Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. La importancia del docente y sus estrategias, para generar alumnos competentes y evitar el abandono

La importancia del docente y sus estrategias, para generar alumnos competentes y evitar el abandono

Dos Santos Manzoni, Florencia

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: El compromiso del docente es con los alumnos, el de enseñar, motivar y crear jóvenes con diversos conocimientos y puntos de vista críticos, que sean capaces de aplicar los conocimientos adquiridos en su vida cotidiana. Esa responsabilidad en ocasiones se ve amenazada por la falta de recursos de las instituciones, la dificultad en las relaciones docente-alumno e incluso por la limitación en los contenidos que permiten enseñar en las diversas instituciones, además de los prejuicios.

Palabras clave: Pedagogía – reflexión – estrategias – docente – alumno – aprendizaje – taller – educación – capacitación – grupo



El docente debe aplicar diferentes estrategias, como el trabajo en grupo, videos, presentaciones para complementar la clase, además de motivar a leer los textos y contenidos para que todos los alumnos tengan la misma posibilidad de aprender los contenidos y aplicarlos para que no queden en el olvido. Y a su vez, más importante aún, generar interés en aprender para que los jóvenes no abandonen sus estudios.

La educación es la herramienta más importante que se les puede otorgar a los jóvenes, pero para lograr un buen aprendizaje es imprescindible que el docente esté preparado, que sepa del tema que va a tratar y cómo transmitirlo a los alumnos para que ese conocimiento sea adquirido y utilizado en la vida cotidiana, porque sin educación los jóvenes pueden ser excluidos y en un futuro trabajar en malas condiciones y por un salario menor que el mínimo.

En el interior del país, hay pueblos muy pobres en recursos con calles de tierra, sin gas y sin agua potable, en donde la educación también se ve afectada por la falta de recursos. Uno de los recursos más importantes son los profesores, los cuales no se encuentran y, como consecuencia, dan clases profesionales de otras disciplinas que no tienen formación docente.

La figura del maestro es vista desde el lugar de la cooperación con el alumno y el papel del docente se transforma en el de ser auxiliar del libre y espontáneo desarrollo del niño. La mayor forma de intervención del docente consiste en “guiar”, “orientar”, “coordinar” y abrir caminos y mostrar posibilidades al niño. (Steiman, Misirlis y Montero, 2004, p. 4 - 5)

Si el profesor no logra generar interés por parte del alumno, este no aprende y en el peor de los casos deja de ir a la institución y no recibe la educación que le corresponde. Esto se da en todo el país, pero con más notoriedad en las provincias del interior del país, en los pueblos más humildes, con bajos recursos. Los jóvenes sienten que los contenidos son muy exigentes y no van a lograr estar a la altura de los demás compañeros.

Según un informe del Observatorio Argentinos Por La Educación, en 2010 un total de ochenta mil chicos entre 5 y 17 años nunca habían ido a una escuela. También afirman que los jóvenes más carenciados o que cuyos padres no han terminado la escuela son los que tienen más posibilidades de repetir o abandonar sus estudios. Aunque parezca contradictorio decir que estos jóvenes necesitan un trato especial por parte del docente, un incentivo y más ayuda para la comprensión de los contenidos, esto podría disminuir la baja de alumnos en las escuelas. Hacerles entender la importancia de estudiar para mejorar sus condiciones de vida.

Se debería focalizar una buena enseñanza en las materias básicas como Historia, Lengua, Matemática, Biología y Computación, que son las que se aplican en la vida cotidiana y así disminuiría notablemente la cantidad de personas que no saben leer y escribir con claridad y por ende poseen un vocabulario limitado.

Otro punto importante que se debería analizar son los prejuicios por parte de los profesores, tanto xenófobos como socioeconómicos que lo que hacen es encasillar a los estudiantes, crear etiquetas en donde se esperará ciertos resultados de cada alumno según sus características, en lugar de ayudarlos a progresar.

Es imprescindible preguntarse: si la educación es la herramienta más importante que tienen los jóvenes, ¿Por qué está tan desvalorizada? , ¿Por qué no todos los jóvenes pueden tener la misma posibilidad de ser educados? Si hay jóvenes que concurren a las escuelas y secundarios en condiciones deplorables, en donde pasan frío, no tienen agua; pero con la intención de estudiar para mejorar sus vidas, ¿por qué no pueden aprender con profesores capacitados en las diversas materias, que generen interés por aprender? ¿Se podrían implementar métodos para lograr un mayor interés y comprensión de los contenidos?

 “Aún con medios limitados y pobres, si somos capaces de aportar imaginación, podemos seguir adelante” (Ander-Egg, 1999, p. 42). El aula taller podría ser una alternativa muy favorable para la enseñanza en estas condiciones, ya que se basa en aprender en grupo, observando y experimentando aunque el aprendizaje es individual. Por su parte el docente debería tener una planificación, un objetivo claro que guíe sus clases a lo largo del aprendizaje en donde convivan la teoría con la práctica. Esta estrategia permitiría que esos alumnos que sienten que no comprenden, puedan lograrlo a través de la práctica y el trabajo conjunto, y ese conocimiento adquirido pueda ser comprendido y aplicado en su vida cotidiana.

Generar interés es fundamental, ya que una clase motivadora va a dar más resultado que una clase estática en donde el profesor expone durante dos horas y los alumnos se distraen. Una de las posibles soluciones para esto es la incorporación de imágenes, de una presentación o un video de corta duración. También es importante alentar a la participación y a leer los textos que se les brinda para obtener un mayor rendimiento y comprensión, ya que tener una idea sobre el tema va a ser la clase más llevadera y a facilitar la incorporación de los contenidos.

Estamos frente al modelo que hoy denominamos ‘tradicional’: el docente expone ‘didácticamente’ frente a un grupo de alumnos. Y la consideración ‘didáctica’ de la exposición supone buena calidad, claridad y, por supuesto, manejo del método didáctico que le es propio, establecido. (Steiman, Misirlis y Montero, 2004, p. 3)

El docente es quien dirige la clase y transmite conocimiento, pero no debe ser prejuicioso, sino comprensivo para lograr un punto de vista crítico en el alumno y no generar un miedo a la crítica. Y así generar estudiantes críticos, que hará que cada conocimiento al que accedan sea un andamiaje para el siguiente, provocando un aprendizaje significativo.

Para concluir, como dice Bain, el alumno llega al aula con un modelo mental definido, una concepción sobre el aula, la materia, los contenidos de la cursada, con lo que el profesor debe tratar e intentar cambiar o mejorar a través de cómo serán transmitidos los contenidos de la materia.

El profesor debe generar interés en el alumno, lograr que tenga una necesidad de generar un saber, que tenga un objetivo que lo motive a lo largo de la materia para que no estudie de memoria algo que olvidará cuando termine, sino que estudie un tema que es de su interés que le generará preguntas y desarrollará ese punto de vista crítico que desea motivar el docente.

Las preguntas desempeñan un papel esencial en el proceso de aprendizaje y en la modificación de los modelos mentales. Las preguntas nos ayudan a construir conocimiento. Apuntan a los huecos de nuestras estructuras de memorias y son críticas para indexar la información que retenemos cuando desarrollamos una respuesta para esa pregunta. (…) Cuantas más preguntas hacemos, de más maneras podemos indexar un pensamiento en la memoria. Un proceso de indexación mejor produce una mayor flexibilidad, un recuerdo más fácil y una comprensión más rica. (Bain, 2007, p. 42)

Las preguntas son esenciales en la clase tanto las que hace el profesor como las que se genera el alumno al construir el conocimiento. “Una vez que uno ha desarrollado el reflejo investigador, es decir, que ha aprendido a hacer preguntas (relevantes, sustanciales y apropiadas), ha aprendido a aprender o, lo que es lo mismo, a apropiarse del saber” (Ander-Egg, 1999, p. 18).

Los grupos son fundamentales en una clase para motivar el aprendizaje y el intercambio de conocimientos, así se puede lograr una mayor comprensión de lo aprendido. Haciendo que los alumnos reflexionen sobre lo aprendido y puedan aplicarlo en un trabajo. Otra estrategia importante son las digitales como los power point o los videos en donde el alumno puede ver con más claridad lo que está aprendiendo. También se debe incentivar la lectura crítica y así evitar el aprendizaje de memoria, que es a corto plazo.

El profesor debe buscar o crear estrategias para que logren obtener el conocimiento de la mejor manera, cada alumno obtiene ese conocimiento de distintas formas ya que los grupos son diversos, por lo que es primordial la elección de las estrategias pedagógicas que utilizará.

Referencias bibliográficas

Ander-Egg, E. (1999). El taller: una alternativa de renovación pedagógica. Buenos Aires: Magisterio del Río de La Plata.

Bain, K, (2007). Lo que hacen los mejores profesores universitarios. Barcelona: Universitat de València.

Bongiovanni, M. (2009). La nueva cultura académica y el docente inclusivo. Reflexión Académica en diseño y comunicación. (11) 42-43. Buenos Aires: Universidad de Palermo.

Bruner, J. (1987). La importancia de la educación. Barcelona: Paidós Educador.

Bruner, J. (1997). La educación puerta de la cultura. Madrid: Aprendizaje Visor.

Kaplan, C. (1992). Buenos y malos alumnos. Descripciones que predicen. Buenos Aires: Aique Didáctica.

Observatorio: Argentinos por la Educación (2018). ¿Qué relación hay entre el nivel educativo de los padres y los resultados de aprendizaje? Recuperado el 10 de diciembre de 2018 de: https://cms.argentinosporlaeducacion.org/media/reports/ArgxEdu_Hogar_9Os68YJ.pdf

Observatorio: Argentinos por la Educación (2018). La repitencia: ¿Aliada o enemiga del aprendizaje? Recuperado el 10 de diciembre de 2018 de:

https://cms.argentinosporlaeducacion.org/media/reports/3.ArgxEdu__Repitencia_Abril_2018__wLAb01F.pdf

Piaget, J. (1969). Psicología y pedagogía. Barcelona: Ariel.

Piaget, J. (1974). A dónde va la educación. Barcelona: Teide.

Roselli, N. (1999). La construcción sociocognitiva entre iguales. Rosario: IRICE.

Steiman, J. Misirlis G. y Montero M. (2004). Didáctica general, Didácticas específicas y Contextos socio históricos en las aulas de la Argentina

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a las Estrategias de la Enseñanza a cargo del profesor Carlos Caram en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.



Abstract: The teacher’s commitment is to the students, to teach, motivate and create young people with diverse knowledge and critical points of view, who are able to apply the knowledge acquired in their daily lives. This responsibility is sometimes threatened by the lack of resources of the institutions, the difficulty in teacher-student relations and even by the limitation in the contents that allow teaching in the various institutions, in addition to prejudices.

Keywords: Pedagogy - reflection - strategies - teacher - student - learning - workshop - education - training - group

Resumo: O compromisso do professor é com os alunos, o de ensinar, motivar e criar jovens com diversos conhecimentos e pontos de vista críticos, que sejam capazes de aplicar os conhecimentos adquiridos em sua vida quotidiana. Essa responsabilidade em ocasiões vê-se ameaçada pela falta de recursos das instituições, a dificuldade nas relações docente-aluno e inclusive pela limitação nos conteúdos que permitem ensinar nas diversas instituições, além dos preconceitos.

Palavras chave: Pedagogia - reflexão - estratégias - professor - aluno - aprendizagem – sala de aula workshop - treinamento - grupo


Florencia Dos Santos Manzoni. Licenciada en Comunicación Audiovisual (Universidad de Palermo).


La importancia del docente y sus estrategias, para generar alumnos competentes y evitar el abandono fue publicado de la página 86 a página89 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro