Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. La herramienta para la evolución

La herramienta para la evolución

Muras, Patricia

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Desde los inicios de la humanidad las civilizaciones debieron adquirir habilidades y conocimientos para adaptarse al medio, para ello debieron recurrir a herramientas que le faciliten el desarrollo como sociedad evolutiva. Considerando que adquirir conocimientos es aprender, el aprendizaje es una herramienta fundamental para la evolución del ser humana.

Palabras clave: Proceso – aprendizaje – enseñanza – articulación teórico-práctica – capacidades – competencias psicosociales



La herramienta para la evolución

La evolución humana conlleva cambios biológicos, estos incluyen los morfológicos y culturales. Cada etapa de la evolución ha obligado al ser humano a una adaptación, a aprender comportamientos que le permitieron subsistir, así como también la sociabilización.

Todas las civilizaciones debieron aprender determinadas costumbres, ritos y actividades que conformaban su cultura; esto conlleva un aprendizaje de los comportamientos básicos para su desarrollo como sociedad evolutiva. Por lo tanto, el aprendizaje es una actividad vigente desde el inicio del desarrollo de la raza humana. “El aprendizaje es una forma de interactuar con el mundo. A medida que aprendemos, cambian nuestras concepciones de los fenómenos y vemos el mundo de forma diferente”. (Bigss, 2004, pag.29).

Este proceso de adquisición de conocimientos produce cambios de ciertas estructuras del sistema cognitivo; estas nuevas estructuras dan como resultado el nacimiento de otra significación del medio que lo rodea. A la vez, este proceso de aprendizaje se ve atravesado por otro proceso relacionado que interviene directamente, que es proceso de enseñanza. “Enseñar es crear las condiciones para que ese otro aprenda, es una acción orientada hacia otros y realizada con el otro, se asienta en un proceso de comunicación e involucra un encuentro humano”. (Agadia. K, 2012, pág. 2).

Al decir enseñar no estamos hablando solamente de la acción de transmitir conocimientos, sino de la capacidad de involucrase con otro colaborando en el desarrollo de procesos reflexivos de este y encontrando diferentes caminos para la adquisición de saberes mediante una comunicación eficaz. En el transcurso del proceso de enseñanza se colabora en la construcción de nuevas imágenes mentales, modificando los saberes previamente adquiridos, generando ideas nuevas y nuevas prácticas.

Esta nueva significación se va entrelazando con los conocimientos ya adquiridos generando anclajes mediante enlaces, deducciones, comparaciones, reconociendo diferencias o cambiando criterios por otros. Estas actividades conforman el aprendizaje significativo que relaciona el nuevo material con el existente en su sistema cognitivo, entrelazándolo, creando diferentes formas de percibir la realidad del individuo (Ausubel, 1978).

Las incorporaciones conscientes de los conocimientos conforman un proceso reflexivo dentro de la estructura cognitiva del sujeto, que le permite desarrollar una actitud crítica y acceder a la toma de decisiones concretas, con fundamentos en los conocimientos anteriormente adquiridos.

De la acción del aprendizaje se dijo que es la de adquirir conocimientos, pero tiene dos lados de una misma moneda; una actividad interna que es la vinculación de estos nuevos conocimientos y otra actividad externa que es la aplicación de esta información adquirida en las actividades cotidianas. Aquí se presenta la necesidad de otro tipo de aprendizaje, un aprendizaje activo logrado mediante la articulación teórico-práctica.

Este aprendizaje activo involucra al individuo en situaciones precisas donde el conocimiento teórico y discursivo se lleva a la práctica recurriendo a todos los saberes adquiridos para analizar, diagnosticar, ejecutar y resolver situaciones. El conjunto de actividades mencionadas a su vez dan por deducción nuevos saberes, brindando como resultado individuos competentes para la vida o para la disciplina asociada.

Las competencias y las capacidades no se enseñan ni se aprenden: se construyen, se desarrollan, se forman a la vez en la práctica, a partir de situaciones que demandan alcanzar un objetivo, resolver un problema, tomar una decisión propia del ámbito laboral. (Mastache, 2009, pag. 82).

Es altamente ventajoso para los individuos en formación colocarlos en situaciones de resolver problemas, pero no solo ante situaciones tradicionales, sino considerando que en el trabajo cotidiano, es decir en el día a día, hay situaciones que se presentan en las cuales se deben resolver sin la información pertinente, en que es necesario recurrir a un análisis exhaustivo donde se ponen en juego destrezas y habilidades para aplicar todas las herramientas al alcance. Mediante la aplicación de los conocimientos conceptuales específicos se alcanza el camino directo para la resolución.

El trabajo a partir de casos (Mastache, 2009), supone un trabajo articulado entre la teoría y la práctica que coloca al individuo ante escenarios posibles donde debe lidiar con complicaciones, la vacilación y la contradicción. Esta estrategia genera en el individuo la habilidad de llevar a la ejecución y la aplicación la construcción discursiva de la teoría, mediante la movilización de saberes que le permitirán la adquisición de nuevos conocimientos como también nuevas conceptualizaciones de las reglas, principios y conocimientos acerca de una actividad. Es un proceso de elaboración y por ende de construcción, es un aprender haciendo que requiere la supervisión de un profesional dentro de un marco de situaciones simuladas, adquiriendo una formación basada en la ética, en valores por sus semejantes y el entorno.

Por otra parte, no solo es poner en juego la teoría y la práctica sino que entra otro factor que son las competencias psicosociales, hablamos de la idoneidad adquirida para entablar relaciones personales e interpersonales, las formas de interactuar con sus pares y con el medio. El individuo adquiere dichas capacidades mediante prácticas desde el inicio del aprendizaje, comenzando desde el principio de la vida misma, en el hogar, la familia y luego en la escuela hasta la educación superior. Estas competencias son la de comunicación, escucha, comprensión y expresión; el trabajo entre otros, la negociación y la cooperación; la toma de decisiones, el compromiso, la tolerancia y valores éticos, entre otras.

En los inicios de la educación la adquisición de estas capacidades se dan de manera implícita pero en la medida en que va perfeccionándose, estas son fundamentales para el buen desenvolvimiento en la vida social y profesional del individuo.

En lo expuesto se confirma que la educación es la base para el desarrollo de las capacidades intelectuales y morales de los individuos; colabora en la manera de expresarse y en la convivencia con el contexto social en el que está inmerso.

Paralelamente se desprende que el hombre busca su evolución constante, su desarrollo como persona competente para la actuación en la vida.

Bibliografía

Agadia, K., (2012). La construcción del saber didáctico de los docentes de la Universidad de Palermo, Buenos Aires-.

Biggs, J., (2004) Calidad del aprendizaje universitario, Madrid, Narcea.

Mastache, A., (2009) Formar personas competentes, Buenos Aires, Noveduc.

Moreira, M, Rodríguez Palmero, M. (1978) Ausubel, D., Mapas conceptuales: herramientas para el aula

Referencias Bibliográficas

Agadia, K. (2012). La construcción del saber didáctico de los docentes de la Universidad de Palermo, Buenos Aires. Universidad de Palermo.

Ausubel, D (1978) Adquisición y retención del conocimiento, Buenos Aires, Ed, Paidós.

Biggs, J, (2004) Calidad del aprendizaje universitario, Madrid, Narcea.

Cappelletti, G. (2010). La evaluación significativa. Buenos Aires: Ed. Paidós

Jackson, P. (1986). Práctica de la enseñanza. Buenos Aires: Amorrortu.

Litwin, E, (1997), Corrientes didácticas contemporáneas, Buenos Aires, Ed. Paidos

Mastache, Anahí; Miguez, D, Nantes, L, Cedrato, M., Orlando, M. y Kurlat, M, (2009) Formar personas competentes, Buenos Aires, Ed.Noveduc,

Moreira, M, Rodriguez Palmero, M. (1978). Mapas conceptuales: herramientas para el aula”, Buenos Aires, Ed. Octaedro

Stelman, J. (2008), Mas didáctica de la educación superior, Buenos Aires, Universidad Nacional de San Martin

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.



Abstract: Since the beginning of humanity civilizations had to acquire skills and knowledge to adapt to the environment, for this they had to resort to tools that facilitate their development as an evolutionary society. Considering that to acquire knowledge is to learn, learning is a fundamental tool for the evolution of the human being.

Keywords: Process - learning - teaching - theoretical-practical articulation - skills - psychosocial competences

Resumo: Desde os inícios da humanidade as civilizações deveram adquirir habilidades e conhecimentos para adaptar ao meio, para isso deveram recorrer a ferramentas que lhe facilitem o desenvolvimento como sociedade evolutiva. Considerando que adquirir conhecimentos é aprender, a aprendizagem é uma ferramenta fundamental para a evolução do ser humana.

Palavras chave: Processo - aprendizagem - ensino - articulação teórico-prática - capacidades - competências psicossociais


Patricia Muras. Licenciada en Relaciones Públicas (Universidad de Palermo). 


La herramienta para la evolución fue publicado de la página 61 a página63 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro