1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºI >
  4. El reciclaje: Diseño a partir de la poética del espacio

El reciclaje: Diseño a partir de la poética del espacio

Rodríguez Gesualdi, Alejandra

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºI

VIII Jornadas de Reflexión Académica: "El Rol docente frente a los nuevos escenarios profesionales"

Año I, Vol. 1, Febrero 2000, Buenos Aires, Argentina | 76 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

La idea de esta exposición es la de compartir con ustedes algunos de los ejes que estructuran mi trabajo en la materia reciclaje, de diseño de interiores de esta universidad.

Esta materia se encuentra en el último año de la formación de los diseñadores y, por este motivo contamos con que los alumnos poseen suficiente autonomía y responsabilidad acerca de las decisiones que van tomando en los procesos de diseño. Esta autonomía permite intentar realizar en el grupo un cierre y balance de lo aprendido en los años de formación, y buscar que cada alumno reflexione acerca de la manera única e individual con que cada uno de ellos opera sobre el espacio.

Pero este trabajo requiere de un esfuerzo de conciencia importante, una claridad acerca de los parámetros y objetivos que cada uno diseña que no siempre es fácil de alcanzar, porque necesita de cierta práctica reflexiva y de un desarrollo perceptivo que muchas veces los alumnos no poseen, no por falta de capacidad sino por falta de experiencia.

Cuando me hice cargo de esta materia pude observar que los alumnos poseen adecuados conocimientos acerca de los materiales disponibles, la tecnología necesaria, las armonías de colores y texturas, las medidas y relaciones antropométricas, la organización funcional en el espacio, pero que había un punto que considero fundamental en el diseño que no estaba incluido en las variables que manejan, que es lo que G. Bachelard denomina “la poética del espacio”, la dimensión existencial del espacio. Por ese motivo es que me propuse trabajar la materia desde esta perspectiva.

Heidegger, analizando las raíces etimológicas del habitar concluye que “habitar significa estar en paz en un ambiente protegido”, y esta paz y protección implican cierta familiaridad con el ambiente, cierto nivel de identificación. En cierta forma, el espacio en el que se habita se nos parece, está hecho a nuestra imagen y semejanza.

La dimensión existencial del espacio es el campo que relaciona integramente al usuario con los espacios que habita, y para el diseñador es tomar en cuenta la identificación como punto de partida para el diseño, tomando al espacio como una expresión material de nuestra manera de estar en el mundo.

Esta identificación es el tema que desarrolla Bachelard en su libro “La poética del espacio”, del cual tomé algunos fragmentos que actúan en el taller como disparadores para la observación.

La primera frase que traigo al taller es la del poeta J.

Arnaud, quien dice: ”yo soy el espacio en que habito”.

Partiendo de esa imagen poética se abre la reflexión acerca de lo que significa habitar para cada uno de los alumnos.

Pero no es suficiente abrir la dimensión existencial del espacio; también es necesario tener en cuenta que la materia se dedica a los espacios reciclados.

Estos espacios poseen una poética especial, ya que el reciclaje es el diseño de espacios que han perdido su destino original, a los que se intenta rescatar para darles un destino nuevo, que incorpore el valor del tiempo pasado, actuando creativamente desde el presente.

Es preciso entonces, acercarse a la poética de los espacios perdidos y de la necesidad de recuperarlos.

El reciclaje en sí implica una forma particular de accionar sobre el mundo construido, y es importante tener conciencia de ello antes de encarar una obra de esas características. Trae una idea de valoración y recuperación de valores y concepciones del espacio realizados en otro tiempo, bajo otras circunstancias, rescatándolas de la destrucción o de la conservación estática. Contiene la gran responsabilidad de detectar el espíritu del lugar y diseñar acompañándolo, recreándolo en el presente. En definitiva, tomar el espacio a reciclar como un ser en espera de ser revelado, por la reunión del deseo del usuario y el trabajo del diseñador.

Volviendo a Bachelard, citamos: ”¿de que serviría dar el plano del cuarto que fue realmente mi cuarto, describir la pequeña habitación en el fondo de un granero, decir que desde la ventana se veía la colina? Yo solo, en mis recuerdos de otro siglo puedo abrir la alacena profunda que conserva todavía, para mí solo, el aroma único, el olor de las uvas que se secan sobre el zarzo.” Dentro de los espacios habitados, la vivienda es el tema que nos lleva mas fácilmente a trascender la visión objetiva hacia la visión existencial del espacio. Por este motivo es que los ejercicios de diseño que se realizan en el taller se refieren a este tema. Nuevamente, el texto de Bachelard funciona como texto- guía, porque expone muy claramente la profundidad de la relación del hombre con los espacios que habita. A modo de ejemplo podemos citar: “Como la casa es primeramente un objeto de fuerte geometría, nos sentimos tentados a analizarla racionalmente. Su realidad primera es visible y tangible.

Domina la línea recta. La plomada le ha dejado la marca de su prudencia y su equilibrio. Pero la transposición a lo humano se efectúa inmediatamente, en cuanto se toma la casa como un espacio de consuelo e intimidad, como un espacio que debe condensar y defender la intimidad.

Debemos estudiar continuamente como la dulce materia de la intimidad vuelve a encontrar, por la casa, su forma Todo espacio realmente habitado lleva como esencia la noción de casa.

La casa no se vive solamente al dia, al hilo de una historia.

Por los sueños las diversas moradas de nuestra vida se compenetran y guardan los tesoros de los días antiguos.

Nos reconfortamos reviviendo recuerdos de protección.

En esas condiciones, si nos preguntaran cuál es el beneficio mas precioso de una casa diríamos. La casa alberga el ensueño, la casa protege al soñador, la casa nos permite soñar en paz...

La casa es uno de los mayores poderes de integración para los pensamientos, los recuerdos y los sueños del hombre. El pasado, el presente y el porvenir dan a la casa dinamismos diferentes.” Y es esta integración dinámica entre pasado, presente y futuro que no deja de lado la humanidad del diseñador y del usuario, es el eje que ordena los proyectos que se realizan en el taller.


El reciclaje: Diseño a partir de la poética del espacio fue publicado de la página 60 a página61 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºI

ver detalle e índice del libro