Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. El “Posdoc” como escenario de elite

El “Posdoc” como escenario de elite

Africano, Leandro

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

En ambientes académicos y profesionales se suele hacer referencia a los posdoctorados, entiendo como última instancia académica posible, como “posdoc”, una forma coloquial para remitirse a una palabra un tanto extensa. Planteado así, los posdoctorados son realmente espacios de elite que no tienen hoy un escalón superior. Es llegar a lo más alto en cuanto a capacitación académica.

Los posdoctorandos son realmente una comunidad muy reducida, casi única entre sus pares. Y es justamente ese atributo el que puede trabajar la Universidad de Palermo y la Facultad de Diseño y Comunicación: el unicato. No solo como una cuestión de diferenciación, sino como una usina de pensamiento de elite enfocada en temas de Diseño.       

Entiendo también, que la creación de este espacio de elite ayuda en otra instancia crucial que vive la educación universitaria. Creo que es necesario, en este momento particular de la región, revalidar y hasta recategorizar la importancia del Diseño en la sociedad global como disciplina fundamental de la vida cotidiana. Admitamos que el Diseño ha perdido un poco su fuerza creativa y de valor agregado, entre otras variables, si la comparamos con 5 ó 7 años antes. Este y otros factores, que no sirve analizar en esta reflexión, motivaron a otras disciplinas terciarias enfocadas en la rápida inserción laboral y la impronta de solución 100% digital. Le quitaron peso específico, o market share de alumnos, a la disciplina del Diseño.  

Me permito aquí trazar una metáfora con la realidad del periodismo actual frente a la innumerable oferta de contenido digital de baja calidad. Hasta ahora las experiencias de monetización del contenido periodístico no han sido muy buenas, prácticamente no hay buenos ejemplos en ningún país del mundo. A excepción de dos casos que tienen el mismo denominador en común.

Los diarios Financial Times y The New York Times se han enfocado en la transformación del contenido y en el cobro de la suscripción digital. El punto de partida de ambos diarios fue desarrollar un contenido periodístico profundo, que se diferencie claramente de todo el universo periodístico de la competencia. Por supuesto que tienen la información gratuita, pero fundamentalmente crearon una comunidad de lectores fieles, que están dispuestos a pagar por una mejor información y ser parte de una elite bien informada. 

Esa comunidad de elite, no exclusiva, que puede crear el posdoctorado debe ser monetizada, si se me permite la expresión, por la Institución, por la Universidad de Palermo. Los miembros (egresados y posdoctorandos) tienen que ser voceros, referentes de una discusión profunda del Diseño en América Latina que tenga intención de proyectarse a otros mercados. Tiene que ser una comunidad activa, similar (solo similar) al modelo que propuso la Universidad de San Andrés con los “minders” de la comunidad Mind.  

En este sentido, la Facultad debe tener un rol mucho más activo con el desempeño profesional de los doctorandos, al generar ese espacio que los convierte en profesionales únicos.

Así como la carrera de grado y en gran medida la Maestría deben impactar en la participación de los graduados en la inserción laboral, algo así como mejorar share of graduates en el mundo laboral, el doctorado en general y el posdoctorado deben impactar y mejorar la participación de la Universidad en el discurso sobre el Diseño y sus disciplinas adyacentes. Ahí, es cuando la comunidad tendrá una voz respetada, única y podríamos decir académicamente insuperables para poder armar agenda de temas y discusiones públicas, mediáticas, académicas y fundamentalmente profesionales. 

Si coincidimos en que vivimos en la era de la información y que todas las instituciones, de cualquier tipo de tamaño y forma, se debaten por la materia discursiva como verdadera creadora de sentido de una sociedad, creo, humildemente, que los egresados del posdoctorado, podrían ser nuestra mejor herramienta para librar ese debate con chances de ganar.  


El “Posdoc” como escenario de elite fue publicado de la página 14 a página15 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro