Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XL >
  4. Estimulando las ganas de aprender ¿Cuáles son tus fortalezas?

Estimulando las ganas de aprender ¿Cuáles son tus fortalezas?

Galanti, Antonella Mariángeles

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XL

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XL

ISSN: 1668-1673

Interfaces en Palermo VI. Congreso para Docentes, Directivos, Profesionales e Instituciones de nivel Medio y Superior

Año XX. Vol. 40, Noviembre 2019, Buenos Aires, Argentina | 266 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: El presente trabajo trata de responder a las siguientes preguntas: ¿Cómo potenciar las fortalezas en los alumnos? ¿Qué es lo que nos hace distintos como seres? Identificando talentos naturales e innatos, esos talentos ¿están configurados en tu cerebro? ¿Cómo incide el proceso de resiliencia? ¿Se pueden promover aulas y alumnos felices? La gestión de emociones saludables en el aula permite y da sentido al crecimiento, desarrollo personal y en comunidad con el otro.

Palabras clave: Aprendizaje – educación – coaching – mentoría – fortalezas – acción – pensamiento divergente – pensamiento creativo

[Resúmenes en inglés y portugués en la página 119]

_______________________________________________________________________

Introducción

Es fundamental en el proceso de aprendizaje formar personas creativas, pensantes, flexibles, reforzando los valores, las fortalezas y la acción para generar mayor confianza y seguridad en los alumnos, para que puedan sentir el proceso de aprendizaje como un crecimiento no solo para su desempeño profesional sino también personal en sus vidas. El apoyo mutuo que se puede generar en las aulas tanto entre los alumnos y entre docentes y alumnos permite entender que todos participamos en el proceso de enseñanza-aprendizaje, tomando al alumno como un agente activo y participativo, con emociones, con talentos a entrenar y fortalezas a despertar.

Estimulamos las ganas de aprender cuando reconocemos, cuando transformamos lo negativo en positivo, cuando motivamos y estimulamos ambientes cooperativos y colaborativos en las aulas. Venimos de una sociedad donde se subraya el error, se marca en rojo, donde se muestra lo negativo y las debilidades. Esto atenta contra algo fundamental, el autoconcepto: como nos observamos y nos comportamos según lo que hemos aprendido. En la actualidad a partir del ritmo vertiginoso e individualista en el que se vive y la falta de empatía, los ambientes educativos cumplen funciones afectivas como reforzadores de la autoestima, del autoconcepto y de la autoimagen.

La educación, el aprendizaje en el aula, siempre será el agente de cambio por excelencia, saquemos lo mejor de los alumnos, ellos tienen mucho para dar. Sabemos que la educación es la base de crecimiento y de enriquecimiento para la sociedad. Recordemos que la vida es un aprendizaje, los primeros aprendizajes educativos que recibimos siempre los vamos a recordar. Aprender es una de las acciones que reporta mayor satisfacción al ser humano. Brindemos aprendizajes posibilitadores y no limitadores, dejemos atrás nuestros propios aprendizajes antiguos y pasados.

Adaptémonos a un nivel educativo donde hoy más que nunca necesita alumnos pensantes, críticos, con valores, con autoestima, con límites claros y sostenidos, mostrando sus fortalezas y reconociendo sus logros, de esta manera el alumno se va a comprometer de otra forma en el proceso, pondrá más énfasis en sus metas, objetivos y proyectos y los estaremos estimulando para crear sus propios procesos de aprendizajes.

Todos los días tenemos la posibilidad de estimular las ganas de aprender, está a nuestro alcance, cada uno lo puede hacer desde el lugar que le toque con las acciones diarias. Cambiar un aula y generar un aula positiva depende de nosotros, marquemos lo positivo y lo bueno que cada uno hace, todo lo que se puede lograr en forma grupal siendo facilitadores en este proceso ayudando a los alumnos a pensar y mostrándoles otras herramientas para desarrollarse en la vida.

Cuando confiamos en nosotros mismos se refleja el potencial y las fortalezas que todos llevamos dentro. Enseñemos a los alumnos a confiar en ellos mismos, a valorarse, a quererse, a ser responsables de sus propios aprendizajes. Recordemos que las opiniones, las palabras y los valores que les transmitimos, las palabras que usamos, tienen un efecto que puede ser positivo o negativo.

Todo lo que sea reconocer el progreso y el esfuerzo es la clave para que el alumno vaya confiando y motivándose para avanzar, haciendo foco en los procesos para llegar a determinado resultado.

La acumulación de saber no sirve, hoy la información se encuentra de manera inmediata, lo importante es qué hacemos con ese saber. Lo que nos permite construir una diferencia como educadores o instituciones es la posibilidad de crear algo nuevo con ese saber, algo que agregue valor y enseñe a pensar. Eso es aprendizaje. Y en el aprendizaje es fundamental que haya creatividad. En los tiempos que corren es importante formar personas que confíen en sí mismas, que sean creativas, que les guste aprender y crear.

¿Cómo potenciamos las fortalezas?

Debemos potenciar las habilidades de los alumnos en las aulas, que apelen a sus habilidades emocionales; utilizar la motivación y el reconocimiento; reforzar los valores positivos; realizar aperturas en el aprendizaje; construir aulas con ambientes positivos que refuercen la autoconfianza, el quien soy; gestionar el apoyo mutuo en las aulas; promover la interconexión, la sinergia y el trabajo en equipo; reforzar espacios para compartir ideas y los reconocimientos de logros en comunidad; desarrollar el aprendizaje mutuo.

De esta manera todo el sistema áulico se beneficia y crece en el proceso, se desarrolla la empatía porque al aprender mutuamente podemos ponernos en el lugar del otro. Al agregar todo valor en el aula se da una conexión igualitaria, lo que propicia la motivación personal, el desarrollo de la resiliencia y la superación personal.

No podemos dictar una clase como hace años atrás porque todo cambia permanentemente. Pensamos con emociones, cada vez que nos emocionamos solos o con el otro estamos aprendiendo. En cada aprendizaje estamos creando, conectando, procesando, analizando, combinando, escaneando información; nuestro cerebro cumple todas esas funciones y habilidades. Solo en el momento en que el cerebro encuentra emociones positivas aprendemos. Si un estudiante percibe peligro o estrés no va a poder percibir, conectar ni aprender. Por eso cuando un chico teme no aprende.

Facilitar a los alumnos a salir de su zona de confort les permitirá comenzar a ver las cosas de una manera diferente teniendo en cuenta otros puntos de vista, la posibilidad de aprender y crear, y comenzar a pensar de una manera diferente, utilizando un pensamiento divergente y creativo aportando ideas novedosas que agreguen valor. Un trabajo importante a realizar con los alumnos es lograr transmitir que frente al riesgo, frente a lo nuevo, habrá situaciones incomodas, negativas. Y como adultos tenemos que aprender a soltar la crítica. Lo más autolimitante y boicoteador es lo que pensemos de nosotros mismos, eso solo lo sabemos dentro de nosotros mismos, el no puedo es la frase más autolimitante y el cerebro no sabe diferenciar verdad de fantasía. Las creencias que nos formamos son claves en como funcionamos.

Es fundamental creer en uno mismo. Al cerebro lo único que le importa son las creencias. Cuanto más lo deseamos, más posibilidades tenemos de mejorar en algo. Si le decimos a nuestro cerebro quiero ser más creativo el cerebro dice querer igual placer y te ayudará a ser más creativo. Esto hay que practicarlo como toda habilidad humana.

La creatividad nos va a permitir generar ideas nuevas, la realización de asociaciones entre distintos pensamientos. Nuestras emociones necesitan de nosotros mismos y de los otros para un desarrollo personal y emocional confiando en lo que hacemos.

La motivación de los alumnos se debe dar a través de la claridad y la transparencia, el apoyo, la confianza, la mutualidad y la autonomía.

Vayamos por una educación que estimule las ganas de aprender, motive, estimule las fortalezas de los alumnos y los haga partícipes activos del proceso. Podemos generar aulas y alumnos felices que los ayude a descubrirse como personas, como seres pensantes, enseñándoles a ponerse en el lugar del otro. Que los ayude a expresarse potenciando la espontaneidad y lo mejor de cada uno reconociendo el esfuerzo y el progreso. El motor interno de cada institución o comunidad y sus integrantes harán o no posible estos cambios. Saquemos lo mejor de los alumnos en las aulas, ese será el máximo logro.

Referencias bibliográficas

Ortiz de Maschwitz, E. M. (2004). El cerebro en la educación. Argentina: Bonum

Cohen, J. (2003). La inteligencia emocional en el aula (1 ed.). Buenos Aires: Troquel

Woolfolk, A. (2006). Psicología Educativa. México: Pearson Educación

Bou Pérez, J. F. (2009). Coaching para Docentes, el desarrollo de las habilidades en el aula (3 ed.). Alicante: Club Universitario

Gutiérrez Bravo, M. (2015). Confianza creativa. (s.l)Babelcub Books.

__________________________________________________

Abstract: The present work tries to answer the following questions: How to strengthen thestrengths in the students? What is it that makes us different as beings? Identifying Natural and innate talents, those talents are configured in your brain? How affects the resilience process? Can happy classrooms and students be promoted? The Managing healthy emotions in the classroom allows and gives meaning to growth, personal development and in community with the other.

Key words: Learning - education - coaching - mentoring - strengths - action - divergent thinking - creative thinking - positive emotions in the classroom

Resumo: O presente trabalho procura responder às seguintes questões: ¿Como fortalecer o pontos fortes nos alunos? ¿O que é que nos faz diferentes como seres? Identificando talentos naturais e inatos, esses talentos ¿estão configurados em seu cérebro? ¿Como pode afeta o processo de resiliência? ¿Salas de aula e estudantes felizes podem ser promovidos? A gestão de emoções saudáveis na sala de aula permite e dá sentido ao crescimento, desenvolvimento pessoal e em comunidade com o outro.

Palavras chave: Aprendizagem - educação - coaching - mentoring - forças - ação - pensamento divergente - pensamento criativo

(*) Antonella Mariángeles Galanti. Educadora. Licenciada en Psicología y Escritora. Motivadora y Coach.


Estimulando las ganas de aprender ¿Cuáles son tus fortalezas? fue publicado de la página 117 a página119 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XL

ver detalle e índice del libro