1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº XXXVIII >
  4. La construcción del ser artista Arte Escénico y poesía en los espacios de enseñanza infantil - juvenil

La construcción del ser artista Arte Escénico y poesía en los espacios de enseñanza infantil - juvenil

Araceli Alonso

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº XXXVIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº XXXVIII

ISSN: ISSN 1668-1673

Quinta Edición del Congreso de Tendencias Escénicas

Año XX , Vol. 38, Mayo 2019, Buenos Aires, Argentina | 260 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: El proyecto propone la conducción del trabajo pedagógico orientado hacia infantes (Nivel Inicial y Primario) y jóvenes (Nivel Secundario) con el propósito de incluirlos dentro de los procesos de escritura (Poesía) impulsado y creado a través de distintas manifestaciones y/ o tendencias escénicas. Se conduce el trabajo hacia la formación del ser artista desde un taller de poesía en el que se trabaja en las producciones subjetivas, colectivas, composiciones de formatos variados, con temáticas especiales o libres, formatos diversos, metodologías variables. En el mismo se desarrolla el taller de técnicas teatrales (técnicas de teatro, espacios de relajación y de expresión corporal).

Palabras clave: Poesía – teatro – construcción – ser – artista – proyecto – escritura - educación [Resúmenes en inglés y portugués en la página 121] El ser artista. El alumno ciudadano Los alumnos protagonizarán el proceso de construcción del conocimiento y reconocerán, en los aprendizajes que logren, las respuestas a las preguntas que circularon en el aula, y de las cuales ellos se apropiaron a través de la recuperación, sistematización y acompañamiento del docente.

Diseño Curricular para la Escuela Secundaria. Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Dirección General de Cultura de Educación (República Argentina).

Con la consideración puesta, especialmente, en la realización de actividades educativas que faciliten y promuevan la convivencia armónica entre los actores activos, la producción escrita y el desarrollo de distintas manifestaciones artísticas se gestionan procesos de realizaciones que despliegan la comprensión, solidaridad, inclusión y participación social para gestar una apertura escolar hacia el ser artista. Desde la perspectiva inicial del sujeto educando como ciudadano se trabaja en pro de una ciudadanía activa; es decir, el alumno, inserto en un conjunto de acciones que lo definen como un sujeto integrante de una sociedad, en relación con otros sujetos y con el Estado. Se entiende que la misma corresponde al ejercicio pleno de prácticas sociales con un enfoque de derechos y obligaciones. El ejercicio de esta ciudadanía se enfoca en el análisis crítico de contextos socioculturales, condiciones de diversidad, desigualdad desde una perspectiva de derechos que igualan. Así mismo se pretende proyectar prácticas colectivas de ejercicio y comprobación de derechos y responsabilidades.

La implementación de esta ciudadanía activa dentro de los espacios escolares implica: reconocer a todos los sujetos como miembros de la sociedad y cultura; planificar, organizar, realizar, evaluar prácticas sociales con las de índole escolar; caracterizar y analizar los contextos en los cuales los sujetos interaccionan y se posicionan para el ejercicio de la ciudadanía; identificar temas de interés; establecer roles de compromiso; articular propuestas entre distintas áreas institucionales y con la comunidad. El alumnado protagoniza en esta instancia, una sucesión de acciones graduales que lo ubican dentro de un proceso de construcción de saberes y/o reconocimientos de aprendizajes.

Este paso a paso es flexible y a su vez sistemático.

Las consignas de trabajo deben considerar realidades particulares, así como también lineamientos generales de acompañamiento, dirección de acciones, consensos y operaciones que implementen el respeto y la exigibilidad de derechos y responsabilidades. Se pretende una sucesión de puestas en común para el mejor aprovechamiento personal y colectivo. La categorización, enfoques y desenvolvimiento de los actos propios de este proceso de construcción ponen especial énfasis en las realidades subjetivas y de la comunidad, en lo socio-culturalmente legado, vivido, espacialmente situado, relaciones de conflicto, acuerdos, desacuerdos, y condiciones de vida. Todas estas particularidades deben ser observadas, analizadas y trabajadas desde la edificación socio- cultural para lograr un inicio de actividades en el cual se reflexione y desnaturalice determinados fenómenos sociales y provoque una posible acción del sujeto educando.

Al sujeto, que en la actual presentación llamaremos ser le es aplicable por su naturaleza y condición humana derechos que le atañen. Son derechos universales, indivisibles ya que constituyen una integración y conjunto de derechos políticos, civiles, culturales, económicos y sociales. Los jóvenes actuantes de los hechos pedagógicos quedan comprometidos en las declaraciones de los derechos humanos, derechos y obligaciones particulares.

En el fiel ejercicio de la ciudadanía activa el sujeto-ser incluye la responsabilidad y el compromiso sobre obras emprendidas. Por lo tanto, implica que las prácticas pedagógicas sostienen el reconocimiento de la condición ciudadana pero no, como ciudadano para el futuro, sino desde el presente, para ejercer sus interrelaciones con sus pares, docentes, para vincularse con su realidad actual y asumir responsabilidades y compromisos ante propuestas consignadas.

El mencionado ser cuenta con particularidades que le son absolutamente particulares; talentos, capacidades, habilidades, algunas que le son propias por su naturaleza de ser en sí, otras en proceso de gestación o transformación y otras que aún no han aflorado dentro de su autorreconocimiento o aceptación reflexiva de sus personales características. Es el obrar del docente, en la siguiente propuesta, saber que todo individuo cuenta con la capacidad de crear. La naturaleza, alcances, límites de la misma son distintas y a su vez significativas en cada ser.

Las aplicaciones de valorización, significación y resignificación de cada una de las cualidades del educando son fuentes positivas para iniciar el proceso artístico del Ser.

El alumno artista La Real Academia Española expresa en una de las significaciones de la palabra Arte: manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginario con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros”. Es esta la significación más apropiada y conectada con las características de la siguiente propuesta pedagógica. Lejos están de este texto, por la envergadura del desarrollo y relevancia, el considerar la importancia determinada por las valoraciones, desarrollos o caracterizaciones del arte o llamadas variables del arte, respondiendo a esta idea que los conceptos han alcanzado estimaciones distintas según siglos de evolución, cambios sociales, culturales y, hoy en día, también, tecnológicos. La idea se centra en considerar las distintas expresiones que surgieran como campos constituidos por distintas vertientes disciplinarias y técnicas que se conjugan para concretar lo que se quiere manifestar. El sujeto educando que transita en la formación del ser artista es artesano de su propia creación, espectador, un intérprete de su producción artística.

El Ser hará uso de su potencial innato, dispondrá sus fortalezas cognitivas o emocionales y se dispondrá a recorrer un sendero de trabajo, disposición y compromiso con su entorno. Las acciones realizadas dentro de los marcos establecidos y mencionados se relacionan íntimamente con los contextos socioculturales que afectan a los miembros involucrados. Todos los sujetos actuantes revalidan situaciones dentro de la comunidad, una realidad o situación concerniente al medio circundante al que pertenecen. La misma puede ser variable y dinámica según los parámetros establecidos entre docente y alumnado y juntos reflexionan acerca de los procesos de carácter individual y colectivo.

La Construcción del ser artista. Principios básicos que lo rigen “Desde la posibilidad de metaforizar, poetizar, lo real, y sustituirlo, actuando el `como si’, los niños establecen diálogos, escuchas y encuentros indispensables para un aprendizaje significativo en la construcción de su identidad”.

Alicia Grasso Una de las ideas de este trabajo radica en dar a conocer que un proceso de creación dentro del aula es factible, sean cuales fuesen las edades del alumnado y los niveles de escolarización: infantes, niños y adolescentes. Dicho proceso no queda en el plano únicamente literario o el de la escritura, sino que se trata de un taller de creación en donde se ponen en práctica distintos engranajes artísticos que promueven o movilizan el acto de producción escrita. Las llamadas nuevas tendencias escénicas, conceptos que abordan distintos puntos de vista desde lo artístico, con la incorporación de nuevos lenguajes, modos de percepción, presentación y producción, así como también la pluralidad de manifestaciones artísticas plásticas, visuales, corporales y musicales (pintura, dibujo, videos, expresión corporal, melodías, canciones) forman parte de este modo de introducir el proceso de construcción.

Las experiencias se llevan a cabo en lo que se denomina espacios de aula-taller. Se concibe a los mismos como espacios temporales y espaciales donde confluyen las realidades individuales y sociales, se unen la teoría y la práctica y tienen como objetivos la demostración concreta de las ideas, principios y organización que los rigen. No se considera la idea de aula-taller sin realizaciones prácticas, manuales e intelectuales. Es en este lugar donde se promueve la educación integral, se supera la dicotomía entre la formación teórica y la experiencia concreta. Los espacios de aula-taller propician los factores iniciales de trabajo y su devenir, estableciéndose como un espacio educativo de despliegue de multiplicidad de posibilidades de desarrollo de la creatividad, disfrute estético y comunicación social.

En estas instancias de trabajo pedagógico, el docente y los alumnos cooperan en forma íntegra para lograr alcanzar un campo de acción concreto dentro de la realidad pedagógica.

El pilar fundamental de la propuesta de la construcción del ser artista radica en la realización de un proyecto de arte. La mencionada edificación se gestiona desde un taller de poesía y técnicas teatrales.

Se consideran objetivos a alcanzar: - Desarrollar la creatividad de los alumnos, como sujetos únicos del acto de creación.

- Provocar una profundización del ser ciudadano artístico a través de técnicas como medios de concreción de lo que se quiere manifestar.

- Fomentar el espíritu crítico como espectador y actor de procesos creativos.

- Estimular el proceso de escritura creativa, apelando a variadas técnicas, temáticas y/o habilidades individuales y grupales.

- Favorecer la comunicación global de su realidad.

Las etapas de la experiencia y el rol del docente o tallerista cumplen con la idea de despertar y desarrollar el espíritu creativo del alumno amparado en la libertad de expresión, considerando sus talentos innatos y/o adquiridos.

El encargado de la evolución de las prácticas en saberes es el docente que cumple la función de agente de progresión ya que propone contenidos y métodos apropiados; es más bien un artista pedagógico que crea y toma multiplicidad de micro decisiones, requiere y pone en práctica un amplio espectro de competencias didácticas, psicopedagógicas y culturales. Debe crear climas favorables, utilizar correctamente los recursos disponibles y sobre todo, motivar. Todo aquel aparataje de actividades propuestas comprenderá la idea y acción de creación pedagógica.

Proyecto de Arte Actualmente, el arte es considerado un lenguaje, un conjunto sistemático de signos que permiten la comunicación, que va más allá de una alfabetización verbal o escrita; es también es un idioma sensorial, musical, corporal, plástico y estético.