Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII >
  4. Sobre el uso del lenguaje inclusivo en la enseñanza

Sobre el uso del lenguaje inclusivo en la enseñanza

Arango Cadavid, David

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ISSN: 1668-1673

Año XX , Vol. 37, Febrero 2019, Buenos Aires, Argentina | 198 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: El presente ensayo busca cuestionar y plantear actividades de clase que trabajen el uso inclusivo del lenguaje en la enseñanza como herramienta didáctica en materias de publicidad. Y además reflexiona sobre el rol docente que va más allá de dar un tema, el ser un profesional de la enseñanza, que tenga herramientas necesarias para generar actividades de cambio dentro del aula; el lenguaje inclusivo puede llegar a ser un aliado movilizador y actor de conciencia social en los alumnos.

Palabras clave: Lenguaje inclusivo – enseñanza - rol docente – herramienta didáctica – feminista – educación de género [Resúmenes en inglés y portugués en la página 87]

Este escrito lejos de ser un sostén teórico sobre alguna postura, busca reflexionar, preguntarse y plantear actividades de clase que trabajen el uso inclusivo del lenguaje en la enseñanza como herramienta didáctica en materias de publicidad.

Se parte de la importancia que tiene la enseñanza en cuanto a su dinámica de cambio y lo que puede aportar a los estudiantes, respecto a herramientas, nuevos conocimientos y reflexiones, así como visualización de problemas planteados a través de la academia. Y como lo que se enseña en publicidad, repercute en el ámbito profesional y ayuda a fortalecer los estereotipos alejando al target con generalizaciones.

Kaplan (1992) expone “Necesitamos detenernos a pensar también en nuestras propias contribuciones como docentes a la problemática”. El mundo cambia constantemente y lo que antes era naturalizado ahora no lo es, es un punto de reflexión, el tema de la lucha feminista se viene dando hace mucho tiempo y el uso del lenguaje en la academia también, en 1994 la UNESCO planteó la problemática en su 24a sesión, generando cambios en el lenguaje por ejemplo en los términos Senadora, Presidenta, entre otros.

Pero estos cambios no bastan hoy en día, cuando vemos que en el lenguaje naturalmente se utiliza el género masculino como representación de todas las personas, esto de una forma u otra valida el discurso hegemónico del hombre, ¿qué puede pasar en una sociedad donde desde su misma forma de hablar, aprender y comunicarse se excluye a la mujer? La respuesta salta a la vista.

En la enseñanza de la publicidad, se refuerzan estereotipos agrupados en variables duras y blandas, estas variables se usan para localizar el target o público objetivo, la forma como nos habla la comunicación comercial excluye o incluye un público, el éxito de las campañas más novedosas en este ámbito están apuntando cada vez más a explorar nuevos esquemas de comunicación, nuevas formas y nuevos lenguajes. Usar lenguaje inclusivo en la publicidad, puede, no solo cambiar estereotipos y esquemas de pensamiento, sino también activar un target no explorado.

La lengua española es una lengua viva, cambia constantemente, este cambio se evidencia en la forma de hablar y relacionarse de las personas en su vida diaria, comúnmente el lenguaje cambia a la sociedad pero no la sociedad al lenguaje. Lo que se plantea ahora y viene tomando mucha fuerza entre los jóvenes es la utilización de “x” o “@” hasta cambiar las palabras, sus terminaciones para que suene sin género, neutras y así se perciba como más inclusivas, tal como lo hizo el Diputado Marcos Cleri del Frente para la Victoria que saludó en el recinto diciendo: “Buenas tardes a todes”.

Existen varias posturas a favor del lenguaje inclusivo en todas sus variantes, diciendo que ayuda a visibilizar el problema, advierte y concientiza a los alumnos sobre una problemática actual, educa y pretende ser más responsable acerca del género e incluir a todas las personas desde la misma enseñanza, no discrimina a las mujeres u a otra orientación sexual (llámese educación de género), por cierto, educación igualitaria que en Argentina está protegida por ley, la Ley Nacional de Educación sexual Integral.

También hay que tener en cuenta los puntos que no están muy de acuerdo por motivos como, escribir así es ilegible o no le da sentido al texto, siendo una falta ortográfica o apela a la economía del lenguaje a la hora de escribir. Ambos puntos son válidos, pero no ver que algo está pasando y que el lenguaje tiene mucho que ver y que desde la academia se puede aportar para generar un cambio, es sin duda tapar el sol con un dedo, Kaplan señala: “Los maestros pueden aportar a la construcción de una escuela con aulas más democráticas y enriquecedoras de los aprendizajes de los chicos” (1992) y no sé qué sería más democrático y enriquecedor que el lenguaje inclusivo para el aprendizaje de los estudiantes.

Si bien el castellano está pensado en géneros binarios, y expresado en masculinidad, también es necesario darse cuenta que los modismos “X” y “@” y las terminaciones de vocales cambiadas son un lenguaje popular, parlache, no académico, por lo cual sería incongruente su uso en la enseñanza, mientras este no esté reglamentado en su uso (o naturalizado).

Aquí está planteado el interrogante de la docencia, como buscar metodologías y didácticas pedagógicas que puedan visualizar el problema de la igualdad género y no naturalizarlo como algo normal (como pasa normalmente con el sentido común). Como docentes tenemos la obligación de ver la riqueza del castellano y tomar conciencia de lo que decimos y como lo decimos a la hora de enseñar en las aulas, hay suficientes formas y palabras neutras con las cueles podemos ser inclusivos en la enseñanza y así remplazar el uso de palabras sesgadas por el género.

De igual forma, dependiendo de la actividad, y el desarrollo de clase, se puede hacer uso de un lenguaje inclusivo a la hora de debatir y hablar sobre un tema, y a la hora de redactar un trabajo escrito apelar al uso más académico y consciente del lenguaje. Perkins (1995) ve al diseño como una herramienta para lograr algo “Se puede decir que el diseño es una estructura adaptada a un propósito”. Si diseñamos un aula taller de publicidad, donde los alumnos aprendan haciendo y en esta utilizamos el lenguaje inclusivo, estaríamos enseñando un buen hacer publicitario, fuera de estereotipos, reforzando la inclusión en el discurso comercial.

Está claro que el rol del docente no debe ser bancario como explica Freire, el profesor no deposita conocimiento en los alumnos; él utiliza el método dialógico, preguntas que apuntan a seguir pensando, elaborando, razonar y reflexionar. Ahora si además, estas preguntas son hechas utilizando el lenguaje inclusivo, el alumno visualizara un problema social, aprenderá que desde la educación se pueden generar cambios aplicados a su vida cotidiana.

Hablando del rol del docente, Beraza (2011)nos habla de centrarnos en el aprendizaje, concluyendo entre otras cosas que el profesor universitario “Lo convierte en profesional del aprendizaje, en lugar del especialista que conoce bien un tema y sabe explicarlo” Antes que dar un tema, en este caso publicitario debemos, como indica el autor, convertirnos en profesionales del aprendizaje si logramos que el lenguaje inclusivo permee el aprendizaje, podemos dar cualquier tema con un enfoque de género, sin ir en contra de los planteos del mismo tema, hablando de la publicidad.

Conclusión El uso del lenguaje inclusivo en las aulas, es sin lugar a dudas una contribución a la transformación de las prácticas de enseñanza y el aprendizaje de los estudiantes, porque amplía los panoramas y crea conciencia trabajada atreves del conflicto cognitivo, además según Litwin (2006), el currículum no es estático, debe contribuir a un cambio a una transformación, Entendemos que el gran desafío universitario es su posibilidad de cambio, reconociendo que no debería cristalizarse, si atendemos a los desarrollos de la ciencia y la tecnología en cualquiera de los campos profesionales o académicos, y a las necesidades y requerimientos de nuestra sociedad en pos de la equidad.

El uso del lenguaje inclusivo, en la enseñanza, es efectivamente atender a los requerimientos y necesidades de la sociedad en pos de la equidad.

Referencias bibliográficas Bain, K. (2007). Lo que hacen los Mejores Profesores de Universidad. (2º ed.).Valencia: Univiersitat de Valéncia Beraza, M. (2011). Nuevos enfoques para la didáctica universitaria actual. Florianopolis: ufsc De Vincenzi, A. (2008). La práctica educativa en el marco del aula taller. Revista Educación y Desarrollo, 10, 41-46.

Freire, P (2008). Pedagogía del Oprimido. Bs As: Siglo XXI Litwin, E. (2006). El currículo universitario: perspectivas teóricas y metodológicas para el análisis y el cambio. Revista Educación y Pedagogía. Medellín: Universidad de Antioquia, Facultad de Educación.

Perkins, D. (1995). El aprendizaje como Diseño. Barcelona: Gedisa Schön, D. (1992). La formación de profesionales reflexivos.

Barcelona: Paidós Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a las Estrategias de la Enseñanza a cargo del profesor Carlos Caram en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.

Abstract: The present essay seeks to question and propose class activities that work on the inclusive use of language in teaching as a didactic tool in advertising matters. And also reflects on the teaching role that goes beyond giving a topic, being a teaching professional, that has the necessary tools to generate change activities in the classroom; Inclusive language can become a mobilizing ally and actor of social conscience in students.

Keywords: Inclusive language - teaching - teaching role - didactic tool - feminist - gender education

Resumo: O presente ensaio procura questionar e propor actividades de classe que trabalhem o uso inclusivo da linguagem no ensino como ferramenta didática em matérias de publicidade. E ademais reflexiona sobre o papel docente que vai para além de dar um tema, o ser um profissional do ensino, que tenha ferramentas necessárias para gerar actividades de mudança dentro da sala de aula; a linguagem inclusivo pode chegar a ser um aliado movilizador e actor de consciência social nos alunos.

Palavras chave: Linguagem inclusiva - ensino - papel de professor - ferramenta didática - feminista - educação de gênero (*) David Arango Cadavid. Profesional en Publicidad (Corporación Colegiatura Colombiana). Master en Diseño (Universidad de Palermo). Especialista en Identidad de Marca (Universidad de Buenos Aires).


Sobre el uso del lenguaje inclusivo en la enseñanza fue publicado de la página 86 a página88 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ver detalle e índice del libro