1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº82 >
  4. El golpe de estado de 1976 en Argentina

El golpe de estado de 1976 en Argentina

Arougueti, Sol

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº82

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº82

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XXII Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2017 Ensayos Contemporáneos. Edición XX Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2017

Año XV, Vol. 82, Julio 2018, Buenos Aires, Argentina | 210 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

En el siguiente ensayo, se van a presentar los hechos acontecidos durante el golpe de estado en Argentina en 1976, desde el punto de vista de los sucesos que se dieron previamente para que este golpe se de, y a su vez, también en relación con hechos sucedidos a nivel mundial en torno al avance del capitalismo.

Para analizar este suceso se va a tomar como referencia una teoría de la comunicación, que es la Teoría Crítica que tiene como objeto de estudio la industria cultural, ideología y poder, haciendo hincapié puntualmente en los conceptos de ideología y poder a partir del cuestionamiento del orden dado. Estos dos conceptos se van a analizar y determinar su funcionamiento a partir de diversos elementos como los aparatos ideológicos del estado, la racionalidad técnica y la reproducción social de las desigualdades y entonces así, intentar identificar estos elementos y su manera de funcionar en los hechos acontecidos durante el golpe. 

El ensayo se va a enfocar principalmente en los métodos utilizados durante la dictadura para el cumplimiento de sus objetivos, e intentar analizarlos a partir de la teoría crítica desde sus hechos en particular hasta su relación con el contexto global y cómo este influyó en el golpe. 

Antes de enfocarse en el desarrollo del análisis, se dará una breve información sobre el contexto previo al golpe, en relación a los aspectos económicos, políticos y sociales que generaron la crisis y el pie para que se de este acontecimiento, como también describir las características y hechos mas destacados durante este.

Características principales del contexto previo y comienzos del golpe de estado de 1976 

El 24 de marzo de 1976 un golpe de estado derrocó al gobierno democrático de Isabel Perón y una junta integrada por el teniente general Jorge Rafael Videla, el almirante Emilio Eduardo Massera y el brigadier Orlando Agosti tomó el mando del país. Así comenzaba un período que dejó como marca el secuestro, la tortura, el robo de bebés y la muerte de argentinos que pensaban diferente a los que sostenían el poder en aquel entonces. 

Para dar contexto a los sucesos que desencadenaron este golpe es necesario hablar de lo sucedido en los años previos, durante el gobierno de Isabel Perón. 

Asume la presidencia tras el fallecimiento de su marido, presidente en aquel momento, Juan Domingo Perón, el 1 de Julio de 1974. Fue la primera mujer en el mundo en ser jefa de Estado con el título de presidenta del país. 

Su gobierno se desarrolló en el marco de la llamada guerra fría entre Estados Unidos y el bloque comunista. En esos años se produce la derrota norteamericana en la guerra de Vietnam y el accionar de fuertes organizaciones terroristas, con el ascenso de los partidos comunistas en Europa. En América Latina la democracia estaba amenazada por golpes de Estado y dictaduras militares gobernaban todos los países limítrofes. La situación política y económica que debía enfrentar la presidenta era extremadamente delicada tanto para el ámbito interno como externo. 

Las principales medidas tomadas durante su gobierno hicieron que se genere un clima interno de crisis tanto económica, política y social. Por un lado el 5 de febrero de 1975 la presidenta dictó el primer decreto de aniquilamiento o Decreto 261/75 dando inicio al Operativo Independencia, el primero de los llamados decretos de aniquilamiento. En el ámbito económico se produjo un shock conocido como el rodrigazo que anunciaba un ajuste que consistió en la devaluación de la moneda, acompañado de un aumento de las tarifas de los servicios (electricidad, etc.) y de los precios de los combustibles, estas medidas dispararon la inflación, licuando gran parte de las deudas de las empresas (que estaban en pesos), y disminuyendo enormemente el poder de compra de los trabajadores, para luego estabilizar y liberar la economía para la entrada del capital extranjero, adoptando así, las nuevas políticas neoliberales que se iban imponiendo alrededor del mundo a pasos abruptos. 

Ante la creciente actividad de los grupos armados de izquierda, como los Montoneros, y los grupos parapoliciales de extrema derecha la Triple A, Martínez de Perón decidió fortalecer la acción de gobierno e incorporar a un militar en su gabinete. Se desató una crisis en el ejército, que no aceptaba co-gobernar con la presidenta y finalmente fue designado Jorge Rafael Videla como Comandante General. 

El golpe de estado había comenzado a prepararse mucho antes. Ya desde fines de 1973 la embajada de Estados Unidos en Argentina informaba sobre los contactos con grupos militares partidarios del golpe y sostenía que, en caso de que Perón muriera, Estados Unidos debía apoyar a los sectores golpistas. Se brindó finalmente el apoyo a la línea llamada moderada liderada por Videla, como la más adecuada para los intereses estadounidenses y argentinos, sin hacer público el apoyo de Estados Unidos al golpe. Desde más de dos años antes, Argentina estaba rodeada de países gobernados por dictaduras permanentes, apoyadas por Estados Unidos. 

Finalmente, la presidenta María Estela Martínez de Perón fue arrestada (permanecería cinco años presa), mientras una junta militar anunciaba que tomaba el poder, disolvía el Congreso, reemplazaba a todos los miembros de la Corte Suprema e intervenía todas las provincias. Esa misma noche los grupos de tareas ocuparon las ciudades, deteniendo a funcionarios del gobierno y opositores, y asesinando a decenas de personas Así se dio comienzo a la dictadura cívico-militar autodenominada Proceso de Reorganización Nacional, que gobernó Argentina entre comienzos de 1976 hasta la restauración de la democracia en 1983. Durante este tiempo el Estado realizó un régimen de represión ilegal, violencia indiscriminada, persecuciones, tortura sistematizada, desaparición forzada de personas, manipulación de la información y demás formas de terrorismo de Estado. Se estima que durante ese período las fuerzas represoras del gobierno de facto hicieron desaparecer a aproximadamente 30.000 personas.

Teoría crítica reflejada en la dictadura de 1976 

La teoría crítica plantea que hay diversos aparatos por los cuales se reproducen los valores de un sistema social ya determinado. En el caso del golpe de 1976 este sistema social preestablecido transita una proceso fuerte y violento que lo modifica, y los objetivos de esta modificación se tenían definidos con anterioridad y pertenecían a un proceso mucho mayor que el de Argentina, que es la lucha del capitalismo contra el comunismo que se venía gestando alrededor del mundo, y frente al avance del capitalismo, los diversos mecanismos para implementar sus políticas. 

Estas políticas no se implementaron de manera gradual y democrática en Argentina, sino más bien bajo una imposición militar. Lo que tiene de diferente esta dictadura a las anteriores es la planificación minuciosa de los objetivos a implementar y la manera dotada de una excesiva violencia con la que se implementaron. Se necesitaba de un contexto de una fuerte crisis en el país, de un vacío político y falta de representatividad por parte de la población que diera lugar a esta dictadura. Es por esto que en un principio la gente no veía a la dictadura militar como la peor opción, ya que el gobierno en el que se encontraban venía con una fuerte crisis en todos los aspectos, que el mismo gobierno se veía incapacitado de manejar. Frente a este contexto de desorden y vacío político el golpe militar encontró su lugar para poder comenzar a instaurar este proceso autodenominado Proceso de Reorganización Nacional. Ya que consideraban dentro de esta reorganización de extrema importancia, cortar con las medidas, ideologías y políticas que no contribuyeran con el orden social que ellos planteaban, que era impuesto a su vez por un orden social mucho mayor que es el capitalismo. Esta dictadura había sido organizada, planificada detalladamente y aprobada por el gobierno de Estados Unidos, quien lanza alrededor del mundo y en su lucha contra el comunismo una doctrina que implica la imposición mediante la violencia de su ideología y sus métodos neoliberales. 

La doctrina de la seguridad nacional se utilizó conceptualmente para definir ciertas acciones de política exterior de Estados Unidos tendientes a que las fuerzas armadas de los países latinoamericanos modificaran su misión para dedicarse con exclusividad a garantizar el orden interno, con el fin de combatir aquellas ideologías, organizaciones o movimientos que, dentro de cada país, pudieran favorecer o apoyar al comunismo en el contexto de la Guerra Fría, legitimando la toma del poder por parte de las fuerzas armadas y la violación sistemática de los derechos humanos, según esta doctrina, cualquier amenaza a la Seguridad Nacional de Estados Unidos originada en cualquier parte del mundo, constituía una acción a favor de la potencia enemiga de EE. UU., la URSS. Las violaciones a los derechos humanos necesarias para evitar la acción o la instauración del comunismo, eran vistas como un daño colateral o un sacrificio menor. 

Empleando la doctrina de seguridad nacional los Estados Unidos consiguen unificar el accionar de las distintas dictaduras latinoamericanas que buscaban contribuir a este orden social que los sobrepasa. La dictadura de Augusto Pinochet en Chile (1973-1990), fue la primera en implementar esta doctrina de excesiva violencia, eliminación de la oposición, implementación de las políticas neoliberales por la fuerza y este modelo se continúo extendiendo alrededor de Latinoamérica, viendo en este método la posibilidad del definitivo traspaso al capitalismo en todos los aspectos de la sociedad. 

 La teoría critica por su parte, obtiene su metodología y plantea realizar un análisis de la sociedad desde una perspectiva marxista, y el marxismo es a su vez, base principal del comunismo. Por lo que encuentro esta teoría que se basa en pensamientos marxistas en relación al poder y lo colectivo, y a Freud en cuanto a la concepción individual y cómo se articula este dentro de la sociedad, siendo la más adecuada para explicar el accionar de una dictadura que buscaba implementar en una sociedad, todo aquello que esta teoría analiza y critica, que es el capitalismo. Si bien hay muchos conceptos que se pueden analizar de esta teoría en base al hecho, hay tres principalmente que encuentro como fundamentales para intentar explicar cómo funcionan la ideología y el poder durante los hechos acontecidos en la dictadura militar de 1976. 

Por un lado el concepto de racionalidad técnica, la teoría crítica plantea la reducción del discurso y pensamiento a una dimensión única, que hace concordar la cosa y su función, la realidad y la apariencia conformando una sociedad unidimensional que anula el espacio para el pensamiento crítico. En esta frase se puede ver una fuerte referencia con uno de los principales objetivos de esta dictadura, que es la represión y eliminación física y simbólica de cualquier tipo de oposición, de toda persona o pensamiento que se oponga a aquello impuesto por la dictadura y esto se vio realizado bajo la desaparición forzada de personas, la censura de los medios de comunicación, como revistas, televisión, diarios que en vez de reflejar los hechos acontecidos, buscaban esparcir por el país las medidas que quería implementar esta dictadura. 

Estos individuos dominados por la razón se centran en la eficiencia de los métodos, son racionales en estos medios utilizados pero no así en los fines, es por esto que todo su accionar es puramente racional pero no así sus objetivos. Los métodos instrumentales para obtener el poder son racionales, pero están al servicio de fines irracionales y esto hace que se pierda de vista la profundidad de los hechos, la manera racional que encuentran de implementar y difundir su ideología es mediante la eliminación de aquello opuesto o distinto, la racionalidad técnica se ve en estos militares que buscan reducir el pensamiento a una dimensión única, eliminando así el espacio para un pensamiento crítico o distinto, ya que cualquier movimiento, manifestación en contra de la ideología implementada por este proceso, era eliminado o censurado y esto se puede ver a raíz de las distintas noticias que muestran como las personas que capturaban y torturaban eran en su mayoría estudiantes, sindicalistas, políticos, homosexuales, personas con distintas religiones o distintos personajes de la sociedad que planteaban un punto de vista distinto y luchaban por la democracia. 

En los periódicos de la época se puede ver cómo se manejaban los medios de comunicación, en donde se determinaba cuáles eran las noticias que podían ser contadas, en donde no se hablaba verdaderamente de lo que estaba pasando en la sociedad, ni de las denuncias por desapariciones, violencia. Se pasa de una construcción de la opinión publica, donde se genera intercambio de opiniones, de argumentos, donde el estado funciona como mediador de la sociedad y la democracia permite el intercambio de argumentos de individuos con capacidad crítica, a un modelo comercial de fabricación, manipulación y estandarización de la opinión publica como sucede durante esta dictadura en donde se buscaba eliminar la oposición para reducir el discurso a una dimensión única en donde se transmitía y imponía esta ideología como única opción posible. 

En cuanto a los aparatos ideológicos del estado, estos son aquellas instituciones por donde circula, se desarrolla y reproduce la ideología dominante, estos aparatos tienen un fuerte peso durante la dictadura, ya que se vieron manipulados y utilizados en su favor, mediante los medios de comunicación, la implementación de políticas, las modificaciones en las enseñanzas de los colegios, quema de libros, etc., son distintas maneras que utilizaron para manejar el poder, haciendo circular de manera simbólica este discurso dominante que buscaban implementar a la fuerza. 

El ejército funciona según la teoría, como un aparato represivo del estado, que ejerce coerción directa sobre los aparatos que cumplen funciones ideológicas, pero en este caso el ejército no es solamente la institución que se encarga del mantenimiento de la ideología dominante, sino que es quien toma el control y el poder por la fuerza para imponer esta nueva dinámica y estas nuevas políticas económicas y sociales que buscan contribuir a un orden social que busca la masificación del capitalismo.

Los Aparatos Ideológicos del Estado tienen la función de garantizar, perpetuar el monopolio de la violencia simbólica, que se ejerce en el terreno de la representación disimulando lo arbitrario de la violencia bajo la cobertura de una legitimidad natural. En el terreno ilegítimo en el que se manejó el golpe, quien tenía el monopolio, ilegítimo en este caso, de la violencia simbólica y física le permitió obtener el dominio de la sociedad y a partir de esto poder imponer su ideología. 

Como último concepto a marcar, la reproducción social de las desigualdades hace referencia a aquellos comportamientos que reproducen una desigualdad ya preexistente y esto se mantiene aún durante la dictadura, que busca modificar las medidas políticas y económicas pero se mantiene una orden social ya establecido en donde los beneficios y las decisiones siguen siendo de ese grupo con mas poder hacia el resto de la población que lo padece. Este proceso tomó medidas en los aspectos políticos y económicos para maximizar los beneficios de aquellos empresarios y políticos que ya tenían poder previamente, y para contribuir a un poder más fuerte aún, que era el capitalismo. Durante este gobierno de facto se privatizaron muchas empresas estatales, se fomentaron las importaciones y se desvalorizó a la producción nacional frente a los productos extranjeros. 

Este último concepto esta en fuerte vinculación con los aparatos ideológicos del estado, ya que es mediante la violencia física, simbólica y la economía la manera en que estas desigualdades se reproducen. 

Como último aspecto a analizar es la autodenominación por parte de los autores del golpe como Proceso de Reorganización Nacional, aludiendo de ese modo a dos conceptos fundamentales de la dictadura: que se trataba de un proceso y que como tal no tenía plazos sino objetivos que había que reorganizar radicalmente al país, implementando reformas que modificaran profundamente la economía, las relaciones laborales, el sistema político y la cultura nacional. 

El primer punto a analizar es el de proceso, los métodos planteados y realizados por parte de los militares están dotados de un extremo racionalismo, ellos tenían un objetivo bien marcado por el cual implementaron todo un accionar racional en el cual hicieron lo necesario para cumplir con esos objetivos irracionales, su similitud con el nazismo es notoria en cuanto a este aspecto, la pérdida de capacidad crítica, de profundidad, a causa de los pensamientos dominados por la razón no permite ver mas allá de los objetivos y para cumplir con estos no miden el peso de los actos realizados y de los horrores cometidos. 

El segundo aspecto que hace referencia a la reorganización se relaciona con lo planteado anteriormente, el modelo que estos militares buscaban implementar eran las bases de este capitalismo que se venía asentando y que era apoyado por el Gobierno de Estados Unidos para que los militares realicen todas las reformas necesarias para que se implante, y esta reorganización en busca de las medidas capitalistas se buscó globalmente, por lo que el segundo aspecto de reorganización se ve aplicado en el trasfondo de todas las dictaduras que surgieron en Latinoamérica. 

Estos nuevos lineamientos económicos de la Escuela de Chicago (genéricamente incluida en el concepto de neoliberalismo), habían sido implementados por primera vez por la dictadura de Augusto Pinochet en Chile. Con posterioridad esa orientación económica se volvería hegemónica en el mundo occidental, a partir de las reformas económicas del presidente Ronald Reagan en Estados Unidos y la primera ministro Margaret Thatcher, en Reino Unido. 

En cuanto a lo nacional, se encuentra nuevamente una similitud con el Nazismo, el concepto de nacionalidad excluía cualquier forma de heterogeneidad posible. Esta búsqueda de homogeneidad de la sociedad dejaba al costado las minorías tomando en cuenta, por ejemplo, sus raíces (judíos, descendientes de los pueblos originarios, etc.), su orientación sexual y su identidad de género (homosexuales, lesbianas, transexuales, etc.) o sus creencias religiosas (ateos, Testigos de Jehová,] etc.). Estas minorías fueron tratadas con especial ferocidad por los represores, creándose incluso comandos especiales con dedicación exclusiva (como es el caso del Comando Cóndor, dedicado a perseguir personas homosexuales). En el caso de las víctimas judías, el antisemitismo sistemático llevado a cabo en los distintos centros clandestinos de detención fue un hecho constatado. 

En estos conceptos se puede ver que la reproducción social de las desigualdades, no abarca solo el plano de poder y los aspectos económicos, sino que también se ve presente en el plano social. El punto de esto es determinar que la dictadura iba contra todo ideal en contra de sus principios, sin exclusiones, cualquier corriente que no contribuya a la ideología que buscaba imponer esta dictadura era eliminada, se buscaba reducir el discurso y pensamiento a una única dimensión donde todo aquello que no concordaba con esta era eliminado.

Conclusión 

El golpe de estado de 1976 dejó una marca muy importante en la historia Argentina y Mundial, por un lado las atrocidades realizadas durante este proceso desde la tortura sistematizada, asesinatos, represión ilegal, violencia, desaparición forzada de personas, manipulación de la información han dejado una marca que nunca antes se había visto y han provocado mas allá de una dictadura, un terrorismo de estado. 

Este accionar por parte de los autores del golpe se puede analizar desde múltiples perspectivas, lo que permite concluir que fue un hecho que sobrepasaba la crisis que se presenciaba en el país y el vacío político que la población percibía, ya que dentro de sus objetivos a realizar se encontraba encubierto el traspaso al capitalismo que se estaba presenciando alrededor del mundo y principalmente en Occidente. Estas nuevas medidas capitalistas contribuían a un orden social que se estaba imponiendo que busca la globalización e internacionalización de los mercados a partir de la implementación de políticas neoliberales que permitiesen unificar las economías regionales en una sola economía mundial, y por otro lado la búsqueda de una sociedad que contribuyese a este modelo a partir del consumo. 

Para implementar todo esto era necesario por un lado de una unificación y masificación de la ideología dominante y por otro lado de generar diversos mecanismos e industrias que diesen lugar a este consumo en masa. Los autores de la teoría crítica quienes ven la aproximación de estos sucesos y quienes critican la pérdida de esta capacidad crítica y profundidad por parte de la sociedad, analizan cuáles son los aparatos o mecanismos que mantienen y que generan que esto sea posible y al identificarlos encuentran su manera también de poder ponerlos en la mira. Basan su análisis desde una concepción totalmente opuesta de la sociedad, las jerarquías, el poder, como es el marxismo y a partir de esto lo analizan. 

Su análisis se ve complementado con diversos sucesos históricos que dan cuenta de la realidad del planteo y de lo que se aproximaba. Sus métodos y mecanismos son identificables y se puede encontrar similitud en diversos sucesos que presentan la misma metodología funcional. Es así como el golpe de estado sucedido en Argentina es uno de estos cuantos sucesos donde se puede presenciar todo aquello que la teoría pone en relieve, tanto por sus objetivos que pertenecían a un objetivo mucho mayor que se venía gestando a nivel mundial, como por su accionar en donde se ve con claridad cómo funcionaba la razón puesta al servicio de los métodos. 

El accionar que tuvo la dictadura se encuentra presente en muchos otros sucesos como fueron las dictaduras alrededor de Latinoamérica, el nazismo, entre otros que denotan cómo funciona y se ejerce el poder a partir de la razón que es utilizada como un instrumento de dominio tanto de la naturaleza como de semejantes, cuando solo debería ser una herramienta que acompañe un pensamiento formado por muchos otros elementos como los sentimientos, ideales, empatía, etc. 

Mi objetivo personal de este ensayo era intentar comprender cómo una teoría que analiza y critica determinados sucesos sociales, se articula con estos sucesos en sí y al hacerlo me permite comprender cómo y bajo qué contexto se dieron determinados sucesos que afectaron a mi país pero a su vez cómo estos se relacionan con sucesos de otros países y con un movimiento que trajo un cambio muy importante en la historia.


El golpe de estado de 1976 en Argentina fue publicado de la página 168 a página172 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº82

ver detalle e índice del libro