Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI >
  4. El diagnóstico como inicio del aprendizaje

El diagnóstico como inicio del aprendizaje

Ruiz, Marisa Ester

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ISSN: 1668-1673

XXVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XXI. Vol. 41, Febrero 2020, Buenos Aires, Argentina | 284 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: La evaluación diagnóstica no debe ser utilizada y planificada solamente para las primeras etapas de la formación académica; dentro de la educación superior debería ser una brújula para el resto de la cursada. El primer día de clase es mucho más que una mera presentación entre el docente y los estudiantes, es parte del comienzo del aprendizaje. La realización de una evaluación diagnóstica sirve para dar comienzo a un ejercitamiento donde ambas partes, docente y estudiantes, podrán aprender. La misma es una herramienta que debería incorporar para ser utilizada dentro de la planificación académica.

Palabras clave: Aprendizaje; estudiante; evaluación diagnóstica; universidad 



La Universidad difiere de la educación media, de la primaria y la inicial, pero existe algo común a todos los ciclos: la evaluación diagnóstica debe realizarse en todos los niveles al inicio de cada curso.

Al comienzo de un nuevo año, un nuevo cuatrimestre, un nuevo curso, se inicia un nuevo desafío, tanto para los estudiantes como para el docente. Durante este trabajo nos dedicaremos al camino que enfrenta la persona a cargo de un nuevo curso, la cual desarrolla una hipótesis sobre cómo serán sus estudiantes, y qué nivel de acuerdo a las expectativas y necesidades, se tengan para poder concluir con la planificación planteada.

¿Cuál es el momento ideal para realizar una evaluación? La respuesta puede ser muy variada: al inicio, durante, al finalizar cada trimestre, cada tema; pero cabría preguntarse ¿El diagnóstico podría utilizarse para evaluar?

Siguiendo a Bombelli & Barberis (2012), se puede expresar que los estudiantes ingresan a la Universidad con saberes previos, con “experiencias vividas, según el ambiente sociocultural y familiar en que vive, y condicionados por sus características personales” (Bombelli & Barberis, 2012, p.60), esos conocimientos deben poder ser aprovechados para poder finalizar la planificación de la cursada acorde a las necesidades e inquietudes de cada grupo. Los autores continúan exponiendo las preguntas que según Zabala (1993) tendría que realizarse un profesor universitario

- ¿Qué saben los estudiantes en relación a lo que se les quiere enseñar?

- ¿Qué experiencias han tenido?

- ¿Qué son capaces de aprender?

- ¿Cuáles son sus intereses?

- ¿Cuáles son sus estilos de aprendizaje? (Zabala: 1993 de Bombelli & Barberis: 2012, p.61)

Los autores continúan exponiendo que:

Este tipo de evaluación tiene una función diagnóstica o exploratoria y sirve justamente para evaluar las características que los estudiantes traen al proceso de enseñanza, es decir, sus conocimientos previos, los cuales se relacionan directamente con el aprendizaje (Dochy y Alexander, 1995), habilidades y competencias, intereses, motivaciones y disposición para el estudio de los contenidos en cuestión. (Bombelli & Barberis, 2012, p. 61)

De lo expuesto puede inferirse que realizar una evaluación de diagnóstico podría facilitar la enseñanza y aprendizaje de los estudiantes, donde se puede exteriorizar con qué conocimientos se cuenta y qué falencias se arrastran; como lo expresa Litwin (2010) la evaluación durante el diagnóstico “implica para los estudiantes una toma de conciencia de los aprendizajes adquiridos y, para los docentes, una interpretación de las implicancias de la enseñanza en los aprendizajes.” (Litwin, 2010, p.16). Continuando con la misma línea que Litwin (2010), Ruiz (2008) expresa que “Al docente, la evaluación diagnóstica le permite tomar las decisiones sobre las estrategias de facilitación que puedan mejorar el proceso de aprendizaje.” (Ruiz, 2008, p.30).

Orozco-Jutorán (2006) expresa además sobre la importancia de realizar una evaluación diagnóstica al inicio de clase y la relevancia de un seguimiento de la misma:

La evaluación diagnóstica se centra en el tipo y nivel de conocimientos que tienen los alumnos antes de iniciar ese curso o esa asignatura. Si, además, se realizan dos pruebas diagnósticas de seguimiento, una al inicio y otra al final del curso o asignatura, de este modo se pueden comparar los conocimientos de los estudiantes antes y después del aprendizaje y percibir su progreso. Este tipo de evaluación nos parece especialmente acertada en el inicio de la enseñanza de la traducción general, es decir, en el primer curso de traducción de la carrera (con lo cual se realizaría una evaluación diagnóstica al principio de curso y otra al final) o teniendo en cuenta todo el primer ciclo de la carrera. (Orozco-Jutorán, 2006, p.4)

Siguiendo a Orozco-Jutorán (2006) la evaluación diagnóstica no debe realizarse solamente al inicio, su seguimiento es fundamental para poder saber el desempeño y aprendizaje durante todo el curso. Siguiendo a Perrenoud este tipo de evaluación debería ayudar al docente a realizar una mejor planificación. La evaluación debe planificarse y concretarse posteriormente con una finalidad, como expone Perrenoud (2008) “La evaluación corriente practicada por los docentes puede utilizarse igualmente a los fines de gestionar el sistema, en un doble sentido” (Perrenoud, 2008, p. 67) el autor continúa expresando que unos de los ítems corresponde a poder ajustar el currículum a “las exigencias, las normas de admisión, las estructuras” (Perrenoud, 2008, p. 68) y el segundo punto al “control de la enseñanza y el trabajo de los profesores” (Perrenoud, 2008, p. 68).

La finalidad que debe perseguir la evaluación diagnóstica, además de conocer los diversos conocimientos con que cuentan los estudiantes, debe permitir una nivelación para una mejor calidad de aprendizaje como lo expresan Restrepo Gómez, Maldonado, Londoño Giraldo, Ramírez González, & Ospina Ospina (2011) “la evaluación diagnóstica y su consiguiente nivelación favorece la calidad de los aprendizajes.” Como comentario (Restrepo Gómez, Maldonado, Londoño Giraldo, Ramírez González, & Ospina Ospina, 2011, p.69) continúan expresando que “la nivelación subsiguiente a la evaluación diagnóstica mejora significativamente el rendimiento de los estudiantes.” (Restrepo Gómez, Maldonado, Londoño Giraldo, Ramírez González, & Ospina Ospina, 2011, p.71)

Conclusiones

Por todo lo expuesto anteriormente, resulta casi imprescindible la realización de este tipo de evaluaciones. Estos informes además de presentar un actual estado de situación, de acuerdo al momento de la línea de tiempo que fueran realizados, permitiría el estudio a futuro con numerosos propósitos: corregir los programas vigentes haciendo hincapié en los puntos donde las evaluaciones no dieron los resultados esperados, elaborar nuevas estrategias y hasta establecer nuevos paradigmas sobre nuevos estándares de diagnósticos. En un mundo donde los cambios se suceden de manera constante, los rankings se realizan a nivel global, y los graduados enfrentándose a un mercado cada vez más competitivo, concentrado y por demás escaso, las evaluaciones diagnósticas efectuadas de forma regular, aportarían sin lugar a dudas una herramienta más que valiosa para alcanzar la finalidad de toda Alta Casa de Estudio: la excelencia educativa.

Referencias Bibliográficas

Bombelli, E. C., & Barberis, J. G. (2012). Importancia de la Evaluación Diagnóstica en Asignaturas de Nivel Superior con Conocimiento Preuniversitario. Gestión de las personas y tecnología.

De Camilloni, A. R., Celman, S., Litwin, E., y Palou de Maté, M. (2010). La evaluación de los aprendizajes en el debate didáctico contemporáneo. Buenos Aires: Paidós.

Varela, M.J. (ed.) La evaluación en los estudios de traducción e interpretación. Sevilla: Bienza.

Perrenoud, P. (2008). La evaluación de los alumnos. De la producción de la excelencia a la regulación de los aprendizajes. Entre dos lógicas. Buenos Aires: Colihue.

Restrepo Gómez, B., Maldonado, C. R., Londoño Giraldo, E., Ramírez González, D.y Ospina, A. (2011). Evaluación diagnóstica inicial en programas de educación superior virtual de la Católica del Norte. Fundación Universitaria. Estudio cuasi experimental. Revista Virtual Universidad Católica del Norte.

Ruiz, L. (2008). La evaluación educativa en la docencia universitaria. ACADEMIA, VII

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Evaluación a cargo del profesor Matías Panaccio en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica.



Abstract: The diagnostic evaluation should not be used and planned only for the early stages of academic training; in higher education it should be a compass for the rest of the course. The first day of class is much more than a mere presentation between the teacher and the students; it is part of the beginning of learning. The realization of a diagnostic evaluation serves to begin an exercise where both parties, teacher and students, can learn. It is a tool that should be incorporated to be used in academic planning.

Keywords: Learning; student; diagnostic evaluation; university

Resumo: A avaliação diagnóstica não deve ser utilizada e planificada somente para as primeiras etapas da formação acadêmica; dentro da educação superior deveria ser uma bússola para o resto da cursada. No primeiro dia de classe é bem mais que uma mera apresentação entre o professor e os estudantes, é parte do começo da aprendizagem. A realização de uma avaliação diagnóstica serve para dar começo a um exercício em que ambas as partes, profesores e estudantes, poderão aprender. A mesma é uma ferramenta que deveria incorporar para ser utilizada dentro do planejamento acadêmico.

Palavras chave: Aprendizagem; aluno; avaliação diagnóstica; universidade


Marisa Ester Ruiz. Licenciada en Relaciones Públicas e Institucionales. Magister en Comunicación, Cultura y Discursos Mediáticos, está realizando su tesis Doctoral en Educación Superior. Profesora de la Universidad de Palermo en el Área de Comunicación Corporativa y Empresaria de la Facultad de Diseño y Comunicación.


El diagnóstico como inicio del aprendizaje fue publicado de la página 277 a página279 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Nº XLI

ver detalle e índice del libro