Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XL >
  4. Contar para vivirla

Contar para vivirla

Cardoso, Silvana; Horn, Axel

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XL

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XL

ISSN: 1668-1673

Interfaces en Palermo VI. Congreso para Docentes, Directivos, Profesionales e Instituciones de nivel Medio y Superior

Año XX. Vol. 40, Noviembre 2019, Buenos Aires, Argentina | 266 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Este trabajo da cuenta de una experiencia áulica en el área de Lengua y Literatura en la Escuela Secundaria de la Universidad de General Sarmiento, en la Localidad de Los Polvorines, partido de Malvinas Argentinas.

El objetivo de la experiencia tuvo como eje principal demostrar que, a partir de una propuesta innovadora, fuera de las actividades tradicionales que se llevan a cabo en la escuela, los estudiantes pueden encontrar la motivación para leer.

Palabras clave: Aprendizaje – diversidad - escritura – lectura – innovación

[Resúmenes en inglés y portugués en la página 105]

_______________________________________________________________________

Introducción

Esta experiencia se llevó a cabo en la Escuela Secundaria de la Universidad de General Sarmiento. A partir de las dificultades detectadas por la docente del área de Lengua y Literatura y con acuerdo del coordinador del curso se tomaron decisiones pedagógicas que buscaron promover aprendizajes vinculados a la lectura y la escritura.

En un primer momento nos cuestionamos cómo interesar a estos jóvenes en la lectura y la escritura a partir de los contenidos establecidos por el plan de estudios y que además estos se transformen en una experiencia de construcción de comunidad de lectores. Para esto tuvimos en cuenta las características del grupo de Nivel III de la modalidad Bachiller. El mismo estaba conformado por distintos grupos. Un grupo mayoritario de estudiantes lectores, interesados en las temáticas actuales – género, violencia, lecturas de sagas- y el otro grupo que habitualmente no leía textos literarios, dos de ellos recursantes de la materia. Sí tenían en común una falta de interés a las propuestas que hasta ese momento se habían presentado.

A partir de este diagnóstico comenzamos a trabajar en conjunto docente/coordinador con una propuesta de lectura, escritura y evaluación que los desplazará de ese lugar.

En este contexto tuvimos en cuenta que la formación de lectores en la escuela secundaria no depende solamente de las posibles situaciones de lectura: obligatoria, optativa o libre o del acceso a los textos, bibliotecas, libros en formato papel o digital. La formación de lectores también depende de la propuesta de lectura que llevamos al aula, de la libertad que demos a nuestros alumnos para que sigan sus propios recorridos de lectura.

Nos basamos en la concepción de asumir a la obra literaria como un texto abierto y que permite múltiples interpretaciones. Por otro lado, entendemos a la institución escolar como el ámbito propicio para la lectura y, en este contexto, a la evaluación como una necesidad legítima de la escuela. A partir de estas tres premisas, ¿Cómo abordamos, entonces, la enseñanza de la lengua y la literatura?

En este sentido es pertinente tomar las palabras de Delia Lerner (1996:03) cuando nos cuestiona acerca de las diferentes maneras de leer e interpretar. La autora nos formula la siguiente pregunta: “¿Por qué se enseña una única manera de leer - linealmente, palabrapor palabra desde la primera hasta la última que se encuentra en el texto – si los lectores usan modalidades diversas en función del objetivo que se han propuesto”

Por otro lado, es interesante plantearse hasta donde la diversidad en la interpretación que hacen nuestros alumnos es válida, con qué herramientas cuentan, qué estamos dispuestos los docentes a permitir en esa valoración y/o diversidad de interpretación. También cabe aquí cuestionarse de qué modo construimos o ayudamos a construir un vínculo con la lectura en las aulas de la escuela secundaria de hoy.

Relato de experiencia

Comenzamos nuestro trabajo con uno de los contenidos de nuestro plan de estudio: la crónica periodística. La elección se basó en varios puntos. Por un lado, el género permite diferentes niveles de lectura y diferentes niveles de apropiación. En un primer momento trabajamos con titulares e invitamos a los estudiantes a formular hipótesis a partir de ellos. Leímos los primeros párrafos en forma grupal para constatar dichas hipótesis. A partir de esta ronda colectiva ellos mismos seleccionaron una crónica para leer de manera individual o grupal. Esta intervención produjo en ellos algo novedoso. Se agruparon a partir del interés que les generó el tema, distinto de su grupo de pertenencia. Se creó un ambiente de lectura nuevo. Se creó un silencio significativo apenas roto por los murmullos de los comentarios. Se creó un momento de goce estético.

La siguiente propuesta tuvo que ver con el proceso de escritura. Después de leer una crónica y trabajar aspectos teóricos y estructurales pasamos a trabajar puntos de vista. ¿Qué pensábamos de los distintos actores involucrados en el episodio narrado: protagonistas, víctimas, testimonios, jueces. ¿Cuáles serían sus opiniones? Pensamos en cada uno de ellos, los representamos, les dimos una vida fuera de lo que nos informaba el texto y escribimos un relato. Lo construyeron en primera persona, a partir de sus impresiones, a partir de sus propias vivencias. Docente y coordinador participamos, escribimos y compartimos con ellos nuestros escritos. Vivenciamos como se produce el hecho creativo, como juegan la realidad y la ficción.

En un tercer momento de esta secuencia comenzamos la lectura de Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez. Como actividad de pre-lectura los estudiantes tomaron contacto con el autor a partir de videos que nos mostraban su vida y su obra y qué opinión tenía él de la literatura. ¿Por qué contamos? ¿Qué vale la pena contar? El autor habla de las voces silenciadas y cómo toman voz propia en la literatura.

Como introducción a la novela les leímos un fragmento de la obra de Márquez Vivir para contarla donde él mismo relata como un hecho acontecido en un momento de su vida personal se convirtió en una novela. Propiciamos momentos de lectura grupal e individual. Las clases se iniciaban con comentarios, debates alrededor de la figura de Ángela y el comportamiento del pueblo alrededor del asesinato de Santiago Nassar. Una vez finalizada la lectura se proyectó la película y completamos una ficha técnica del film donde ellos pudieron constatar el origen del film y trabajar la transposición literaria.

En este sentido organizamos un panel donde se invitaron distintos actores vinculados con la producción de relatos escritos y orales. Cada uno de los participantes relató su propia vivencia de construcción del relato. Los invitados fueron, por un lado, Marcelo Tumas, ex corrector del diario Crónica y docente de la escuela; por otro lado, Leonardo Sabbattela, escritor y Francisco Benvenuti, actor y narrador. Llevamos a cabo varias actividades previas para preparar a los estudiantes para este evento. Leímos el diario Crónica y cuentos cortos del escritor. La clase anterior al panel trabajamos preguntas pertinentes al evento y el coordinador diagramó un flyer para promocionar el evento. Nuevamente la actividad los convocó y les despertó mucha intriga saber qué era un panel y qué temas se pueden tratar en él.

Para esta actividad contamos con la colaboración del equipo directivo que gestionó un lugar dentro del ámbito académico de la Universidad como es el aula donde se reúne el Consejo Superior. Los panelistas trabajaron temas vinculados con la producción de relatos escritos y orales con un nivel de complejidad conceptual propio de este formato. En otras palabras, el panel sostuvo todo el tiempo un nivel académico que pudo ser capitalizado por los estudiantes a partir de todas las actividades previas que realizamos. Se propició una ronda de preguntas al finalizar cada expositor y por último compartimos un café y una charla más distendida donde se animaron a hacer más preguntas y sacarse fotos.

La secuencia de trabajo finalizó con una propuesta de evaluación innovadora. Los docentes siempre hemos probado distintas maneras de evaluar Literatura, con diferentes actividades, desde perspectivas mecanicistas y desde perspectivas más o menos integradoras, más o menos desafiantes, incluyendo preguntas de producción y/o análisis de manera individual y/o grupal, pero todos los intentos se limitaron a una hoja de carpeta. El interés del alumno siempre estuvo marcado por el interés de aprobar, no por el interés de saber. La evaluación no existe sin juicio de valor, es cierto, pero también es parte de nuestro rol fomentar otras maneras de evaluar que inviten a nuestros alumnos no solo a leer sino a entender la evaluación como una instancia de aprendizaje. Esto lo podemos lograr con prácticas de evaluación innovadoras que fomenten la autoregulación y el aprendizaje autónomo. A partir de la lectura de la novela y las experiencias de escritura se le propuso otra manera de contar: un chat. Un producto escrito con un discurso cercano a su realidad pero que ponía en juego los conocimientos adquiridos más la actividad lúdica de la escritura. Partimos de la premisa que la experiencia de lectura es, para cada cual la suya, que nadie lee lo mismo, que la lectura es singular, íntima. Entonces, ¿Por qué no damos la posibilidad a los estudiantes de mostrarnos qué les pasa a ellos cuando leen? Si bien no se puede imponer el gusto por leer, si podemos, desde la escuela, propiciar buenos momentos de lectura y compartirlos y crear espacios para que aparezcan las distintas maneras de leer y que sean estas maneras de leer las que movilicen el deseo de aprender y de mostrar lo que se aprendió.

La instancia de evaluación comprendió en un primer momento repartir los personajes entre los estudiantes a partir de papelitos con el nombre dentro de una bolsita de madera. Luego se propusieron dos grupos de discusión: uno más cercano al texto “Nunca hubo una muerte más anunciada; todos lo sabían” y otro de temática actual relacionado con cuestiones de género “#Ni una menos – Ángela inocente”. Se pegaron afiches en el pizarrón y los estudiantes comenzaron a intervenir. La docente solo actuó como agente disparador de la consigna y los estudiantes se regularon solos a partir de sus intervenciones. Se los veía cómodos en el manejo de un tipo de comunicación que utilizan habitualmente, sin dejar de lado el contenido que se estaba evaluando: producción escrita y comprobación de lectura. Es más, la actividad traspasó los límites del texto, se pararon muy cerca de la creación artística en una operación de traducción a formatos contemporáneos y animándose a crear una nueva historia a partir de ese lugar, de ese momento: el día después de la muerte de Santiago Nassar.

Como dice Piglia “es necesario traducir a los lectores de hoy en día”.

Conclusiones

Las actividades persiguieron el propósito de formar lectores competentes mediante el desafío no solo de darle sentido a la lectura en la escuela sino también de elaborar nuevos parámetros de evaluación. Parámetros que favorezcan y hagan más eficientes y productivos los procesos de enseñanza y aprendizaje donde se aprovechen todos los recursos materiales y visuales y donde se impulsan nuevas formas de aprender y enseñar. Es decir, probar distintas maneras, desafiar a los estudiantes, provocar su interés.

Teresa Colomer nos habla de crear una escuela donde se lea y se escriba literatura donde la lectura “permita a las nuevas generaciones transitar a las posibilidades de comprensión del mundo y disfrute de la vida que les abre la literatura”.

En el aula se habló de literatura, se debatió, se compartieron las lecturas, se prestaron libros, se subrayaron los libros, se confrontaron y por último se transformaron en una traducción literaria que pudo dar cuenta con éxito de todo el proceso de lectura.

En conclusión, en un aula abierta a la diversidad de interpretación es donde se construye un verdadero vínculo con la lectura y la escritura.

Referencias bibliográficas

Bombini, G. (2001) La literatura en la escuela. En: M. ALVARADO y otros, Entre líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura. Buenos Aires: Manantial.

Camillioni, A. (2004) Sobre la evaluación formativa de los aprendizajes(s.l)Quehacer educativo, p14, 68.

Colomer, T (2005). Andar entre libros. La lectura literaria en la escuela. México: FCE

Lerner, D. (1996, March). ¿Es posible leer en la escuela? In Paper da conferência proferida (No. 2o).

Perrenaud, Philippe. (2008). La evaluación entre dos lógicas. En La evaluación de los alumnos. De la producción de la excelencia a la regulación de los aprendizajes. Entre dos lógicas (pp 7-27). Buenos Aires: Colihue. Extraído 7 de Agosto de 2013.

__________________________________________________

Abstract: This work gives an account of a classroom experience in the area of Language and Literature in the Secondary School of the University of General Sarmiento, in the Locality of Los Polvorines, in the Malvinas Argentinas.

The main objective of the experience was to demonstrate that, based on an innovative proposal, outside of the traditional activities that take place in the school, students can find the motivation to read.

Keywords: Learning - diversity - writing - reading – innovation

Resumo: Este trabalho dá conta de uma experiência de sala de aula no área de Língua e Literatura na Escola Secundária da Universidade de General Sarmiento, na Localidade dos Polvorines, partido de Malvinas Argentinas.

O objetivo da experiência teve como eixo principal demonstrar que, a partir de uma proposta inovadora, fora das actividades tradicionais que se levam a cabo na escola, os estudantes podem encontrar a motivação para ler.

Palavras Chave: Aprendizagem - diversidade - escrita - leitura - inovação

(*) Silvana Cardoso. Docente de Lengua y Literatura en Escuela Secundaria de la Universidad Nacional de General Sarmiento y en Institutos Superiores de Formación Docente. Diplomada en Lectura, escritura y educación en FLACSO. Especialista en Educación Superior en TIC y en Lengua y Literatura.

(**) Axel Horn. Psicólogo, magíster en pedagogías críticas y problemáticas socioeducativas.


Contar para vivirla fue publicado de la página 103 a página105 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XL

ver detalle e índice del libro