Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII >
  4. Una buena consigna. La importancia de los criterios de evaluación en la consigna

Una buena consigna. La importancia de los criterios de evaluación en la consigna

González Tello, Belén Victoria

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ISSN: 1668-1673

Año XX , Vol. 37, Febrero 2019, Buenos Aires, Argentina | 198 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Qué evaluamos es un tema que no solo debe tener claro el docente, sino también el estudiante. El docente es responsable de informar en que parámetros se basa para evaluar al estudiante, evaluar su trabajo o su rendimiento.

Hay situaciones en las que el estudiante no está enterado de qué manera será evaluado, en algunas, el docente no ha explicado por completo el mecanismo de cursada, y menos, la importancia de la planificación académica. Por lo tanto los estudiantes se basan solo en lo explicado en clase para resolver algún trabajo práctico; cuando la planificación es el instrumento que tiene la información orientadora.

Ya que el estudiante utilizará la planificación académica como guía, puesto a que contiene las consignas de los trabajos prácticos y finales de la cursada, es importante que este instrumento esté bien redactado, pues el docente puede fundamentar la devolución de algún proyecto a evaluar.

Palabras clave: Evaluación - consigna – criterios - docente – estudiante 


La planificación de cursada es un instrumento académico que ayuda al docente a organizar los contenidos de su cursada y que también servirá de guía para el estudiante.

La redacción de la planificación académica es importante ya que sus contenidos respaldan a una materia específica, abarca sus objetivos, módulos, trabajos prácticos y actividades que se realizarán a lo largo de la cursada. Tal como sostiene Feldman: Todo programa anticipa un propósito, define un objetivo o establece una meta. O sea, propone una representación acerca de cómo se desarrollarán las situaciones educativas: de qué manera se realizará la presentación de ciertos contenidos, qué acciones de enseñanza favorecerán los procesos de aprendizaje de los alumnos, qué se espera que los alumnos sepan o sean capaces de hacer al finalizar un segmento de trabajo o un curso. (2000, p.4).

El docente organiza los contenidos por módulos y luego por trabajos prácticos, los trabajos prácticos plasman los conceptos aprendidos, ya sea desarrollando habilidades, relacionando autores, aplicando los contenidos en un proyecto, entre otros. Cada trabajo práctico está redactado mediante una consigna, que es un planteo de pasos a seguir para el desarrollo de un trabajo práctico.

Como menciona Catalano, desde el proceso de la enseñanza aprendizaje, el módulo “tiene por objeto la integración de objetivos, contenidos y actividades en torno de situaciones creadas a partir de problemas de la práctica profesional”. (2004, p.107).

Uno de los factores que obstaculiza la comprensión de consignas es la forma en la que están redactadas. La consigna debe tener: objetivos, descripción, condiciones formales de resolución y criterios de evaluación.

Cada docente debe planificar su cursada de manera tal que funcione como guía para sus estudiantes, entonces, es imprescindible que se tome el tiempo suficiente en la redacción para que pueda ser comprendida. Si la cantidad de tiempo que el docente elige es de calidad, la redacción de consignas de cada trabajo práctico logrará buenos resultados en las entregas.

Al mismo tiempo los estudiantes deben entregar y cumplir con una serie de trabajos prácticos para la aprobación de su cursada, es decir, que deben pasar por el proceso de resolución del problema del trabajo práctico, para relacionar los contenidos de la cursada con la práctica y también reflexionar acerca de los objetivos de cada proyecto a realizar. De acuerdo al grado de dificultad, es posible que algunos de los trabajos transiten por un proceso de correcciones previas a la entrega. En las correcciones el estudiante tiene la posibilidad de aclarar dudas y resolver problemas que pudieron haberse presentado durante el proceso de realización de su proyecto y compartirlo con la clase.

Sin embargo, hay trabajos prácticos que no poseen instancia de correcciones o estudiantes que no llegan a aclarar las dudas de algún trabajo. Por esta razón, es imprescindible que la consigna esté explicada según el grado de dificultad del proyecto, así el estudiante puede recurrir a la planificación académica en tal caso. Por ejemplo, hay trabajos prácticos cuyas consignas están incompletas o son difíciles de comprender, entonces surgen varias dudas que los estudiantes intentan resolver, pues tienen que cumplir el día de la entrega, pero en la presentación final no logran el objetivo del trabajo.

Algunos de los estudiantes incluso entregan el trabajo, sin poder entender por completo el objetivo o reflexionar acerca del trabajo y su relación con los contenidos de la materia. Por este motivo se cree necesario que los docentes también evalúen si la redacción de la consigna es la adecuada o si necesita un replanteo, para que así los estudiantes puedan llegar a la instancia de entrega cumpliendo los objetivos.

En la instancia de entrega, el docente tiene el deber de examinar el proyecto y dar una devolución del mismo a cada estudiante. Pero en ¿qué se basa el docente para evaluar cada proyecto? Este ensayo tiene como objetivo reconocer la importancia de los criterios de evaluación en la consigna. Una consigna que incluya sus propios criterios de evaluación, beneficiará tanto al docente como al estudiante. Pues como menciona Litwin (1998) “construir y exponer los criterios también permite reconocer si existen criterios implícitos referidos a las normas de presentación, prolijidad u ortografía, y cuál es el valor de estos criterios”.

Los estudiantes deben desempeñarse en su proyecto, aplicando los contenidos aprendidos, logrando los objetivos y respetando los criterios de evaluación. Asimismo el docente debe dar una devolución según los criterios de evaluación establecidos previamente.

Por tal motivo es necesario que cada consigna, además de sus objetivos o condiciones, posean sus propios criterios de evaluación, de acuerdo a los contenidos que se abordaron para ese trabajo práctico, ya que sirven de apoyo para cuando el docente argumente su devolución y para cuando el estudiante haga su defensa. Como sostiene Camilloni (2010), la validez es la capacidad que tiene un instrumento de evaluación para medir lo que se intenta evaluar con él. La validez referida a criterios es la relación de los criterios establecidos para la calificación y los criterios de logros para el aprendizaje que se evalúa.

Por último, cabe mencionar que también es importante llegar a una instancia de reflexión, en la que el estudiante reconozca la importancia de su desempeño en la realización del proyecto, puesto a que está desarrollando habilidades o capacidades para su futuro profesional, además de la construcción de su aprendizaje y en cuanto al docente, reconocer el valor que tienen en el momento de evaluar, como también en las mejoras que puedan aplicar para próximas evaluaciones.

Referencias bibliográficas 

Anijovich, R. (2010). La evaluación significativa. Buenos Aires: Paidós.

Catalano, A. (2004). Diseño curricular basado en normas de competencia laboral: conceptos y orientaciones metodológicas. Buenos Aires: Banco Interamericano de Desarrollo. Disponible en: http://www.trabajo.gob.ar/downloads/calidad/disenocurricular.pdf 

Feldman, D. (2000). Programación de la enseñanza. Disponible en: https://padlet.com/lic_karinaagadia/l7k0ccxxz8sd 

Litwin E. (1998). La evaluación campo de controversias y paradojas o un nuevo lugar para la buena enseñanza.

En Camilloni, A.(1998). La evaluación de los aprendizajes en el debate didáctico contemporáneo. Buenos Aires: Paidós.


Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Evaluación a cargo del profesor Matías Panaccio en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica. 

Abstract: What we evaluate is a subject that should not only be clear to the teacher, but also the student. The teacher is responsible for reporting on what parameters are based to evaluate the student, evaluate their work or performance.

There are situations in which the student is not aware of how it will be evaluated, in some, the teacher has not fully explained the mechanism of course, and less, the importance of academic planning. Therefore students rely only on what is explained in class to solve some practical work; when planning is the instrument that has the guiding information.

Since the student will use the academic planning as a guide, since it contains the slogans of the practical and final work, it is important that this instrument is well written, since the teacher can base the return of a project to be evaluated.

Keywords: Evaluation - slogan - criteria - teacher - student 

Resumo: Que avaliamos é um tema que não só deve ter claro o docente, sina também o estudante. O docente é responsável de informar em que parâmetros se baseia para avaliar ao estudante, avaliar seu trabalho ou seu rendimento. 

Há situações nas que o estudante não está inteirado de que maneira será avaliado, em algumas, o docente não tem explicado por completo o mecanismo de cursada, e menos, a importância do planejamento académico. Portanto os estudantes baseiam-se só no explicado em classe para resolver algum trabalho prático; quando o planejamento é o instrumento que tem a informação orientadora. 

Já que o estudante utilizará o planejamento académico como guia, posto a que contém as consignas dos trabalhos práticos e finais da cursada, é importante que este instrumento esteja bem redigido, pois o docente pode fundamentar a devolução de algum projecto a avaliar.

Palavras chave: Avaliação - slogan - critérios - professor - aluno 


Belén Victoria González Tello. Diseñadora Editorial (UP)


Una buena consigna. La importancia de los criterios de evaluación en la consigna fue publicado de la página 61 a página62 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ver detalle e índice del libro