Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. La necesidad de una buena metodología para mejorar el arte de enseñar

La necesidad de una buena metodología para mejorar el arte de enseñar

Dos Santos Manzoni, Florencia

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: La educación es la herramienta más importante que tienen los jóvenes y que los acompañará durante toda su vida. Por ello el docente es fundamental para que se produzca una buena clase en donde a través de diferentes métodos los alumnos puedan adquirir conocimientos y luego aplicarlos en su vida cotidiana. Y así evitar un aprendizaje memorístico que refiere a la no comprensión de lo visto. El docente debe generar clases dinámicas y de interés valiéndose de sus recursos.

Palabras clave: Docencia – didáctica – estrategias – planificación – alumnos – aprendizaje – enseñanza – taller



“La gente aprende más cuando tiene una oportunidad razonable y una motivación para hacerlo”

(Perkins, 1995, p.53)

Es sabido que los alumnos llegan al aula con un modelo mental definido de cómo será el desarrollo de la clase. Tienen una idea basada en el modelo tradicional en donde el docente se coloca frente a los alumnos y expone durante todo el transcurso de la clase, provocando que los jóvenes al cabo de unos minutos pierdan el interés en el tema y se vayan sin tener claros los conceptos.

Estamos frente al modelo que hoy denominamos ‘tradicional’: el docente expone ‘didácticamente’ frente a un grupo de alumnos. Y la consideración “didáctica” de la exposición supone buena calidad, claridad y, por supuesto, manejo del método didáctico que le es propio, establecido. (Steiman, Misirlis y Montero, 2004, p.3).

Además de la perdida de interés, esto puede tener consecuencias aún peores como que el alumno sienta que el aula es un espacio aburrido y pierda el interés por aprender o incluso puede sentirse excluido, que los contenidos son demasiados complejos como para lograr comprenderlos y opte por dejar de ir a la institución y así no puede recibir la educación que le corresponde y que anhela adquirir.

Es necesario preguntarse, cómo se podría evitar esto, el abandono, la falta de interés. ¿Qué estrategias se necesitan para incentivar a los alumnos? ¿Qué tiempos de dedicación para cada tema es necesario? ¿Cómo incorporar mejor los contenidos? ¿Es importante incorporar el aula taller? ¿Los parciales son necesarios?

La educación es esencial para formar personas capaces, con autoestima y un punto de vista crítico frente a diferentes temas y desafíos que se le presenten a lo largo de su vida. Y así mejorar su calidad de vida y las profesiones en las que se podrán desarrollar en un futuro.

El docente debe plantear diversos tipos de desafíos, mostrando diferentes enfoques para generar un conflicto con lo que se cree saber y así desarrollar un punto de vista crítico de los diversos temas. Para ello es imprescindible contar con una planificación de la materia que guiará el proceso de enseñanza. “La enseñanza no puede ser improvisada” (Davini, 2008, p. 167).

La programación es un punto de partida para la enseñanza que se desea transmitir, se debe crear para guiar el desarrollo de las clases, pero no es algo definitivo. Debe estar divida en unidades organizadas según un criterio. La dificultad debe ser escalonada, así un concepto va seguido de otro más complejo relacionado con el anterior, que no lo reemplaza, sino que lo complementa. Al tener los objetivos definidos, el docente sabe qué nivel de conocimiento deben alcanzar los alumnos al terminar.

Un programa es siempre una hipótesis de trabajo que debe ser puesta a prueba en la enseñanza. Sus propuestas se modifican y enriquecen a lo largo del desarrollo de las tareas, cuyos resultados son siempre abiertos e imposibles de encerrar en una programación. No obstante, programar la enseñanza es indispensable para asegurar una buena marcha de las actividades y orientar sus logros. (Davini 2008, p. 181).

Un buen aprendizaje depende de una buena programación de la clase, teniendo en cuenta la didáctica general y las didácticas específicas de las disciplinas, además de los niveles en los que se encuentren los alumnos. La planificación ayudará a distribuir los tiempos de aprendizaje que se le dedicará a cada tema, al igual de que cantidad y qué contenidos van a entrar en el programa ya que los contenidos son muchos pero no todos pueden entrar en un programa de la extensión de la clase.

Planificar los tiempos también ayudará a una mayor comprensión por parte de los alumnos ya que no es lo mismo incorporar un tema en poco tiempo, que dedicarle más tiempo de aprendizaje e ir relacionándolo con los nuevos conocimientos para así formar una idea general de todo y de cada tema en particular.

Se debe evitar el aprendizaje memorístico, en donde el alumno no genera ningún tipo de esfuerzo por incorporar los nuevos contenidos, solo estudia para el momento y no lo puede aplicar en la vida cotidiana. Un ejemplo es un parcial en donde la mayoría estudia de memoria o se copia, ocasionando que al terminar de realizar el examen el alumno no pueda hablar con claridad de lo que debía aprender.

Si el alumno logra un aprendizaje significativo, en donde incorpora con claridad los contendidos, pudiendo relacionarlos con otros que ya sabía y además aplicarlos en su vida. No los olvidará y podrá tener un punto de vista crítico de lo que aprendió y de lo que ya sabía.

El aula taller es una buena alternativa para motivar a los alumnos, ya que es un aprender haciendo en grupo. La participación en grupo ayuda a que todos puedan integrarse y llegar a un mismo nivel de aprendizaje. Los alumnos además de aprender haciendo su trabajo, aprenden de los demás compañeros, si un alumno es bueno para redactar y el otro tiene facilidad para la comprensión de textos, estos se complementarán y en el transcurso del trabajo irán mejorando en el área en la que no se sentían seguros. Cabe destacar que a pesar de ser un aprendizaje grupal, el aprendizaje es individual ya que cada uno incorpora el aprendizaje de distinta manera y a su ritmo. De Vinvenzi afirma lo siguiente, “En la acción es donde el alumno adquiere diversos aprendizajes asociados al significado de las categorías de diseño, a reflexionar sobre sus propias ejecuciones y a manifestar sus dudas o limitaciones”. (2009 p. 46)

El rol del profesor se centra en definir objetivos claros para los grupos y orientar a los alumnos en el desarrollo del trabajo, es decir que el profesor es un guía y luego evaluará el trabajo tanto por su proceso, desarrollo y el resultado final. Los grupos son una buena forma de generar interés en el tema.

Para concluir, se puede decir que a través de una buena enseñanza, guiada por una buena programación y estrategias que hagan pasar a los alumnos por diferentes procesos de aprendizaje y les permitan aplicarlos en su vida cotidiana, se podría disminuir notablemente el número de jóvenes que dejan sus estudios todos los años en diversas partes del país y que luego son susceptibles a trabajos indignos o con un salario mínimo, habiendo tenido todas las posibilidades de formar su futuro con una buena enseñanza, gracias a que en el país la educación es gratuita y para todos.

Haciendo uso de las estrategias del aula taller, trabajar en grupo y aplicar los contenidos que se van adquiriendo, se podrían prescindir de los parciales en donde no se demuestra con claridad lo aprendido. La mejor manera para saber si el alumno ha aprendido es a través de la aplicación de los conocimientos en un trabajo.

Referencias Bibliográficas

Davini, C. (2008). Métodos de enseñanza didáctica general para maestros y profesores. Ed Santillán

De Vinvenzi, A. (2009). La práctica educativa en el marco del aula taller. Revista de educación y desarrollo. p. 46)

J. Steiman, G. Misirlis y M. Montero (2004). Didáctica general, didácticas específicas y contextos sociohistóricos en las aulas de la Argentina

Perkins, D. (1995) La escuela inteligente. Barcelona. Gedisa

Bibliografía

Agadía, K. (Ficha de cátedra). La construcción del saber didáctico de los docentes de la Universidad de Palermo.

Bigss, J. (2006). Calidad del aprendizaje universitario. Madrid. Ed Narcea

Camilioni, A. (1995). Reflexiones para la construcción de una Didáctica para la Educación Superior. Ponencia en Primeras Jornadas Trasandinas sobre pensamiento, gestión y evaluación “Didáctica de Nivel Superior Universitaria”. Chile

Camilioni, A. (2007). Una buena clase. Revista 12(ntes)

       Davini, C. (2008). Métodos de enseñanza didáctica general para maestros y profesores. Ed Santillan

De Vinvenzi, A. (2009). La práctica educativa en el marco del aula taller. Revista de educación y desarrollo. p. 46)

Mastache, A. (2009). Formar personas competentes. Buenos Aires. México. Ediciones novedades educativas

Litwin, E. (1998). “El campo de la didáctica: La búsqueda de una nueva agenda” en Corrientes didácticas contemporáneas. Buenos aires: Paidos.

Perkins, D. (1995). La escuela inteligente. Barcelona: Gedisa

Perkins D. (1995). El aprendizaje como diseño.

Steiman J., Misirlis y M. Montero (2004). Didáctica general, didácticas específicas y contextos sociohistóricos en las aulas de la Argentina

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.



Abstract: Education is the most important tool that young people have and that will accompany them throughout their lives. Therefore, the teacher is essential to produce a good class where through different methods students can acquire knowledge and then apply them in their daily lives. And thus avoid a rote learning that refers to the lack of understanding of the seen. The teacher must generate dynamic and interesting classes using their resources.

Keywords: Teaching - didactics - strategies - planning - students - learning - teaching - workshop

Resumo: A educação é a ferramenta mais importante que têm os jovens e que os acompanhará durante toda sua vida. Por isso o professor é fundamental para que se produza uma boa classe em onde através de diferentes métodos os alunos possam adquirir conhecimentos e depois aplicar em sua vida quotidiana. E assim evitar uma aprendizagem memorístico que refere ao não entendimento do visto.

Palavras chave: Ensino - didático - estratégias - planejamento - alunos - aprendizagem - ensino – sala de aula workshop


La necesidad de una buena metodología para mejorar el arte de enseñar fue publicado de la página 63 a página66 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro