipo, es visto como enigmático por parte de los estudiantes. No saben los estudiantes quienes son, y tampoco tienen acceso alguno a quienes lo conforman. Esto, se transforma en una fantasía considerable, donde el miedo se apodera de los alumnos, estableciendo un clima de (in) seguridad, que se transfiere a los estudiantes del ciclo superior, próximos a cursar las asignaturas correspondientes al PG. Constituir una nueva instancia al respecto, lograría estabilizar las emociones de los próximos a graduarse, como de los estudiantes del cuarto año de cada carrera. De no ser posible, se sugiere la presencia de los mismos en los foros de pre-evaluación. Donde los alumnos recibirán señalamientos y sugerencias respecto a la presentación del PG, no solamente en instancias de final de cursada, sino con perspectivas a futuro, de la entrega de 100 %. 
Lo cierto, que más allá de las propuestas formuladas por quien desarrolla este escrito, la alta tasa de visibilidad que poseen los PG ya entregados y aprobados, son ciertamente un estímulo para los estudiantes próximos a graduarse. Lo mismo ocurre con los eventos que se realizan de entregas de certificados, y de los escritos que la Facultad de Diseño y Comunicación produce. Esta diferenciación convertida en valor absoluto que posee el área Proyecto de Graduación, no es tomada en cuenta por parte de los estudiantes de las carreras, hasta que logran recibirse. La propuesta sería, de ser posible, consolidar y desarrollar con mayor énfasis, mediante campañas de comunicación en las redes sociales, la visibilidad que merecen estas acciones. Se lograría con ello, que el eje de atención de los próximos alumnos a cursar las materias que responden al Proyecto de Graduación, se centralice en los logros obtenidos. Que logren visualizar el objetivo final con mayor claridad. Y que la motivación, comience por la consecuencia de haber aprobado con éxito sus PG. De esta forma se disminuye la fantasía de pensar en imposibilidades. 

Conclusiones 
Las propuestas señaladas, atraviesan las problemáticas actuales de los estudiantes que cursan específicamente Seminario II, sin embargo se ha observado que lo mismo ocurre con Seminario I, y aquellas respectivas al Proyecto de Graduación. Se ha desarrollado al respecto, la necesidad de establecer ciertas modificaciones en función a lograr innovar y a la vez integrar, a las asignaturas que componen los cuartos años de todas las carreras, como también la integración de alumnos, docentes y profesionales en ejercicio de su profesión. Las posibilidades son variadas, y a la vez complementarias. La finalidad es jerarquizar los procesos y a la producción de los estudiantes. Acompañar al cambio que se produce y reproduce permanentemente en los mercados de actuación de los egresados, requiere de pensamientos flexibles y adaptados a la realidad. Así lo propone la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo. Y es por ese motivo que se han puesto de manifiesto los problemas visualizados en el acontecer diario del aula y de las asignaturas de cuarto año, en esta ocasión, por la propia experiencia con los estudiantes pertenecientes a las carreras de Publicidad, Arte y Creatividad. Es de considerar que el Proyecto de Graduación podrá instalarse de esta forma, como incentivo para los estudiantes en relación con la posibilidad que el mismo resulte de interés, para el desarrollo profesional de la disciplina, a modo de aporte académico. 


Proyecto de Graduación y el vínculo académico profesional fue publicado de la página 59 a página61 en Escritos en la Facultad Nº134

ver detalle e índice del libro