Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. Enseñanza revolucionaria: reconstruyendo la diversidad como normal a través del saber colectivo

Enseñanza revolucionaria: reconstruyendo la diversidad como normal a través del saber colectivo

Nóbrega, Bernardo Agustín

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: El término diversidad puede ser aplicado en múltiples aspectos. Los ámbitos educativos diversos son la característica identitaria de los grupos de aprendizaje. No obstante, en oportunidades se ha tomado el término diversidad con una connotación negativa. Este artículo propone reflexionar sobre la diversidad cultural, étnica, lingüística, sexual y funcional en ámbitos educativos. Indaga sobre la incorporación de estrategias de enseñanza para mejorar el aprendizaje significativo individual y colectivo de los alumnos.

Palabras clave: Diversidad - aprendizaje colectivo - saber propio – estrategias – enseñanza



“Son los medios los que controlan los límites
de lo políticamente permisible, así que es
mejor cambiar los medios.”
(Julian Assange) [1]

Introducción: la diversidad como estrategia

El entorno y la cultura escolar inciden directamente en el desempeño de los estudiantes. Es importante que la cultura de los ámbitos educativos manifieste, identifique y celebre la diversidad. No obstante, suele ser un trabajo difícil para los cuerpos docentes y espacios educativos, especialmente en instituciones rígidamente estrictas. En defensa a la diversidad, el docente debe tomarse el tiempo para hacerlo fomentando las buenas prácticas y asimilar la diversidad como aspecto cotidiano de la sociedad.

Los espacios educativos deben reconocer la diversidad evidente entre grupos culturales, sociales y étnicos. Por consiguiente, deben reconocerse la diversidad dentro de esos grupos. Con el objetivo de tratar a los estudiantes equitativamente, darles las mismas oportunidades de éxito y el mismo acceso a la educación, los docentes, las instituciones y el Estado deben reconocer la particularidad e individualidad de cada uno de los estudiantes.

Todas las personas tienen diferentes vidas y llevan a diferentes experiencias. Todo ese tipo de experiencias se convierten en conocimiento. Formar parte de un grupo de aprendizaje que tiene tanto conocimiento diverso es un gran recurso para el docente como para los propios alumnos. ¿Es realmente importante la diversidad? Sí, es importante y a su vez valioso utilizarla como estrategia de enseñanza. Personas de diferentes pasados, geografías, creencias, culturas, características, sexualidades y hasta idiomas hacen que sean más nutritivos los desarrollos cognitivos construyendo identidad colectiva e individual. Utilizar lo que cada alumno pueda aportar de su cultura al colectivo de la clase maximiza las posibilidades de que algo mejore y nutra el proceso propiamente de aprendizaje.

La diversidad hace a la creatividad grupal. Un integrante del grupo, aislado, puede que no sea tan creativo como la suma de las partes. ¿Cómo se logra esto? ¿Cómo se mantiene la singularidad en lo colectivo? ¿Existe una receta concreta para la diversidad? La esencia para responder las preguntas es entender la diversidad como el estándar. Es normal y cotidiano estar en ámbitos diversos. Se transitan épocas cambiantes y eso genera tensiones. Tal como conceptualiza Piaget, el humano tiende a mostrar resistencia al cambio logrando dificultar el proceso de deconstrucción y desnaturalización para alcanzar un nuevo aprendizaje sobre la base de los nuevos conocimientos adquiridos. La diversidad siempre existió y es momento de aceptarla. No hay una receta que diga cómo conformar un grupo diverso ni debería existir porque es algo que ya sucede, preexiste y es hora de reconstruirlo como lo normal que es.

Desarrollo: de lo singular a lo colectivo

Los formadores tienen la responsabilidad específica de entender y formar sus estrategias de enseñanza para reflejar las singularidades de los estudiantes. Esto anima a los estudiantes a reconocerse a sí mismos como individuos y con los demás como grupo. También se debe fomentar la valoración de un colectivo educativo diverso aportando sentido de unión entre las diferentes culturas dentro de una sola escuela. Formar de lo singular a lo colectivo. Claramente, es en el mejor interés de los estudiantes y maestros enfocarse en la riqueza de nuestra diversidad. Reconocer las diferencias es parte de relacionar a los estudiantes de manera justa y equitativa.

Bruner analiza las implicaciones de la psicología en la educación determinando propósitos educativos y explorativos para evitar el conocimiento táctico en los estudiantes sostiene: “Las creencias y supuestos sobre la enseñanza, ya sea en la escuela o en cualquier otro contexto, son una reflexión directa de las creencias y supuestos que la maestra tiene sobre el aprendiz.” (2001, p.63). Este enfoque se dispara del supuesto de que la actividad mental humana no se produce en solitario, sino en colectivo.

Formar desde lo grupal es un modo de pensar la enseñanza que cobra protagonismo y sentido en el contexto contemporáneo. La tendencia a lo grupal y la construcción colectiva trasciende barreras didácticas para la construcción de nuevos saberes. En concordancia Souto afirma:

Por ello la indagación acerca de lo grupal y el trabajo desde lo grupal se presentan como una necesidad en la vida cotidiana de la escuela. La institución escolar cobra vida, en buena medida, porque estos espacios surgen. No sería posible pensar, actuar, intervenir en la escuela como organización social sin referirnos a lo grupal. (2011, p.4)

Naturalizar la diversidad logra mutar de un ámbito inclusivo a un espacio educativo normal. En donde lo normal es lo diverso, lo diverso es lo comúnmente visto en la sociedad. El objetivo principal de la educación revolucionaria colectiva es de-construir la característica de grupo homogéneo selecto y reconstruirlo sobre la base de la heterogeneidad cultural, étnica, lingüística, sexual y funcional.

En múltiples casos las resoluciones cognitivas grupales son mejores que las producciones individuales. No obstante, es importante tener el espacio para la reflexión singular permitiendo fortalecer la construcción personal del individuo. Por ende, la presencia del docente como mediador es tan fundamental como la de los pares estudiantes. Se logra una construcción integral con roles protagónicos de diferentes índoles. En el proceso sociocognitivo del aprendizaje y construcción del saber, “los sujetos crecen gracias a la interacción con sus iguales, en el más puro sentido, y no debido a la enseñanza (o imitación) de un experto.” (Roselli, 1999, p. 43).

Una razón para indagar y reconocer las diferencias culturales entre los estudiantes es la teoría de que el aprendizaje envuelve la transferencia de conocimientos y experiencias anteriores. Para beneficiar el proceso de transferencia, es clave explorar los antecedentes de los estudiantes y validar sus conocimientos previos en el proceso de adquisición de nueva información. Todos los estudiantes comienzan a educarse con un conjunto de habilidades e información basada en las culturas de sus hogares. Esto puede contener una construcción de familia, comprensión rudimentaria de ciertos conceptos teóricos, algunos conocimientos básicos de un segundo idioma o historias determinadas por su cultura familiar. También incluye un conjunto de hábitos, usos, costumbres, etiquetas y expectativas sociales provenientes del hogar.

Los docentes deben ayudar a los estudiantes a razonar lo que aprenden con lo que ya saben. “El hecho de centrar únicamente la posibilidad de aprender en los recursos psíquicos, capacidades cognitivas y dominio de ciertas destrezas y procedimientos llevaría a minimizar la gran acción transformadora que tiene la educación” (Caram, 2015, p.60). Si un estudiante no logra vincular los nuevos conceptos con sus propias experiencias, o cultura, puede frustrarse la incorporación del nuevo saber o ser negada por completo. Esto pone en conflicto la compresión limitando la capacidad de transferencia. Los maestros deben buscar bloques de construcción culturales familiares a los estudiantes con el objetivo de construir una base para la compresión.

La cultura y el contexto que rodea a las personas influyen directamente sobre el aprendizaje. Cada cultura y sociedad se amolda y adapta en base a las necesidades tanto colectivas como históricas. Algunas sociedades llevan más tiempo que otras en desnaturalizar conceptos y reconstruir nuevos saberes colectivos. En relación a como la diversidad influye sobre el aprendizaje colectivo Bruner reflexiona:

El alcance del intelecto humano, dada su facultad de acrecentarse con ayuda externa, no puede estimarse en toda su extensión sin considerar los medios que ofrece la cultura para su capacitación. El intelecto del hombre no le pertenece a él simplemente, sino a la comunidad, en el sentido de que su apertura o capacitación depende de que su cultura tenga éxito para desarrollar medios con ese fin. (1987, p.21)

Transitando el tercer milenio, la adaptabilidad de las personas y las construcciones sociales son unas de las grandes problemáticas que atraviesa la sociedad contemporánea. Es clave determinar que el rol de las personas inmersas en sociedad debería facilitar, brindar y aportar capacidad reflexiva para lograr un aprendizaje que evolucione y se construya de lo colectivo a lo singular y de lo singular a lo colectivo.

Conclusión: Construyendo la diversidad

Como docentes no se puede controlar lo que se les enseña a los alumnos en el hogar, pero al fomentar, en un ámbito educativo, la diversidad como característica identitaria básica, se puede preparar a todos y cada uno de los estudiantes para un mejor aprendizaje. Al aceptar y hablar de diversidad, aceptación, educación sexual y libertad de expresión, probablemente se puedan abordar temas que antes no se mencionaban en un ámbito escolar.

El reconocimiento de las diferencias personales, sociales y culturales de un estudiante proporciona una base constructiva y positiva para un aprendizaje efectivo y un ambiente de clase nutritivo. Cada grupo de estudiantes responderá de manera diferente al plan de estudio y los maestros deben adaptarse constantemente para asegurarse de que sus métodos sean diversos, tanto en teoría como en la práctica.

Se debe hacer un mejor trabajo enseñando sobre la diversidad y la aceptación en lugar utilizar términos como la tolerancia o la inclusión. Se necesita enseñar a los estudiantes que hablar negativamente sobre alguien, diferenciándolo de ellos mismos no beneficia a nadie. Diferenciar solo genera lejanía y disminuye el potencial de aprendizaje. Se entorpece el proceso de deconstrucción y reconstrucción del saber significativo tanto colectivo como individual.

Por último, es fundamental que los profesionales de la educación reflexionen sobre cómo instaurar la diversidad en al aula e incorporar estrategias a nuestra formación como educadores. ¿Se necesita más formación para constituir esta diversidad en la estructura de una clase? ¿Es requisito clave aplicar estrategias sobre la diversidad o se necesita una transformación pedagógica absoluta? Este tipo de preguntas ayudarán a una exploración constante del trabajo como docente, la compasión hacia el contexto áulico y una actitud creativa e innovadora hacia la utilización de estrategias constructivas para la enseñanza.

Referencias bibliográficas

Bruner, J. S. (2001). La educación, puerta de la cultura. Madrid: Visor.

Bruner, J. S. (1987). La importancia de la educación. Barcelona: Paidós.

Caram, C. (2015). Pedagogía del diseño: el proyecto del proyecto. Cuadernos del Centro de Estudios de Diseño y Comunicación Nº 53. (2015) (Facultad de Diseño y Comunicación-Universidad de Palermo). Buenos Aires, Argentina. Recuperado de https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/archivos/525_libro.pdf

Souto, M. (2011). Los sentidos de lo grupal en el campo pedagógico en la actualidad [Área Humanidades]. Recuperado 20 de noviembre de 2018, de http://gabrielastroppi.blogspot.com/2011/08/texto-marta-souto.html

Roselli, N. D. (1999). La construcción sociocognitiva entre iguales: fundamentos psicológicos del aprendizaje cooperativo. Rosario: Instituto Rosario de Investigaciones en ciencias de la educación.

[1] Wikiquote (16/11/2018). [Sitio Web]. Recuperado https://es.wikiquote.org/wiki/Julian_Assange

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a las Estrategias de la Enseñanza a cargo del profesor Carlos Caram en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.



Abstract: The term diversity can be applied in multiple aspects. The diverse educational environments are the identifying characteristic of the learning groups. However, on occasions the term diversity has been taken with a negative connotation. This article proposes to reflect on cultural, ethnic, linguistic, sexual and functional diversity in educational environments. It investigates the incorporation of teaching strategies to improve the individual and collective significant learning of the students.

Keywords: Diversity - collective learning - know-how - strategies - teaching

Resumo: O termo diversidade pode ser aplicado em múltiplos aspectos. Os âmbitos educativos diversos são a característica identitaria dos grupos de aprendizagem. Não obstante, em oportunidades tomou-se o termo diversidade com uma connotación negativa. Este artigo propõe reflexionar sobre a diversidade cultural, étnica, linguística, sexual e funcional em âmbitos educativos. Indaga sobre a incorporação de estratégias de ensino para melhorar a aprendizagem significativa individual e coletivo dos alunos.

Palavras chave: Diversidade - aprendizagem coletiva - autoconhecimento - estratégias - ensino


Bernardo Agustín Nóbrega. Diseñador Industrial (Universidad Nacional de Córdoba). Magíster en Diseño Interactivo (FADU-Universidad de Buenos Aires)


Enseñanza revolucionaria: reconstruyendo la diversidad como normal a través del saber colectivo fue publicado de la página 92 a página95 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro