1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºI >
  4. El impacto de las nuevas tecnologías en el abordaje del diseño

El impacto de las nuevas tecnologías en el abordaje del diseño

Doldan, José María [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºI

VIII Jornadas de Reflexión Académica: "El Rol docente frente a los nuevos escenarios profesionales"

Año I, Vol. 1, Febrero 2000, Buenos Aires, Argentina | 76 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Las nuevas tecnologías de la informática, asociadas al avance de los medios de comunicación, han impactado en la sociedad y en la Universidad, produciendo cambios en la manera de escribir la información, de almacenarla y de comunicarla.

Se ha evaluado muchas veces el impacto revolucionario de la telemática: (informática + telecomunicaciones) “Cambio que influenció en nuestra cultura, tanto como lo hicieron en su momento la invención de la escritura o la creación de la imprenta: una revolución copernicana del universo de Gutenberg” (Landow, 1995).

La mayor parte de los especialistas en educación y en las nuevas tecnologías de la información, parecen estar de acuerdo en un punto, no estamos más que en el comienzo de una revolución de la educación, que en el largo plazo debería transformar las nociones mismas de enseñanza y aprendizaje.

Al cambiar el soporte de la información, cambian una serie de patrones culturales que hacen a nuestra forma de vivir, de comunicarnos, de leer, de trabajar, de interrelacionarnos.

El lápiz y el papel se han cambiado por los nuevos soportes: el teclado y la pantalla. Para producir y almacenar la información aparece formas más mediatizadas, necesitándose de un medio nuevo, la computadora, la cual asociada a las telecomunicaciones posibilita la interconexión de teléfonos, canales satelitales y ondas radiales, creando redes de ordenadores.

Jornadas de Reflexión Académica • Febrero 2000 Facultad de Diseño y Comunicación • Universidad de Palermo 26 Profesores y alumnos puede extender su mano en ese espacio virtual y acceder al contenido de un libro, o de determinado diseño en una biblioteca de un país lejano.

También nos da la posibilidad ilimitada de la libertad de expresión y representa para los investigadores y estudiosos una enorme (la más grande jamás imaginada) biblioteca.

El potencial que ofrecen las redes es inmenso: correo electrónico, transferencia de archivos, búsqueda de información, comunidades electrónicas, foros de discusión, teleconferencias, cursos virtuales. Esta oferta es cualitativa, ya que permite el acceso a nuevos dominios.

El impacto social de las tecnologías hace aparecer actitudes, desde las apocalípticas y pesimistas, hasta las que las consideran como mesiánicas. Dice Hugo Zemelman (1997) “Deducir de ellas el olvido del ser, es tan absurdo como creer que son la plenitud de los tiempos”. Y Umberto Eco (1999) señala “Las nuevas tecnologías crean siempre síndromes de hiperentusiasmo y síndromes de rechazo.

Fácilmente nos entusiasmamos con la novedad, del mismo modo, a veces es motivo de desaliento”.

Estas posturas parecen paradojales, pero estamos en una época de tal complejidad que la paradoja es parte integrante de los fenómenos.

Frente a estas posiciones extremas, el docente debe ayudar al alumno a construir contradiscursos que sean apoyaturas de contraproyectos, teniendo siempre presente que: - Las transiciones toman mucho tiempo, muchos años de cambios y acomodaciones graduales, durante los cuales prevalecen distintas practicas del recurso.

- La tecnología más otros aspectos de la humanidad no producen una lectura unívoca de la cultura. En condiciones diferentes la misma tecnología puede producir efectos diferentes, e incluso contrarios.

- Los grandes cambios que afectan la cultura y las tecnologías de la información, producen transformaciones que tienen contextos e implicaciones políticas y suponen valoraciones no necesariamente positivas, al involucrar aspectos sociales e históricos.

Valga un ejemplo: el libro electrónico no convence a los lectores. Dice el director Bob Broadwater (1999) “Lo que ocurre es que el libro en papel sigue cumpliendo su misión en forma muy eficiente’’.

Asimismo es tarea del docente darles a los espacios virtuales antes mencionados un carácter académico y ser posibilitadores del abordaje del conocimiento: espacios de discusión científica, de intercambio de información, de establecimiento de alianzas y asociaciones o simplemente proveerse de recursos aquí inexistentes.

A la vez, es el docente quien debe estar alerta a que no se produzcan brechas de efectos perversos o discriminatorios, trabajando en la equidad y en la democratización del recurso. Nos referimos concretamente a: divisiones relativas a la alfabetización tecnológica entre los que la poseen o no; desniveles en alumnos que provengan de distintos estratos sociales con diferentes accesos al recurso, o simplemente generacionales, ya que el recurso es asimilado más fácilmente por las nuevas generaciones.

El docente debe hacerse eco de Habermas en el aspecto de ser propulsores del libre intercambio de información, de favorecer las oportunidades para que todos los alumnos se comuniquen a niveles iguales, promoviendo la democratización del recurso, y tratando de que la herramienta devenga en barata, sencilla y accesible.

Todo lo antedicho compromete a los docentes a una constante actualización, ya que, frente al impacto tecnológico, han tolerado un cambio inesperado en el escenario laboral, sin una garantía de especialización planificable, sino al ritmo desigual de una especialización espontánea, en estrecha relación con las mutaciones de la tecnología.

Por otro lado, en el proceso enseñanza-aprendizaje, el alumno privilegia la función de adquisición de conocimientos, pero el docente debe privilegiar la función de transmisión de los mismos, y ser facilitador de condiciones para que se produzca el aprendizaje.

De allí que el docente debe conocer los ambientes telemáticos, para trasvasar estos nuevos paradigmas que afectan a la adquisición, el almacenamiento y la transmisión del conocimiento, es decir, “la gestión del conocimiento”, y el gerenciamiento de esta gestión.

A su vez, debe escudriñar que la asociación entre el estudiante y la computadora sea una colaboración inteligente, hacer reflexionar a los alumnos acerca de que toda colaboración exige un esfuerzo, y la colaboración intelectual entre una persona y la tecnología no puede ser una excepción.

Se piensa que una Universidad moderna debe diseñar estrategias de formación y capacitación de docentes en la “gestión” del conocimiento. Si esto no se logra, la incorporación de las nuevas tecnologías va a ser traumática y puede retardar su desarrollo o incorporarse de manera deformada y producir efectos perversos.


El impacto de las nuevas tecnologías en el abordaje del diseño fue publicado de la página 25 a página26 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºI

ver detalle e índice del libro