Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. Hacia una didáctica 3.0

Hacia una didáctica 3.0

Amenta, Sofía

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Con el advenimiento de las nuevas tecnologías, la educación debe repensar su rol en el contexto del aula -y en buena medida, por fuera de ella-. Considerar el bagaje cultural aprehendido en la socialización y los códigos compartidos creados a través de la comunicación y generación de contenidos en redes sociales se hace imprescindible no solo para modernizar la didáctica, sino para que su propio rol en esta sociedad siga estando a la vanguardia de los cambios sociales y no por detrás de ella.

Palabras clave: Internet - redes sociales – didáctica - alfabetismo transmedia – tecnología – estrategias



En 1980, con la aparición de la computadora personal, se inició un proceso dentro del cual el uso de la tecnología dejó de estar limitado por el horario laboral y pasó a ocupar y habitar espacios del ámbito privado de las personas. Si bien el desarrollo de la Web (World Wide Web) marca un antes y un después en el acceso a la información y al uso recreativo que se le dio a las computadoras, el verdadero protagonista de la revolución tecnológica personal fue el dispositivo móvil. Combinado con el acceso a Internet, redefinió lo que significa estar conectado siempre y las posibilidades que supone tener acceso a un caudal infinito de información de forma ilimitada.

La posterior explosión de las redes sociales como plataforma para sostener y alimentar las relaciones personales condujo a una tendencia marcada por el uso del teléfono celular de manera casi permanente, la hegemonía de ciertas aplicaciones para poder compartir y comunicarse tanto con el ámbito cercano como con el desconocido, y el desarrollo de una cultura necesaria para hacer uso de estas herramientas y comunicarse entre pares. Esta supone el aprendizaje no solo de un léxico particular y mutable conforme cambian los usos y costumbres sino que además requiere competencias y habilidades para poder hacer uso y comunicar en el ecosistema digital.

Con el objetivo de ahondar en una perspectiva didáctica que contemple la realidad descrita anteriormente es que dicho ensayo buscará responder: ¿es el alumno un consumidor pasivo de información en lo que respecta el uso de Internet y redes sociales? ¿Es posible recuperar las habilidades y conocimientos aplicados en el ámbito digital dentro del aula? ¿Es necesario enseñar estas herramientas dentro del ámbito escolar o se adquieren en línea a través de medios informales?

Para poder responder a estos interrogantes empezaremos por definir de qué se tratan estas competencias que utilizan los alumnos cotidianamente para comunicarse e interactuar online. El Alfabetismo Transmedia (Transmedia Literacy), es el término con el cual se agrupan al conjunto de habilidades, prácticas, valores, sensibilidades y estrategias de aprendizaje e intercambio desarrolladas y aplicadas en el contexto de las nuevas culturas colaborativas. Este término es producto de un proyecto (Transmedia Literacy) llevado a cabo por una red de investigadores de ocho países entre el 2015 y 2018, dentro del cual se sondearon las actividades mediáticas de los adolescentes en diferentes entornos. El estudio contempló la realidad de los adolescentes y su rol dentro del entorno digital para llegar a la conclusión de que lejos de ser consumidores pasivos de información, se encuentran a la vez generando y compartiendo contenido en distintos formatos y de diversa índole. El informe dio cuenta de los distintos niveles de complejidad que suponen dichas interacciones arrojando un mapa con cuarenta y cuatro competencias principales y ciento noventa específicas. Este análisis muestra la variedad de conocimientos que tienen los jóvenes sobre las plataformas dentro de las cuales producen, comparten y comunican el contenido siendo de particular rigurosidad las competencias que pertenecen a los procesos de producción literaria y audiovisual.

Ahora bien, cabe destacar que si bien no todos los jóvenes usuarios crean contenidos y los distribuyen con el mismo grado de complejidad y profesionalismo. Se evidencia un uso común de las plataformas y formatos y un empleo básico del lenguaje coloquial de la Web de forma generalizada.

Sea cual fuere el nivel alcanzado y grado de fluidez, los conocimientos y la mejora de dichas aptitudes se da por fuera de la escuela, en entornos informales de aprendizaje que en su mayor parte son dentro de las mismas redes sociales cuyo conocimiento se vuelve necesario.

Siendo el sistema escolar una construcción social factible de cambios, producto de discontinuidades y rupturas dentro de sí mismo, resulta a simple vista inviable no considerar las competencias adquiridas por los alumnos por fuera de su ámbito como eje de desarrollo y posterior ejecución de estrategias que promuevan el aprendizaje de las materias tradicionales que conforman el programa escolástico.

Con estrategias nos referimos a la práctica de una acción consciente dentro del ámbito de la didáctica, encaminada y deliberada para que el aprendizaje siga ciertas pautas y alcance ciertos objetivos. Si bien el lugar físico de la didáctica es el aula, no empieza ni termina en ella. Siendo que el aprendizaje se construye y no es una recepción unilateral de una de las partes, la didáctica permite distinguir y construir la buena enseñanza, que entre otras cosas significa recuperar un saber que el otro (el alumno) pueda resignificar, para el cual tenga un sentido y sea útil.

Dado que la didáctica es una ciencia social acerca de las teorías sobre las prácticas de la enseñanza, los contextos socio históricos en las cuales estas teorías son significadas cobran especial relevancia. Hay una cuestión espacial e histórica que no puede ser ignorada y en este sentido nos resulta imposible imaginar una didáctica alejada e indiferente a las nuevas tecnologías y formas de comunicación de los jóvenes alumnos.

En defensa de la incorporación de dichas habilidades en el diseño y posterior ejecución de las estrategias didácticas para la promoción del conocimiento, resulta importante rescatar el concepto de ‘aprendizaje significativo’ de David Ausubel (1978). El autor lo define como el aprendizaje que se da con sentido, aquel que se produce cuando el alumno logra establecer relaciones entre los nuevos conceptos y los conocimientos ya existentes, creando conocimiento propio.

Dicho concepto parte de la base que la persona no es una tabla rasa, viene con un bagaje personal con el cual establece una relación necesaria con la información que debe aprender. Para él, esto es lo que se conoce como estructura cognitiva, y constituye el factor que incide en la significación del material nuevo y de su posterior adquisición y retención.

En otras palabras, los nuevos conceptos solo podrán aprenderse y retenerse si el alumno es capaz de relacionarlo con la información con la que ya cuenta o con las experiencias vivenciadas.

Otro de los conceptos que presenta Ausubel (1978) es el de los ‘organizadores previos’ que facilitan el proceso del aprendizaje significativo ya que relacionan la información con la que cuenta el alumno con el nuevo conocimiento propuesto en clase. Esta relación crea ‘puentes cognitivos’ facilitando la comprensión de la información y promoviendo su incorporación por contraposición al aprendizaje memorístico o ritual.

La asimilación de la información se vuelve la consecuencia del aprendizaje significativo y en este sentido Ausubel afirma que:

La adquisición de información nueva depende en alto grado de las ideas pertinentes que ya existen en la estructura cognitiva y el aprendizaje significativo de los seres humanos ocurre a través de una interacción de la nueva información con las ideas pertinentes que existen en la estructura cognitiva. El resultado de la intención que tiene lugar entre el nuevo material que se va a aprender y la estructura cognitiva existente constituye una asimilación de significados nuevos y antiguos para formar una estructura cognitiva altamente diferenciada (Ausubel, 1978. pp.70, 71).

En la década del sesenta, el enfoque tradicionalista del alfabetismo mediático (producto del consumo de los medios, especialmente de la televisión), supuso que la escuela debía crear un efecto inmunizador que le permitiese a los alumnos resistir a su influencia negativa. Por lo expresado a lo largo del ensayo, tomar una postura confrontativa frente al papel que juega Internet y las redes sociales supone ignorar el bagaje rico en aptitudes y herramientas con las que el alumno viene a clase. Dichas habilidades se entrelazan de formas diversas con el contenido previsto en el programa de cada materia y lejos de ser una amenaza, pone a disposición del docente un sinfín de habilidades aprendidas por fuera del horario de clase que pueden ser usadas estratégicamente con fines didácticos. Se trata de ampliar el marco didáctico para recuperar el conocimiento y competencias del ámbito digital dentro del aula.

En el marco de una didáctica inclusiva, que no solo se relacione con otras disciplinas, que además pueda abarcar aspectos generales y específicos, considerar las aptitudes digitales, el alfabetismo transmedia, como parte del acervo con el que se cuenta, en vez de estigmatizarlo o considerarlo por fuera del aula, se vuelve indispensable.

La escuela debe defender y preservar su carácter descontextualizado, pero tiene que aceptar que los entornos informales de aprendizaje juegan un papel clave en la educación moderna. En la era digital los jóvenes forman comunidades de las cuales son parte a través de las redes sociales y dentro de las cuales aprenden de forma autodidacta y con ayuda de otros pares. Adquieren y acumulan conocimientos, habilidades, actitudes y puntos de vista a partir de experiencias cotidianas e interacciones en diferentes entornos.

Por esto es que el rol del docente, más que nunca, debe tomar en cuenta la realidad cotidiana de la sociedad en la cual se inserta y cuyos cambios no puede dejar de lado.

Ignorar estas cuestiones conlleva a un único lugar: deja a la escuela offline.

Referencias bibliográficas

Agadia, K. La construcción del saber didáctico de los docentes de la Universidad de Palermo. Ficha de cátedra.

Ander-Egg, E. (1999) El aula taller. Una alternativa de renovación pedagógica. Buenos Aires: Editorial Magisterio Río de la Plata.

Astolfi J.P.: Aprender en la escuela. 3ra. Parte, Capítulos 1 y 3, Santiago de Chile, Dolmen, 1997.

Ausubel, D. (1978). Citado en: Ontoria, A. (1997). Mapas conceptuales, una Técnica para aprender. Madrid: Narcea.

Biggs, J. (2006) Calidad del aprendizaje universitario. Capítulo 2. Madrid: Ed Narcea.

Borello J., Coraggio J.L, Matta M. (1998) ¿Qué aprendí enseñando Economía II? , Hacia una Pedagogía reflexiva: informe de dos experiencias educativas. Colección Universidad y Educación.

Serie Experiencias Educativas Nro 2, UNGS, San Miguel.

Camilloni, A.R.W de. (1995) Reflexiones para la construcción de una Didáctica para la Educación Superior. Ponencia en: Primeras Jornadas Trasandinas sobre planeamiento, gestión y evaluación “Didáctica de Nivel Superior Universitaria”. Chile

Cols, E. (2004) Programación de la enseñanza, Ficha de cátedra didáctica I, F.F. y L., UBA.

Davini, M.C (2008) Métodos de la enseñanza didáctica. Buenos Aires: Santillana.

De Vicenzi, A. (2009) La práctica educativa en el marco del aula taller. Buenos Aires: Revista Educación y Desarrollo.

Litwin, E. (1998): “El campo de la didáctica: La búsqueda de una nueva agenda” en Corrientes didácticas contemporáneas. Buenos Aires: Paidós.

Lucarelli, E. (1996) La construcción de la articulación Teórica Práctica en las cátedras universitarias. Búsquedas y avances. Ficha de cátedra.

Mastache, A. (2009) Formar personas competentes. Desarrollo de competencias tecnológicas y psicosociales. Capítulo 3 y 4. Buenos Aires: Editorial Noveduc.

Ontoria y otros (1997) Mapas conceptuales. Una técnica para aprender. Madrid: Ed Narcea

Perkins, D. (1995) La escuela inteligente. Barcelona: Gedisa.

Perkins, D. (1995) El aprendizaje como diseño. Barcelona: Gedisa.

Schon, D. (1992) La formación de profesionales reflexivos. Barcelona: Editorial Paidós.

Scolari, C. (2018) Alfabetismo transmedia en la nueva ecología de los medios. Libro Blanco http://transmedialiteracy.upf.edu/sites/default/files/files/TL_whit_es.pdf

Scolari, C. (2018) Lo aprendí en un tutorial. Revista Anfibia http://revistaanfibia.com/ensayo/lo-aprendi-en-un-tutorial/

Steiman, J (2009) Más didáctica (en la educación superior). Capítulo 1. Buenos Aires: Miño y Dávila Ediciones.

Steiman, J.; Misirlis, G.; Montero, M. (2004) Didáctica general, didácticas específicas y contextos sociohistóricos en las aulas de la Argentina. Buenos Aires: Universidad Nacional de General San Martín.

Villaroel C., César A. La enseñanza universitaria: de la transmisión del saber a la construcción del conocimiento. Revista Educación Superior y Sociedad

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.



Abstract: With the advent of new technologies, education must rethink its role in the context of the classroom - and to a large extent, outside of it. Considering the cultural background apprehended in the socialization and the shared codes created through the communication and generation of contents in social networks is essential not only to modernize the didactics, but so that its own role in this society continues to be at the forefront of the social changes and not behind it.

Keywords: Internet - social networks - didactics - transmedia literacy - technology - strategies

Resumo: Com a chegada das novas tecnologias, a educação deve repensar seu papel no contexto do sala de aula -e em boa medida, por fora dela-. Considerar o bagaje cultural preso na socialização e os códigos compartilhados criados através da comunicação e geração de conteúdos em redes sociais faz-se imprescindível não só para modernizar a didática, e os códigos compartilhados criados através da comunicação e geração de conteúdos em redes sociais faz-se imprescindível não só para modernizar a didática, sina para que seu próprio papel nesta sociedade segua estando à vanguardia das mudanças sociais e não por trás dela.

Palavras chave: Internet - redes sociais - didático - alfabetização transmídia - tecnologia - estratégias


Sofía Amenta. Diseñadora Gráfica (Universidad de Palermo)


Hacia una didáctica 3.0 fue publicado de la página 63 a página66 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro