Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII >
  4. El aula taller como práctica pedagógica

El aula taller como práctica pedagógica

Cazorla, Julieta

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ISSN: 1668-1673

Año XX , Vol. 37, Febrero 2019, Buenos Aires, Argentina | 198 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: El presente ensayo aborda la temática del aula taller comparándola con la metodología de la enseñanza tradicional y buscando en sus diferencias nuevos recursos para la práctica pedagógica. También pone en evidencia el nuevo rol del estudiante, donde se lo valora y reconoce y en el que su experiencia tiene importancia al igual que su conocimiento, sus aciertos y sus errores, porque es el momento de las correcciones donde se aprende.

Palabras clave: Aula taller – práctica pedagógica - zona de desarrollo próximo - proceso de aprendizaje 


Introducción 

Confucio, pensador chino de la época 500 a.c. sostiene que “lo que se oye se olvida, lo que se ve se recuerda, lo que se hace se aprende”. Podemos decir que esta frase resume la esencia de la metodología del aula-taller. Es un aprender haciendo, donde se trabaja con la participación activa de todos los talleristas (docentes y alumnos) bajo el trabajo cooperativo. El eje central es la participación de todos con el fin de ser protagonistas del proceso de enseñanza y del proceso de aprendizaje.

Desarrollo Pasel es la autora que crea esta metodología pedagógica.

Según ella (…) es una metodología que encuadra la participación, organizándola como proceso de aprendizaje.

El aula puede convertirse en un espacio en el que todos sean los artesanos del conocimiento, desarrollando los instrumentos para abordar el objeto de forma tal que los protagonistas puedan reconocerse en el producto de la tarea (1999, p. 19).

A diferencia de la escuela tradicional que pregona el individualismo, en la concepción del aula taller se establece el trabajo en grupo a través de la cooperación. Los objetivos se alcanzan de manera grupal y ahí es cuando cada participante, a través del conocimiento obtenido, aprende de forma individual. El conocimiento se produce en respuestas a preguntas relevantes, sustanciales y apropiadas. El estudiante es sujeto de su propio aprendizaje, desarrolla responsabilidad y se vuelve crítico sobre su propia conducta, al mismo tiempo que explota al máximo su lado creativo.

El docente no aparece con la jerarquía que tiene en la pedagogía tradicional sino que es un agente activo al igual que los estudiantes. Se involucra con ellos en el proceso, aportándoles la teoría necesaria. Funciona como una guía, un orientador y un facilitador que les brinda a los estudiantes las herramientas y los medios necesarios para llevar a cabo el proyecto en común. Para ello define el problema a resolver y a partir de ahí se traza un plan de acción a través de técnicas adecuadas.

Así, se comprende que tanto la teoría, la práctica como la investigación, quedan integradas en un solo proceso.

Se trata de relacionar la teoría y la práctica a través de resolución de problemas concretos y reales. Por ello el proyecto sobre el cual se trabaja, debe ser factible.

El trabajo en equipo requiere objetivos, instrucciones organizativas y procedimentales y materiales que el docente debe indicar desde el comienzo del proceso.

Para ello es necesaria una planificación y un monitoreo constante de la actividad. El docente crea un ambiente de confianza, desarrolla competencias en el estudiante, y mejora la comunicación entre el grupo.

Las etapas que podemos observar dentro de esta metodología son definir el problema; se establece un objetivo común desde el inicio. Analizar el problema; sería la etapa de investigación en conjunto. Generar alternativas; cada participante aporta, en base a los conocimientos del marco teórico brindado por el profesor, alternativas que resuelvan el problema. Es necesario que todos los participantes se sientan parte del proyecto y puedan aportar su punto de vista o su opinión. También elaborar soluciones, es importante establecer cuáles de las alternativas planteadas son viables o factibles. Y por último, tomar decisiones; saber elegir la solución que resuelva de manera más óptima el problema.

Como sostiene Camilloni aunque no hay una fórmula exacta para determinar cómo asegurar que una clase va a ser exitosa, la relación entre la distribución de tiempos, la selección de contenidos y de estrategias de enseñanza y la construcción de secuencias de presentación de contenidos y de actividades de aprendizaje, constituye una estructura importante para lo que es considerado una buena clase. Es importante a la hora de planificar una clase en formato aula-taller, tener en cuenta estas ideas. (Camilloni, 2007) También cabe mencionar el concepto de zona de desarrollo próximo, introducido por Vygotski. Según sostiene el autor, es la distancia entre el nivel de desarrollo efectivo del estudiante (aquello que es capaz de hacer por sí solo) y el nivel de desarrollo potencial (aquello que sería capaz de hacer con la ayuda de un adulto o compañero). La zona de desarrollo próximo se genera en la interacción entre la persona que ya domina el conocimiento o la habilidad y aquella que está en proceso de adquisición. Es por tanto una evidencia del carácter social del aprendizaje. El aprendizaje cooperativo, permite una relación positiva entre los estudiantes. Esta relación positiva ocurre cuando trabajan juntos coordinan esfuerzos, obtienen mejores resultados y completan una tarea de manera más exitosa, como ocurre en el aula - taller al trabajar en proyectos con objetivos en común.

Sin embargo, una buena interacción entre los miembros de un grupo de aprendizaje no es suficiente. Es imprescindible que la acción se centre en los aspectos específicamente cognitivos de la tarea.

El nivel de la tarea debe estar en relación con el nivel de competencia inicial de todos los miembros del grupo, o sea que todos los estudiantes deben tener un umbral mínimo de competencia específica respecto a la tarea a realizar.

El proceso de aprendizaje es un proceso personal. De ahí la necesidad de complementar entre lo individual y lo grupal. Por una parte, hay que aprender a pensar y a actuar juntos. Por otra parte, supone un trabajo individual del estudiante y un trabajo pedagógico individualizante por parte del docente, que atiende a las necesidades de cada uno, evitando la homogeneización que podría producir el trabajo en conjunto.

Ander- Egg sostiene que la docencia se ejerce a partir de la situación de enseñanza - aprendizaje que supone el proyecto que se va a realizar, a través de la reflexión teórica sobre la acción que se lleva a cabo. La investigación es exigencia previa de la acción, y la práctica son las actividades y tareas que se llevan a cabo para realizar el proyecto. En el taller estas tres instancias se integran como parte del proceso global. (p. 22) El aprendizaje incluye un momento de desorganización, confusión y descubrimiento. Sucede cuando se junta el nuevo conocimiento con el viejo, es por ello que el aula taller revaloriza la duda y la confusión como momentos de aprendizaje. A diferencia de la enseñanza tradicional, donde el estudiante tiene un rol limitado, en el aula taller se siente reconocido y valorizado. Su experiencia tiene importancia al igual que su conocimiento, sus aciertos y sus errores, ya que es al momento de las correcciones donde se aprende.

Conclusión Es entonces en la acción, donde el estudiante aprende y fija los conceptos. Debe haber espacio para la duda, para los interrogantes, para la investigación, para el trabajo en grupo, para la libre expresión de cada integrante, para explotar su creatividad e inteligencia. Hay que revalorizar el trabajo cooperativo, donde interactúen tanto estudiantes como docentes, trabajando a la par y con roles completamente diferentes a los que tienen en la enseñanza tradicional. Es en el aula taller donde podemos aplicar la reflexión de Confucio “lo que se oye se olvida, lo que se ve se recuerda, lo que se hace se aprende”.

Referencia bibliográfica 

Ander-Egg, E. (1994). El taller: una alternativa de renovación pedagógica. Buenos Aires: Editorial Magisterio del Río de la Plata.

Camilloni, A. (2007). Una buena clase. Revista 12ntes - Nº 16. (8), Año 2.

Pasel, S. (1998). Aula-Taller. Buenos Aires: Aique Grupo Editor.

Vygotsky, L. (1986). Pensamiento y lenguaje. Cambridge: MIT Press.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica acargo de la profesora Karina Agadía en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.

Abstract: This essay deals with the topic of the workshop classroom, comparing it with the methodology of traditional teaching and looking for new resources for pedagogical practice in their differences. It also highlights the new role of the student, where he is valued and recognized and in which his experience is important as well as his knowledge, his successes and his mistakes, because it is the moment of corrections where he learns.

Keywords: Classroom workshop - pedagogical practice - zone of proximal development - learning process 

Resumo: O presente ensaio aborda a temática da sala de aulaoficina comparando com a metodologia do ensino tradicional e procurando em suas diferenças novos recursos para a prática pedagógica. Também põe em evidência o novo papel do estudante, onde lho valoriza e reconhece e no que sua experiência tem importância ao igual que seu conhecimento,seus aciertos e seus erros, porque é o momento das correcções onde se aprende.

Palavras chave: Sala de aula - workshop - prática pedagógica - zona de desenvolvimento proximal - processo de aprendizagem


Julieta Cazorla. Organizadora de Eventos (Universidad de Palermo, 2017). Wedding Planner.


El aula taller como práctica pedagógica fue publicado de la página 79 a página81 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ver detalle e índice del libro