Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII >
  4. Una transformación. Como la tecnología cambió nuestras vidas y como puede transformar un momento en el aula

Una transformación. Como la tecnología cambió nuestras vidas y como puede transformar un momento en el aula

Romani, Laureano

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ISSN: 1668-1673

Año XX , Vol. 37, Febrero 2019, Buenos Aires, Argentina | 198 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: La tecnología (y su correlato digital) no resuelve por si sola los problemas o la aprehensión de conocimientos en las aulas, coadyuva para que esa información – combinada de manera perfecta con otras técnicas – dé ese carácter tan particular a los alumnos. Nosotros como docentes deberemos estar más atentos para presentar, organizar y poner en valor todo este torrente de datos, ayudarlos a crear nuevas estrategias para su desenvolvimiento futuro, que se presenta mucho más competitivo que antaño.

Ahora la competencia es global.

Palabras clave: Estudiantes - educación – tecnología – aulas – actualidad – docencia - aprendizaje –– habilidades – capacidades

Una trasformación 

La tecnología (todos estos recursos) que la modernidad nos ha entregado y que asociamos al lujo, al descanso, recreo o tiempo libre hace rato ha entrado en nuestras aulas y se resiste a abandonarlas. Si nos basamos solo en la tecnología digital, que es aquella que nos conecta con el mundo, hay carreras en las que es obligatorio su utilización pero otras en que el anclaje con lo digital no es tan necesario. Aun así esas materias deberán poder adaptarse e incluir tecnología digital educativa para hacer frente a toda una ola de nativos digitales que no comprenden o entienden de otros métodos o herramientas.

Hemos visto también que la tecnología en estos casos no reemplaza una condición indispensable que se pide en las aulas: el poder resolutivo de los alumnos, el estar atento a la abundancia o al nacimiento de las ideas. En una era donde pareciera que Internet es la fuente de todos los males - y también de las soluciones - hay que enseñarles como curar toda esa información disponible y como utilizarla para su propio bien y provecho.

Para no elevar a la tecnología digital al podio de los vencedores debemos también mostrarles y enseñarles el valor de lo manual, lo artesanal, esas técnicas ancestrales que pasadas de generación a otra pusieron en valor viejos saberes u ocupaciones y que ahora son el sello distintivo de las grandes marcas de lujo que pueblan el mercado de la moda.

Así como la oruga se convierte en mariposa, una bola de masa con levadura en un rico pan caliente o un bollo de papel, que guarda el germen de miles de ideas se convierte en un libro que es éxito de ventas, así la tecnología (o parte de ella), puede transformar un momento en el aula.

La tecnología se ha convertido en una parte inseparable de nuestras vidas, de la vida social, laboral y recreativa de las personas, y sobre todo, de los jóvenes que concurren a nuestras aulas. Esta generación digital ha registrado cambios en sus hábitos y capacidades de manera tan abrupta como no pasó en años de historia, decía un artículo del Instituto Mexicano de la juventud (2017). este sentido, el filósofo argentino Darío Sztajnszrajber en una nota del 2015 para el diario La Nación nos ilustra: Estamos viviendo transformaciones tan radicales que incluso en su radicalidad socavan la posibilidad que tiene nuestro pensamiento de comprenderla.

Es que nuestra forma de conceptualizar no está atravesada por el diseño de la informática, porque la mayoría estudiamos en el siglo pasado. Nos regimos por la lógica binaria y esa forma dicotómica de entender la realidad se queda corta para poder explicar toda la potencialidad que tiene la revolución informática que estamos viviendo.

La incorporación de las juventudes a las llamadas Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTIC), se debe principalmente a su condición de herramienta que les permite informarse sobre los temas de su interés, interactuar con sus pares, realizar trabajos escolares, encontrar un empleo, o simplemente decir lo que piensan respecto a lo que ellos quieran, leemos también en la nota de la institución mexicana.

La idea planteada al principio sobre la transformación y cuya alegoría se ilustra en el bollo de papel de la portada es mostrar cómo y de qué manera estas tecnologías se han convertido en parte esencial de sus vidas, del quehacer cotidiano. Ya nadie imagina un mundo sin ellas. De ambos lados tenemos los que defenestran y temen por el uso excesivo de la tecnología (hablando en general, pero para este trabajo lo circunscribiremos solamente al ambiente áulico) y por el otro lado están los que sin importar o cuestionar la usan a diario, como los alumnos a los que se le dedican algunas horas de clase, aunque ellos lo hagan en sentido de disfrute y esparcimiento y no el académico. Una manera sencilla de integrar y presentar ejemplos en las clases, es usar toda esa información disponible en la red, enfocándose en redes sociales, para darle un marco a cada tema planteado, encontrar nexos o conexiones actuales, tanto como históricas y generar debates. En la red se encuentra todo y la idea o línea que se les propone investigar es para que puedan discernir por sí solos (y entender) el valor agregado que supone para aquellos que aman la imagen y deben nutrirse constantemente del arte, de la moda y de otras ramas, como son los estudiantes de Diseño. Aunque puede ser tema de otro escrito, ante la apabullante cantidad de información disponible en los diferentes medios y plataformas digitales, los jóvenes no traen consigo la gimnasia de la información: encontrar fuentes veraces y confiables no se resuelve con un primer click, por ejemplo Wikipedia, esta enciclopedia online que ha encontrado más detractores que seguidores, cuestionando siempre la veracidad de sus fuentes.

Una contra que mueve la aguja es que cada usuario puede completar la información (fuese fidedigna o no).

Un resonante caso sobre la escritora argentina Claudia Piñeiro a la que pusieron fecha y hora de defunción.

Resultó una broma de mal gusto luego que la autora pidiera ayuda en la misma red para ubicar el origen (Diario Clarín 2014). Casualmente Wikipedia.org es la primera fuente que consultan los alumnos (y que creen confiable) solo porque se encuentra en la red. Ante cada pedido de nuevas investigaciones habría que enseñar y buscar otros métodos y formas para que aprendan. Habría que recordarles que no solo por un camino se llega a Roma. Por supuesto siempre la más fácil, será la más directa. Por eso nuestra tarea comienza aquí.

Cuando se plantea al inicio la idea de la transformación también aparece el concepto de la resistencia.

Creo que lo que más nos cuesta aceptar todavía es que la relación con la tecnología no es una relación de exterioridad donde existe una naturaleza humana cerrada y definitiva que utiliza la tecnología para su bien o para su mal, según sea evaluada desde un punto de vista optimista o desde un punto de vista pesimista. Lo interesante, para salir del pensamiento dicotómico es pensar que la tecnología ni ayuda ni perjudica a la naturaleza humana porque la naturaleza humana no existe. Entonces la tecnología lo que hace es estar todo el tiempo transformándonos en nosotros mismos. Se trata de salir de ese paradigma que piensa al ser humano como algo cerrado y a la tecnología como algo exterior. Somos también esa tecnología que nos va constituyendo en nuestras transformaciones permanentes (Sztajnszrajber, 2015).

Entonces, aquel mito que dice que la tecnología reemplazará al rol docente, no ha tenido lugar como bien lo plantea Maggio: La narración refleja décadas de intentos fallidos en las que se le atribuyó a la tecnología la posibilidad de resolver los problemas de la enseñanza y del aprendizaje con artefactos tecnológicos, en un intento por dar solución a aquello que los docentes parecían incapaces de resolver con eficacia. (2012) Estará en nosotros, como docentes, enseñarles el valor de todo este material que se nos presenta inmenso, gratuito, global y disponible las 24hs, los 365 días del año.

Si bien dijimos más arriba que ante cada nueva tecnología – llevada al ámbito o plano que se dese – hay seguidores (followers), para hablar con lenguaje propio de los alumnos y detractores, existen también catedráticos que estudian las leyes de estos adelantos y se sitúan en medio, como Litwin (1997) escritora y pedagoga argentina que inserta el concepto del residuo cognitivo: …es aquello que queda en la mente como nueva capacidad después de hacer, pensar y actuar en las sociedades contemporáneas. El residuo cognitivo o resto que queda adquirido como una nueva capacidad se constituye, por una parte, en el desafío de la escolarización en cualquiera de sus niveles. Refiere a un nivel que supera el conocimiento de determinados contenidos y se pregunta respecto de si pensar de determinada forma dichos contenidos genera también una nueva forma de pensar. Nos preguntamos, entonces, si la forma en que se plantean los problemas incide en el razonamiento.

Hay que encontrar la punta de esta madeja y comenzar a tejer una nueva historia con esos restos. En ese sentido el docente también deberá estar pendiente de la alfabetización digital de los alumnos. La información disponible por sí sola, no ha resuelto ni las ganas de investigar, ni la manera de hacerlo bien. Una tarea que hasta podría pensarse como extra para cada uno de los docentes de esta facultad. Pero no es imposible.

Referencias bibliográficas

Instituto Mexicano de la Juventud. (2017). La importancia de la tecnología para las juventudes. Agosto2017. Recuperado de: https://www.gob.mx/imjuve/ articulos/la-importancia-de-la-tecnologia-paralas-juventudes 

Perazo, C.(2018). La tecnología nos transforma todo el tiempo en nosotros mismos. Diario La Nación.

Tecnología. Recuperado el 19/06/2018 de: https://www.lanacion.com.ar/1766411-dario-sztajnszrajber-la-tecnologia-nos-transforma-todo-el-tiempo-ennosotros-mismos 

Maggio, M. (2012). Enriquecer la enseñanza: Los ambientes con alta disposición tecnológicacomo oportunidad. Buenos Aires: Editorial Paidós.

Litwin, E. (1997). Enseñanza e innovaciones en las aulas para el nuevo siglo. Buenos Aires: Librería El Ateneo.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Tecnología Educativa a cargo de la profesora Natalia Lescano en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica. 


Abstract: The technology (and its digital correlate) does not solve the problems or the apprehension of knowledge in the classroom, it helps that information - combined in a perfect way with other techniques - to give that character to the students.

We as teachers must be more attentive to present, organize and value all this torrent of data, help them create new strategies for their future development, which is much more competitive than before. Now the competition is global.

Keywords: Students - education - technology - classrooms - news - teaching - learning - skills - abilities

Resumo: A tecnologia (e sua correlato digital) não resolve por se sozinha os problemas ou a apreensão de conhecimentos nas salas de aula, coadyuva para que essa informação – combinada de maneira perfeita com outras técnicas – dê esse carácter tão particular aos alunos. Nós como docentes deveremos estar mais atentos para apresentar, organizar e pôr em valor todo esta torrente de dados, os ajudar a criar novas estratégias para sua desenvolvimiento futuro, que se apresenta bem mais competitivo que antanho. Agora a concorrência é global.

Palavras chave: Alunos - educação - tecnologia - salas de aula - atualidade - ensino - aprendizagem - - habilidades - capacidade


Laureano Romani. Licenciado en Publicidad (UCES). Profesor de la Universidad de Palermo en el Área de Negocios en Diseño y Comunicación de la Facultad de Diseño y Comunicación.


Una transformación. Como la tecnología cambió nuestras vidas y como puede transformar un momento en el aula fue publicado de la página 123 a página125 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ver detalle e índice del libro