Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. Tecnología: No hay un afuera y un adentro en la educación superior

Tecnología: No hay un afuera y un adentro en la educación superior

Arenas Uribe, Catalina

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Se entiende que en la educación el aula es el lugar o contexto donde se genera el proceso de enseñanza-aprendizaje, pero no solo en este lugar se puede generar aprendizaje. En este escrito se reflexiona sobre cómo el docente puede determinar contextos de prácticas pedagógicas, utilizando la tecnología que tienen a su alcance para tener una visión más cercana de sus alumnos, sus formas de apreciación, que les sirve o que les influye. Se busca transmitir, como la tecnología logra ser un puente a través del cual se transforma un territorio de cuatro paredes durante un rango de tiempo a un aprendizaje interactivo, laxo, descomprimido, con iniciativa y no la mera transmisión de información pactada. Sin embargo, aunque los entornos son importantes ya que configuran un espacio donde circulan contenidos y se producen interacciones face to face, ¿Qué se desea que ocurra en términos de interacción?, ¿Qué forma o formato serviría como mirada en posibles espacios para producir, diseñar y compartir contenido con formatos diversos ya sean textos, imágenes, animaciones, o hipervínculos que se van presentando en el día a día del alumno y del docente? Por lo cual, es importante cuestionar si un espacio fuera del aula para la creación, la expresión y el dialogo lograría crear entornos de discusión y aprendizaje más colaborativos y constructivos al ser por iniciativa sin la carga de ser un alumno o un docente.

Palabras clave: Tecnología – aula – interacción – discusión – iniciativa


“Las aulas ya no son solamente las aulas, las paredes, sino lo que sucede después.”

Introducción El ser humano aparece en el mundo dotado biológicamente pero incapaz de asimilar, sin ayuda, lo que representa su presencia en este lugar. La necesidad de lo otro parece innegable, ya que para poder participar de la vida en sociedad tiene que reconocerse como parte de esta, lo que le implica aprender, sin importar cuál es su contexto, idioma, símbolos, cosmogonía, historia, funciones, responsabilidades, posibilidades, rituales… es decir, toda comunidad o civilización se adapta a su espacio a partir del desarrollo y el mantenimiento de un sistema de signos.

Estos sistemas conforman las diferentes visiones de mundo que hacen parte del universo ficcional en el que se representa la vida, lo que ubica al ser humano en el ámbito de lo posible, en donde puede disponer de toda herramienta que considere necesaria para sobrevivir al paso de los días. Estos instrumentos no solo son objetos que usa en determinados casos, sino que todo aquello que reconoce como suyo es una herramienta: el lugar que habita y la forma en que se vive allí, la lengua que habla y los imaginarios que esta supone, las costumbres y las actividades u oficios que puede o debe desempeñar, la estructura familiar y la idea de individuo que se deriva de esta. Si esas son las herramientas que requiere para vivir y realizarse como persona, entonces la educación cumple un papel fundamental en el mantenimiento estable de los individuos, pues son los procesos de enseñanza y aprendizaje los que permiten la transmisión y asimilación de estas significaciones.

Por lo tanto, se pretende reflexionar en torno al fenómeno educativo, la importancia y la necesidad de una transformación conforme al pleno reconocimiento y desarrollo de las visiones de mundo que se han visto negadas, fragmentadas o incluso disueltas debido a la imposición que se realiza desde el mismo estatus educativo con respecto a cómo se debe y en donde transmitir el conocimiento.

Se pretende entonces mostrar cómo son necesarios para el proceso de gestación de una nueva concepción de la educación, permitir la construcción e implementación de herramientas genuinas que respondan a las necesidades del proceso de aprendizaje, reforzando la idea de la tecnología como participe para instaurar la presencia de la práctica educativa fuera de un aula.

Aula fluida

Para hablar de un aula fluida hay que resaltar primero que en la actualidad se incorpora tecnología a través del cine, la radio, las computadoras y la televisión para así identificar que el mundo está en una constante construcción y que las nuevas tecnologías permiten de a poco ir cambiando el sentido de la educación. En otras palabras, la relación que los seres humanos tienen con lo real está mediada por el lenguaje y la tecnología logra retransmitir ese leguaje a todos los contextos.

Las tecnologías marcan desde una perspectiva cognitiva a los sujetos culturales que son nuestros alumnos y desde una perspectiva epistemológica, a las disciplinas que enseñamos. Si estas marcas no son recuperadas y dan lugar a prácticas de la enseñanza revisadas, diferentes y recreadas, entonces seguramente estaremos generando una didáctica de escaso valor para nuestros alumnos y para lo que es el conocimiento en la contemporaneidad (Litwim, 1996, p, 9)

En este sentido, al ampliar el contexto de aprendizaje, los cambios en la ideas y como se aprende facilita que sucedan intercambios en las prácticas educativas. Lo cual con lleva a estimular la experiencia educativa en los estudiantes ya que al situar al estudiante y al docente en una sociedad que está constantemente rodeada de estímulos por medios tecnológicos que influyen en el entorno tanto familiar como educativo por el constante flujo de las redes sociales y muchas más fuentes de información a las que se acceden, participan e incorporan como sesgos que refuerzan el entorno de interacción con la tecnología.

Entonces, ser permeable a lo que sucede en la sociedad y situarlo como agente en un espacio educativo puede generar un conocimiento deconstruido y recreado con un sentido didáctico que incorpora la tecnología a la práctica de la enseñanza, dando valor a la construcción de un campo disciplinar, puesto que al habitar en una infinita disposición de significados y de una multiplicidad de posibilidades de sentido que se amplían tanto como la razón y la imaginación, produce un universo de significaciones, como es el caso de lo que no es adecuado o si usar en un espacio de aprendizaje. Por lo cual, si las prácticas educativas no conviven, estimulan o reconocen las situaciones con las que los estudiantes viven día a día en el área de la información, no se lograría la reinvención de la tecnología educativa. Abocando así a que el estudiante solo se forme con caracteres situados en un promedio de horas y dejando de lado un posible cambio en el conocimiento y reconocimiento de como dejar fluir el saber. Permitiendo retomar medios tecnológicos como elementos de comunicación, como puede ser un grupo de clase virtual que permita transmitir conocimientos a través de imágenes o videos de algún tema tratado en clase, transmitiendo un constante flujo por parte de todos los participantes sin tener el carácter impositivo de docente o estudiante ya que todos tienen desde su interacción fluida con el medio la capacidad de enriquecer el entorno de aprendizaje fuera de aulas reales.

Pero ¿qué es un aula real?, se entiende que un aula es un espacio destinado para las prácticas de aprendizaje en donde hay individuos presentes y uno en particular que transmite solo el conocimiento; pero solo puede ser un espacio cerrado, no puede ser un aula un espacio de comunicación por un medio que este constantemente en uso. Lion (2015) plantea: “Ya no hay un afuera y un adentro, hay una permeabilidad, una porosidad”. Según lo dicho, la necesidad de un cambio en los modelos educativos es evidente, por lo que se pretende formular algunos cuestionamientos y plantear algunos de los principios, en los que podría basarse una concepción de la educación que lleve a la construcción de intenciones pertinentes en base a las necesidades de los contextos con los que interactúa el alumno. Por lo cual, Carina Lion, permite repensar el aula como un espacio físico que ha permanecido inmutable desde los orígenes de la educación ya que si se observa un aula de cualquier parte del mundo desde los comienzos de la educación es análoga en su estructura a las aulas actuales. Entonces, lograr intervenir con estructuras o espacios que establezcan dinámicas diferenciadoras al simple feedback de clases, podría establecer relaciones más laxas entre los actores con el conocimiento moderno.

El conocimiento no es la mera transmisión de información pactada, debe ser un espacio enriquecido, en el cual este de por medio la inclusión de nuevas tecnologías que permeabilicen el aprendizaje para que no haya una única fuente de conocimiento, ¿Por qué?, porque actualmente en la sociedad el conocimiento está en todas partes, en la publicidad, en las series, en videos, en fotografías, en aplicaciones, en cada estudiante. En este sentido, si no se fuerza la inclusión de una tecnología sino que se retoma como algo genuino algo que va un poco más allá del conocimiento entrando por todas partes, quizá por medio de la interacción, el intercambio continúo de ideas y conocimientos. Haciendo que cada interlocutor sea responsable no solo de su aprendizaje sino también de lo que transmite a los participantes, cuestionándose si es relevante o no lo que transmite, podría inferirse que es así como un grupo que sigue en contacto fuera de su aula de rutina, por medios tecnológicos como un espacio flexible de discusión en busca de una construcción conjunta de conocimientos, alcanza propósitos de enseñanzas más frescas y constantes, que van circundando en el día a día y no solo en un par de horas a la semana ya que un post en Instagram de una página de historia o de diseño que hable de algo visto en el aula física se pueda trasmitir por el aula virtual como un grupo whatsapp que genero el grupo para mantenerse en comunicación, refresque constantemente los saberes vistos en esas pocas horas y los amplifique más.

Conclusión

Usar la tecnología como herramienta que permeabiliza el aula física, permite que un modelo educativo se permita repensar en términos de necesidad y no de preferencia. Esto con la intención de acabar con la elección y adopción de modelos educativos ajenos que no responden a las condiciones particulares, que obligan a los alumnos y a los docentes a tener que adaptarse a lo no moderno, suponiendo una represión o negación de muchos aspectos de los que ahora se componen su mundo. Permitir aulas permeables genera que salgan y entren aprendizajes que creen una experiencia de uso y no un requisito de estudiante o maestro. Permitiendo la importación genuina de modelos educativos con propia identidad y funcionando como herramientas adaptativas que ayuden como instrumento para absorber actividades de técnicas que siempre se usaron como las lecturas, las lluvias de ideas o anécdotas generando un intercambio multidireccional de opiniones, pero que ahora pueden devenir en cualquier momento y en cualquier formato fuera del aula.

Referencias Bibliográficas

Camilloni, A. (2007, Agosto). Una buena clase, (Revista 12(ntes)-N°16), p.10-13.

Carlino, P. (2010, Septiembre). Escribir, leer y aprender en la universidad. Cap.4.

Lion, C. (2015). Hablando de TIC en la educación superior. Entrevista a la Dra. Carina Lion. Disponible en: https://m.youtube.com/watch?v=h2SVn_YWBLg&feature=youtu.be

Litwin, E. (1996, Enero). Tecnología Educativa. Cap.1.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Tecnología Educativa a cargo de la profesora Natalia Lescano en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.


Abstract: It is understood that in education the classroom is the place or context where the teaching-learning process is generated, but not only in this place can learning be generated. This paper reflects on how the teacher can determine contexts of pedagogical practices, using the technology available to them to have a closer view of their students, their ways of appreciation, what serves or influences them. It seeks to transmit, as technology manages to be a bridge through which a territory of four walls is transformed over a range of time to interactive learning, lax, decompressed, with initiative and not the mere transmission of agreed information. However, although environments are important as they configure a space where content circulates and face-to-face interactions occur, what is desired to occur in terms of interaction? What form or format would serve as a look at possible spaces to produce, design and share content with different formats whether texts, images, animations, or hyperlinks that are presented in the day to day of the student and the teacher? Therefore, it is important to question whether a space outside the classroom for creation, expression and dialogue would create more collaborative and constructive discussion and learning environments to be by initiative without the burden of being a student or a teacher.

Keywords: Technology - classroom - interaction - discussion - initiative

Resumo: Entende-se que na educação a sala de aula é o lugar ou contexto onde se gera o processo de ensino-aprendizagem, mas não só neste lugar pode ser gerado aprendizagem. Neste escrito reflexiona-se sobre como o profesor pode determinar contextos de práticas pedagógicas, utilizando a tecnologia que têm a seu alcance para ter uma visão mais próxima de seus alunos, suas formas de apreciação, que lhes serve ou que lhes influi. Procura-se transmitir, como a tecnologia consegue ser uma ponte através do qual se transforma um território de quatro paredes durante uma faixa de tempo a uma aprendizagem interactivo, laxo, descompactado, com iniciativa e não a mera transmissão de informação pactuada. No entanto, ainda que os meios são importantes já que configuram um espaço onde circulam conteúdos e se produzem interações face to face, ¿Que se deseja que ocorra em termos de interação?, ¿Que forma ou formato serviria como olhada em possíveis espaços para produzir, desenhar e compartilhar conteúdo com formatos diversos já sejam textos, imagens, animações, ou hiperlinks que se vão apresentando no dia a dia do aluno e do professor? Pelo qual, é importante questionar se um espaço fosse da sala de aula para a criação, a expressão e o dialogo conseguiria criar meios de discussão e aprendizagem mais colaborativos e construtivos ao ser por iniciativa sem a carga de ser um aluno ou um professor.

Palavras chave: Tecnologia - sala de aula - interação - discussão - iniciativa


Catalina Arenas Uribe. Diseñadora Industrial (Universidad de Palermo, 2017). Ingeniería Ambiental (UM, 2008). Operadora Rhinoceros - Solidworks (UBA, 2013). Diseño Biónico (CMD, 2013). Profesora de la Universidad de Palermo en el Área de Diseño de Objetos y Productos de la Facultad de Diseño y Comunicación.


Tecnología: No hay un afuera y un adentro en la educación superior fue publicado de la página 207 a página210 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro