Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. Entrarás en mi vida pero no en mi aula. Reflexión acerca de la aplicación de las nuevas tecnologías a la educación

Entrarás en mi vida pero no en mi aula. Reflexión acerca de la aplicación de las nuevas tecnologías a la educación

Curcio, Agostina

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Las nuevas tecnologías se han inmiscuido en cada uno de los rincones de la vida cotidiana, transformando el proceder de los individuos de incontables maneras, un nuevo contexto al que la educación parece no adaptarse. Resulta necesario como docentes plantearse y reflexionar acerca de la incorporación de tecnologías en el aprendizaje, postulándolas como posibles herramientas facilitadoras en dicho proceso, como en algún momento comenzó el libro.

Palabras clave: Nuevas tecnologías - aprendizaje significativo - criterios de evaluación – aprendizaje



Introducción

Los docentes deben tener la flexibilidad para adaptarse al estudiante, y no al revés, entendiendo quién es el alumno, cuál es su código, cómo se comunica y, claramente, cómo aprende. Adaptar la enseñanza a ellos a partir de las nuevas tecnologías no implica ser laxo, sino encontrar aquellas tecnologías que se amolden y enriquezcan el aprendizaje, haciendo evolucionar al alumno, desafiándolo y ayudándolo a comprender el contenido de una nueva manera.

Resulta imposible negar que la tecnología se ha inmiscuido en cada arista de lo cotidiano, transformando el modo en que las personas se vinculan entre sí, con su entorno y hasta consigo mismas. De la misma manera, se ha modificado el modo de comunicarse, consumir, informarse y planificar, entre otras cosas. Si estos cambios fueron para bien o en detrimento de la humanidad depende específicamente de cada situación y de cómo cada individuo decida aplicarlo a su vida.

Es entonces que, a pesar de la fuerte penetración del avance tecnológico en los diferentes aspectos de la existencia humana, la educación continua siendo impermeable a las nuevas tecnologías. Esta separación entre el aula y las nuevas tecnologías convierte el espacio en una isla, separándolo de la vida cotidiana de los estudiantes del momento de aprendizaje. Dicha barrera entre la educación y lo que es habitual en la vida de los alumnos artificializa el espacio, no en el sentido pedagógicamente funcional sino más bien de una manera en que convierte al aula en un lugar donde los estudiantes deben dejar lo que les resulta natural para desenvolverse. Esto implica entonces un aprendizaje y adaptación previa a esta dinámica para recién después poder centrarse en el aprendizaje del contenido.

Nuevos estudiantes implican nuevas formas de enseñar

Los niños que han nacido en la era digital están en contacto con una amplia variedad de artefactos digitales, procesadores, sensores y motores de todo tipo desde muy tierna edad (…). A medida que los niños crecen y se escolarizan, estos artefactos adquieren mayor importancia en su vida intelectual (…). (Battro y Denham, 2007, p. 63)

Al respecto, Mastache (2007) coincide, haciendo hincapié en que los estudiantes universitarios del presente se parecen solamente en unos pocos aspectos a aquellos de hace 5 años y casi no se encuentran diferencias con alumnos de hace 10 ó 15 años. El estudiante actual, según la autora, tiene una menor formación base, les resulta más dificultoso comprender contenidos y, a la vez, no tienen hábitos de estudio. Es entonces que el docente debe en principio reconocer y diagnosticar la situación, para luego poder reflexionar y pensar en alternativas enriquecedoras.

En el presente paper se plantea que es necesario evaluar si es posible para los estudiantes actuales aprender estando completamente despojados de la tecnología. Claramente esto no implica una diferencia de capacidad respecto de los estudiantes del pasado, sino de competencias. En la actualidad, la utilización de tecnologías no es solamente recomendable en el ámbito laboral, sino prácticamente un requisito excluyente. Es entonces que resulta necesario plantearse si desvincular a los estudiantes de la tecnología no será en detrimento de la calidad de su aprendizaje., a la vez que de por sí, implica un enorme esfuerzo, tanto por parte de los estudiantes como de los profesores, una lucha continua por arrancar la tecnología de su proceder habitual.

Es posible, como menciona Tedesco (2016), señalar una polarización de posturas que se genera en torno a la aplicación de tecnologías en la educación. Dicha polarización se da entre los que postulan a las tecnologías como la panacea de la educación y aquellos que las ven como una manera de trivializar los contenidos. El autor sugiere entonces centrarnos en el modo de utilización que se le da a las tecnologías, como modo de superar la polarización postulada. Este nuevo enfoque permitirá hacer hincapié en las habilidades necesarias para cada tecnología y pondrá en evidencia al uso como construcción social que se da en un determinado contexto social, económico, etc.

Esta posición teórica permite mostrar que entre lo que puede llamarse ‘marco de funcionamiento’ y el ‘marco de uso’ se produce una articulación inédita sobre la base de un conjunto de saberes, habilidades y representaciones que estructuran las interacciones que cada uno de nosotros desarrolla con los objetos técnicos y con los demás. Los usos ya están inscriptos en los instrumentos de comunicación, pero son igualmente dependientes de las competencias cognitivas y de las habilidades técnicas de los usuarios. (p. 47 y 48)

Retomando lo dicho por el autor, es necesario ver más allá de la tecnología y su aplicación vigente para poder repensarlas como herramientas para la educación. Tanto las redes sociales como determinados gadgets que en la actualidad los estudiantes utilizan a modo de esparcimiento, puede ser herramientas sumamente enriquecedoras en la clase si se las enmarca en el contexto y en el modo de operar correcto.

Este último punto es de vital importancia y es posible establecer un paralelismo con el aprendizaje de lectura y escritura universitaria señalada por Carlino (2005). Dicha autora señala que en principio leer y escribir no es lo mismo en niveles iniciales que en la universidad, lo que significa que porque un alumno lo haya aprendido de manera correcta, enfrentarse a textos académicos implicará un proceso de asimilación y acomodación en el que debe estar acompañado y asistido por el profesor. Lo mismo sucede con las tecnologías aplicadas al aula, si bien los alumnos poseen un manejo de estas, deben aprender cómo utilizarlas a nivel académico. “Así como distribuir libros masivamente es condición necesaria pero no suficiente para promover la lectura, universalizar el acceso a las tecnologías no garantiza su plena utilización” (Tedesco, 2016, p. 48).

Sin embargo, continuando el paralelismo, los profesores universitarios poseen un pleno manejo de la disciplina y el vocabulario académico pero, quizás no así de las tecnologías aplicadas. En consecuencia, la falencia principal puede que radique en la falta de competencia en este campo de los profesores, traducida en un escepticismo por la herramienta, más que en una creencia real y fundada sobre las desventajas de su aplicación. La transformación del rol docente es un factor que sucede en consecuencia del cambio en los estudiantes, lo cual acontece independientemente de la posición que los primeros tomen frente a la incorporación de tecnologías. La información resulta más accesible, es entonces el rol del docente acompañar en el proceso de discernimiento acerca de la veracidad/confiabilidad de dicho contenido, a la vez que en la construcción de un punto de vista propio respecto de dicha información y de un criterio profesional. A la vez, dicha utilización implica también un conocimiento y actualización de los profesores respecto de la tecnología, para poder discernir cuales tecnologías serán realmente valiosas para su materia, de qué manera y en qué medida.

El incluir las nuevas tecnologías en el aula no implica resignar ni trivializar contenidos válidos y curriculares, sino poder encontrar la manera de adaptar dichos conceptos a los códigos actuales y que los estudiantes manejan. Abordarlos desde la manera en que ellos se manejan permitirá entre otras cosas que los estudiantes puedan vincularse más profundamente con los contenidos, empatizando, pudiendo darles sentido desde su posición en el mundo. Claramente, las nuevas tecnologías no son la respuesta a todas los males de la escuela actual, sin embargo son instrumento que utilizado de manera genuina pueden ser realmente transformadora.

Asimismo, en materias prácticas de disciplinas como el diseño de indumentaria, la actualización y el enriquecimiento a partir de lo que sucede en otros puntos del planeta es de vital importancia. Las nuevas tecnologías se presentan entonces como una herramienta que abre el aula a nuevos conocimientos, abre la cabeza a nuevas formas, experimentaciones, aspectos que sin ellas eran más complejos de conocer. Un aula de diseño no puede ser una isla, debe conectarse con el exterior para encontrar inspiración, repensar lo ya hecho, entender a su usuario y comunicarse con él. Un diseñador de indumentaria que no se conecta y, por lo tanto, no entiende a su usuario se ancla en la creación de piezas desde su perspectiva pero que no brindan ningún beneficio a las necesidades reales.

Por otro lado, y retomando lo dicho con anterioridad, las nuevas tecnologías se encuentran muy ligadas al quehacer profesional del diseñador de indumentaria en la actualidad, poder acompañar a los alumnos en el manejo de ellas durante su educación, delineado en su utilización una ética y profesionalismo allana lo que luego será su entrada al ámbito laboral.

Conclusiones

Es a partir de lo recabado, y nuevamente retomando lo mencionado por Mastache (2007) que se hace hincapié en que los objetivos de la educación no deben modificarse, tampoco los contenidos ni los propósitos, los alumnos actuales son capaces y tienen el derecho de aprender lo mismo que sus compañeros de años anteriores. Sin embargo, lo que si resulta necesario es modificar las estrategias, modificar la forma en que se transmite el conocimiento, encontrar vías que sean adecuadas y actuales para los nuevos estudiantes.

Claramente, dicha adaptación de las estrategias implican, indefectiblemente, una capacitación continua de los profesores, una exploración de aquellos plataformas / aplicaciones disponibles, pero sobretodo una escucha activa hacia los estudiantes. El rol del docente es un factor determinante en el éxito de cualquier situación de enseñanza y en la actualidad es necesario que el primero acompañe el cambio que la nueva generación de estudiantes hizo.

Referencias Bibliográficas

Battro, A. M., Denham, P. J. (2007). Hacia una inteligencia digital. Buenos Aires: Academia Nacional de Educación.

Carlino, P. (2005). Escribir, leer, y aprender en la universidad. Una introducción a la alfabetización académica. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.

Mastache, A. (2007). Formar personas competentes: Desarrollo de competencias tecnológicas y psicosociales. Buenos Aires: Novedades Educativas.

Tedesco, J. C. (2016). Debates de Política Educativa. Buenos Aires: Paidós.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Tecnología Educativa a cargo de la profesora Natalia Lescano en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.



Abstract: New technologies have intruded into every corner of everyday life, transforming the behavior of individuals in countless ways, a new context to which education seems not to adapt. It is necessary as teachers to consider and reflect on the incorporation of technologies in learning, postulating them as possible facilitating tools in this process, as at some point the book began.

Keywords: New technologies - meaningful learning - evaluation criteria - learning

 

Resumo: As novas tecnologias têm-se inmiscuido na cada um dos rincões da vida quotidiana, transformando o proceder dos indivíduos de inúmeras maneiras, um novo contexto ao que a educação parece não se adaptar. Resulta necessário como docentes propor-se e reflexionar a respeito da incorporação de tecnologias na aprendizagem, postulándolas como possíveis ferramentas facilitadoras em dito processo, como em algum momento começou o livro.

Palavras chave: Novas tecnologias - aprendizagem significativa - critérios de avaliação - aprendizagem


Curcio Agostina. Diseñadora de Indumentaria y Textil (Universidad de Palermo). Productora de Moda (Universidad de Palermo). Docente UP Facultad de Diseño y Comunicación


Entrarás en mi vida pero no en mi aula. Reflexión acerca de la aplicación de las nuevas tecnologías a la educación fue publicado de la página 112 a página114 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro