Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. Una red de educación: el aprendizaje colaborativo en la era de la información

Una red de educación: el aprendizaje colaborativo en la era de la información

Hodari, Ezequiel

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: El tema que se desarrolla es el de “Una red de educación: el aprendizaje colaborativo en la era de la información”. La educación ha estado presente en la cultura del hombre, aun cuando no era educación formal. Los instintos, la percepción del entorno y la acumulación de información han venido determinando el comportamiento humano. La manera de aprender para subsistir en el entorno es la educación en potencia. El compartir esa información ha sido clave para el aprendizaje. Esa construcción inmensa de contenido es propiedad de la sociedad y de los grupos que se forman para adquirir conocimiento.

Palabras clave: Colaborativo – TIC – aprendizaje – socio constructivismo – cognición – pedagogía – cultura – estrategias – red – digital



Este escrito sirve de reflexión acerca del uso de las TIC como una nueva construcción y reformulación en la educación global

Los cambios que produce el aprendizaje en el comportamiento de las personas se mantienen en el tiempo. Las experiencias se convierten en conocimiento y viceversa. El flujo de esa conexión construye lazos casi indestructibles entre el sujeto y su entorno. Activan a ese sujeto a saber más a partir de las maneras en las que comienza a pensar. Son las estructuras donde se aloja el conocimiento que crece con cada experiencia. Esta conexión, que en el aprendizaje toma la forma creativa de la construcción, no solo se da entre los actores de la educación (docentes, estudiantes) sino también desde la influencia de la cultura que los engloba.

El desarrollo cognitivo es directamente modificado por la sociedad, según Vygotsky, que sostiene también que ese desarrollo varía según la cultura. Así se diferencia de Piaget que sostiene que el desarrollo cognitivo es más bien universal sin importar las diferencias culturales.

Citar a Vygotsky es una manera de introducirnos en el tema que nos compete en este escrito: las redes en la educación. Gracias a su visión socio-constructiva es posible comprender mejor el pasado del aprendizaje y proyectar una reflexión acerca de su presente en este novedoso entorno de la información y la comunicación.

Las interacciones sociales hoy son las que forman esas redes culturales que inevitablemente se manifiestan en la relación docente-estudiante-contenido. De ahí que Vygotsky resurge hoy como un pensador de las redes, aunque haya vivido en la primera parte del siglo XX.

El medio social y cultural en el aula obliga a conectarse a herramientas que son solo el puente a la creación de una red mayor. Una red de nodos humanos y de hechos documentados como conocimiento. Es un sistema de información que crece con las personas y su sed de cultura e identificación.

Durante los años 50’, la tecnología educativa se presenta por primera vez como un campo de conocimiento que brinda respuestas incorporando los medios y materiales existentes. Y es en los procesos cognitivos donde la percepción es reconocida incorporando intereses y sentimientos. Cuando hablamos de sentimientos, percepción, es preponderante referirnos a las personas que están aprendiendo y a su modo de incorporar información tanto en la educación a distancia como presencial. Estas personas son los sujetos del aprendizaje que, como nodos, distribuyen pulsos de conocimiento en red. Como se enuncia en la tesis de Wolton, la radio y la televisión hacen que la población comparta intereses. Mediante las nuevas tecnologías la gente se une por las cosas que ya tienen en común. La red no es formada por herramientas o artefactos, sino que es una trama de protagonistas del conocimiento que, al unirse mediante sus intereses, consiguen aprender (se) y educar (se). De ahí que un aprendizaje colaborativo resulta de gran utilidad en esta educación de redes. De aquí que las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) encuentran usos diferentes dependiendo del encuadre dentro de las teorías de la cognición. El estudiante que aprende por imitación usa la tecnología como una mera herramienta. El que aprende por la explicación que recibe, utilizará esas herramientas según lo vaya determinando el docente. Quien aprende pensando se verá beneficiado, pero aquel que conoce, que cuestiona y despliega acciones verá su aprendizaje potenciado y las recibirá conformando y definiendo un entorno (el doble carácter: herramienta/entorno).

Las tecnologías deben centrarse en el núcleo de la didáctica y no como simples elementos que motivan o agregan interés al desarrollo cognitivo. Y, como la utilización de estas tiene un ritmo vertiginoso con constantes cambios, confronta a los usuarios de la red con la necesidad de adaptarse a cada nueva posibilidad. Es posible decir que las tecnologías son herramienta y también entorno. Cada vez más ese intercambio crece con fluidez entre los que aprenden. Encuentran en este doble carácter la posibilidad de interactuar con el otro y con la herramienta misma. Un aprendizaje múltiple que desarrolla cognición y suma esfuerzos de comprensión de la cultura y el entorno. Esta dinámica crea un terreno para el trabajo en grupo que adquiere una importancia fundamental más allá del hecho que sea presencial o virtual. Aquí es donde es posible enfocarnos en el aprendizaje de las personas que, al utilizar las herramientas disponibles, hacen crecer la conciencia grupal y, por ende, avanzan también en el desarrollo de las herramientas disponibles y potenciales. Porque a través de esos intereses comunes mejora la comprensión de la información, la utilización del tiempo, la colaboración con otros y el desempeño en el uso de las plataformas de la comunicación.

Las modalidades de operar rápido no son asunto de las tecnologías sino de la cultura en la que ellas se inscriben y en la que se modela este tipo de operación. (Litwin, 2006). Esta idea empodera el rol de la clase entre docente-estudiante-contenido. El conocimiento no debe medirse, debe compartirse.

Los estudiantes pueden recibir información del docente de manera básica y directa, pueden utilizar las herramientas para adquirir el conocimiento que no cabe en la clase y proveer a los estudiantes de una gran variedad de opciones que se integrarán a los procesos de aprendizaje promoviendo el trabajo en grupo, de manera colaborativa. Litwin concibe a estos estudiantes como sujetos del conocimiento. Estos sujetos se centran en ese aprendizaje construyendo significado y convirtiéndose en creadores de su propio saber en proyectos educativos. Sumado a esto, con el trabajo colaborativo permiten la integración de los distintos conocimientos en un escenario interdisciplinar determinando estrategias cognitivas tanto en estudiantes como en los docentes que articulan los currículos en cuestión. Esta relación es la red de educación que se sirve desde su cultura de contenidos para el éxito de esta colaboración en el aprendizaje. La disrupción se potencia generando muchas alternativas que son criticadas y valoradas mucho antes de ser presentadas al docente. Esto moldea el espíritu de los estudiantes preparándolos para una realidad profesional y laboral que deberán afrontar utilizando no solo las nuevas herramientas que vayan descubriendo, sino también su percepción del entorno cultural que respirarán en su etapa futura luego de su graduación. En la red de educación la reflexión permite comunicarse y construir conocimiento tanto para el que aprende como para el que enseña.

Es una conexión humana anterior a la digital. Tiene la importancia y el valor del sujeto interesado en el desarrollo de conocimiento. Todo esto crea una sociedad en red que va produciendo mediante el uso de TIC el intercambio y el uso del conocimiento para ampliar el espacio de la formación del estudiante, pudiendo este insertarse en su sociedad integrando sus aptitudes. Y desde esa cultura se conecta con la información y con sus pares en colaboración. Se retroalimenta en el debate con su entorno y devuelve la información en forma de inquietud para retomar el flujo inacabable del aprendizaje.

Giddens, sostiene que las sociedades son sistemas de relaciones sociales con sedes o territorios específicos y articuladas por un conglomerado de instituciones que organizan el espacio y el tiempo. (Palamidessi, 2006, p16). Los sistemas se replican en el aprendizaje colaborativo creando estas “sociedades” entre estudiantes que proliferan mediante el uso de tecnologías y que se influyen mutuamente dando como resultado un entorno más complejo de conocimiento y de la calidad de las interconexiones.

Referencias Bibliográficsa

Vygotsky, L. S. (1962). Pensamiento y Lenguaje. Paidós.

Litwin, E. (2005). La tecnología educativa en el debate didáctico contemporáneo. Amorrortu editores.

Palamidessi, M. (2006). La Escuela en la Sociedad de Redes. Una introducción a las tecnologías de la informática y la comunicación en la educación. Fondo de cultura económica.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Tecnología Educativa a cargo de la profesora Natalia Lescano en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.



Abstract: The theme that is developed is “An education network: collaborative learning in the information age”. Education has been present in the culture of man, even when it was not formal education. The instincts, the perception of the environment and the accumulation of information have been determining human behavior. The way to learn to subsist in the environment is potential education. Sharing that information has been key to learning. This immense construction of content is owned by society and the groups that are formed to acquire knowledge.

Keywords: Collaborative - ICT - learning - socio constructivism - cognition - pedagogy - culture - strategies - network – digital

Resumo: O tema que se desenvolve é o de Uma “rede de educação: a aprendizagem colaborativa na era da informação”. A educação tem estado presente à cultura do homem, ainda que não era educação formal. Os instintos, a percepção do meio e a acumulação de informação têm vindo determinando o comportamento humano. A maneira de aprender para subsistir no meio é a educação em potencial. O compartilhar essa informação tem sido chave para a aprendizagem. Essa construção imensa de conteúdo é propriedade da sociedade e dos grupos que se formam para adquirir conhecimento.

Palavras chave: Colaborativo - TIC - aprendizagem - parceiro do construtivismo - cognição - pedagogia - cultura - estratégias - rede - digital


Ezequiel Hodari. Diseñador Audiovisual (Universidad de Palermo). Crítico de Cine. Profesor de la Universidad de Palermo en el Área Audiovisual y en Investigación y Producción de la Facultad de Diseño y Comunicación.


Una red de educación: el aprendizaje colaborativo en la era de la información fue publicado de la página 108 a página110 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro