Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. La brecha entre estudiar diseño y ser diseñador

La brecha entre estudiar diseño y ser diseñador

Álvarez, Yurbi

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Este documento plantea como nociones básicas de la didáctica han sido relevadas de los programas actuales de las carreras y materias relacionadas a las profesiones de diseño. Trayendo como consecuencia una brecha entre la realidad del alumno y la realidad del profesional, la descontextualización de los alumnos y del contenido. Resaltando la importancia de la participación y actualización constante del docente y el programa.

Palabras clave: Didáctica – programa – diseño – docente – contexto – contenido


Más allá de que siempre se ha dicho que la universidad no da la experiencia que da la calle esto sin importar si se está estudiando administración, derecho o bien sea… diseño. Parece ser una problemática que está presente desde la educación básica (primaria y bachillerato), pero ¿Qué pasa cuando el problema se agranda al salir de la universidad y se encuentra una realidad totalmente distinta a la del salón de clases?

Existen muchas situaciones que anteceden la educación superior, que permite entender la procedencia de ese alumno que ingresa a la educación superior como bachiller y egresa como un profesional del diseño.

En muchos casos, hoy en día los alumnos que ingresan a la universidad provienen de un pensamiento académico, abstracto y teórico, en donde el profesor replica sin tener la capacidad de reflexionar y comprender las normas didácticas y su fundamentación, de interpretar la situación en la que trabaja y de construir una respuesta propia, adecuada a esa situación particular (Alicia R. W. de Camilloni, 1995). Así mismo esto de alguna manera marca una tendencia en la forma en que se afronta la educación superior como alumno, ya que al venir de una educación tradicional se dificulta dejar viejos patrones de aprendizaje para adoptar lo nuevo desde otro tipo de pensamiento, no tanto un pensamiento lineal sino más bien un pensamiento divergente.

Es por ello que cuando el alumno se encuentra con un programa totalmente distinto al de educación básica le puede ser difícil y mucho va a depender de la posición del docente para facilitar la transición y alentar el pensamiento divergente y crítico.

Una vez que tenemos la triada de docente, alumno y contenido, todo esto se verá alineado bajo una programación.

Según Estela Cols la programación incluye una serie de procedimientos y práctica, orientados a dar concreción a las intenciones pedagógicas que el currículum prescripto plantea, adecuarlas a la particularidad de las escuelas y situaciones docentes y ofrecer un marco institucional visible que organice el trabajo escolar y posibilite su supervisión. La autora también acota que la programación responde a un requerimiento de orden organizativo y administrativo, ligado a la regulación de las prácticas de enseñanza y a la previsión de las formas de materializar y contextualizar una determinada propuesta política curricular.

Es por ello que es importante, más allá de cumplir con requerimientos ajenos a la autonomía del docente en el aula, enmarcar las intenciones pedagógicas en contextos actuales, es decir, que el programa coincida con la realidad latente que se encuentra en la calle.

Esto sin dejar a un lado aquellas materias indispensables para la comprensión de un todo que motive el pensamiento crítico y divergente, porque como expresa Norberto Chávez, existen categorías que deben incluirse en el proceso de enseñanza del diseño como la sociología, la historia social, la antropología, la semiología y el psicoanálisis. Pues, en la enseñanza del Diseño, esas categorías deben aplicarse al análisis de la producción de diseño histórico y contemporáneo.

Ello permitirá dominar el significado de las corrientes y lenguajes del diseño, sus etapas de evolución y las condiciones socio-económicas, tecnológicas y culturales de la producción de diseño actual.

De allí la importancia de la preparación consciente de un programa que permita que el alumno aprenda a aprender, para que luego pueda contextualizar y adaptar los conocimientos adquiridos a la realidad demandante.

Jorge Steiman expone que en la educación superior la entrega del programa suele ser vista como un acto burocrático: como hay alguien que lo pide, entonces hay que presentarlo, casi como un trámite. Si bien en algunas universidades o a veces al interior del propio sistema escolar de una jurisdicción sugieren formatos para la entrega de los programas, cuando no hay formalidades expuestas, la mayoría solo vuelca un listado de los temas a enseñar y su bibliografía y a lo sumo, según la ocasión, se le adosa a ello los objetivos de la cátedra y algunas aclaraciones respecto a la evaluación.

En este sentido, este tipo de argumento deja entrever la disociación entre lo que pasa en el aula con la realidad, ya que desde el momento donde empieza el acto pedagógico, como lo es la preparación del programa, se le quita importancia al contenido y a la forma en que será dado. Contenido, que luego debería ser aplicado en el ámbito profesional, pero si no se piensa en el programa, ¿puede que los contenidos de muchas materias actualmente sean los mismos de hace diez años cuando las demandas del contexto eran totalmente distintas?

Y es así que como se pregunta Steiman: ¿podremos transformarlo en otra cosa? Es por ello que autores como Luis Rodríguez Morales (2010), en su libro Diseño, estrategia y táctica, resaltan que actualmente lo métodos de diseño tienen un lugar destacado en los procesos de enseñanza – aprendizaje y son un apoyo fundamental en los procesos docentes, sin embargo, ya ha revisado que los métodos por si solos no satisfacen las demandas actuales. El reto estriba en establecer una conexión entre métodos tradicionales y la formulación de estrategias de operación.

Es decir, que al momento en el que el diseñador tiene que afrontar un proyecto, no cuenta con un background que le permite encontrar un método que se ajuste a sus necesidades actuales, ya que los aprendidos durante la educación superior no le serán de mucha utilidad.

Resumiendo, existieron varias instancias en el aula que permitieron entender la docencia desde otro lugar, un lugar de aporte y de guía para desarrollar el pensamiento propio de cada individuo.

Empezando por comprender al alumno y su historicidad, eliminando pre conceptos de lo que es un alumno ideal para luego pensar en una autodefinición como docente y cuál sería entonces el modelo de enseñanza a implementar. Una vez que fueron definidos estos elementos más individuales de cada docente, se presentaron otros elementos más macros, si así se quiere decir, como el currículum, la programación, las competencias y otros que más allá de depender del docente están sujetos a la casa de estudio y/o jurisdicciones correspondientes.

Para que la triada alumno, docente y contenido pueda fluir armónicamente en lo que a enseñar diseño se refiere, es fundamental estar actualizado en el contexto donde se está, ya que de esto dependerá el contenido, la posición del docente en cuanto a este y al rol de ese alumno en ese momento como futuro profesional del diseño ¿para qué escenario se está preparando? ¿Para uno que pasó hace diez años como la vigencia de los programas actuales?

¿Es posible que un diseñador hoy día al recibirse cuente con todas las herramientas necesarias para llevar a cabo su trabajo? ¿Desde pensar el diseño hasta como venderlo, negociarlo y cobrarlo?

Referencias Bibliográficas

Camilloni, Alicia R. W de. (1995). Reflexiones para la construcción de una didáctica para la educación superior. Ponencia en: Primeras Jornadas Trasandinas sobre planeamiento, gestión y evaluación “Didáctica de Nivel Superior Universitaria”. Chile

Chavez, Norberto. El papel de la teoría en la enseñanza del diseño: Una tipología de discursos teóricos y sus respectivas aportaciones al aprendizaje de la profesión. Disponible en: https://www.norbertochaves.com/articulos/texto/el_papel_de_la_teoria_en_la_ensenanza_del_diseno

Cols, Estela (2004). Programación de la enseñanza. Ficha de cátedra didáctica I, F.F y L. UBA

Morales Rodriguez, Luis (2010). Diseño, estrategia y táctica. Siglo veintiuno editores. México

Steiman, J; Misirlis, G y Montero M: Didáctica general, didácticas específicas y contextos socio histórico en las aulas de la Argentina.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.



Abstract: This document raises as basic notions of the didactic have been relieved from the current programs of careers and subjects related to the design professions. Bringing as a consequence a gap between the reality of the student and the reality of the professional, the decontextualization of the students and the content. Highlighting the importance of participation and constant updating of the teacher and the program.

Keywords: Didactics - program - design - teacher - context – content

Resumo: Este documento propõe como noções básicas da didática têm sido relevadas dos programas atuais das carreiras e matérias relacionadas às profissões de design. Trazendo como consequência uma brecha entre a realidade do aluno e a realidade do profissional, a descontextualização dos alunos e do conteúdo. Realçando a importância da participação e atualização constante do professor e o programa.

Palavras chave: Didática – programe – design – professor – contexto – conteúdo

Yurbi Álvarez. Licenciatura en Diseño Integral (Universidad Nacional Experimental del Yaracuy, Venezuela)


La brecha entre estudiar diseño y ser diseñador fue publicado de la página 58 a página60 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro