Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº134 >
  4. La innovación: Estrategias y procesos para la reflexión y la práctica en el diseño

La innovación: Estrategias y procesos para la reflexión y la práctica en el diseño

Zapata Urán, Claudia [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Escritos en la Facultad Nº134

Escritos en la Facultad Nº134

ISSN: 1669-2306

Calidad del Programa de Graduación (Innovación, Contribución disciplinar, Integración, Evaluación) Jornada Académica 18 de octubre de 2017 - Edición I

Año XIII, Vol. 134, Octubre 2017, Buenos Aires, Argentina | 82 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

Estimular, incentivar y evaluar la calidad académica en la actualidad, no es una tarea sencilla, nunca lo fue; y más aún, si se tienen en cuenta los procesos de la transformación social, donde en los últimos años, la globalización se postula como el cuadro laboral y comunicacional que rige todos los ámbitos. Sus efectos en la educación dan cuenta sobre la socialización del conocimiento integral, ese, donde los contenidos no tienen fronteras y donde los influjos de ciertas disciplinas difuminan los contornos de otras; así, la artística, la arquitectura, lo industrial, la gráfica, y el interiorismo, por ejemplo, se mezclan entre sí, revelando lo pluridisciplinar que caracteriza al diseño actual. 
La sociedad presenta infinitos procesos de cambios que indubitablemente han interferido en la educación, a tales efectos, se debe considerar a la creatividad y a la innovación, como ejes centrales en los procesos de transformaciones, ya que los mismos se constituyen por el cambio, y el último, por el desarrollo permanente y cotidiano. 
La innovación es un concepto complejo de abordar, al considerarse la actualidad y el curso del tiempo acelerado de los individuos, donde nada parece ser suficiente y donde todo es temporal y consecuentemente sustituido por la versión más reciente, priorizando muchas veces el slogan de moda, más que los contenidos propios de la innovación. 
Respecto de la inconformidad, en la construcción de espacios por ejemplo, la actualidad sugiere cada vez, ambientes más flexibles, más acordes al individuo de hoy, y teniendo en cuenta la velocidad del uso y el desuso de elementos en general, igualmente, es cada vez más difícil encontrar algo útil y realmente novedoso, que además de aportar transformación en el Diseño, comprenda las necesidades del usuario, la estética y lo último en desarrollos tecnológicos. 
Es por esto, que este artículo inscripto en la línea temática: Innovación, intenta perfilar algunas tácticas, a fin de fomentar la investigación y la incorporación de tópicos innovadores en Proyectos de Grado, confeccionados por aquellos que se forman en las áreas de Diseño, particularmente en la de interiores. Las estrategias intentan principalmente, impulsar habilidades sobre la interacción, la argumentación propia, la producción y la imaginación, entre otros. Igualmente, se distinguen por su inclinación hacia el desarrollo de lo emocional y con ello, las actitudes, la intuición y la persistencia. Están dirigidas a estudiantes y docentes, ya que la enseñanza actual, se caracteriza por ser creativa, dinámica, sensible y motivadora.

Sobre los alcances de la innovación 
En este escrito se entiende por Innovación a todos los cambios que de alguna manera están dispuestos a incorporar algo diferente de lo habitual, en un contexto específico o por qué no, social; pues en cualquier ámbito en general, se ven interferencias de las novedades que proponen la ciencia, la moda y la tecnología, entre otros. 
Cualquiera que sea el caso, la Innovación siempre está perspectivada hacia cierto avance que suponga mejora o perfeccionamiento, respecto de lo existente. La misma, genera sorpresa en la sociedad por manifestar matices de originalidad, y por tratarse de algo nuevo y diferente. 
Los procesos históricos, dan cuenta de una sociedad impactada continuamente a consecuencia de los influjos de la innovación, especialmente en los campos de la ciencia y la tecnología; dentro de estos, la televisión, la aviación, y la imprenta; todos esos desarrollos fueron revolucionaros, por cambiar el modo de pensar de las personas y por enriquecerlas en numerosos sentidos. Respecto de lo novedoso en la Innovación durante el último siglo, Davila, Epstein y Shelton; sostienen:

La verdad es que no hay nada realmente nuevo sobre la innovación. Las ideas básicas no han cambiado desde hace siglos. Sin embargo, hemos adquirido más conocimientos acerca de la gestión de la innovación. Gracias al análisis de lo que ha funcionado y lo que no. (2006, pág 13)

Coincidiendo con los autores, es importante resaltar que la Innovación ha sido ampliamente estudiada y concebida desde diversos puntos de vista; en este sentido, hay quienes la señalan como el proceso de un todo y como el proceso de información. Otros, la piensan desde su esparcimiento como parte del proceso. También es ideada desde el ángulo del éxito y desde los usuarios como única fuente, o desde su direccionalidad y competitividad. Y hay otros, que la plantean bajo la perspectiva del vínculo entre la formación y el aprendizaje. Sin embargo, en todas sus apreciaciones, el común denominador se encierra en dos conceptos de suma importancia: la novedad y la aplicación; en este sentido, la idea creativa o la noción de invento, necesariamente se ve transformada en Innovación, únicamente, cuando son empleadas para responder a una necesidad puntual. Por supuesto, esa idea de aplicación, está condicionada por el cambio. 
Las trasformaciones del cambio, en efecto, tienen diversos componentes; dentro de estos, se resalta el intento por trasladar el perfeccionamiento individual a progresos globales destinados a la sociedad en general; y es por esto, que la difusión, respecto de la Innovación, resulta determinante para su correspondiente éxito. 
En los procesos de cambio se diferencian varias etapas importantes que permiten que el objeto de estudio llegue a la sociedad y que la misma, se beneficie de este. Dentro de las etapas, fundamentalmente se resalta el esparcimiento, que tiene por objetivo dar a conocer la innovación. La invención, que se trata de la idea potencial de generar beneficios. Y la Innovación, que se refiere a la aplicación de la idea, junto con las estrategias y procesos mejorados que la sociedad demanda. Sin embargo, y pese a la importancia de la difusión o el esparcimiento, la Innovación es la pieza clave, que más se tiene en cuenta en todos los procesos de cambio, está íntimamente relacionada con lo nuevo para la sociedad, así como con lo nuevo para la organización o institución que las ejecuta. Numerosos estudios investigan las tipologías de Innovación y las clasifican en dos tipos. A continuación, Carlos Gentil, da cuenta: 

Innovación incremental: Se trata de pequeños cambios dirigidos a incrementar la funcionalidad y las prestaciones de la empresa que, si bien aisladamente son poco significativas, cuando se suceden continuamente de forma acumulativa pueden constituir una base permanente de progreso. Así, se observa cómo el crecimiento y el éxito experimentado por las empresas de automoción en los últimos tiempos responde, en gran parte, a programas a largo plazo caracterizados por una sistemática y continua mejora en el diseño de productos y procesos. 
Innovación radical: Implica una ruptura con lo ya establecido. Son innovaciones que crean nuevos productos o procesos que no pueden entenderse como una evolución natural de los ya existentes. Aunque no se distribuyen uniformemente en el tiempo como las innovaciones incrementales, sí surgen con cierta frecuencia. Se trata de situaciones en las que la utilización de un principio científico nuevo provoca la ruptura real con las tecnologías anteriores, un ejemplo puede ser la máquina de vapor o el microprocesador. (2011, pág 3)

En resumen, los tipos de Innovación, a sus efectos, se caracterizan en lo incremental, que se orienta a la clasificación del grado de novedad, y en lo radical, que se ocupa de la ruptura, respecto de los procesos habituales. Pero, en sus definiciones y clasificaciones genéricas; ¿cómo se sistematiza ésta, en ámbitos más específicos? Es decir, ¿los métodos de su realización, tienen el mismo comportamiento en todas las áreas? Tomando la Innovación como objeto de estudio en el área educacional, por ejemplo; la misma se define en numerosas investigaciones, como conjuntos integradores de ideas, estrategias y procesos ordenados, con los que se intenta fomentar cambios en las experiencias educativas establecidas; en este sentido, tal definición alude nuevamente, no a una actividad, sino más bien, a un proceso relacionado con la intención de modificar la realidad, alterando pensamientos, condiciones y métodos. 
La innovación entonces, en sistemas educativos, se ajusta a procesos que propician en las diversas áreas de la institución, sea en administración, alumnos y docentes, la ambición por investigar y reflexionar. Inducir el ánimo hacia el cambio y sus procesos; desde qué perspectiva hacerlo, y qué métodos utilizar para su inserción en general, y en los alumnos, en particular, es responsabilidad de todos. 
En los procesos de formación y aprendizaje, la Innovación también se haya sujeta al cambio, y éste, igualmente posee componentes clave, que se resumen aquí en factores que tienen que ver con lo ideológico, con lo ético, con lo cognitivo y con lo afectivo, entre otros. Pues la Innovación, acude a la subjetividad de las personas y al desarrollo de su individualidad, y esto, indudablemente, es innato al evento educativo. Pero al momento de instaurar un exitoso patrón de Innovación, es necesario, por no decir, obligatorio, tener en cuenta el contexto general, en éste, se inscribe lo cultural, lo económico y lo social, entre otros. Es decir, todos los campos sociales, y en particular, los educativos, deben ser parte del nuevo diseño de Innovación, que en resumen, trabajarán en conjunto por un desarrollo competitivo ante los requerimientos del futuro. Es por ello, que bajo esta premisa, debe girar la polémica sobre los planes educativos en general, y de manera precisa, adaptarlos a la situación de la sociedad actual, promoviendo métodos que apunten a experimentaciones flexibles, facilitando así, las investigaciones abiertas, a fin de fomentar la capacidad de Innovación, no sólo en los formadores disciplinares, sino también, en los alumnos y los campos específicos en los que se forman. 
Los conceptos de Innovación y los cambios en todos los ámbitos sociales, trasladados al Diseño, adquieren forma cuando se inscriben directa y profundamente en el contexto social y la cultural, y es justamente, en el marco de este panorama, donde el Diseño debe instaurar su práctica y reflexión. Pues el diseñador actual, debe analizar en los aspectos que es competente para innovar; y eso se da, no sólo cuando domina la operativa proyectual, sino también, cuando se conoce a fondo el entorno que lo rodea.

Conclusiones y estrategias como generadores de tópicos innovadores 
La actualidad presenta infinitos mecanismos que sirven de apoyo, al momento de activar el proceso de Innovación en generaciones adultas y principalmente, en las jóvenes. Las últimas son relevantes aquí, porque precisamente encierra al cuerpo estudiantil que caracteriza las instituciones educativas de hoy. Dentro de las maneras convencionales de fomentar el anhelo por la Innovación o indagar en temáticas novedosas, se estipula la clásica de la demanda y los impulsos de la ciencia. La primera, está definida por el mercado, y la segunda, por la búsqueda de aplicaciones para algo ya existente.
Respecto de los mecanismos no convencionales en el ámbito educativo, aquí se considera de suma importancia, las estrategias creativas, estas, protagonizan al alumno, permitiéndole a la vez, bajo la orientación del docente, una construcción de conocimiento, basado en el desarrollo de destrezas que fomentan la búsqueda personal. En este sentido, De la Torre y Violant, sostienen: 

…En estos casos el alumno/a no se limita a registrar la información recibida, sino que se contrasta posteriormente en grupo. Existe pues una tercera nota que es el carácter colaborativo o compartido del conocimiento. Se aprende confrontando informaciones. El aprendizaje creativo hace referencia al conocimiento construido con la implicación activa del sujeto, desde su planificación hasta su internalización, caracterizado por la motivación intrínseca, estar centrado en el discente, carácter abierto del proceso y la autoevaluación. (2007, pág 2)

Es decir, el aprendizaje creativo tiene como fundamento, la implicancia y la apertura del alumno respecto del conocimiento, su proceso y la capacidad en cuanto a la apertura; esta definición se considera precisa para definir la situación educacional actual, ésta, que demanda con urgencia, profesionales innovadores y creativos en los distintos rubros disciplinares. Haciendo referencia puntual sobre determinadas disciplinas; en la introducción del presente artículo, se indica sobre las interferencias de algunas áreas en determinados campos, que mezclados entre sí, poco a poco desdibujan sus contornos, dando cuenta de un proceso integral innovador. 
En este sentido, y ajustándose al diseño y la arquitectura específicamente, vale la pena reflexionar sobre sus efectos, respecto de la Innovación y sobre todo, indicar las áreas en las que se puede innovar mediante una producción arquitectónica o la creación de un espacio habitable y/o experimentable. 
En la Arquitectura y el Diseño de Interiores, se puede innovar en varios aspectos, sea de forma conjunta o aislada, sea por el lenguaje del espacio en sí, o por los materiales de última tecnología que se utilizaron en su construcción, o por el nuevo uso que se hicieron de los tradicionales. Puede innovar, por el valor de sus formas y estructuras, por tener una disposición espacial distinta y salir de lo meramente funcional, o por lo fundamental, de su relación con el entorno. 
Respecto a la relación con el medio, y teniendo en cuenta el marco actual y veloz que experimenta la sociedad; aquí se piensa que cualquier producción arquitectónica, debe, por obligación, plantearse para el hoy y para el futuro, el último, está determinado por una transformación continúa y es por esto, que deberá adaptarse a un medio cambiante y proporcionar soluciones sostenibles en general, a largo plazo. De acuerdo al contexto o al entorno, De la Torre comenta:

La realidad contextual es sin duda un elemento clave por cuanto sitúa la teoría y la acción en la realidad concreta, en la pura complejidad de los hechos en los que confluyen decenas de variantes. La valoración del contexto tal vez sea el componente más sustantivo y esencial de la estrategia frente a otros conceptos mediadores como método, procedimiento, técnica… en los que predomina la secuencia encadenada. El contexto es el referente de partida, de proceso y de llegada. Podemos describir perfectamente todos los elementos anatómicos, fisiológicos y psicológicos de una persona. Pero cuando ésta actúa, lo hace como un todo que se adapta a las circunstancias. (2009, pág 10)

Por lo tanto, el contexto en la mayoría de los cuadros, se impone como eje fundamental en el diseño de estrategias y su ejecución. Es por ello, que al tratar sobre arquitectura y diseño, el contexto es uno de los objetos de estudio más analizados, pues la relación de la construcción con el contexto, debe considerar tópicos de adaptación ahora y mañana, y situar al usuario a futuro, contemplando las interacciones personales y replanteando límites espaciales que posibiliten una multifuncionalidad más adelante. 
Dentro de las tácticas o estrategias que aquí se sugieren para incentivar la búsqueda de Innovación en estudiantes en general, se destaca la incorporación continúa de tecnología en los actos de enseñanza y de aprendizaje, abordada como una herramienta que facilita la búsqueda de contenidos sin fronteras. 
Fomentar la creatividad respecto de los contenidos, tanto en alumnos y docentes, mediante materiales específicos a consultar que indiquen los tópicos menos abordados; pues un plan de temas bien analizados por profesionales especializados del rubro, le proveerá a los alumnos interés, y fomentará la búsqueda personal. El plan, además de ser flexible para permitir la acogida de nuevas temáticas a indagar, deberá ser revisado por profesionales de la disciplina periódicamente. Constituir propuestas de investigación, donde los estudiantes incorporen como eje principal de su producción, el contexto real, en tiempo y forma; e insistir que se centren en el análisis de casos reales actuales, donde detecten temas de innovación y aplicación, será un agregado motivador que dará paso a la autoevaluación y critica propia. 
Superar el individualismo e impulsar las actividades grupales, así como construir patrones colaborativos e interdisciplinares, deberán ser ambos, un camino para trasladar el conocimiento a la realidad contextual; es decir, se fomentará un vínculo estrecho, entre lo académico y el cuadro laboral actual donde los alumnos de hoy deberán incorporarse de manera positiva y efectiva.

Referencias bibliográficas 
Davila, T., Epstein, M. y Shelton, R. (2006) La innovación que sí funciona. Cómo gestionarla, medirla y obtener beneficio real de ella. Ed. Deusto: Bilbao. (Pág: 13) 
De la Torre, S. (2000) Estrategias didácticas innovadoras y creativas. Ed. Edi: Barcelona 
De la Torre S. y Violant, V. (2007) Estrategias creativas en la enseñanza universitaria. Ed. Edi: Barcelona. (Pág: 2) 
De la Torre S. (2009) La universidad que queremos. Estrategias creativas en el aula universitaria. Ed. Edi: Barcelona. (Pág: 10) 
De Vicente, P. (2002) Desarrollo profesional del docente. Ed. ICE Deusto: Bilbao 
Gentil, C. (2011) Innovación Tecnológica. Ideas básicas. Ed. Cotec: Madrid. (Pág: 3) 
Jarauata, F., King, P., Miranda, S., Cuesta, M., Manzini, E., Romero, J., Fluxa, L., et al. (2013) Cuadernos de Diseño. Diseño, innovación, empresa. Ed. Ied: Madrid 
Lugo, M. (2002) Escuelas en innovación. El desafío de hornear el pastel de cambio en la escuela del futuro. Ed. Papers: Buenos Aires 
Marín, R. y De la Torre, S. (2000) Manual de creatividad. Ed. Vicens-Vives: Barcelona 
Morin, E. (2001) Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. Ed. Paidos: Barcelona 
Pérez de Cuellar, J. (1996) Nuestra diversidad creativa. Ed. Unesco: París


La innovación: Estrategias y procesos para la reflexión y la práctica en el diseño fue publicado de la página 64 a página67 en Escritos en la Facultad Nº134

ver detalle e índice del libro