Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII >
  4. Forjando un estilo pedagógico institucional y la vinculación activa de los actores participantes

Forjando un estilo pedagógico institucional y la vinculación activa de los actores participantes

Marambio Avaria, Ángeles

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ISSN: 1668-1673

Año XX , Vol. 37, Febrero 2019, Buenos Aires, Argentina | 198 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El cuerpo docente habitualmente trabaja en más de una institución educativa, puede inclusive trabajar en diferentes niveles de enseñanza (secundario, universitario, etc.) y estas circunstancias hacen que desde la institución se deba pensar en herramientas para que los docentes puedan transmitir e interpretar la cultura pedagógica de la propia universidad entre ellos y hacia sus estudiantes.

Resulta un desafío lograr internalizar prácticas pedagógicas vinculadas a los proyectos colaborativos y salirse de la rutina segura, conocida que surge en cada cuatrimestre.

Entre las limitaciones que intervienen el tiempo juega un rol importante, en esos dieciséis encuentros se reflexiona sobre los marcos teóricos, se lo relaciona con su aplicación en la práctica profesional y el resultado es un trabajo práctico final que da respuesta a un problema aplicando esos marcos. El docente aquí propone la temática y debe transmitir ese extra que los estudiantes reponen en ganas de pensar lo no pensado, en arriesgarse y proponer soluciones o respuestas que salen del recorrido visto en clase.

Es el momento que lo pueden hacer, no hay presupuestos a los que ajustarse y el error no se lleva un cliente, es aprendizaje. Lo disruptivo en el proceso de enseñanza es generar situaciones disparadoras de creatividad y la premura que generan los cierres de cursada en el contexto universitario donde se hacen más de cuatro materias en forma simultánea, produce en los estudiantes cierta pasividad o inacción quedando muchas veces a la espera de respuestas por parte del docente. Esto se puede evidenciar con planteos del tipo: no entiendo qué es lo que tengo que hacer o, en la conclusión ¿Sobre qué tengo que escribir?, aunque se detalle una grilla con los objetivos pedagógicos del trabajo y se puntualicen consignas específicas.

Sin duda no se puede responsabilizar exclusivamente a los cierres de cursada, o a la rutinización de las prácticas docentes, Bain (2007) denomina “aprendices estratégicos” a los estudiantes que se focalizan en aprobar la materia evitando desafíos que le puedan perjudicar sus resultados académicos, sin desarrollar una comprensión en profundidad. Estos estudiantes encuentran estímulos en recompensas extrínsecas, es decir en aprobar la materia y no en una motivación intrínseca que podría ser el propio interés. Una posibilidad para sortear esa dificultad podría ser en enfocarse en otro tipo de gratificación, ver como se materializa una idea en una propuesta solidaria donde su trabajo se evidencia en un cambio concreto que mejora el bienestar social.

Trabajar en cátedras combinadas realizando un proyecto colaborativo permitiría integrar diferentes conocimientos, distintas dinámicas y lograr un producto final más exhaustivo por parte de los estudiantes, y más enriquecedor para los docentes que realizan una puesta en común de sus objetivos pedagógicos y como plantea Bain (2007) utilizar su capacidad para pensar su propio razonamiento –lo que llamamos metacognición– y sobre su comprensión de la disciplina como tal para entender cómo podrían aprender otras personas (p.36).

Durante el mes de febrero los docentes podrían elegir, en lugar de participar de los encuentros donde se muestran los trabajos prácticos finales seleccionados de las cursadas, en realizar talleres vinculados al diseño de trabajos prácticos finales entre docentes de diferentes cátedras.

Allí, el docente podría proponer asociarse con docentes de materias más teóricas y demostrar cómo se relacionan con la práctica profesional o bien, entre aquellas materias más de aplicación en proyectos más ambiciosos, serían espacios de reflexión y de co creación entre los docentes a partir del interés de estos, vertebrando el recorrido de las materias que comprenden las curriculas de las carreras o tecnicaturas de la institución.

Por otro lado, los intercambios en los congresos internacionales sobre aspectos específicos vinculados a las diferentes áreas temáticas de las carreras resultan muy enriquecedores y estas acciones la universidad podría realizar seleccionando docentes que trabajen en proyectos que a la institución le interesa posicionarse. Permitiría generar equipos de trabajo interdisciplinarios que recuperen sobre las tendencias internacionales y/o regionales y mediante los papers producidos sobre estos congresos compartir con el resto de la comunidad educativa. Esto permitiría actualizar no solo las planificaciones de los docentes, sino también en instalar las temáticas que toman un lugar preponderante en las discusiones actuales.

Referencias bibliográficas 

Bain, K. (2007). Lo que hacen los mejores profesores universitarios. Barcelona: Universitat de Valencia.


Forjando un estilo pedagógico institucional y la vinculación activa de los actores participantes fue publicado de la página 33 a página34 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ver detalle e índice del libro