Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº38 >
  4. Patrimonio arquitectónico urbano de la ciudad de Rosario. Un llamado a la reflexión.

Patrimonio arquitectónico urbano de la ciudad de Rosario. Un llamado a la reflexión.

Fernández Rodríguez, Maia

Escritos en la Facultad Nº38

Escritos en la Facultad Nº38

ISSN: 1669-2306

Nuevos Profesionales en Diseño y Comunicación Edición VII: 13 de diciembre de 2007 Trabajos Finales de Grado aprobados [Resúmenes] Junio | Octubre 2007

Año III, Vol. 38, Noviembre 2007, Buenos Aires, Argentina | 54 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Rosario es escenario constante del pasado y del presente.
Pocas ciudades atesoran como ella su memoria y sus orígenes. Museo vivo de los más variados estilos arquitectónicos
que intentan sobrevivir hoy al paso del tiempo. En la última
mitad del siglo XX, con la llegada de la modernidad gran
parte de este legado comenzó transitar lo que aparenta ser
su recta final.
Actualmente el patrimonio arquitectónico urbano de la ciudad
atraviesa una etapa crítica: el “boom” de la construcción
genera una sustitución edilicia, donde se suplantan bienes
patrimoniales por edificios contemporáneos.; por otro lado las
construcciones que logran mantenerse en pie son victimas de
intervenciones inapropiadas que despojan a la edificación de
su expresión mas autentica, es decir de su identidad.
Ante esta realidad cabe preguntarse acerca de las políticas
implementadas desde el municipio para la protección de
semejante legado cultural. Aparentemente las políticas que
las autoridades han implementado hasta el momento no han
demostrado ser acertadas ni eficaces. Los discursos municipales
hablan de una gestión con impronta preservacionista,
pero las “calles con pasado” dicen otra cosa, y eso es lo que
se intenta demostrar en este trabajo cotejando el discurso
con la realidad.
La importancia de instalar este tipo de análisis está dada desde
el mismo ejercicio ciudadano. Las autoridades tiene el deber
de preservar el patrimonio y está en la ciudadanía replantearse
el modo en que eso se lleva a cabo. Así como también es
importante comprender que la ausencia de políticas preservacionistas
genera una ciudad sin historia y en consecuencia,
una sociedad sin memoria.
La ciudad de Rosario, la ciudad del “Pago de los Arroyos”, se
está perdiendo. Cada día la arquitectura urbana, la obra modesta
pierde una pieza más de las tantas que las caracterizaban
y es necesario que se tomen medidas al respecto.
El municipio tiene la obligación constitucional de preservar
este legado, pero debe hacerlo con políticas claras, precisas
y basadas en las cartas internacionales, donde los términos
de preservación hablen de resguardar identidades. Lo que
ofrece el municipio con sus grados de protección es sólo la
preservación de las fachadas, permitiendo en casi la totalidad
de las obras catalogadas la reestructuración interior, las intervenciones
mixtas, pudiendo ser en su mayoría demolidas
y construidas con control. Si el municipio estaba interesado
en “incorporar estos bienes a proyectos urbanos contemporáneos”
como se expone en su página web, los Grados de
Protección se lo permiten, pero no es esta la manera de manejar
nuestro patrimonio arquitectónico.
Por otro lado debería evaluarse el porcentaje de obras catalogadas
en relación al vasto patrimonio arquitectónico que
presenta la ciudad. El catálogo elaborado por el municipio
en el año 2000 sólo comprende el área central de la ciudad,
delimitado por Boulevard Oroño y Av. Pellegrini, dejando sin
protección barrios como Pichincha, Fisherton, Alberdi, Barrio
Parque, Refinería, entre otros.
Seguramente se encuentra en los planes del municipio ampliar
el campo de acción en este tema pero la piqueta es más rápida,
y aún así actúa con desmesura en la reducida porción de la
ciudad que el municipio eligió preservar.
Otro aspecto fundamental para lograr optimizar las políticas
de preservación es la ayuda al propietario, principalmente
en términos económicos como así también en materia de
asesoramiento y mano de obra capacitada en oficios caídos
en desuso. El objetivo de beneficiarlo se encuentra en primera
medida en la seguridad del mantenimiento del inmueble,
pero así también en la seguridad de que ese inmueble no sea
vendido y en consecuencia utilizado para otro fines por la
“redituabilidad” del terreno.
A su vez es importante educar a la sociedad en términos “preservacionistas”
para que sean ellos mismos los que defiendan
su propio patrimonio, pero mas educación al respecto merecen
los profesionales intervinientes ya que son los encargados de
ejecutar las tareas al respecto. Los profesionales egresados
de la carrera de arquitectura de la Universidad de Rosario
no reciben educación sobre el tema y sin embrago son ellos
mismos los que después ocupan cargos municipales, cuya
responsabilidad es la de preservar un patrimonio arquitectónico
instrumentando políticas de preservación que ellos
mismos desconocen.
Hoy el debate sobre Preservación del Patrimonio arquitectónico
urbano de Rosario está instalado en términos generales,
sobre políticas amplias. Es necesario pasar por esta instancia
para poder el día de mañana instalar un debate a cerca de la
instrumentación de políticas de preservación sobre áreas más
específicas. Es el interiorismo el que se encuentra en lista de
espera, para que una vez conservado el patrimonio arquitectónico
en general, podamos debatir y reflexionar a cerca de
cómo preservar los interiores de nuestro patrimonio, ellos
también merecen ser salvaguardados como parte de nuestro
legado cultural.


Patrimonio arquitectónico urbano de la ciudad de Rosario. Un llamado a la reflexión. fue publicado de la página 23 a página23 en Escritos en la Facultad Nº38

ver detalle e índice del libro