Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación >
  4. Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita. Segundo Cuatrimestre 2018

Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita. Segundo Cuatrimestre 2018

Soreta, Silvina Fernanda

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación

ISSN: 1668-5229

Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Introducción a la Investigación. Proyectos Ganadores Segundo Cuatrimestre 2018 Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita. Proyectos Ganadores Segundo

Año XVI, Vol.85, Julio 2019, Buenos Aires, Argentina | 184 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Abstract

Una fotografía, una carta, un diario íntimo, un vestido, una profesión, una casa, el origen de un amor, una pelea, un pueblo, entre otros, sirven de disparadores para el trabajo final Historia de mi familia de la materia Comunicación Oral y Escrita.

Esta tarea -que involucra a los alumnos con su génesis familiar- puede resultar asombrosa para los algunos así como de cierta complejidad para otros. La posibilidad de escribir sobre su historia personal, comienza, por lo general, con una investigación exploratoria, base fundamental que dará cuenta del contexto social, económico, político, mediático y cultural donde se encuentra anclada esa historia. El segundo momento lo conforman las entrevistas, tanto a los actores principales como aquellos que por haber conocido al personaje o historia en cuestión, son necesarios para dar cuenta de esta narración. Y por último, la recolección de imágenes que conformarán el relato gráfico. Traducir lo verbal a lo visual no es tarea sencilla y, en este punto, no siempre se tienen los elementos para dar cuenta del registro escrito, ya que muchas veces se trabaja con historias ancladas en la memoria o porque no hay materiales visuales concretos de esa historia.

Finalmente, el alumno en el transcurso de este cuatrimestre y con este trabajo práctico en particular, termina construyendo una historia que reafirma su identidad y su lugar en el mundo.

 

 

Producción de los estudiantes

 

Mi abuela, mi héroe

Aguirre Bravo, Danny

 

Un 4 de abril de 1943 nació una mujer que cambiaría la vida de tres generaciones, una mujer que no sabía lo fuerte y lo valiente que la vida la haría. La bautizaron con el nombre de Gloria María Imelda, en la base de una familia conservadora y católica. Su infancia fue llena de muchísimo amor a pesar de haber sido abandonada por su padre. Su madre siempre fue la guía y sería quien forjaría el carácter. Así pasaron los años hasta llegar a 1962, con 19 años, la vida la sorprendería con el amor, un amor que nunca podría ser correctamente aceptado por la sociedad de ese momento, pero que marcaría su vida con un embarazo no planeado, cuya noticia cambió su vida por completo.

Al vivir en Quito (Ecuador) una ciudad muy conservadora y mayormente católica fue una noticia que muy pocas mujeres podrían afrontar ya que en su momento era muy mal visto que una mujer sea madre soltera y menos a esa edad. Ese acto era catalogado como un pecado pero aun así decidió continuar con este proceso y darle la oportunidad a ese ser de venir a este mundo. Su vida después de haber sido tranquila, se convirtió en un encierro ya que su madre decidió enviarla lejos por todo su embarazo así nadie se enteraría de la situación. Fueron nueve meses de soledad, de dolor y muchas veces de arrepentimiento pero con la confianza de que todo mejoraría.

 

 

La historia de mi madre

Demasi Casal, Paloma

 

Bajo la consigna de la materia decidí entrevistar a mi madre y contar su propia historia. No tomé esta decisión porque ella tuviese alguna historia históricamente significativa para contar, pero sí por el valor que ella tiene para mí. Me enseñó todo lo que sé, e intentó transmitirme sus experiencias e historia; es por esto que me encontré interesada en saber más sobre su propia historia. Estudiamos historia para no cometer los mismos errores y aprender de lo que ya fue vivido, por eso elijo a esta mujer con tantas cosas vividas.

Silvia nació un 30 de mayo de 1967, en Buenos Aires. Época dura para este país, con la dictadura de Onganía, la ejecución del “Che” Guevara, y una crisis económica que tuvo como consecuencias el catolicismo tercermundista.

Sus padres, Dolores Pérez y Miguel Casal, siempre fueron trabajadores humildes que con el tiempo fueron escalando económicamente hasta estar cómodos con su situación. Estos padres amorosos y atentos le dieron todo a mi madre. Pudo recibir educación completa en colegio público y luego privado, y comenzó sus estudios terciarios en el profesorado. Mi madre siempre fue una alumna aplicada, una persona curiosa y siempre con ganas de saber más. Una apasionada con todo lo que hace, perseverante es su cualidad más llamativa para mí. Ella sabe que si quiere algo, por más de que parezca inalcanzable, algún día lo logrará…

 

 

Las farmacias del barrio pueden desaparecer

Fernández Soto, Abril

 

Leonardo Fernández, mi papá, es el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Lomas de Zamora y pertenece al consejo directivo del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires. Él junto a otros farmacéuticos, reclaman la defensa del modelo sanitario impidiendo la llegada de la cadena de farmacias Farmacity a la provincia.

En este caso, Farmacity no es un competidor más para las farmacias, sino que, para su instalación se está incumpliendo la ley provincial 10606, en la cual se detalla, entre otros puntos, que las farmacias deberán estar racionalmente distribuidas en el territorio provincial, a fin de asegurar la atención y calidad de su servicio, por lo tanto, se autoriza la habilitación de una farmacia por cada tres mil habitantes por localidad y deberán ubicarse geográficamente a trescientos metros. En el análisis de dicha ley, podemos ver que en la Provincia de Buenos Aires se prioriza el modelo sanitario, considerando a las farmacias como extensión del sistema de salud, frente al modelo comercial lucrativo que plantea la cadena buscando instalarse en centros urbanos comerciables para obtener mayor rentabilidad.

El hecho de que Farmacity ingresara a la provincia, implicaría también el ingreso de las sociedades anónimas, modalidad que también vulnera la ley provincial anteriormente mencionada que impide a las sociedades anónimas ser dueñas de farmacias. En la provincia, el medicamento es tratado como un bien social y no como un simple producto de consumo, resguardando de esta forma el modelo sanitario. La empresa busca imponer el modelo de “farmacia shopping” en territorio bonaerense y que esto sea el puntapié para luego poder expandirlo por el resto de las provincias del país.

 

 

La tragedia de Vargas

Franco, José

 

El relato surge a partir de un desastre natural que ocurrió en el estado Vargas, Venezuela, en diciembre de 1999 y que dejó miles de muertos. Fuertes precipitaciones atacaron las montañas de la costa, por dos semanas consecutivas, la lluvia mantuvo su fuerza, debilitando el tope de las montañas y generando que caudales de fango bajaran por pendientes de más de 30 grados.

Yo apenas tenía dos años y mi padre, miraba la televisión cuando las imágenes aparecieron. Desesperado y sin saber qué hacer, se anotó en el equipo de voluntarios. El video, muestra imágenes del desastre, que se junta con la experiencia de mi padre como voluntario. No dejando atrás, la trágica experiencia de la Tía Helena, que vivía en el epicentro de la tragedia…

 

 

Estrategia de diversión

Jaramillo, Alejandra

 

Mi papá siempre ha contado sus anécdotas de vida de una manera muy animada, él tiene historias que van desde lo más bizarro hasta lo más impactante. Su infancia y adolescencia ha sido marcada por muchas aventuras debido a que solo quería vivir en el momento y no dejar pasar una oportunidad. Yo contaré una de esas grandes aventuras que a mi parecer es una de las mejores que él tiene.

Iván Jaramillo nació en Cuenca, Ecuador, en 1970. Cuando él tenía 16 años, mi abuela lo envió a pasar vacaciones en la hacienda de su hermana. Mi papá estaba con peligro de recursar el año lectivo de colegio, por lo que, llevó sus cuadernos para estudiar y así poder rendir el examen remedial. Ese era el plan desde un inicio, pero mi papá los cambió y decidió escaparse hacia La Troncal, una zona donde se produce caña de azúcar y donde se encontraba la hacienda de la chica que le gustaba en ese entonces. Ella lo había invitado junto a su mejor amigo, Patricio, para que la visiten.

Mi papá y Patricio decidieron ir, se escaparon y empezaron a, lo que se dice vulgarmente, “jalar dedo”, que se refiere a hacer señas a todo vehículo que pase esperando que alguno les lleve al lugar del destino. No tenían ni un solo dólar en el bolsillo pero la aventura los llamaba…

 

 

No todo tiempo pasado fue mejor

Lobrano Estrada, Sergio

 

Decidí contar la historia de mi padre Javier Lobrano Perea que sucede en el año 1999. Lo escogí porque como policía tuvo muchas experiencias interesantes para contarme. Tuvimos una entrevista mediante Facebook chat, ya que él se encuentra en Perú y conversamos sobre un tema que personalmente me pareció muy interesante.

Mi padre ingresa a la Policía Nacional del Perú en 1982, en esa época el país sufría los ataques del terrorismo. Por este problema, se graduó a los tres años (en vez de cuatro) ya que se necesitaba mucho resguardo policial en las calles. Esto se prolongó hasta fines de 1999, cuando lo relevaron a una ciudad llamada Pucallpa. Eran épocas en donde el terrorismo ya no tenía tanta fuerza en la Capital, luego de la toma a la embajada de Japón en 1996, en Lima ya no se vivía esa incertidumbre, pero en las provincias era diferente. En 1999, el narcotráfico, la trata de personas y los ataques terroristas eran algo común. Su trabajo allí consistía en resguardar camiones llenos de gas o alguna sustancia parecida haciendo “convoyes” en la ruta para que los terroristas no explotaran estos tanques. A veces estos grupos subversivos disparaban de muy lejos para tratar de asustar o avisar que algo iba a pasar, hasta que un día por la carretera Federico Basadre, mi padre y sus compañeros se dispusieron a hacer el relevo para que el siguiente “convoy” siguiera su ruta hasta la capital, el siguiente escuadrón que tenía la ruta de Huánuco fue atacado por unos terroristas en donde murieron cinco policías. Mi padre se enteró al día siguiente de lo que había sucedido a pocos kilómetros de su zona. Para él fue el evento que más le marcó, saber que por unos kilómetros estuvo a punto de morir es algo que le hizo valorar la vida. Luego de cuatro años en Pucallpa regresó a Lima en donde se retiró como Comandante de la Policía Nacional del Perú luego de más de 30 años de servicio.

 

 

La casa de Diamante

López Forcher, Agustín

 

A sus 19 años, en 1960, mi abuela empezó a ir a la casa de Diamante, una ciudad de Entre Ríos. En ese entonces era el hogar de la familia de mi abuelo, ya que para ese tiempo ella y mi abuelo habían cumplido tres años de novios. Mi abuela no sentía ningún afecto por esa casa porque, además de que no era suya, ella tenía una mala relación con mi bisabuela paterna. Mi abuelo era hijo único y su madre era celosa de los afectos ajenos, Por eso, ir ahí implicaba una constante discusión. Por el contrario, con mi bisabuelo tuvo una buena relación, y en ocasiones él salía a defenderla.

En 1962, mis abuelos se casaron y compartieron casa por unos meses pero, debido a que la relación no era muy óptima y mi abuelo no estaba a gusto con su trabajo, se mudaron a Buenos Aires donde él había conseguido un trabajo en el banco a la par de que empezó a estudiar.

Con la llegada de sus hijos (mi mamá, mi tía y mi tío), “La casa de Diamante” empezó a ser el destino de vacaciones, ya que, además del afecto de mi abuelo para con la casa y mi abuela por su familia, para sus hijos representó libertad en todos los sentidos porque podían hacer muchas más cosas que en la ciudad. Además, con el correr de los años, se fue armando un grupo muy grande de amigos y pasaban todos los días con ellos.

 

 

Un encuentro del destino

Perlo, Selene

 

El relato abordará la historia sobre cómo se conocieron mis padres, Stella Maris Barrios y Mariano Perlo. Lo interesante y curioso sobre esta historia, es el hecho de que ambos nacieron y vivieron hasta su adolescencia en un pequeño pueblo en el centro de la Provincia de Entre Ríos llamado Rosario del Tala pero se conocieron en Buenos Aires por primera vez, se enamoraron y sentían que se conocían de toda la vida. En un pueblo tan pequeño, con tan solo 13.000 habitantes aproximadamente, solo hay dos secundarios, Stella iba a uno, Mariano al otro. Quizá escuchaban el nombre del otro en boca de otras personas pero nunca se hablaron directamente y ninguno sabía nada de la vida del otro hasta aquel momento en Buenos Aires que se cruzaron y desde entonces nunca más se separaron.

 

 

Bisabuelo

Raviolo Huppi, Francisco

 

Es la historia de mi bisabuelo Vicente Lo Prete nacido en Italia en 1907, quien por estar en una situación de pobreza y sin posibilidad de mejora decide desde muy temprana edad emigrar a Argentina en el año 1915 con tan solo 8 años, dejando atrás a su madre porque no tenían dinero para poder pagarles el barco. La historia es contada por la hija quien lo recuerda con mucho aprecio y cede su herencia de anécdotas relatadas por el mismo Vicente.

Llega a Buenos Aires con su hermano menor y lo esperaba el padre con el hijo que ya trabajaban en un bar. En los momentos de las comidas la gente veía que hacían platos deliciosos por lo tanto empezaron a pedirlos y así sin tener noción de lo que hacían, iniciaron el gran emprendimiento que les cambió la vida. Vicente era muy trabajador como el padre y los hermanos, tanto que en un momento tuvo que dejar el colegio para poder trabajar con la familia ya que tenían tantos comensales que no daban abasto. 

 

   

Las memorias de un cielo en guerra

Rodríguez, Aldana

 

Voy a narrar la historia de mi papá, Carlos Alberto Rodríguez, desde su mirada del planeamiento de tácticas aéreas en la guerra de Malvinas. Él con 24 años era asesor del secretario general de la Fuerza Aérea, Rodolfo Guerra, antes, durante y después del Conflicto.

Corría el año 1982 en Argentina, el dólar estaba entre 14 y 24 pesos argentinos de ese entonces, el grupo musical Soda Estéreo hacía su primera aparición bajo ese nombre y el clan Puccio daba inicio a los aterradores y macabros planes de secuestro. El gobierno era encabezado por el dictador militar Leopoldo Fortunato Galtieri y las Islas Malvinas estaban gobernadas por Mario Benjamín Menéndez, quien las gobernó hasta el final de la guerra. Mientras los soldados tomaban por sorpresa a los ingleses en las Islas Malvinas, en la calles de las ciudades argentinas ya circulaba que dichas islas estaban recuperadas. El pueblo argentino emocionado se reunía a festejar en Plaza de Mayo, frente a la casa de gobierno, donde Galtieri salió a saludar tras el anuncio. En la madrugada del 2 de abril, el ejército argentino tomó las Islas Malvinas por sorpresa, reteniendo como prisioneros a las tropas inglesas. El plan era desocupar la isla haciendo un acuerdo con el gobierno inglés en el cual se evitara toda muerte y se izara la bandera de Argentina en todo el territorio. Tras el desembarco de los buques argentinos, el ejército inglés toma la decisión de contraatacar matando al Capitán de corbeta Pedro Giachino. No obstante su muerte, los ingleses quedan reducidos y el gobernador inglés es retenido. Estas acciones dan inicio a la guerra.  A pesar de que se tiene la vaga idea de que el miedo corría por las venas de los soldados, mi papá nunca pensó que moriría ahí; ya sea por la inconsciencia, la fe que te hace creer que Dios te está protegiendo, la loca juventud y el amor por la patria, lo hicieron sentirse inmortal, imparable. En la Fuerza Aérea hay un dicho que dice “Dios es aeronáutico”. Pese a todos los esfuerzos, las energías gastadas, las lágrimas y la sangre derramada, los militares no pudieron mantener su posición en el campo de batalla debido a un ataque sorpresivo de los ingleses; el cual fue en el momento en el que el Papa Juan Pablo II vino a Argentina para pacificar. El golpe causado por los ingleses fue irremontable y lamentablemente produjo que el gobierno argentino tome la decisión de rendirse.

 

 

Reconstruyendo

Sánchez, María Angélica 

 

Porque siempre le gustó lo que tiene que ver con el ingenio, las matemáticas, la física, mi padre Mauricio Sánchez supo que en la ingeniería podía plasmar en forma real lo que él pensaba, había cierta influencia familiar porque le gustaba lo que tenía que ver con la construcción ya que su padre era arquitecto, pero escogió la ingeniería porque tenía más campos de acción. A partir de que comienza la universidad y se destaca por ser buen estudiante, empezó a ver que podía realizar materialmente lo que él planeaba y que diseñaba y al mismo tiempo era un servicio para la gente. Por ello, eligió dedicarse a la construcción de vivienda ya que era lo que más movimiento había en ese momento en el mercado, y termina la carrera antes de tiempo un año antes del promedio.

Empezó a trabajar en diseño y construcción de estructuras de concreto en una empresa que se llamaba Concrelite, en Bogotá, como residente de obra, después de eso se fue a trabajar al Municipio de Melgar a una obra grande, por primera vez en el área de la vivienda, estando ahí le tocó iniciar más obras de estaciones de hidráulicas y eléctricas, por lo que empezó a tener una visión más global de lo que requería una obra.

A fines de los 90, la crisis financiera en Colombia devaluó la moneda, aumentaron las tasas de los créditos, los bancos empezaron a cerrar y los pocos que quedaban dejaron de dar créditos hipotecarios, y por lo tanto, los inmuebles fueron quitados por los bancos. Las empresas que no podían pagar los créditos, quebraban, y en ese momento el mercado cayó a cero. A partir de eso la empresa donde mi padre trabajaba empieza a estar muy mal, pero él decide quedarse hasta el último día, pasando de haber 600 empleados, hasta solo quedar cuatro: el contador, la directora financiera, un ingeniero y él…

 

   

Retrato en sepia

Villalba, Leandro

 

Esta historia cuenta un poco la historia de todos nosotros, los argentinos. Es de todos ya que en algún punto nos afectó directa, o indirectamente. Sea por lazos familiares, de amistad, conocidos, o quizás, simplemente de oído. Se trata de la guerra de Malvinas. Esta vez toca hablar de Ricardo Furnari. Un joven de Lomas de Zamora que con tan sólo 19 años, de la noche a la mañana, se entera que tiene que ir a defender a su país.

Corría el año 1982 y Ricardo formaba parte del Regimiento 1 de Patricios, ubicado en Palermo, pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires, en donde se dedicaba a hacer controles de rutina y actos ceremoniales. Debido a su conducta rebelde, esperable de un adolescente, su estadía en el regimiento se hizo un poco más larga de lo esperado. Fue entonces cuando un 1ro de abril lo envían a custodiar la Casa Rosada debido a una protesta obrera que se estaba llevando a cabo en la Plaza de Mayo. Era viernes, y como cualquier otro acto de rutina imaginó que pasadas las 11 de la noche le darían permiso para volver a su casa, pero no fue así. Este día marcaría un antes y un después en su vida.

Sin informarles el porqué de la decisión, los mantuvieron a todos encuartelados hasta el día siguiente. La ansiedad y la incertidumbre se hacían cada vez más altos. Es entonces cuando les informan que iban a ser enviados a las Islas Malvinas.

 


Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita. Segundo Cuatrimestre 2018 fue publicado de la página 82 a página85 en Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación

ver detalle e índice del libro