1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº141 >
  4. El diseño de indumentaria unisex y la creación de la identidad de género en CABA.

El diseño de indumentaria unisex y la creación de la identidad de género en CABA.

Lavayén Yavar, Andrés

Escritos en la Facultad Nº141

Escritos en la Facultad Nº141

ISSN: 1669-2306

Presentación de Proyectos de Tesis - Edición XIV Foro de Investigación. Maestría en Gestión del Diseño

Año 14, Vol. 141, Mayo 2018, Buenos Aires, Argentina | 46 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Esta investigación gira en torno al análisis de las variables que influyen la construcción de la identidad de género mediante el diseño de indumentaria unisex. 

La fluidez de la identidad de género y la eliminación de la binariedad en la construcción de la misma es un signo claro de que la sociedad de consumo y la igualdad de oportunidades laborales y de generación de dinero, dan un equilibrio tanto al hombre como a la mujer de desarrollar modas andróginas que no están obligatoriamente relacionadas a un único sector de la sociedad (Zambrini, 2009). 
En la actualidad es fácil salir a la calle y encontrarse con personas de características físicas y estéticas diferentes, así como también nos encontramos expuestos a esta información en redes sociales y medios de comunicación. En este estudio, haremos énfasis principalmente en las diferencias de caracteres físicos de la prenda relacionados al sexo que encontramos entre las prendas que comúnmente han sido diseñadas de manera binaria (indumentaria masculina e indumentaria femenina) y las que han sido diseñadas desde una perspectiva más alejada al género, es decir, a su ausencia, o al menos a la ausencia de sus típicas características culturalmente atribuidas. 
La globalización y la tecnología han permitido también que las tendencias de comportamientos de consumo en países desarrollados se viralicen con facilidad a nivel mundial y de este modo, las nuevas generaciones se encuentren más expuestos a adoptar estas modas. 
Los millennials son la primera generación de consumidores nativos digitales, que rechazan la uniformidad en cuanto a consumo de información y productos. 
El diseño de prendas unisex se consolida dentro de este imaginario para cubrir las necesidades estéticas de un grupo, que por sus propias características se encuentra en constante creación de su propia identidad. 
Generalmente la vestimenta refuerza la representación del género binario y naturaliza la oposición sexual, ya que la indumentaria y las modas estéticas funcionan como mecanismos para manifestar y construir identidades sociales y de género. La indumentaria y la estética de los cuerpos se desarrollarán como extras a su proceso normativo establecido por la matriz heterosexual de la sociedad en que conviven, puesto a que también se ejercerá el control social de los mismos (Zambrini, 2008). 
En la lógica heteronormativa, la construcción social de los géneros supone formas corpóreas distintas y opuestas, así como también gestos, emociones, hábitos y actitudes diferenciadas entre sí y operan en consonancia de la estética y el vestir. Cuando una sociedad se rige bajo una heteronormatividad, se construye en los individuos una identidad en base a la normalidad establecida por los atributos positivos de la misma y se establece como referente central para identificar otras posiciones de sujeto. 
Gilles Lipovetsky en su libro El imperio de lo efímero (1987), hace referencia a la sexualización de las prendas y la contemporaneidad, señala que “Cierto modelo unisex ha conquistado el mundo moderno sin que por ello se hayan arruinado la sexualización y la seducción de las apariencias.” (Lipovetsky, 1987:167). Sin embargo, vestirse con la ropa determinada para el sexo opuesto muestra una rebeldía o parodia del género. De este modo podemos ver que el género se encuentra desligado del cuerpo, y se logra mediante la construcción de un estilo de la masculinidad y feminidad. Todos los individuos se encuentran expuestos a la transformación del género, por la relación arbitraria que tiene cualquier prenda con el sexo ‘natural’. Localmente, marcas de ropa se suman a este tipo de diseño constantemente y virializan su estética por medio de sus canales de comunicación y la exposición en redes sociales y uso de personajes como líderes de opinión. Dentro de este circuito de consumo de moda y tendencias, se encuentran continuamente diferentes términos relacionados al unisex tal como ungendered, gender neutral, agender, genderless, unisexwear, etc., que básicamente apelan a la independización del aspecto del género como característica definitoria de la forma de las prendas. 
Se pueden identificar fácilmente dos diferentes estéticas relacionadas al unisex. Una relacionada al minimalismo y a la moldería deconstructivista, caracterizada principalmente por la falta de estructura y color. Algunos de sus exponentes locales son Kostüme, Bruno Giordano, Schang-Viton y Not to be Understood. Mientras que el otro estilo estético se encuentra más relacionado a lo urbano, colorido y experimental. Sus exponentes locales incluyen desde marcas muy comerciales como Complot, hasta diseñadores más independientes como n1 y Bandoleiro. 
Las identidades de género son concebidas como construcciones culturales y sociales, pero esto no significa que sean enteramente conscientes, maleables, voluntarias o puramente performativas y creativas para los sujetos que las incorporan y expresan. La forma en que los individuos se presentan vestidos funciona como parte de su identidad, ya que junto a su desenvolvimiento social comunican y son percibidos para identificación de sus intenciones. Los paisajes sociales se transforman y los atributos de dicho cuerpo vestido pueden llegar a ser motivo de elogio o censura según los diferentes contextos en que se desarrollan. 
En la actualidad, el concepto de androginia o unisex emerge con mucha fuerza desatando diferentes posiciones al respecto. El género es un concepto sociológico que consiste en la categorización de las personas según sus diferencias biológicas y sociales, sin embargo, también se acoge a las conductas de identidad sexual y a los papeles proporcionados a cada sexo. Para culminar, se necesita puntuar la finalidad de esta tesis. En los fenómenos de resemantización de las prendas que llevan al unisex, el diseño le atribuye nuevos significados culturales al cuerpo vestido y por ende surgen nuevas lecturas en el plano estético en el que se inscriben. Con esta tesis se espera poder contribuir al estudio y desarrollo de nuevas plataformas para la diversidad del diseño y su relación con la sociedad actual.


El diseño de indumentaria unisex y la creación de la identidad de género en CABA. fue publicado de la página 19 a página20 en Escritos en la Facultad Nº141

ver detalle e índice del libro