Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII >
  4. La didáctica en la Bauhaus

La didáctica en la Bauhaus

Galant, Juan Pablo

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ISSN: 1668-1673

Año XX , Vol. 37, Febrero 2019, Buenos Aires, Argentina | 198 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

La Bauhaus fue una escuela de arte alemana, que estuvo activa desde el año 1919 hasta su cierre por los nazis en 1933. En su corta existencia tuvo 3 directores: Walter Gropius -su creador-, Hannes Meyer y Mies Van der Rohe. Pese a haber tenido que mudarse en tan poco tiempo de Weimar a Dessau, y posteriormente a Berlín, donde fue su último intento trunco de subsistir a los conflictos relacionados por el contexto socio-histórico de la época, logró convertirse en la escuela de arte más importante e influyente del siglo XX.

Para entender por qué sucedió esto, es necesario adentrarse en su manera de enseñar, con su didáctica -muchas veces experimental-, y su nuevo modo de abordar la educación en el arte y crear la enseñanza del diseño, con metodologías que siguen vigentes.

A grandes rasgos, el recorrido educativo que realizaban los alumnos iniciaba con un Vorkurs o curso preliminar, donde comenzaban a experimentar con los materiales, las formas y colores. En base a esa experimentación, los maestros evaluaban cuales alumnos eran aptos para pa- sar a un segundo estadio educativo, que consistía en los talleres. Aquellos que llegaban, elegían con que material querían trabajar, o a veces eran los propios maestros que sugerían que camino debían seguir, basándose en el desempeño que habían observado en el curso preliminar. Y finalmente, solo aquellos estudiantes más capacitados accedían a una tercera etapa formativa, completando su formación como arquitectos -cabe destacar que esto último se implementó con el tiempo, y no fue planificado así desde el inicio de la escuela-.

El mencionado Vorkurs fue probablemente uno de los cambios más determinantes en la enseñanza que se daba hasta entonces. Particularmente en los primeros años, y a cargo del maestro suizo Johannes Itten, su pedagogía modificó la forma que se abordaban esas temáticas. De acuerdo a Blocona Redondo: Antes de la Bauhaus algunas Academias de Bellas Artes europeas contaban con un curso preliminar, sin embargo es el de la escuela alemana el que se convierte en leyenda. Más allá de la copia de los grandes maestros de la historia del arte que proponían los estudios tradicionales, en el Vorkurs de Itten se enseñaba a conseguir la extensión creativa de estos modelos pero también la de los propios alumnos. Se enseñaba a los jóvenes a pensar, a conocerse a sí mismos y a partir de ello a desarrollar su individualidad como creadores originales y auténticos (2014, p. 89).

A partir de esto, se evidencia que Itten proponía un cambio rotundo respecto a la escuela tradicional, en la línea de otras pedagogías progresistas contemporáneas a la época. Trataba a sus estudiantes contemplando sus intereses, ayudándolos a que construyan y descubran su propia manera de crear, en vez de pretender transmitir conocimientos y técnicas, esperando que ellos simplemente los incorporen, sin importar sus inquietudes personales -como suele hacer la educación tradicional-.

Y aunque Itten posteriormente fue reemplazado por los maestros Lazlo Moholy-Nagy y Josef Albers, que modificaron el Vorkurs de acuerdo a sus ideas y filosofía personal, la base e importancia del curso preliminar se mantuvo hasta el final de la escuela, y su legado pedagógico está presente en la enseñanza del diseño. Como metodología de enseñanza, la Bauhaus adoptó el uso del aula taller, hoy común en instituciones de arte y diseño. Esta resultó ser una nueva modalidad en aquel entonces, donde los alumnos aprendían haciendo, simultáneamente desde dos ángulos distintos: por un lado el artesanal, asistidos por maestros artesanos, y por otro lado el artístico, asistidos por los llamados maestros de la forma. Esto propició que los estudiantes se formaran integralmente, sin distinción ni división entre ser artesano o artista, separación que se daba hasta entonces y que Gropius pretendía derribar, habiendo dejada clara su intención desde que publicó el manifiesto al momento de la creación de la escuela. Y la propia manera de aprender haciendo, demostró su enorme utilidad en el aprendizaje, porque “Para formar personas técnicamente competentes en su área laboral o profesional se requieren instancias de formación que permitan ejercitarse en el hacer. Las competencias y capacidades no se enseñan ni se aprenden: (...) se forman a través de la práctica” (Mastache, 2009)

Promediando su existencia, la Bauhaus, cada vez más influenciada por el avance tecnológico e industrial de la época, comenzó a producir objetos de consumo para la población, realizado por sus propios estudiantes. Si bien la mayoría quedaron en estadio de prototipos -de muebles, utensilios de cocina, luminarias, y hasta casas experimentales-, algunos de ellos si fueron puestos a la venta en el mercado. Esto propició que el aprendizaje de sus alumnos se vuelva significativo y útil, ya que sus producciones tenían un impacto real y aplicable en la sociedad. Este fue otro ejemplo más de las pedagogías de carácter progresista que se daban en la escuela, y fueron similares a otras corrientes que estaban intentando modificar el paradigma de la educación tradicional. Por ejemplo, la Nueva Escuela, en uno de Los treinta principios de la Oficina Internacional de Escuelas Nuevas estipula que “La escuela nueva organiza trabajos manuales. (...) Estos trabajos presentan una utilidad real para el individuo o la colectividad” (Ferriere, 1925). Si bien la Bauhaus no formaba parte de ese movimiento educativo, es sabido que varios de sus profesores estaban familiarizados con la obra de Montessori y Dewey (Valentino, 2018), que al igual que Ferriere, eran figuras representantes de esa nueva corriente educativa progresista. Pero no todo el enfoque pedagógico adoptado por la Bauhaus debe ser considerado correcto, ni mucho menos un paradigma a imitar. Producto -probablementede tratarse de una escuela experimental, implementó ciertas metodologías que, como mínimo, fueron descuidadas. Una de ellas, por ejemplo, se dio en la primera etapa, y fue deliberadamente carecer de una biblioteca.

Esta decisión ideológica partía de que pretendían ser generadores de teoría dentro de la propia escuela, y consideraban que no debía haber un acceso a bibliografía para no contaminar la mente de sus estudiantes (Valentino,2018). Se entiende que lo que pretendían con esto es la absoluta libertad de descubrir y crear sin condicionamientos previos, pero como sostienen autores posteriores, respecto a una pedagogía de aula taller como la que se daba en la Bauhaus, es un error creer que la práctica por si sola es fuente de teoría (Ander-Egg, 1999, p. 37). Y si bien cada maestro tenía su conocimiento y teorías propias que transmitía a sus estudiantes, es cuando menos pretencioso considerar que toda teoría bibliográfica anterior a la Bauhaus fuera inservible como fuente de consulta a sus alumnos.

También se puede observar que en su corta existencia, el curriculum y la programación de la Bauhaus sufrió numerosos cambios, muchas veces obedeciendo más a inquietudes relacionadas con ideas personales de los profesores que impartían el Vorkurs o los talleres, y que en algunos casos chocaba con lo que se pretendía a nivel institucional. Si bien se señala con admiración que “su curriculum era extremadamente progresista y experimental” (Carmel-Arthur, 2000, p.22), esto representó una contradicción a la enseñanza, si consideramos que una de sus cualidades es que deba ser programada. El propio Van der Rohe, último director que tuvo la institución (citado también por Carmel-Arthur), reconoció que “la Bauhaus no fue una institución con un programa claro. Fue una idea” (2000, p.20). Y la enseñanza es demasiado importante a nivel social, cultural y humano como para que estas cuestiones educativas no estén pensadas, planificadas y definidas, más allá que después existan variaciones o contingencias. (Davini, 2008, p. 167)

Se ha pretendido analizar a líneas generales lo que fue la didáctica en la Bauhaus. Por supuesto que adentrarse en aspectos más particulares podría arrojar muchas más conclusiones, como las ideas y pedagogía personal que aplicaron cada uno de los grandes maestros que tuvo, como el pintor Paul Klee, o el pintor y teórico del arte Vasili Kandinsky, por citar solo un par. Incluso analizar cada periodo de existencia en los 3 lugares donde funcionó, o que rumbo específico adoptó con sus 3 directores, ampliaría considerablemente el análisis. Pero como se mencionó, este ensayo pretende brindar un panorama más general de lo que fue la experiencia educativa de la escuela de arte más importante del siglo XX. La Bauhaus fue precursora de metodologías pedagógicas que se siguen aplicando con éxito hoy en día. No obstante, su carácter experimental y el contexto socio-histórico donde se desarrolló, en varias ocasiones influyeron negativamente a lo largo de su existencia. Queda la pregunta pendiente de respuesta de qué hubiera sucedido si aquellas cuestiones no hubieran atentado contra su desarrollo, y cómo hubiera evolucionado en los años siguientes.

Afortunadamente, su legado se expandió por el mundo, y hoy sigue siendo un admirable ejemplo pedagógico, sobre todo en lo relativo a la enseñanza del diseño. 

Referencias bibliográficas 

Ander-Egg, E. (1999). El taller: una alternativa de renovación pedagógica. Buenos Aires, Argentina: Magisterio del Río de la Plata. 

Blocona Redondo, L. (2004, 3 de febrero). El Vorkurs de la Bauhaus: Dirección de Johannes Itten (1921 – 1923). Pastiche. Volumen (9), p. 84 – 89. 

Carmel-Arthur, J. (2000) Bauhaus. Dubai, Emiratos Árabes Unidos: Carlton Books Limited. 

Davini, M.C. (2008) Métodos de Enseñanza Didáctica general para maestros y profesores. Buenos Aires, Argentina: Santillana. 

Ferriére, A. (1925). Los treinta principios de la Oficina Internacional de Escuelas Nuevas. Revista Pour I’ Ére nouvelle. Citado en: Germán, G., Abrate, A., Juri, M., 

Sappia, C. (2011). La Escuela Nueva: un debate al interior de la pedagogía. Revista Diálogos Pedagógicos. Año IX. Nº 18, Octubre 2011. Anexo (pp.30-33) Recuperado en: http://revistas.bibdigital.uccor.edu.ar/index.php/prueba/article/download/539/pdf. 

Mastache, A. (2009) Formar personas competentes. Buenos Aires, Argentina: Noveduc. 

Valentino, J. (2018, Junio). La Bauhaus y la nueva pedagogía del arte y el diseño. En M.Marcos (Director). Bauhaus 100 años. Seminario llevado a cabo en el Museo Nacional de Arte Decorativo, Buenos Aires, Argentina. 

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.


Abstract: This essay analyzes the didactic that was implemented in the short history of the German art school Bauhaus, and why it is considered the most important and influential art institution of the 20th century. Through observing how teaching was developed in that institution, and its modality -pionerent in many ways- of approaching the education of art and design, we tried to reach some conclusions in this regard, contrasting it with contemporary authors of education or subsequent to its existence. The intention not to delve into the problematic related to the socio-historical context where it was developed, and avoid deepening in the recognized personalities that were part of the school, was deliberate, because what is intended with this essay is to take a more general look of what was the educational experience in the Bauhaus, without going into those particularities.

Keywords: Didactics - teaching design - teaching art - classroom workshop

Resumo: O presente ensaio analisa a didática que se implementou na curta história da escola de arte alemã Bauhaus, e porquê é considerada a instituição de arte mais importante e influente do século XX. Através de observar de que forma se gestaba o ensino nessa instituição, e sua modalidade -pioneira em muitos sentidos- de abordar a educação da arte e o design, se tentou chegar a algumas conclusões ao respeito, contrastandoa com autores de educação contemporâneos ou posteriores a sua existência. A intenção de não aprofundar na problemática relacionada com o contexto sócio-histórico onde se desenvolveu, e evitar aprofundar nas reconhecidas personalidades que foram parte da escola, foi deliberada, porque o que se pretende com este ensaio é realizar uma mirada mais geral do que foi a experiência educativa na Bauhaus, sem entrar nessas particularidades.

Palavras chave: Didática - Ensino de Design - Ensino de Arte - Workshop de Sala de Aula


Juan Pablo Galant. Diseñador Gráfico (Escuela de Bellas Artes Carlos Morel). Ilustrador. Diseñador de videojuegos.


La didáctica en la Bauhaus fue publicado de la página 133 a página136 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ver detalle e índice del libro