Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. Pensar por escrito en producción musical

Pensar por escrito en producción musical

Follari, Marcelo

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: La enseñanza de la producción musical a nivel universitario tiende a ser vista como una enseñanza eminentemente práctica. Sin embargo, tal como plantea la Dra. Paula Carlino, la preocupación por la lectura y la escritura debería ser una práctica constante en cada planificación académica universitaria como herramienta de inclusión e introducción al pensamiento académico y reflexión para los nuevos estudiantes.

En esta reflexión académica se plantea analizar cómo incorporar a la planificación académica de la materia Producción Musical I (Eventos), una asignatura introductoria a la carrera de Producción Musical, las propuestas de su libro Leer, escribir y aprender en la universidad y su importancia en relación con las prácticas de esa asignatura.

Palabras clave: Lectura – escritura – planificación - producción musical - alfabetización académica


Introducción

Esta reflexión académica toma como referencia el libro de Carlino (2005) Leer, escribir y aprender en la universidad, y procura plasmar sus planteamientos acerca del rol de la lecto-escritura en una propuesta de enseñanza para la asignatura Producción Musical I. Se entiende entonces que la propuesta académica no solo debería incluir el desarrollo de trabajos prácticos que posibiliten el perfeccionamiento de habilidades técnicas, sino también incorporar lecturas de textos y trabajos de escritura como herramientas para desarrollar un pensamiento abstracto que abra el juego a diferentes habilidades como poder evaluar, analizar y formular tareas dentro de esa actividad. Ander-Egg en su propuesta sobre el taller como sistema de enseñanza / aprendizaje (1999) afirma que “desde la experiencia – como exigencia de la práctica – se hace la reflexión teórica; desde la teoría se ilumina y orienta la práctica” (p. 23). Se entiende entonces que llevar adelante una práctica sin reflexión es imposible. Esto involucra concebir entonces la enseñanza como un proceso unificador de, en primera instancia, el trabajo de lecturas y textos que posibiliten generar una vocación por la reflexión académica y, segundo, una práctica pre profesional por medio de experiencias prácticas que conduzcan hacia el desarrollo de habilidades técnicas.

El papel de la teoría en la producción musical

Es claro que la producción musical se aprende en el día a día con el trabajo y la experiencia de la práctica, tal como sucede en muchas profesiones u ocupaciones. Involucra, de esta manera, la puesta en práctica de toda una serie de habilidades técnicas, profesionales y gerenciales. Desde productores ejecutivos, pasando por técnicos en iluminación y sonido, especialistas en seguridad e higiene, hasta contadores y publicistas. Solo nombrando algunas de las profesiones u ocupaciones involucradas en el armado de una producción musical se confirma que es necesario contar con una amplia gama de conocimientos en el armado de este tipo de producciones. Por consiguiente, resulta necesario determinar a la hora de enseñar Producción Musical qué conocimientos teóricos mínimos deben tenerse en cuenta para que los alumnos puedan armar su propia producción, usando una serie de habilidades y recursos disponibles. Es menester del docente de esa materia, por lo tanto, entender cuáles deberán ser las habilidades cognitivas y psicomotoras necesarias para el armado de una propuesta, y cuáles son los conocimientos teóricos mínimos que deberán ser enseñados.

Desde el punto de vista de la teoría, se amplía la gama de contenidos que pueden ser trabajados en esta área. Queda a cargo del docente realizar los recortes conceptuales correspondientes para el desarrollo de su planificación académica. Se podría utilizar lecturas vinculadas con aspectos técnicos de escenografía teatral, materiales teóricos sobre el desarrollo de fuentes de energía para recitales o eventos, nociones de arquitectura e ingeniería civil para el diseño de escenarios y propuestas arquitectónicas temporarias, teoría musical o estudios sobre el desarrollo de escenas musicales. De hecho resulta relevante señalar que, dependiendo del docente y su aproximación a la temática, todos esos acercamientos se presentan como válidos y representarían, dado el caso, un punto de vista adecuado sobre la producción de eventos.

Pero lo más importante es que, y en todos los casos, cualesquiera sean los recortes conceptuales que decida hacer el docente de turno, harán falta una serie de conceptualizaciones y reflexiones teóricas que fundamenten el desarrollo de la práctica profesional, en el contexto de la planificación académica. El corolario resulta ser, entonces, que solamente desde la teoría se logra reflexionar sobre la práctica, y desde la práctica se puede construir nuevas aproximaciones teóricas respecto del fenómeno a trabajar.

¿Cómo aproximarnos a la teoría?

Solo podremos aproximarnos a conocer lo que sabemos acerca de la producción musical revisando su historia, sus vinculaciones con otras artes escénicas, la relación entre el artista y diferentes producciones, las conceptualizaciones acerca de lo que significa producir en la música, estudiar casos específicos de producciones musicales exitosas y otras no tanto, hurgar en la historia de festivales en distintos géneros y estilos musicales, y tipologías de festivales existentes. Dicho de otra manera, esto se puede lograr en primera instancia revisando la profusa variedad de bibliografía al respecto.

Consecuentemente, el planteamiento de lecturas y la escritura de ideas, dentro de la planificación académica en esta materia no debería ser considerado algo menor. Implica sacar a la luz un bagaje, a veces profundo, que involucra no solo teoría académica sino también valores, pensamientos e ideas de los propios estudiantes. Como comenta Bruner (1987) “las disciplinas del aprendizaje no solo representan el conocimiento codificado sino también reflejan modos de pensar, hábitos mentales, suposiciones implícitas, atajos y estilos de humor que nunca logran una enunciación explícita” (p. 30). Además agrega: “el hombre crea teorías, antes de crear herramientas (p. 31).”

¿Para qué leer y escribir?

Esta búsqueda de soportes teóricos conlleva la necesidad de involucrarse activamente en la práctica de escribir y ensayar textos. Es lo que Carlino (2005) define como “pensar por escrito” (p. 22). Desde esta perspectiva, se puede proponer entonces que los alumnos tengan que, desde un punto de vista más emocional, utilizar la escritura para desarrollar la capacidad de teorizar, poner en papel sus ideas, sus nociones, lo que esperan de su asignatura y, por qué no, también desarrollar las posibles conexiones emocionales con ella. Como menciona Carlino (2005), se busca desarrollar “un proceso estratégico” (p. 68) que habilite la profundización de habilidades cognitivas clave y contenidos de la asignatura a través de comprender, aplicar, analizar y evaluar proyectos por escrito. En el caso de esta propuesta, se trabajan objetivos de relevancia en el trabajo de la producción musical como la capacidad de expresar e interpretar proyectos, identificar acciones y actores involucrados, así como también ideas y propuestas, establecer y encontrar similitudes y diferencias entre proyectos, decidir entre actores y propuestas, gerenciar proyectos, debatir e influir decisiones, teorizar, proponer y pensar conceptos e ideas para proyectos específicos. Todas esas habilidades cognitivas deberían ponerse en juego a la hora de leer y escribir. Esto se vuelve especialmente relevante con aquellos alumnos noveles, a los cuales Carlino (2005) denomina “alumnos-inmigrantes” (p. 94), aquellos recién llegados a las orillas del mundo académico o de la disciplina. Su segura inclusión en esos nuevos territorios estaría dada por aquel docente inclusivo que involucre a estos alumnos, entre otras actividades, en el mundo nuevo de la lectura y escritura académico-universitaria. Esto es particularmente válido para esta asignatura Producción Musical I, que abre el terreno curricular como la primera materia de un camino que dura, como mínimo, dos años y medio de estudios en este campo. Entonces, a través de ella, el alumno-inmigrante cruza esa frontera imaginaria y arriba a una nueva universidad, una nueva carrera y una nueva materia.

Dentro de esta perspectiva, cabe también preguntarse qué clase de docentes se quiere tener en la institución. Seguramente será un docente comprometido con una transformación tanto del alumno como de los contenidos a enseñar, trabajando armónicamente tanto el saber hacer con el saber pensar. Además – y repasando la triada didáctica – deberemos tener alumnos comprometidos con reflexionar críticamente sobre sus prácticas, así como una serie de contenidos que involucren no solo el desarrollo de una experiencia profesional sino también una reflexión teórica de lectura y escritura. Desde el trabajo docente este esfuerzo implica guiar a los alumnos, y llevarlos hacia lo que Carlino denomina “autorregulación” (Carlino, 2005, p. 75) de su aprendizaje, es decir, pasar de un trabajo guiado a un trabajo autónomo que implique llegar en aproximaciones sucesivas a un proceso de lectura y escritura emancipador, desarrollar el uso de actividades que permitan el desarrollo de esos procesos y entender la diversidad existente tanto en la forma de leer y escribir, como la de trabajar. También implica para el docente, entender y conocer lo que ofrece como lectura, tomar posición en la selección de materiales bibliográficos, sopesando perspectivas teóricas y conceptuales. Si bien esto implica una ardua tarea, también genera un resultado emancipador y definitivo, abriendo el juego al debate y a la argumentación de ideas. A modo de resumen, permite generar una práctica de la enseñanza en el que prime para todas las partes involucradas un trabajo reflexivo y consustanciado con un desarrollo integral, basado no solo en el “saber hacer” sino también en el “saber pensar”.

Conclusiones

En primera instancia, la propuesta de Carlino (2005) agrega valores fundamentales a cualquier planificación académica. Su virtud fundamental es la de rescatar inclusivamente a aquellos alumnos recién llegados a la orilla del mundo académico universitario para que puedan desarrollar a pleno sus capacidades, entendiendo que el proceso de lectoescritura es un continuo que no se termina a la llegada de la vida universitaria, sino que continúa y se profundiza con características propias de ese nivel educativo. Esas características requieren ciertas habilidades específicas y abren un mundo de ideas en sí mismo.

En segundo lugar, esta posición respecto a la lectura y a la escritura en la vida universitaria implica una profunda resignificación de las planificaciones académicas existentes dotándolas de una nueva dinámica de trabajo. Esto compromete un trabajo docente que no radique exclusivamente en dar bibliografía obligatoria sino también en consustanciarse con ella, trabajarla en profundidad, y compartir esa documentación en un permanente coloquio con los alumnos. Esta propuesta académica se focaliza entonces no solo en el diseño de un trabajo práctico pre profesional sino también además en un entramado en donde se ponen en juego una serie de teorías y valores acerca de proyectos y eventos socioculturales.

Finalmente, el valor agregado de los postulados de Carlino (2005) es que interroga a la comunidad educativa sobre nuevas posibilidades de enseñanza. Por esta parte sus premisas podrían ser perfectamente aprovechadas para el aprendizaje de producción musical y otras carreras de orientación artística.

Referencias Bibliográficas

Ander-Egg, E. (1999). El taller: una alternativa de renovación pedagógica. Buenos Aires: Magisterio del Río de La Plata.

Bruner, J. (1987). La importancia de la educación. Barcelona: Paidós Educador.

Carlino, P. (2005). Escribir, leer y aprender en la universidad. México: Fondo de Cultura Económica.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a las Estrategias de Enseñanza a cargo del profesor Carlos Caram en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.


Abstract: The teaching of musical production at the university level tends to be seen as an eminently practical teaching. However, as Dr. Paula Carlino puts it, the concern for reading and writing should be a constant practice in every university academic planning as a tool for inclusion and introduction to academic thinking and reflection for new students.

In this academic reflection it is proposed to analyze how to incorporate into the academic planning of the subject Musical Production I (Events), an introductory subject to the career of Musical Production, the proposals of his book Read, write and learn in the university and its importance in relationship with the practices of that subject.

Keywords: Reading - writing - planning - music production - academic literacy

Resumo: O ensino da produção musical a nível universitário tende a ser vista como um ensino eminentemente prático. No entanto, tal como propõe a Dra. Paula Carlino, a preocupação pela leitura e a escritura deveria ser uma prática constante na cada planejamento acadêmico universitária como ferramenta de inclusão e introdução ao pensamento acadêmico e reflexão para os novos estudantes. Nesta reflexão acadêmica propõe-se analisar como incorporar ao planejamento acadêmico da matéria Produção Musical I (Eventos), uma matéria introductoria à carreira de Produção Musical, as propostas de seu livro Ler, escrever e aprender na universidade e sua importância em relação com as práticas dessa matéria.

Palavras chave: Leitura - escrita - planejamento - produção musical - alfabetização acadêmica


Marcelo Follari. Productor Musical (Universidad de Palermo). Licenciado en Sociología (UBA). Profesor en Ciencias Sociales (UBA). Profesor de la Universidad de Palermo en el Área de Teatro y Espectáculos de la Facultad de Diseño y Comunicación.


Pensar por escrito en producción musical fue publicado de la página 177 a página180 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro