Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII >
  4. La tecnología en la educación musical universitaria

La tecnología en la educación musical universitaria

Rizzi, Andrea

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ISSN: 1668-1673

Año XX , Vol. 37, Febrero 2019, Buenos Aires, Argentina | 198 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

El propósito de este ensayo es, reflexionar acerca de la didáctica en el ámbito de la educación universitaria, tomando en cuenta para su análisis a las teorías pedagógicas contemporáneas, indagando que aportes puede ofrecer la tecnología para potenciar la educación en las carreras artísticas. Así mismo, se pretende enfocar el interés del análisis en los proyectos de cátedra de las asignaturas de música, cuyos contenidos específicos de parámetros como: ritmo, melodía, armonía, tempo, estilo, textura, teorizados por autores y compositores como Copland (1955), y Williams (1984), puedan ser estudiados en las prácticas de aprendizaje, no solo de manera tradicional por la lectura de libros de texto, ejercitación musical de lectura y escritura manual por parte de los estudiantes dentro del ámbito de la clase, sino también que estas prácticas se puedan beneficiar con la inclusión de herramientas de tecnología actualizada tales como, computadoras, redes, videos y software especializado que faciliten el acceso a la información y enriquezcan el conocimiento de los estudiantes y futuros profesionales del arte (Davini, 2008), considerando además, los alcances del concepto enseñanza poderosa (Maggio, 2012, p.46), planteado por Maggio, quien le asigna la característica de dejar huellas en los actores involucrados, tanto docentes como estudiantes por ser una propuesta original en diversos sentidos.

La didáctica general El campo de la didáctica, en un plano general, ha sido objeto de estudio en numerosas ocasiones, siendo analizada desde sus orígenes hasta la actualidad. Edith Litwin, una de las pedagogas que teorizó sobre este campo, manifestó que ha existido una preocupación genuina por dar respuesta a cuestiones fundamentales como: “¿de qué manera planear una clase? ¿Cómo mejorar la enseñanza? ¿Cómo cambiar las programas?” (Litwin, 1997, p.91). Estas preguntas recibieron hasta los años 80´, solo respuestas incompletas, que desconocieron la importancia de la dimensión pedagógica, no logrando dar cuenta del significado de la enseñanza. Se planteó así, el propósito de desarrollar algunas cuestiones relacionadas con la disciplina, problematizándola. Algunos análisis de los expertos se enfocaron principalmente en el currículo, el reconocimiento del método relacionado con el contenido y los vínculos entre la teoría y la práctica, a fin de construir conocimiento. En base a esto resulta relevante establecer el concepto de didáctica que proporciona Litwin, quien lo define como, “(…) teoría acerca de las prácticas de la enseñanza significadas en los contextos socio-históricos en que se inscriben.” (1997, p.94). De esta manera Litwin estaría afirmando la importancia que tiene para la educación el entorno social del grupo y la época en que éstas prácticas se llevan a cabo. Afirma además, que la actividad pedagógica de una determinada disciplina se estructura y organiza de acuerdo a la experiencia vivida por los docentes en su época de estudiantes. Dentro de esta teoría se tomarán en consideración dos de las expresiones que propone, en primer lugar buena enseñanza, que remite en sentido moral a las acciones ejercidas por los docentes, basándose en principios éticos y morales de la condición humana y la disciplina, y capaces de generar acciones en los estudiantes bajo esos mismos principios, y en un sentido epistemológico, identificando si lo que se enseña, es racionalmente justificable (Fenstermacher, 1989 citado en Litwin, 1997, p.95). En segundo lugar, la expresión enseñanza comprensiva, que remite a la psicología y su preocupación por la comprensión.

“Para que la enseñanza sea comprensiva, entendemos que debería favorecer el desarrollo de procesos reflexivos, el reconocimiento de analogías y contradicciones y permanentemente recurrir al nivel de análisis epistemológico” (Litwin, 1997, pp.96, 97).

Si en un análisis de la didáctica se toma como objeto de estudio a la educación superior, estas consideraciones nos permiten establecer la importancia que tendría el planteamiento de un currículo o programa de asignatura o seminario dentro del plan de estudios de una carrera universitaria, que se sustente sobre los valores éticos de la profesión, y que además incluya prácticas pedagógicas que instruyan sobre el pasado de la disciplina como base, manteniéndose actualizada en tiempo presente y con proyección de futuro. En relación a ello, Davini afirma que “(…) la enseñanza no puede ser improvisada (…)” (Davini, 2008, p.167), sino que requiere planificación, y en este sentido resultan de vital importancia las decisiones que debe tomar el docente al momento de construir su propuesta, el desarrollo y selección de las estrategias educativas, conjuntamente con la organización de los contenidos, metodología y actividades que propondrá a los estudiantes y las herramientas con las que deberán tomar contacto para el aprendizaje de los contenidos, todo lo cual deberá ser comunicado a los demás actores involucrados, estudiantes y demás docentes, teniendo en cuenta que esa programación no debe ser algo fijo, sino flexible, susceptible de ser puesta a prueba en la enseñanza, y que debe tratar de explicitar los objetivos y metas que se buscan lograr con la asignatura en cuestión. Planteado de esta manera se puede decir que los programas de cátedra de las asignaturas del plan de estudios de una carrera universitaria elaborados por los docentes, intentan potenciar la formación de sus estudiantes como futuros profesionales de los diversos campos disciplinares, capacitándolos no solo para la docencia, sino también para la investigación. Al respecto Steiman expresa, “La universidad define su función social a partir de la actividad de la docencia, investigación y extensión” (Steiman, 2008, p.24). Resulta fundamental, entonces que los proyectos de cátedra tengan explicitadas ciertas actividades y contenidos, y que establezcan pautas y condiciones entre estudiantes, docentes e instituciones para el desarrollo de las prácticas didácticas, regulando las acciones de los actores involucrados, ya que esto favorece el logro de los objetivos que se propone la universidad, más aún si se toma a estos programas como trabajo hipotético, flexible y susceptible de sufrir cambios durante el desarrollo de las prácticas (Steiman, 2008).

Estas teorías están en concordancia con las expresiones de Davini expuestas previamente. (Davini, 2008) Profundizando las ideas expuestas por Jorge Steiman, se podría decir que, anticipar la programación, favorecería una mejor organización del trabajo en la cátedra, permitiendo el dictado de cada unidad del currículo, dejando de lado improvisaciones e incoherencias de un contenido o actividad no pensada con anterioridad. Expondría, además la postura teórica de la cátedra, y fomentaría el intercambio de conocimientos con otros docentes o colegas académicos de la misma asignatura o el intercambio con docentes de otras disciplinas, enriqueciendo los contenidos y prácticas de la enseñanza, y facilitaría a su vez el mejoramiento del intercambio académico con los estudiantes, dando previsibilidad en el desarrollo de trabajos y conocimiento de las condiciones para la aprobación de la asignatura. (Steiman, 2008) En relación a la propuesta de cátedra anteriormente desarrollada, se considera oportuno citar el concepto de marco referencial definido por Steiman como, “fundamentación y presentación de la propuesta de la cátedra específicamente referida a la actividad de la docencia y una primera anticipación global del proyecto de trabajo con los alumnos/as en torno al conocimiento” (2008, p.29). En consecuencia se estima relevante para la cátedra de una asignatura universitaria, establecer marcos referenciales específicos, tales como: el marco curricular, considerando a la asignatura en relación con otras asignaturas del plan de estudios de la carrera, el marco epistemológico, referido a la postura teórica de la cátedra vinculado a la disciplina como objeto de estudio y el marco didáctico, referido a la disciplina particular como objeto de enseñanza-aprendizaje, y que establece el referente teórico, postura teórica elegida por la cátedra, la cual visibiliza además de contenidos de la disciplina, sus métodos de investigación, y forma de comunicar sus contenidos y la construcción de conocimientos surgida de reflexión sobre las prácticas desarrolladas y la experiencia obtenida. (Steiman, 2008, pp.31-33).

152 Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Año XX. Vol. 37. (2019). pp. 38-174. ISSN 1668-1673 Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Año XX. Vol. 37

Los aportes de la tecnología en la educación superior artística Mariana Maggio, por su parte, aborda el tema de la didáctica, planteando la importancia de incluir tecnología en las prácticas educativas, para lo cual recurre a las teorías de Jerome Bruner y Philip Jackson, maestros de la pedagogía contemporánea, que sostienen la idea de que si bien es cierto que la enseñanza es una actividad compleja, hay ciertas características de ella que favorecen la comprensión profunda y perdurable. Para sustentar sus ideas, proporciona un ejemplo relatando la entrevista que le hizo a su maestra Edith Litwin, quien comentó su propia experiencia como alumna de Julio Payró, docente de Historia del Arte, cuando ella cursaba el plan de estudios de Ciencias de la Educación. Litwin manifiesta que la experiencia le había dejado huellas indelebles dado el grado de compromiso y estrategia educativa promovida por Payró al desarrollar sus clases, que eran llevadas a cabo a través de la exposición de diapositivas con imágenes de obras, acompañada de comentarios explicativos a la vez descriptivos y profundamente interpretativos, afirmando que los estudiantes aprendían a ver, porque Payró prestaba los ojos (Maggio, 2012, p.40) y se lograba entender el contexto, la historia y los conflictos del momento, desde la crítica de la obra.

Esta idea de Litwin, va más allá en la intención de la enseñanza meramente descriptiva e interpretativa por parte del docente, ya que tiene el propósito de que el estudiante, como parte de las prácticas, analice la producción de sus compañeros de clase con el objetivo de enriquecer su propia mirada considerando el punto de vista y las decisiones tomadas por el otro, generando así diversos niveles de complejidad. Considera además que la práctica didáctica de Payró, es en otro sentido como un “metaanálisis de la clase” (Litwin, 1997, citado en Maggio, 2012, p.41), definiéndolo como construcción del conocimiento a través de lo recientemente vivido.

A este tipo de prácticas Maggio las denomina, enseñanza poderosa (Maggio, 2012, p.46), dado que cuenta por un lado con las ventajas proporcionadas por el uso de la tecnología, destacándose por lo que crean en clase y por las huellas que dejan en quienes intervienen, favorece la actualización en diversos sentidos, tales como el acceso a investigaciones recientemente publicadas, y colabora en la construcción y difusión del conocimiento. Además, se plantea en tiempo presente, ya que el docente crea, diseña, y piensa su clase, y aunque esto se asemeja la pedagogía clásica y tradicional, así planteada implica el presente de la sociedad, de la disciplina, de la institución, considerando que los estudiantes viven en un contexto social y cultural determinado y se ven influenciados por la tecnología que tienen al alcance en un determinado momento. Utilizar esa tecnología en el desarrollo de la actividad pedagógica le da un sentido de realidad a las prácticas y planteado en tiempo presente le otorga a la enseñanza poderosa un abordaje teórico actual, con una perspectiva epistemológica del conocimiento que se va construyendo y que no es estático ni acabado sino que con cada nuevo aporte se resignifica. El conocimiento se construye sobre lo ya existente y la pedagogía debería reflejar ese grado de actualidad en sus prácticas. Se considera sustancial que si un tema que se quiere enseñar, se lo intenta enseñar en la actualidad de la misma manera que hace años atrás, algo no se estaría desarrollando de manera correcta. De acuerdo a esto, la pedagogía contemporánea debería dar cuenta de los cambios y nutrirse de la tecnología (Maggio, 2012).

Aquí la tecnología juega un papel central. Los nuevos entornos tecnológicos aparecen entramando los modos en los que el conocimiento se construye, pero también aquellos a través de los cuales se difunde. La tecnología crea oportunidades de actualización inéditas también para el pensamiento disciplinado. Nos permite acceder a las investigaciones recientemente publicadas, realizar intercambios con especialistas de las diferentes áreas, conocer las reflexiones que muchos de ellos dan a conocer, prácticamente a diario, en sus blogs personales o a través de foros especializados, y buscar o, eventualmente comprar libros publicados en cualquier lugar del mundo de modo reciente; estas son solo algunas de las posibilidades donde la tecnología crea oportunidades de acceso a las creaciones disciplinarias. (Maggio, 2012, p.48)

Conclusión

A través de las teorías pedagógicas planteadas, se intentó sustentar el objetivo del presente ensayo, potenciando el aprendizaje de los contenidos de las asignaturas de música de las carreras universitarias con la inclusión de tecnología a través del uso de computadoras, redes sociales, canales de videos online, como por ejemplo YouTube, para favorecer el desarrollo de las prácticas dentro y fuera del ámbito académico, el aprendizaje y uso de software de creación, reproducción e impresión de música llamado Sibelius, y la asistencia a salas de concierto con el objetivo de que los estudiantes puedan experimentar situaciones reales y producir reflexiones en base a los contenidos teóricos de las asignaturas. En vistas de lo expuesto se puede concluir que el uso de la tecnología en estas carreras universitarias, favorece la adquisición de conocimientos, permite el acceso e intercambio de información actualizada y la publicación y difusión de trabajos de investigación a través del uso de computadoras, redes sociales, software especializado. Esta conexión entre estudiantes, docentes e investigadores ubicados a distancia y el acceso a materiales de actualidad y la puesta en práctica de nuevas herramientas y estrategias pedagógicas, promueve la reflexión académica y la construcción de nuevo conocimiento, para lo cual resulta importante la planificación de proyectos de cátedra con estrategias educativas que contemplen la actualización constante y la incorporación de herramientas tecnológicas y contenidos que potencien la disciplina.

Referencias bibliográficas

Copland, A. (1955) Cómo enseñar la música. México DF. México: Fondo de cultura económica. 

Davini, M. C. (2008). Métodos de enseñanza. Didáctica general para maestros y profesores. Buenos Aires: Santillana.

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Año XX. Vol. 37. (2019). pp. 38-174. ISSN 1668-1673 153 Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Año XX. Vol. 37

Litwin, E. (1997). El campo de la didáctica: la búsqueda de una nueva agenda. En Camilloni, A. de, et al. Corrientes didácticas contemporáneas. (pp.91-115). Buenos Aires, Argentina: Paidós. 

Maggio, M (2012). Enriquecer la enseñanza. Buenos Aires, Argentina: Paidós. 

Steiman, J. (2008). Más didáctica de la educación superior. Buenos Aires, Argentina: UNSAM 

Williams, A. (1984).Teoría de la música. Buenos Aires, Argentina: La Quena.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.


Abstract: The purpose of this essay is to reflect on didactics in the field of higher education in artistic careers, trying to investigate the degree of influence offered by technology on the pedagogical practices of the music subjects of these careers.

It also seeks to investigate educational strategies, content and tools updated and unpublished are proposed in the chair projects planned by university teachers that can generate a powerful teaching that leaves traces in the students and teachers involved, resize the relationship between teaching and learning, provide new perspectives and stimulate the production of knowledge by students.

Keywords: Didactics - higher education - technology - chair projects - powerful teaching - music 

Resumo: O propósito deste ensaio é, refletir a respeito da didática no âmbito da educação superior em carreiras artísticas, tentando indagar o grau de influência que ofereça a tecnologia sobre as práticas pedagógicas das matérias de música dessas carreiras. Assim mesmo se procura pesquisar que estratégias educativas, conteúdos e ferramentas actualizadas e inéditas se propõem dentro dos projectos de cátedra planificados pelos docentes universitários que possam gerar um ensino poderoso que deixe impressões nos estudantes e docentes envolvidos, redimensionem a relação entre ensino e aprendizagem, contribuam novas perspectivas e estimulem a produção de conhecimento por parte dos estudantes.

Palavras chave: Didático - ensino superior - tecnologia - projetos de cadeira - ensino poderoso - música 


Andrea Rizzi. Cantante Lírica - Soprano - Actriz


La tecnología en la educación musical universitaria fue publicado de la página 150 a página153 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXVII

ver detalle e índice del libro