Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. ¿Cómo lograr el aprendizaje profundo en alumnos de nivel superior?

¿Cómo lograr el aprendizaje profundo en alumnos de nivel superior?

Cocuzza, Leticia Inés

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Ken Bain plantea que el aprendizaje profundo es fundamental para el desarrollo del ser humano. Aprender de esa forma implica que el sujeto tenga deseos de dominar un conocimiento y comprenderlo en toda su complejidad, y que asimismo, no le tema al error y se arriesgue a afrontar nuevos desafíos.

Cabe señalar que en las aulas, los grupos no son homogéneos, ya que existe una multiplicidad de factores externos (nivel sociocultural, condiciones de vida, conocimientos previos, entorno familiar, etc.) que dan cuenta de la desigualdad de los resultados que alcanzan los alumnos. No obstante, es necesario una mirada interna, hacia la práctica educativa en la universidad, que permita reflexionar sobre el trabajo del docente, con el fin de mejorar la calidad educativa actual y de ese modo, brindarle al egresado las herramientas fundamentales para aplicarlas en su campo profesional ¿Qué estrategias de enseñanza son necesarias para conseguir que todos los estudiantes de nivel superior aprendan profundamente, teniendo en cuenta la heterogeneidad grupal?

Palabras clave: Aprendizaje profundo - estrategias de enseñanza - nivel superior - modelos mentales


Introducción

La sociedad evoluciona constantemente. Ante este dinamismo la educación no puede ser indiferente. Las trasformaciones en al ámbito sociocultural, tecnológico, político y económico del siglo XXI, sumado a los cambios de paradigma y a las exigencias en el mercado laboral, son elementos determinantes y condicionantes del sistema educativo actual.

Teniendo en cuenta que no todas las acciones contribuyen a la buena enseñanza, es preciso repensar la práctica docente si se quiere lograr el aprendizaje profundo en los alumnos universitarios. En este contexto, ser profesor de nivel superior implica un constante desafío y una gran responsabilidad, que requiere de una capacitación pedagógica para detectar, analizar y seleccionar las estrategias que se ponen en juego en el aula.

El concepto de estrategia se refiere, según Fernández Enguita, a toda “acción consciente, deliberada y encaminada a que el aprendizaje siga ciertas pautas y alcance ciertos objetivos” (citado en clase). De esta manera, es importante que los maestros conozcan a sus alumnos, con el fin de que logren motivarlos, acompañarlos e incentivarlos en este proceso, considerando que los grupos de estudiantes presentan notables diferencias. Carina Kaplan explica que “el tipo y resultado de las trayectorias escolares es variado y producto de una conjunción de factores tales como el origen social de los alumnos, el estilo institucional propio de cada escuela, etcétera” (1992, p. 15).

A pesar de que el docente no puede modificar esos factores externos, con tiempo y trabajo, es posible revertir esta situación. Tomando los estudios realizados por Bain (2007), en su búsqueda por conocer qué motiva a los estudiantes a aprender en profundidad, afirma que el conocimiento es construido, es decir que los seres humanos construyen patrones sobre la manera en que perciben el mundo, denominados “modelos mentales”.

Craik, citado por Camilloni (1997), sostiene que en el caso de los estudiantes, estos “modelos mentales” pueden ser un obstáculo para el aprendizaje, cuando no permiten incorporar uno nuevo, generando una resistencia al cambio. Cabe preguntarse entonces ¿de qué modo se puede estimular a los estudiantes para que generen nuevos modelos mentales? En primer lugar, es necesario conocer cómo aprenden los sujetos, para luego pensar acerca de las estrategias de enseñanza que ayuden al alumno a transitar el mejor camino y lograr óptimos resultados.

Análisis sobre los distintos tipos de aprendizaje

Bain (2007) hace una clasificación de acuerdo con el tipo de aprendizaje. Los alumnos superficiales, están impulsados por el miedo y el deseo de sobrevivir a su experiencia académica. Los estratégicos, por su parte, tienen un deseo de reconocimiento, se preocupan por las altas calificaciones y honores, pero no toman riesgos, se limitan a lo que tienen que hacer. Por lo contrario, tienden a aprender siguiendo un procedimiento, memorizan los pasos para resolver cualquier tipo de situación y a menudo no desarrollan una comprensión profunda porque esa no es su preocupación. Finalmente, están los alumnos que aprenden en profundidad, es decir los que tienen la capacidad de producir múltiples posibilidades, generar diversas aplicaciones y plantear distintos abordajes a un problema, más allá de las teorías existentes, razón por la cual pueden crear sus propias teorías y visiones del mundo.

Este autor sostiene que, a diferencia de las investigaciones tradicionales, los estudios actuales, buscan detectar si la enseñanza que los estudiantes reciben, les proporciona una influencia positiva, sustancial y duradera. Al mismo tiempo, agrega que los estudios de las últimas cuatro décadas, apuntan a que el individuo toma un abordaje profundo cuando intenta contestar una pregunta o resolver un problema.

En el ámbito escolar, el problema está en que el estudiante no está a cargo de hacer las preguntas, por lo tanto hay una brecha, entre las condiciones que promueven un enfoque profundo del aprendizaje y las condiciones inherentes al contexto educativo formal. De este modo, Bain propone pensar en las condiciones que llevan a las personas a ser alumnos superficiales o estratégicos y asegura que las calificaciones y la evaluación son las principales causas.

También admite que es un producto de los últimos 200 años, influenciado por el advenimiento de la Revolución Industrial. La responsabilidad era educar a los más jóvenes y comunicar el proceso de aprendizaje a través de calificaciones, lo cual impedía que el aprendizaje fuera profundo. Estas investigaciones fueron un gran aporte para comprender que, si el estudiante se enfrenta día a día a exámenes, entonces es probable que piense que tiene que memorizar información aislada. Asimismo, la motivación intrínseca baja cuando el sujeto se siente manipulado por los factores externos.

El principal problema de abordar un tema de modo profundo, son los cerebros humanos y su funcionamiento ¿Cómo comenzó el aprendizaje? ¿Dónde se dio? Bain explica que empieza desde el nacimiento, ya que a partir de ese momento el bebé recibe una gran cantidad de estímulos sensoriales y, a medida que crece, comienza a darle un determinado sentido. A través de un mecanismo cerebral, el hombre empieza a registrar patrones y luego va construyendo diversos “modelos mentales”-cada vez más complejos- sobre cómo funciona el mundo.

En la misma línea de pensamiento, y en relación con la naturaleza del saber, Bruner sostiene que los humanos combinan tres sistemas distintos para representar la realidad: por medio de la acción; a través de imágenes; y mediante símbolos. En tanto, considera que:

El hombre construye modelos de su mundo, y no son construcciones vacías, sino significativas e integradas a un contexto, que a su vez le permiten ir más allá. Capta el mundo de una manera que le permite hacer predicciones acerca de lo que vendrá a continuación, puede hacer comparaciones en pocas milésimas de segundo, entre una nueva experiencia y otra, que luego almacena para incorporarla después al resto del modelo (1987, p.18).

Continuando con los aportes constructivistas, las teorías de Piaget también son fundamentales para entender el modo en que aprenden las personas (Perales Palacios, 1992). Asegura que para que se produzca el aprendizaje es necesario una ruptura cognitiva, la cual se centra en los esquemas de pensamiento y genera un conflicto cognitivo. Dicho conflicto representa la tensión entre el esquema previo y el nuevo y da como resultado la adaptación. Pero para que se produzca se tienen que dar dos procesos: la asimilación y la acomodación. El primero supone la incorporación de datos y otros elementos que se añaden a la estructura cognitiva. En tanto, toda asimilación se acomoda, por lo tanto modifica la estructura cognitiva. Al principio se da naturalmente un desequilibrio, hasta que se cumple todo el proceso y la estructura cognitiva recupera el equilibrio.

En resumen, es preciso que el docente conozca estas teorías para provocar el conflicto socio cognitivo en el sujeto y así lograr que aprenda profundamente. Para esto, es importante saber cuáles son las acciones conscientes, intencionadas y encaminadas a que el aprendizaje alcance determinados objetivos que susciten el aprendizaje profundo.

Estrategias de enseñanza para promover el aprendizaje profundo

Teniendo en consideración que el rol docente no es únicamente el de transmisor de conocimientos, es importante que no improvise. La enseñanza es de calidad cuando favorece comprensiones y perdura en el tiempo, es decir cuando transciende la escuela y tiene fuerza epistemología y moral. Y una cuestión fundamental para lograrlo es la planificación, “los mejores profesores planifican hacia atrás; comienzan con los resultados que esperan fomentar” (Bain, 2007, p. 63), es decir que tienen en claro los objetivos y propósitos para armar sus clases.

Freire y Faundez (2013) hablan de la pregunta como dispositivo pedagógico. Desde una mirada constructivista, explica que el proceso de enseñanza-aprendizaje se nutre de la pregunta como desafío constante a la creatividad y se vale de una comunicación de ida y vuelta entre el docente y el estudiante, defendiendo la horizontalidad de la educación, sin renegar de la asimetría entre el maestro y el aprendiz.

Los mejores profesores de la universidad crean lo que podríamos llamar un entorno de aprendizaje crítico natural, en el que incluyen las destrezas y la información que ellos quieren enseñar mediante trabajos (preguntas y tareas) que los estudiantes encontrarán fascinantes -auténticas tareas que les provocarán curiosidad, que les motivarán a repensar supuestos y a examinar sus modelos mentales de la realidad. (Bain, 2007, p.58)

Además de todo lo anteriormente mencionado, es importante que el docente le permita al alumno cometer errores, fracasar, sin juzgar sus capacidades. Los modelos constructivistas, contrariamente a los conductistas, se esfuerzan por no eliminar el error, sino darle un valor positivo. Al respecto, Astolfi asegura que “no se consideran faltas condenables ni fallos de programa lamentables: son síntomas interesantes de los obstáculos con los que se enfrenta el pensamiento de los alumnos” (2004, p.4).

Otra de las estrategias de enseñanza que señala Perkins consiste en que los profesores elaboren actividades para la comprensión (1994). “La comprensión es poder realizar una gama de actividades que requieren pensamiento en cuanto a un tema –por ejemplo, explicarlo, encontrar evidencia y ejemplos, generalizarlo, aplicarlo, presentar analogías y representarlo de una manera nueva” (Perkins y Blythe, 1994, p.3). Esto implica que los aprendices ejecuten tareas que les exijan que generalicen, que encuentren nuevos ejemplos, que efectúen aplicaciones y que lleven a cabo otras actividades de comprensión, y que asimismo las hagan de manera reflexiva, con una retroalimentación que les permita un mejor desempeño.

Conclusión

Para aprender profundamente, los alumnos tienen que atravesar un conflicto socio cognitivo. A través de esa reorganización, el estudiante le da un nuevo sentido al mundo que lo rodea. Se busca entonces, la modificación de los modelos mentales para construir nuevos conocimientos. En este sentido, es tarea del docente provocar ese conflicto, implementando determinadas estrategias de enseñanza, tales como: incentivar al alumno a indagar; construir sobre los errores y realizar actividades para la comprensión. En todo este proceso el profesor tiene un rol de facilitador, guía y supervisor, promoviendo y dinamizando el trabajo individual y colectivo, realizando los correctivos y ajustes en el momento necesario.

Como sostiene Camilloni “la estrategia de enseñanza empleada orientará el aprendizaje, en consecuencia, de diferente manera y los aprendizajes resultantes, también diferirán” (2007). Es necesario que el docente reflexione sobre sus prácticas, con el propósito de entender las causas que llevan al éxito o al fracaso de cada individuo y así contribuir a que los alumnos logren aprender profundamente.

Para concluir, se afirma que un buen docente hace que cada clase sea un momento de disfrute, un acontecimiento, basado en la formulación de preguntas, en el deseo de reflexión y en las discusiones constructivas y enriquecedoras para todos los estudiantes. Es aquel que, pese a las carencias y/o falencias del sistema educativo y a las malas condiciones laborales, crea un entorno para el aprendizaje profundo, un espacio que les permita desafiar los modelos existentes.

Referencias Bibliográficas

Astolfi, J. P. (2004). Díada/SEP Biblioteca para la actualización del Magisterio. México.

Bain, K. (2007). Lo que hacen los mejores profesores universitarios. Barcelona: Universitat de València.

Bruner, J. (1987). La importancia de la educación. Barcelona: Paidós Educador.

Camilloni, A. (1995). Primeras Jornadas Trasandinas sobre planeamiento, gestión y evaluación. Chile: Didáctica de nivel Superior Universitaria.

Freire, P. y Faundez, A. (2013). Por una pedagogía de la pregunta. Crítica a una educación basada en respuestas a preguntas inexistentes. Buenos Aires: Siglo XXI.

Kaplan, C. (1992). Buenos y malos alumnos. Descripciones que predicen. Buenos Aires: Aique didáctica.

Perales Palacios, F. J. (1992). Desarrollo cognitivo y modelo constructivista en la enseñanza-aprendizaje de las Ciencias. Revista interuniversitaria de formación del profesorado, 13, 173-189.

Perkins, D. y Blythe, T. (1994). Ante todo la comprensión. Educational Leadership 51 (5), 4-7.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a las Estrategias de Enseñanza a cargo del profesor Carlos Caram en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.


Abstract: Ken Bain states that deep learning is essential for the development of the human being. Learning in this way implies that the subject has the desire to master a knowledge and understand it in all its complexity, and that, also, do not be afraid of error and risk facing new challenges.

It should be noted that in the classrooms, the groups are not homogeneous, since there is a multiplicity of external factors (sociocultural level, living conditions, previous knowledge, family environment, etc.) that account for the inequality of the results achieved by the students. However, an internal look is necessary, towards the educational practice in the university, which allows us to reflect on the work of the teacher, in order to improve the current educational quality and thus, provide the graduate with the fundamental tools to apply them in their professional field. What teaching strategies are necessary to ensure that all higher level students learn deeply, taking into account group heterogeneity?

Keywords: Deep learning - teaching strategies - higher level - mental models

Resumo: Ken Bain propõe que a aprendizagem profunda é fundamental para o desenvolvimento do ser humano. Aprender dessa forma implica que o sujeito tenha desejos de dominar um conhecimento e o compreender em toda sua complexidade, e que assim mesmo, não lhe tema ao erro e se arrisque a enfrentar novos desafios.

Cabe assinalar que nas salas de aulas, os grupos não são homogêneos, já que existe uma multiplicidade de fatores externos (nível sociocultural, condições de vida, conhecimentos prévios, meio familiar, etc.) que dão conta da desigualdade dos resultados que atingem os alunos. Não obstante, é necessário uma mirada interna, para a prática educativa na universidade, que permita refletir sobre o trabalho de o professor, com o fim de melhorar a qualidade educativa atual e desse modo, brindar-lhe ao egresado as ferramentas fundamentais para aplicar em seu campo profissional ¿Que estratégias de ensino são necessárias para conseguir que todos os estudantes de nível superior aprendam profundamente, tendo em conta a heterogeneidade de grupo?

Palavras chave: Aprendizagem profunda - estratégias de ensino - nível superior - modelos mentais


Leticia Inés Cocuzza. Licenciada en Comunicación Social (UNLaM, 2001). Magíster en Comunicación, Cultura y Discursos Mediáticos (UNLaM, 2017). Profesora en el Área Audiovisual de la Facultad de Diseño y Comunicación. Docente de nivel superior en otras instituciones.


¿Cómo lograr el aprendizaje profundo en alumnos de nivel superior? fue publicado de la página 174 a página177 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro